La Pistis Sophia Develada

Sexto Libro

Capítulo 144

Del castigo del blasfemo.

(Y los condujo delante de los ríos y mares de fuego) y se vengó alli dentro por otros seis meses y ocho días. Tiempo después se dirigieron por el camino de enmedio y cada uno de los arcontes o regidores del camino de enmedio lo castigó con sus castigos por otros seis meses y ocho días. Después se dirigieron hacia la Virgen de Luz, quien juzga lo bueno y lo malo, para que ella lo juzgara. Y cuando la esfera se volteó a sí misma, lo entregó a sus receptores para que ellos pudieran lanzarlo en los aoeones de la esfera. Y los servidores de la esfera lo guiaron delante del agua que está debajo de la esfera; y ésta se convirtió en fuego hirviente que lo devoró hasta que se purificó completamente."

"Y entonces apareció Yaluham, el receptor de Sabaoth, el Adamas, que entrega a las almas la copa del olvido, y trajo una copa llena de agua del olvido y la entregó al alma que la bebiera para que olvidara todas las regiones y todas las regiones a las que había ido. Y lo vertieron en un cuerpo que pasará su vida contínuamente perturbado de su corazón."

"Este es el castigo del blasfemo."

María continuó diciendo: "Mi Señor, el hombre que calumnia insistentemente, si sale del cuerpo, ¿a dónde va o cuál es su castigo?"

 

Del castigo del que calumnia.

Jesús dijo: "El que calumnia insistentemente, si su tiempo en la esfera se ha terminado, a fin de que salga del cuerpo, Abiout y Charmon, los receptores de Ariel acuden, conducen su alma fuera del cuerpo y pasan tres días alrededor de él y lo instruyen con relación a las criaturas del mundo."

"Más adelante lo llevan al Amente delante de Ariel y lo castigan con sus castigos durante once meses y veintiún días."

"Tiempo después lo conducen hacia los ríos y mares hirvientes de fuego para vengarse de él allí dentro por otros once meses y veintiún días."

"Más adelante lo conducen al caos ante Yaldabaoth y sus cuarenta y nueve demonios, y cada uno de ellos lo asalta por otros once meses y veintún días azotándolo con látigos ardientes."

"Más adelante lo llevan al camino de enmedio, y cada uno de los arcontes de este camino lo castiga con sus castigos otros once meses y veintiún días."

"Tiempo después lo conducen hacia la Virgen de Luz quien juzga a los justos y pecadores, para que ella lo juzgue. Y cuando la esfera se voltea a sí misma, lo entrega a sus receptores para que éstos lo viertan en los aeones de la esfera. Y los servidores de la esfera lo conducen al agua que está debajo de la esfera; y ésta se convierte en fuego hirviente que lo devora hasta que se purifica completamente."

"Y Yaluham, el receptor de Sabaoth, el Adamas, trae la copa del olvido y la entrega a esa alma, ésta la bebe y olvida todas las regiones y todas las cosas y todas las regiones a las que había ido. Y la entregan a un cuerpo que pasará su plazo siendo atormentado."

"Este es el castigo del que calumnia."

María dijo: "Ay de los pecadores."

 

Publicado en La Pistis Sophia Develada

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal