MARZO 17 DE 1952

Otro amanecer más en esta cárcel. Estuve anoche investigando las treinta y tres cámaras subterráneas del viejo Egipto de los Faraones. Esas treinta y tres cámaras subterráneas eran como treinta y tres salones comunicados entre sí por treinta y tres portales. El orden arqueo-métrico de estas cámaras era una exacta representación de nuestra columna espinal.

El "Iniciado" iba pasando de cámara en cámara, conforme su fuego sagrado del Kundalini subía "cañón" por "cañón", es decir, vértebra por vértebra.

Indudablemente, cada uno de los treinta y tres cañones corresponden a una de esas cámaras. Así pues, en cada cámara se le recibía al Iniciado con una gran fiesta.

El ascenso del Kundalini a través de cada cañón es lento, minucioso, y difícil. Cada "cañón" tiene sus pruebas y sus condiciones especiales de Santidad. Sin embargo, uno puede acelerar el ascenso del Kundalini, pero esto cuesta mucho dolor, y muchas amarguras y penalidades.

Esos antiguos misterios del viejo Egipto, y esas treinta y tres cámaras, hay que buscarlas ahora dentro de nosotros mismos, en los mundos internos. Los antiguos misterios se encuentran ahora en los mundos internos, y conforme el fuego sagrado va ascendiendo por nuestra espina dorsal, vamos siendo recibidos en cada una de las treinta y tres cámaras sagradas.

Los tres "cañones" de nuestra cabeza, son los que mas lágrimas cuestan... allí hay que pasar por indecibles amarguras que hay que soportarlas en carne viva: Necesidades, cárceles, enemigos, miseria, etc. Eso es terrible...

Cada uno de esos "cañones", "vértebras" o "pirámides" hay que pagarlo con "pruebas" indecibles. Pero el valeroso se lanza a tomar el cielo por asalto cueste lo que cueste.

Los Mantrams más poderosos que se conocen para despertar el KUNDALINI son los siguientes: KANDIL, BANDIL, RRRRRR.

Hay que subir la voz en la primera silaba de cada palabra, y bajarla en la silaba segunda de cada palabra, en forma de canto; y la letra R hay que vocalizarla como imitando el sonido de los cascabeles de la serpiente cascabel, en forma aguda, o como el sonido de un motor, pero en forma aguda.

Todas estas cosas he estado meditando hoy: dicen que el abogado me sacará de esta cárcel, y yo espero que sea rápido. No me avergüenzo de decir que estuve en la cárcel, y por eso escribo, para que los hombres de Acuario conozcan las amarguras por las que tuvo que pasar su "Avatara" SAMAEL AUN WEOR.

Las gentes de este siglo XX no me entienden, pero me entenderán los hijos de Acuario. Así pues, hermanos de Acuario, oídme bien: los hombres del siglo XX fueron unos bárbaros, y entraron al abismo Vosotros disfrutareis de paz, mientras ellos estén encerrados en el abismo, pero cuando ellos vuelvan a salir del abismo, la tierra se llenará nuevamente de horribles tinieblas. Aprovechad, pues, los dos mil años de luz. Realizaos a fondo, y preparaos para hacerles frente a las tinieblas de Capricornio.

No hay duda de que este escenario mundial, donde se desarrolla la gran batalla entre los poderes de la luz y de las tinieblas, tendrán que ser cambiado por un nuevo "escenario".

"Y vi un cielo nuevo, y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra se fueron, y el mar ya no es" (Vers 1, Cap. 21. Apocalipsis).

Aquí se habla claro y preciso sobre un cambio geológico de la corteza terrestre. Yo he estado investigando a fondo los polos Norte y Sur de la Tierra y veo que estos dos polos se están volviendo completamente etéricos. Los grandes exploradores de la Antártida afirman que ese continente es un mundo de Imágenes.

Esas imágenes flotan en la atmósfera polar; así pues, los polos de la Tierra se están eterizando. En un futuro esos polos se convertirán en el eje ecuatorial de la Tierra, debido a un movimiento de la Tierra conocido con el nombre de "presesión de los equinoccios", o sea retrogradación; el eje de la tierra se va desviando poco a poco, y en el futuro la Antártida será habitada por la humanidad divina. También se descubrirá en el polo Norte un continente donde vivirá más tarde la humanidad divina.

Hoy los continentes polares son inhabitables están rodeados de agua, nieve y hielo, por ello el Apocalipsis dice lo siguiente:

"Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero" (Vers 1, capitulo 22 Apocalipsis).

Observando clarividentemente el continente de la Antártida, vemos en el futuro, a una humanidad divina viviendo en gran felicidad.

"Y yo, Juan; vi la Santa ciudad, Jerusalem nueva, que descendía del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido".

"Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios, será su Dios con ellos".

"Y limpiará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y la muerte no será más; y no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas son pasadas" (Vers. 1, 2, 3, 4, Cap. 21, Apocalipsis).

En la "Antártida" solo podrán vivir los verdaderos "Iniciados", los auténticos discípulos de Nuestro Señor el CRISTO. El resto, es decir, el grueso de la humanidad irá al abismo inevitablemente. Por ello el Apocalipsis nos advierte así:

"Mas a los tenebrosos e incrédulos, a los abominables y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiente con fuego y azufre, que es la muerte segunda" (Vers. 8, cap. 21, Apocalipsis).

La muerte segunda es horrible... Aquellas personalidades divorciadas del "Intimo" entregadas al fuego de las pasiones, se van desintegrando poco a poco en el "Avitchi". El "Avitchi" es un estado de conciencia sumergido, cuyo centro material de gravitación cósmica, es la Luna negra, llamada por los astrónomos "Lilith".

El Avitchi es un plano de conciencia sumergida. El Avitchi es el lago ardiendo con el fuego pasional. El Avitchi es un mundo sumergido, "el Abismo". Y es doloroso decirlo, pero la evolución humana fracasó, y la humanidad está cayendo, casi en su totalidad, en el horrible abismo. No hay duda de que en Capricornio muchas de las almas que experimentaron el dolor del "abismo" al fin se resuelvan a seguir las enseñanzas del CRISTO. Pero ¡Ay! de aquellas almas que al iniciarse "Sagitario" no se hayan arrepentido de sus pecados, porque entonces volverán al abismo para siempre, y serán atormentadas por siempre jamás.

Así pues, el nuevo escenario de la evolución humana será la Antártida, y un continente del polo Norte, que aún no ha sido descubierto. Los actuales continentes se irán hundiendo en el fondo del mar, poco a poco; y el porvenir de la humanidad está en los polos. Cuando los polos actuales se conviertan en el eje ecuatorial de la Tierra, ya los continentes polares se hallarán totalmente eterizados, y así tendremos que la futura Tierra será etérica.

Los polos de la Tierra son actualmente el escenario de una poderosa "transmutación" alquimista. Aire, agua, tierra y hielo, están en este momento transmutándose en substancias etérico-materiales; algo, dijéramos, físico-etérico, o etérico-físico.

Así pues, la futura Jerusalem, será la Tierra etérica de mañana. Todo el día 17 ha sido para mí de esperanzas en mi libertad, y veo presos que salen libres, y sigo yo aguardando pacientemente mi boleta de libertad. El abogado me está defendiendo del delito de sanar a los enfermos, pues me acusan de ese delito... Tengo puestas mis esperanzas en el abogado, y aguardo pacientemente mi libertad. ¡Qué dura es la senda de la Iniciación! ¡Qué terrible!, pero bien vale la pena toda esta amargura, porque mientras mas duras sean las penas, mayores son las fiestas de los Templos, y las "fiestas de los Dioses".

El dolor del "justo" también tiene un "limite", y el límite de ese "dolor" son las grandes fiestas del alma. Aquí, en esta cárcel y entre estos muros y estas rejas, yo Samael Aun Weor, me siento triunfante y victorioso, nada me acobarda. ¡Soy poderoso!

Estoy lleno de inmensa alegría porque le he arrancado la antorcha de fuego al Bafometo. ¿Quién podría detenerme en esta marcha luminosa y triunfal? Aquí en esta cárcel he oído a varios presos protestar enloquecidos de ira y llenos de desesperación. Yo no protesto ni me desespero, ni me acobardo, porque mi conciencia está iluminada por el "Intimo" y en el fondo de mi ser solo brilla "aquél" que es todo justo.

Antes bien, he aprovechado hasta el máximun estas dolorosas circunstancias de mi vida, para arrancarle la luz a las tinieblas, y elevarme aún más dentro de la escala luminosa de las Jerarquías dé la Luz. Yo no puedo protestar ante las maravillosas adversidades que la vida me depara, y considero que estas maravillosas circunstancias hay que aprovecharlas hasta el máximun, para lograr las grandes realizaciones.

Estas amarguras son oportunidades magníficas que se deben aprovechar. El Maestro no teme, pero tampoco se descuida; hay derecho a defenderse, pero no hay derecho para causar daño a nadie, así pues, me estoy defendiendo como un abogado, pero no estoy acusando ni siquiera a mis verdugos, antes bien estreché cariñosamente la mano del que me echó a la cárcel.

Así es como se debe proceder, sin odios para nadie; hay que amar a nuestros pobres enemigos, y besar el látigo del verdugo. Un "carcelero" se acerco mí cariñosamente, y me dijo: "Lo están demorando", y se alejó...

El Sol brilla ya en el Poniente, y yo estoy entregado a estas profundas meditaciones. Se acerca la noche, y aún no me llega la boleta de libertad. ¿Qué habrá pasado? Se va la tarde, y llega la noche...

Publicado en Apuntes secretos de un Gurú

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal