ARCANO XV

arcano15 trumbVamos ahora a estudiar el Arcano quince del Tarot. Vamos a estudiar el Macho cabrío de Méndez, Tiphón Bafometo, el Diablo.

"EL ALKIMISTA DEBE ROBARLE EL FUEGO AL DIABLO". Cuando trabajamos con el Arcano A.Z.F., le robamos el fuego al Diablo así nos convertimos en Dioses. En la frente del Macho Cabrío, resplandece el PENTAGRAMA ESOTÉRICO. El Caduceo de Mercurio reemplaza los órganos sexuales. En síntesis, podemos decir que éste Caduceo de Mercurio representa a los órganos sexuales. Todo Alkimista necesita trabajar con el Caduceo de Mercurio. Este trabajo se realiza con la Transmutación, cuando le robamos el fuego al Diablo resplandece la Estrella de cinco Puntas.

Necesitamos desarrollar el Kundalini y disolver el Yo, sólo así logramos la Liberación.

TRABAJO CON EL DEMONIO

Los Iniciados de la cuarta vía (La vía del hombre astuto) denominan "TRABAJO CON EL DIABLO" al proceso de disolución del Yo. Los tenebrosos suelen atacar violentamente. Todo aquél que trabaja con la disolución del Yo, no siendo demonio, suele sin embargo estar rodeado de Demonios. Los Clarividentes no Iniciados cuando ven a un Hombre así lo juzgan equivocadamente, calumniándolo como Demonio. Los iniciados de la vía del hombre astuto se vuelven enigmáticos. Los discípulos de la senda se confunden cuando contemplan velas negras sobre los Altares de éstos Iniciados, entonces, como es natural, los juzgan equivocadamente.

TÉCNICAS DE LA DISOLUCIÓN DEL YO

El Yo ejerce control sobre los cinco centros inferiores de la Máquina humana; Éstos cinco centros son: PENSAMIENTO, SENTIMIENTO, MOVIMIENTO, INSTINTO Y SEXO.

Los dos centros superiores del ser humano como son la MENTE SUPERIOR y la EMOCIÓN SUPERIOR, no pueden ser controlados por el Yo. Si queremos disolver el Yo, debemos Estudiarlos en los cinco centros inferiores, necesitamos comprensión. Es urgente comprender las acciones y reacciones de cada uno de los cinco centros inferiores de la máquina humana. El Yo trabaja con éstos cinco centros inferiores y comprendiendo a fondo la actividad de cada uno de esos cinco centros inferiores, estamos en camino de disolver el Yo. Dos personas reaccionan ante una representación en forma diferente. Lo que es agradable para una persona, puede ser desagradable para otra. La diferencia está muchas veces en que una persona puede juzgar y ver con la mente y otra puede ser tocada en sus sentimientos. Debemos aprender a diferenciar la Mente, del Sentimiento. Una cosa es la mente y otra el Sentimiento. En la mente existe todo un juego de ACCIONES Y REACCIONES, que debe ser cuidadosamente comprendido. En el sentimiento existen afectos que deben ser crucificados, emociones que deben ser estudiadas, y en general todo un mecanismo de acciones y reacciones que fácilmente se confunden con las actividades de la Mente.

MOVIMIENTO

Necesitamos auto–descubrirnos y comprender a fondo nuestros hábitos. No debemos permitir que nuestra vida siga desenvolviéndose mecánicamente. Parece increíble que nosotros viviendo dentro de los moldes de los hábitos no conozcamos éstos moldes que condicionan nuestra vida; necesitamos estudiar nuestros hábitos. Necesitamos comprender nuestros hábitos. Necesitamos auto–observarnos en la manera de hablar, vestir, andar, etc., etc.

Los hábitos pertenecen al CENTRO DEL MOVIMIENTO. Los juegos; el fútbol, el tenis, y todos los deportes en general pertenecen a éste centro; cuando la mente interfiere en este centro, obstruye y daña porque ésta es muy lenta y el centro del movimiento es muy rápido. Cuando un mecanógrafo trabaja con el centro del movimiento, puede equivocarse en el teclado si la mente llega a intervenir, un hombre manejando un automóvil podría sufrir un accidente si la mente llegase a intervenir.

INSTINTO

Existen varios instintos: INSTINTO DE CONSERVACIÓN, el INSTINTO SEXUAL, etc., existe también muchas perversiones del Instinto.

En todo ser humano existen fuerzas SUB–HUMANAS INSTINTIVAS, que paralizan el verdadero Espíritu de Amor y Caridad. Esas fuerzas demoníacas deben primero ser comprendidas, luego sometidas y eliminadas. Son fuerzas bestiales, instintivas criminales, lujuria, cobardía, miedo, etc. Necesitamos comprender y someter esas fuerzas bestiales antes de poder disolverlas.

SEXO

El Sexo es el cuarto poder del ser humano. El Sexo puede Liberar o Esclavizar al hombre. Nadie puede llegar a ser íntegro, nadie puede realizarse a fondo sin la fuerza Sexual. El Sexo es el poder del Alma. El ser humano Íntegro sólo se logra con la fusión absoluta de los polos masculino y femenino del alma. La fuerza Sexual se desarrolla, evoluciona y progresa en siete niveles (LOS SIETE NIVELES DEL ALMA). En este mundo físico el Sexo es una fuerza ciega de mutua atracción, en el Astral, la atracción Sexual se fundamenta en la afinidad de los tipos según sus polaridades y Esencias; en el Mental la atracción Sexual se realiza según las leyes de la polaridad y de la afinidad mental. En el Causal la atracción sexual se fundamenta en la voluntad consciente. En este mundo de las causas naturales, se realiza conscientemente la plena unificación del alma. Realmente nadie puede llegar a la gloria plena del estado MATRIMONIAL sin haber alcanzado el cuarto grado de INTEGRACIÓN HUMANA.

Necesitamos comprender a fondo todo el problema Sexual. Necesitamos TRASCENDER la mecanicidad del Sexo. Necesitamos saber procrear hijos de sabiduría.

En el instante supremo de la concepción, las esencias humanas están completamente abiertas a todas las clases de influencias. El estado de pureza de los Padre y la fuerza de voluntad para no derramar el Vaso de Hermes es lo único que puede protegernos contra el terrible peligro de que se infiltren en el Zoospermo y en el Óvulo sustancias SUB–HUMANAS DE ALMAS BESTIALES, que quieren reencarnarse.

ADULTERIO

Siendo la mujer el elemento pasivo; es claro que recoja y almacene los resultados del acto Sexual de todos aquellos hombres que adulteraron con ella. Esos resultados son substancias atómicas de los hombres con los cuales ha efectuado el acto Sexual. Cuando un hombre tiene relaciones sexuales con una mujer que haya sido de otro hombre, o de otros hombres, recoge entonces las esencias atómicas de esos otros hombres, y con ellas se auto–envenena.

Este es un problema gravísimo para los hermanos que están disolviendo el Yo; Sucede entonces que éstos hermanos no sólo tienen que luchar contra sus propios defectos, sino también contra los errores y defectos de esos otros hombres con quienes la mujer tuvo contacto sexual.

MUERTE DE SATANÁS

Comprendiendo las íntimas actividades de cada uno de los Cinco Centros inferiores, descubrimos todo el proceso del Yo. El resultado de éste auto– descubrimiento es la muerte absoluta del BAFOMETO O SATÁN (EL TENEBROSO YO LUNAR O ADÁN DE PECADO).

NECESITAMOS SER ÍNTEGROS

La integración tiene siete etapas perfectamente definidas:

PRIMERA: Estado mineral, dominio del cuerpo físico y de sus cinco centros inferiores;

SEGUNDA: Estado vegetal, control absoluto sobre el cuerpo astral y sobre sus Chacras, discos o ruedas magnéticas. Este vehículo representa el estado vegetal.

TERCERA: Humanización del Cuerpo MENTAL: Corrientemente el cuerpo mental fantasmal de todo ser humano tiene rostro y figura animal, está animalizado.

Cuando la Mente materia se transforma en Mente Cristo, logramos la humanización mental. La mente representa el animal humano. Actualmente el Hombre es humano sólo en apariencia, en el fondo todavía es animal. En el Mental cada cual tiene la figura animal que corresponde a su carácter humano.

CUARTA: El asiento básico del alma humana es la función sexual. Quien transmuta sus energías sexuales tiene derecho a encarnar su alma.

QUINTA: El quinto grado de integración representa a todo aquél ser humano perfecto.

SEXTA: Compasión Universal Infinita.

SÉPTIMA: La Séptima etapa definitiva sólo es posible en los hombres Dioses. Esos son los Súper-Hombres.

EL MISTERIO DEL BAFOMETO

bafometo

Es realmente verdadero y de toda verdad, que el MISTERIO DEL BAFOMETO es la ALKIMIA SEXUAL. A base de rigurosa comprensión y de transmutación sexual transformamos el plomo de la personalidad en el oro del Espíritu. Entonces el Yo se aniquila. La rosa elabora su perfume con el lodo de la tierra. El perfume de la rosa es lodo transmutado.

LA PUERTA DEL EDEM

El sexo es la puerta del EDEM. El Guardián que está en la puerta, es la esfinge Asiria, la esfinge Egipcia, el toro de Moisés con la espada entre sus manos. Ese es el Yo Psicológico, el Bafometo, que con su espada aleja del Umbral a todos aquellos que no están preparados. DENTRO DE NOSOTROS ESTÁ EL ENEMIGO. NECESITAMOS TRABAJAR CON EL DEMONIO PARA DISOLVERLO. NECESITAMOS ROBARLE EL FUEGO AL DIABLO.

Publicado en Curso Esotérico de Kabala

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal