EL DESPERTAR DE LA CLARIVIDENCIA

INTRODUCCIÓN

El cuerpo humano es la obra más completa del Creador; es el laboratorio del Tercer Logos; en él se desarrolla la vida con Inteligencia y Sabiduría bajo la dirección de ese Gran Ser; esta dotado de órganos sensoriales externos e internos y sirve de vehículo al Ego reencarnante.

Los órganos sensoriales externos sirven para ver, oír, oler gustar y palpar.

Los órganos sensoriales internos son para percibir las vibraciones y sensaciones de los Mundos Superiores; se conocen con los nombres de ROSAS, CHAKRAS o IGLESIAS DEL APOCALIPSIS DE SAN JUAN, y se encuentran inactivos en la generalidad de las personas; solamente a base de orden entran en actividad, siendo hasta entonces que funcionan normalmente y confieren poderes tales como la Polividencia, Clarividencia, Clariaudiencia, Intuición, Telepatía, Dominio sobre los cuatro elementos de la Naturaleza, etc.

El cuerpo físico o maquina humana merece el más profundo respeto y consideración porque es el depósito de las energías creadoras, y si esas energías se malgastan sobrevienen la decrepitud, la degeneración, la enfermedad y el desenlace.

Los grandes iluminados siempre han afirmado y con razón, que el cuerpo físico es el Templo de Dios, pero las criaturas humanas no quieren comprender.

El ser humano busca a Dios fuera de sí y hasta quisiera tocarlo con las manos sucias, se olvida que debe primero conocerse a sí mismo y que enseguida descubrirá esa potencia creadora dentro de sí.

San Pablo el apóstol más dinámico del Cristianismo, en su 1ª Epístola a los Corintios Cáp.3-16,17 les dice: ¿NO SABÉIS QUE SOIS TEMPLO DE DIOS Y QUE EL ESPÍRITU DE DIOS MORA EN VOSOTROS? ¡SI ALGUNO VIOLARE EL TEMPLO DE DIOS, DIOS DESTRUIRÁ AL TAL: PORQUE EL TEMPLO DE DIOS, EL CUAL SOIS VOSOTROS, SANTO ES!.

Dada la oportunidad que el cielo está brindando nuevamente a los humanos; la necesidad de gobernar el cuerpo físico de acuerdo a las Leyes Universales se impone y quien quiera ahorrarse dolor y cambiar las circunstancias que le rodean que aproveche, que no siga violando ese maravillosos Templo de Dios que despierte del letargo en que se encuentra y se vuelva conciente de todo.

La humanidad con raras excepciones por el estado de inconsciencia en que vive, viola constantemente el Templo de Dios vivo.

Enrique Valenzuela C., discípulo gnóstico y dirigente del Lumisial Pleroma en Santiago de Chile, autor de presente comentario sobre las funciones específicas de las glándulas Pineal y Pituitaria del cuerpo humano, con acopio de datos y lujo de detalles describe los procesos y funciones asignadas por Natura a esos órganos de secreción interna, exponiendo sus conocimientos con claridad y precisión aportando luz sobre un terreno desconocido para la humanidad actual.

A lo largo de dicho comentario demuestra ser conocedor de los diversos sistemas filosóficos. Religiosos y científicos, pues domina con mucha facilidad el lenguaje Esotérico Crístico y enseña como puede evitarse la violación del Templo de Dios, recomendando para ello la transmutación Alquímica de la sustancia gonadal.

Siendo interesante el presente comentario, desde el punto de vista Esotérico, filosófico-científico, es recomendable a los estudiantes gnósticos para el desarrollo Espiritual, que más que comentario parece un verdadero tratado de Sabiduría oculta y lo es, porque contiene los elementos fundamentales.

Necesario es aclarar para evitar confusiones, que las glándulas endocrinas son órganos del cuerpo físico, los Chakras son discos o ruedas del Cuerpo astral.

FRATERNALMENTE

LUIS ALBERTO RENDEROS.

San Salvador, Noviembre de 1967

Publicado en Conciencia Cristo

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal