CAPRICORNIO

23 de Diciembre al 20 de Enero

Querido discípulo:

capricornio trumbHoy hemos llegado en este curso a la Constelación de Capricornio.

Esta Constelación es casa de Saturno, el Anciano del Tiempo. Saturno es el planeta del Sistema Solar más alejado de la Tierra. La Luna es el satélite más cercano de la Tierra. Mercurio le sigue después en orden de distancia, luego sigue Venus, el Sol, Marte, Júpiter y Saturno, en ordenadas escalas de distancias. Sobre esta base natural y cósmica se basa el antiquísimo calendario de: Lunes, Miércoles, Viernes, Domingo, Martes, Jueves y Sábado.

Los Católicos Romanos adulteraron este legítimo calendario, y sobre esa falsificación se ha levantado la Astrología Modernista de Aritmética. Lógico es pues, que la Astrología Moderna, sustentada en bases falsas, sea un verdadero fracaso.

Ahora nos toca restaurar la auténtica Astrología Antigua, y por ello es necesario y de imprescindible urgencia, volver nuevamente al legítimo Calendario Arcaico.

Todas las obras astrológicas de Max Heindel y de Alpherat están basadas en un falso calendario, pues no tienen base fundamental, y son equivocadas.

Nosotros los Gnósticos, somos los restauradores de la Sabiduría Esotérica.

Yo, Aun Weor, soy el Gran Avatar de Acuario. Yo soy el Iniciador de la Nueva Era. Yo soy el Mensajero de los Mundos Superiores de Conciencia, y os he venido a traer la Cultura para la Nueva Era. Yo he venido a formar una Nueva Raza de Dioses, y quiero que vosotros me escuchéis. "Pedid y se os dará, golpead y se os abrirá". Esto dicen las Sagradas Escrituras.

Os he enseñado el misterio indecible del Gran Arcano, y quiero que aprendáis a manipular el Centelleo de las Estrellas para gobernar a la Naturaleza.

Oídme bien: las Horas Planetarias tal como vienen en los anuarios astrológicos y textos de astrología, en general, son falsas y absurdas, porque el calendario en boga es falso y absurdo, y porque jamás ningún pueblo arcaico usó las tan "cacareadas" y curiosas horas planetarias de los astrólogos modernistas.

Los Viejos Sabios Antiguos consideraron el día como una cruz dentro de un círculo perfecto. Esos viejos contempladores de las estrellas, con sus ojos escrutadores, penetraron profundamente en los Misterios de las Estrellas y recibieron la iluminación de los Dioses Planetarios. Esos Viejos Astrólogos aprendieron de los Dioses que el día se divide en cuatro partes, como una cruz dentro del círculo perfecto.

Ellos sabían que el día sólo estaba gobernado por cuatro planetas según el viejo orden: Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter y Saturno.

El primer cuarto del día está gobernado por el planeta del día que lleva su nombre, y el segundo, tercero y cuarto cuartos del día se desenvuelven según el orden de los planetas: Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter y Saturno.

Así pues, el día Lunes corresponde al Domingo actual, y el Sábado al Sábado actual, que es el séptimo día.

El siguiente cuadro representa el orden planetario auténtico:

LUNES MIÉRCOLES VIERNES DOMINGO MARTES JUEVES SÁBADO

Para aquellos que no conozcan los signos planetarios se los explicamos así:

LUNA MERCURIO VENUS SOL MARTE JÚPITER SATURNO

De esta manera, las doce horas del día se dividen en cuatro partes, de tres horas cada una de ellas.

Este sistema sencillo, fácil y rápido nos permite saber exactamente qué planeta se halla gobernando el espacio en un momento dado. Este fue el sistema que conocieron los Grandes Astrólogos Antiguos, y ellos lo aprendieron de los Dioses Siderales.

Aquí no se necesitan los tan famosos cálculos de los Astrólogos de Aritmética. Aquí lo único que se requiere es un poco de práctica y buen sentido para conocer el Tiempo Sideral.

Este sistema tan sencillo y tan sublime, lo puede aprender cualquier persona, pues aquí no se necesita de tantas complicaciones, ni de tantos "logaritmos", ni "tablas de casas", ni de voluminosas "efemérides astrológicas", ni de esa "jerga" complicada de los pseudo-sapientes de la Astrología de Aritmética.

Ahora ha nacido una nueva progenie de Astrólogos, los Iluminados de la "Nueva Era", los Paladines de Acuario. Ya no necesitamos de los horóscopos de aritmética, ahora conversamos con los Dioses para conocer los destinos de los hombres.

Sacudid el polvo de vuestras cabezas, viejos profesores de Astrología, porque ya resonaron las primeras campanadas de Acuario, cantando las Pascuas de Resurrección.

Dejadnos en paz, Astrólogos de Aritmética; estamos ya cansados de vuestros errores, ¡quemad toda esa jerga de logaritmos, efemérides, tablas de casas, etc.!

Ahora sólo nos interesan los Paladines de la Nueva Era, los Astrólogos Iluminados que sepan hablar con los Dioses Siderales. Estamos ya fastidiados de tanta teoría, y vamos al "grano", a lo "efectivo", a lo "real". ¡No queremos más astrólogos ciegos, sostenidos sobre las muletas de los números!

Ahora sólo nos interesan los Clarividentes de las Estrellas, los Sacerdotes de los Templos Siderales, los Sabios de Acuario.

El discípulo deberá escoger las horas para trabajar con las Estrellas.

En horas de la Luna, puede trabajar con la Luna; en horas de Mercurio, puede trabajar con Mercurio, etc. Saturno es la morada de las Jerarquías Verdes. Estas Jerarquías le dieron al hombre el "Alma-Animal", o Cuerpo Mental.

La Mente debe libertarse de toda clase de "escuelas", religiones, sectas, creencias, etc.

Todas esas "jaulas" son trabas que incapacitan la Mente para pensar libremente. Hay necesidad de que la Mente se liberte de las ilusiones de este mundo, y se convierta en el fino y maravilloso instrumento del "Intimo".

Hay que libertar la Mente de toda clase de razonamientos deseosos.

Es menester la Cristificación de la Mente; de la "Mente-Cristo".

Necesitamos de una Mente que sólo sepa pensar con el Corazón. Necesitamos de una Mente que sólo sepa escuchar la Voz de las Corazonadas. ¡Necesitamos de una Mente que no razone cuando el Corazón mande!

La Mente que sólo obedece a las Corazonadas, es "Mente-Cristo".

La Mente que no razona y sólo se mueve bajo las órdenes que salen del Corazón, es la "Mente-Cristo".

La Mente que no reacciona ante los impactos externos es "Mente-Cristo".

La Mente debe convertirse en el instrumento del Corazón.

¿Qué sabe la Razón? La Razón es un proceso doloroso de la Mente, basado en la ilusión de las cosas externas. La Razón no hace sino dividir la Mente entre el Batallar de las Antítesis. Las decisiones de la Razón son hijas de la ignorancia y siempre traen dolor.

La nueva humanidad será la Humanidad de la Intuición.

El Intuitivo sólo se mueve con la Voz del Silencio.

La Cristificación total de la Mente sólo se realiza con el Kundalini del "Cuerpo Mental".

El Kundalini del Cuerpo Mental es el Cuarto Grado del Poder del Fuego.

Mediante el Kundalini del Cuerpo Mental extraemos del Alma-Animal la "Mente-Cristo". Tenemos que expulsar del Templo Mental toda clase de pensamientos terrenales.

La Maestra H.P.B., dice en "La voz del Silencio", lo siguiente: "Tienes que alcanzar esa tal fijeza de la Mente en que ninguna brisa por fuerte que sea, pueda insuflarle ningún pensamiento terreno. Así purificado el santuario, debe ser vacío de toda acción, sonido o luz terrenales, así como la mariposa alcanzada por la helada, cae sin vida en el umbral; así deben todos los pensamientos terrenales caer muertos ante el templo. Míralo escrito".

"Antes que la Llama de oro pueda arder con luz serena, la lámpara debe estar bien cuidada en un lugar libre de todo viento". La razón es del "Yo Animal", la "Intuición" es la Voz del "Intimo". La Razón es externa, la Intuición es interna.

El Cuarto Grado de Poder del Fuego nos convierte en ARHAT.

El Cuerpo Mental también tiene su Médula y su Culebra. El ascenso del Kundalini de la Mente se realiza con los Méritos del Corazón.

Hemos hablado de la Mente en Capricornio, porque este signo es casa de Saturno, y en dicho astro moran las Jerarquías Verdes que le dieron al hombre el Cuerpo Mental.

Capricornio es la Puerta del Cielo, porque es la casa de Saturno.

Cuando el Alma desencarna, siguiendo los estados "post-mortem", llega a la Esfera Ultra-Saturniana, se sumerge dentro del Infinito y siente la sensación de tener todo el Infinito dentro de sí misma. Esta sensación se agranda hasta sentirse ligada a un nuevo Cuerpo Físico que le permite volver una vez más a la dolorosa Escuela de la Vida para continuar su ascenso por la Espiral de la Vida.

Saturno, Señor de la Muerte, en Capricornio encuentra su casa. Capricornio influye sobre las rodillas y esqueleto humano. Las corrientes que suben de la tierra, al llegar a las rodillas se cargan del Plomo de Saturno. El Plomo les da a esas corrientes, fuerza y consistencia.

Las rodillas poseen una maravillosa sustancia que les permite el libre movimiento de tan sencillo y maravilloso engranaje óseo. Esa sustancia es la "Sinovia", que quiere decir (sin) con, y (ovia) huevo; "Sustancia con huevo". El huevo es realmente una sustancia maravillosa. Experimentos esotéricos, altamente científicos en relación con el desdoblamiento de la Personalidad humana, prueban que la cáscara del huevo tiene ciertos poderes ocultos que facilitan el Desdoblamiento Astral.

La clave consiste en reducir a polvo la cáscara del huevo. Esos polvos se los aplicará el discípulo sobre el pecho y los sobacos; se acostará luego en su lecho, y se cubrirá bien con las frazadas. Adormézcase luego el estudiante, pronunciando el mantram FARAON así:

Faaaaaaaaa Raaaaaaaaa Onnnnnnnn

Esto se puede pronunciar mentalmente, y cuando ya el discípulo se sienta adormecido, levántese de su lecho y diríjase hacia la Iglesia Gnóstica.

La primera sílaba "FA" corresponde al Gong Chino, o sea el Fa musical que resuena en toda la creación. Hay que pronunciar esta nota para sintonizarse con la Madre Natura.

La segunda sílaba "RA", corresponde a un mantram muy antiguo que hace vibrar todos los Chakras del Cuerpo Astral; este mantram no se pronuncia con "r" sino con "rr", así: rrrrrrrrrrrrraaaaaaaaaaa.

Y la última sílaba "On" corresponde al mantram "hindú" Om, pero aquí se pronuncia así: Onnnnnnnnnnnnnn.

Este mantram "Faraón" se puede vocalizar con la Mente o mejor con el Corazón.

Así pues, el poderoso mantram egipcio "Faraón" sirve para salir en Cuerpo Astral.

Durante este signo de Capricornio se debe practicar el siguiente ejercicio:

Imagínese un ataúd en el suelo y camine el discípulo por sobre ese ataúd imaginado, pero dejando el ataúd en el centro de las piernas, y se caminará doblando las rodillas como para salvar un obstáculo, y haciendo girar las rodillas de izquierda a derecha, con la intención de que estas se carguen del plomo de Saturno, tal como nos enseña el Gran Gurú "Huiracocha".

Es también urgente practicar diariamente ejercicios de Meditación Interna, rogando a nuestro INTIMO para que se traslade a los Templos Siderales, para que nos traiga los Genios Principales de esa Constelación, a fin de que ellos nos despierten los Chakras y Poderes de las rodillas.

Los nativos de Capricornio son tan melancólicos como el sauce. Tienen gran sentido de su propia responsabilidad moral. Son pesimistas y siempre tienen en su vida un Judas.

Son prácticos y se preocupan mucho por el mañana. Su principal preocupación es el aspecto económico de la vida. En el amor sufren mucho, y siempre tienen que pasar por una gran decepción amorosa.

Su metal es el Plomo.

Piedra: Onix Negro.

Colores: Gris y Negro.

Fraternalmente, el Maestro de vuestra clase: AUN WEOR.

Publicado en Curso Zodiacal

ImprimirCorreo electrónico

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal