ASOCIACIÓN Y PRODUCCIÓN

Hablando sobre producción, Carlos Marx dijo: “Los hombres no actúan solamente sobre la naturaleza, sino que actúan también los unos sobre los otros; no pueden producir sin asociarse de un cierto modo para actuar en común y establecer un intercambio de actividades, para producir, los hombres contraen determinados vínculos y relaciones sociales, y sólo a través de ellos, es como se relacionan con la naturaleza y como se efectúa la producción”.

Es lógico que los hombres actúen sobre los hombres cuando se asocian para producir, eso es apenas normal.

Es muy natural que contraemos determinados vínculos sociales cuando nos asociamos para trabajar, eso lo sabe cualquier ser humano.

Es cierto que por medio de vínculos humanos, todos nos relacionamos con la naturaleza y nos entregamos a la tarea de la producción.

Lo que si no es cierto, es que tengamos que aceptar las teorías marxistas y volvernos ateos y materialistas, para podernos asociar.

Cuando los vínculos sociales de los trabajadores se fundamentan en la verdadera amistad y en la sinceridad del corazón, el trabajo se vuelve fecundo y creador.

Ningún vínculo basado en teorías materialistas podría darle al trabajador la verdadera amistad y la sinceridad del corazón.

La sustancia de la sinceridad es algo muy psíquico porque hasta ahora no se ha podido inventar un «Sincero metro».

Cualquier grupo de trabajadores realmente amigos y sinceros, puede asociarse para el trabajo alegre, fecundo y creador.

Resulta estúpido querer convertir al hombre en una maquinita de producción y consumo y nada más; que no se abuse más de los pobres trabajadores; ciertamente los trabajadores necesitan trabajar para vivir, pero eso no es todo.

Nosotros debemos vivir libremente, es necesario comer para vivir, mas no es necesario vivir para comer.

No sólo trabajo material necesita el trabajador, éste tiene también necesidades que las teorías materialistas no pueden satisfacer; necesidades íntimas, necesidades espirituales, necesidades de superación humana.

¡Que no se abuse!, Que se respete realmente la libertad de los trabajadores. ¡Que no se les quiera encerrar más adentro del círculo vicioso del trabajo material!.

El trabajador necesita pensar en otra cosa, en algo que no sea el trabajo material de rutina, el trabajador necesita religión y sanas distracciones para descansar del trabajo diario.

El tipo de vínculos sociales está relacionado con la producción, y mientras más espirituales sean estos vínculos, más alegría habrá en los corazones y más fecunda la producción.

En política para no equivocarnos, el partido socialista cristiano latinoamericano, debe conocer cumplidamente las leyes del desarrollo de la producción, las leyes del desarrollo económico de la sociedad, y las verdaderas causas íntimas de los vínculos sociales.

El desarrollo de la producción se procesa según leyes que hay que estudiar.

El desarrollo económico de la sociedad tiene por causa dichas leyes.

La sociedad progresa económicamente cuando el trabajo es fecundo y creador.

Las leyes del desarrollo de la producción son de tipo completamente psicológico y técnico a la vez.

Cuando hay comprensión plena entre patrones y obreros, cuando existe verdadero contento entre los trabajadores, cuando se dispone de una técnica avanzada, buena maquinaria, buenas herramientas, etc., la producción resulta maravillosa.

La comprensión verdadera se basa en el sentido común que es el más común de los sentidos.

Páguense buenos salarios a los trabajadores, atiéndase sus justas peticiones, respéteseles su libertad religiosa, dénsele garantías sociales verdaderas, y todo el marxismo leninismo irá a parar a la basura.

La historia conoce cinco tipos fundamentales de relaciones de producción:

1. - El socialismo primitivo como el de aztecas, incas, etc., en América.

2. - La esclavitud.

3. - El feudalismo en la Europa Medieval.

4. - El capitalismo.

5. - El socialismo marxista leninista de la URSS.

Todos estos sistemas pertenecen al pasado; ahora estamos entrando en una nueva era y el Socialismo Cristiano latinoamericano, se impondrá primero en la América latina y después en Europa, Asia, África y Oceanía.

Las relaciones de producción del Socialismo Cristiano se fundamentan en la comprensión profunda.

Publicado en El Cristo Social

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal