MARZO 1 DE 1952

bafometo trumbHoy he estado meditando en el misterio del Bafometo.

Anoche recibí cierto grado secreto, y las fiestas de los templos fueron solemnes con tal motivo. Lo curioso de tal caso fue que los magos negros, llenos de odio, comentaban lo de mi grado diciendo que yo estaba "robándoles a ellos".

Y realmente, espada en mano me ha tocado combatirlos para arrancarles los grados esotéricos de mi columna espinal. El cielo se torna por asalto. Hay que arrancarle la luz a las tinieblas. La sabiduría se elabora con la sapiencia del pecado y el vértigo del absoluto. La rosa elabora su perfume con el lodo de la tierra.

Así pues, el misterio del Bafometo es un misterio de alquimia. Entre los cuernos del diablo brilla la antorcha del verbo. Hay que robarle al diablo el fuego del cielo, porque el diablo es Dios a la inversa.

El misterio del Bafometo está representado por el "macho cabrío de Mendes". La antorcha colocada entre los dos cuernos del Bafometo, es el verbo de la vida, es el fuego sagrado que tenemos que robárselo al diablo, aprendiendo a gozar la mujer sin derramar el semen.

Es el fuego del Kundalini, cuyos "grados" tenemos que robárselos a los magos negros, aunque nos califiquen de ladrones. Este es el misterio del Bafometo. De las tinieblas sale la luz y el Cosmos sale del Caos.

El Bafometo es un diablo con una estrella de cinco puntas en su frente, tiene senos de mujer, un brazo es de varón y otro de hembra. Con una mano señala hacia la luna blanca, y con otra hacia la luna negra; el bajo vientre está velado, y los órganos sexuales están expresados por el Caduceo de Mercurio.

La cara del Bafometo es la de un macho cabrio. El cuadro del Bafometo encierra el secreto de la magia sexual. La estrella de cinco puntas sobre el entrecejo del Bafometo es el ojo de Brahma, es la clarividencia de los clarividentes, que es el "INTIMO".

Cuando el alma se fusiona con el Intimo, brilla la estrella de cinco puntas sobre su frente; y la unión con el Intimo sólo se consigue aprendiendo a gozar la mujer sin derramar el semen. Así se le roba la antorcha de fuego al Bafometo. Así se le roba el fuego al diablo, porque al conectarnos sexualmente con la mujer nos llenamos del fuego terrible de la pasión carnal, y entonces, reteniendo el semen y dominando la pasión le robamos el fuego al diablo y nos convertimos en ángeles. Este es el misterio del Bafometo. Este es el oculto significado del macho cabrío de Mendes.

El fuego hay que robárselo al diablo, y por ello es que el diablo vive entre el fuego.

Publicado en Apuntes secretos de un Gurú

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal