PROFESIONALES SIN TITULO

La ciencia oficial no es toda la ciencia. El título profesional no significa sapiencia absoluta. Resulta absurdo el que la universidad quiera monopolizar todas las profesiones.

Actualmente existen médicos botánicos, naturalistas, etc., que aun cuando no pueden exhibir un título universitario son idóneos en el arte de curar, existen ingenieros prácticos idóneos en la materia que aun cuando no posean título universitario realizan verdaderas maravillas en el difícil ramo de la ingeniería.

Conocemos verdaderos abogados sin título que hacen maravillas como penalistas.

¿Entonces qué? ¿Porqué tanta preferencia para los que tienen título universitario? Muchas veces el profesional sin título es mejor que el profesional con título.

Existen en todos los países del mundo, médicos sin título que han realizado prodigios verdaderos en el campo de la medicina, muchos de ellos son perseguidos por el delito de sanar; nosotros afirmamos que no es delito sanar, puede ser delito matar, pero sanar no puede ser delito.

Conocemos ingenieros sin título que han corregido las obras mal hechas de los ingenieros con título, a estos ingenieros sin título se les niega el trabajo a pesar de que sus obras son magníficas.

Conocemos abogados maravillosos que aun cuando no tienen título han sacado a muchos justos de la cárcel.

La competencia egoísta de los profesionales titulados controla gobiernos, jueces y leyes. Realmente los gobiernos están al servicio del egoísmo y de la competencia.

Las obras hablan por el hombre, tales obras tal hombre; el árbol se conoce por sus frutos, si éstos son malos el árbol es malo, si éstos son buenos el árbol es bueno.

El humilde hierbatero que puede demostrar siquiera cien curaciones bien hechas es de hecho y por derecho propio un medico, y resulta estúpido perseguirlo y encarcelarlo.

El abogado sin título que puede demostrar con hechos su idoneidad profesional, con hechos concretos, es de hecho un abogado aun cuando no tenga título. ¿Porque se le ha de prohibir ejercer su profesión? En el fondo es útil. ¿Porque motivo se ha de perseguir al que está haciendo algo útil?

El ingeniero sin título que puede presentar una carretera o algún edificio hecho por él, es de hecho un ingeniero, ¿porqué motivo se le ha de exigir que presente título, cuando la obra habla por él?

Mejor que los títulos universitarios son las obras presentadas por el profesional, nadie puede hablar mejor por un hombre que sus obras.

Conocemos el caso de hierbateros que han curado a muchos desahuciados por la ciencia universitaria, a muchos de estos médicos hierbateros después de hacer semejantes maravillas en beneficio de la humanidad doliente los han echado a la cárcel a petición de los médicos titulados de la universidad, naturalmente esto ha sido tremendamente injusto.

Los profesionales sin títulos deben sindicalizarse para defender sus derechos. La universidad no tiene derecho a monopolizar todas las profesiones.

La ciencia oficial no es toda la ciencia, es mucha pretensión la de los profesionales con título al suponer que toda la ciencia del mundo está en la universidad.

Que se sancione realmente a los profesionales explotadores, pero que esta sanción se aplique por igual, tanto a los profesionales con título como a los profesionales sin título. La ley debe ser por igual para todos.

Conocemos a muchos médicos con título que cobran una verdadera fortuna por una simple consulta y para ellos no hay sanción ninguna aún cuando exploten a los infelices enfermos y no curen, y en cambio si hay cárcel para el humilde hierbatero que no cobra por la consulta y que cura desinteresadamente o a cambio de cualquier moneda; en todo esto existe una tremenda injusticia.

Los gobiernos deben hacer valer la justicia y la ley y juzgar a todos por igual sin preferencias y sin dejarse sobornar, la ley es ley y debe aplicarse por igual a todos

Ha llegado la hora de que los profesionales sin título se sindicalicen para luchar por sus derechos.

Ha llegado el momento de luchar por el bien, la verdad y la justicia.

Es una absurda pretensión suponer que la ciencia oficial sea toda la ciencia del universo.

Es estúpido perseguir a los profesionales sin título, es injusto meter a la cárcel al médico que sana con procedimientos distintos a los de la ciencia oficial.

De ninguna manera podemos aceptar lógicamente el que los profesionales universitarios tengan en su cabeza toda la ciencia del cosmos.

En el universo existe mucha ciencia que los profesionales titulados ignoran totalmente.

Los gobiernos deben reconocer a los profesionales sin título por medio de sus obras; si un médico no titulado puede presentar siquiera cien curaciones, justo es que le otorgue licencia para ejercer su medicina.

Si un abogado puede presentar cien defensas bien hechas debe otorgársele licencia para ejercer la abogacía. Si un ingeniero es capaz de presentar una carretera hecha por él, o un edificio, etc., etc., etc., es justo que se le otorgue licencia para ejercer la ingeniería, etc., y así sucesivamente con todos los profesionales sin título. Las obras son las que hablan por los hombres y no los hombres por las obras.

Publicado en El Cristo Social

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal