LAS REPRESENTACIONES DE LA MENTE

Es necesario comprender profundamente todos los procesos de la Mente, todas las reacciones, ese MÁS psicológico que acumula, etc. Sólo así brota en nosotros en forma natural y espontánea la llamarada ardiente de la INTELIGENCIA.

Bien mis queridos hermanos, hemos venido estudiando los distintos aspectos relacionados con la Mente, después seguiremos ahondando en el terreno practico del Amor, de hechos interesantes que consisten en la eliminación de los Agregados Psíquicos. Resulta en verdad bastante difícil, sin embargo no es todo, hay algo más que nosotros necesitamos vigilar. Quiero referirme en forma enfática a LAS REPRESENTACIONES DE LA MENTE. Para el mundo de los sentidos existen las representaciones difíciles cuales son, los objetos que nos rodean, los remordimientos, etc., mas también existen las Representaciones de la Mente.

En la Mente hay muchas representaciones que debemos tener en cuenta: supongamos que tenemos en mente la representación de un amigo a quien estimamos. Alguien muy importante nos habla contra ese amigo, se levantan toda clase de murmuraciones, calumnias, etc. Nosotros le damos oído a toda esa chismografía. Entonces la imagen que tenemos de nuestro amigo, la representación, queda de hecho alterada. Ya no vemos en él el sujeto amable que antes veíamos lleno de armonía, etc., sino que esta imagen adquiere en nuestro entendimiento la figura que otros te han dado; posiblemente la del bandido, la del ladrón, la del falso amigo, etc., etc.

En la noche puede suceder que soñamos con ese amigo. Ya en modo alguno soñaremos con armonía, vemos que nos ataca, vemos que lo atacamos, soñamos que él empuña arma contra nosotros, etc. Queda completamente alterada la imagen del amigo: una representación que ha sido alterada. Puede darse el caso que aquellos que hablaron contra nuestro amigo lo enjuiciaron equivocadamente, calumniaron consciente o inconscientemente, etc., pero la representación de la Mente queda alterada. Eso es GRAVÍSIMO porque esta representación se convierte de hecho en un demonio que viene a obstaculizar nuestro avance esotérico, es un demonio que nos sale al paso, es un demonio que es óbice para el desarrollo interior profundo. He ahí pues el error grave: dar oídos al chisme, a la calumnia, a las murmuraciones, al dice que se dice, etc.

Obviamente dentro de nuestra mente existen miles de representaciones que pueden ser alteradas si tomamos parte en conversaciones negativas, si damos oído a la calumnia, si escuchamos al dice que se dice, etc. Por todas estas y otras cosas no es conveniente darle oídos a las palabras negativas de las gentes, eso es grave y en el fondo es un error. De la misma manera que no solamente los Agregados Psíquicos, viva representación de nuestros defectos psicológicos, constituyen un fardo que en nuestro interior cargamos, tampoco debemos nunca olvidar la cuestión de la representación del entendimiento.

Caminantes del Sendero, por dar oído a conversaciones negativas, por estar en corrillos donde sólo se escuchan frases negativas, suelen deformar unas veces muchas representaciones del entendimiento y éstas, en el Mundo de la Mente, se constituyen en verdaderos demonios que conforman un obstáculo o una serie de obstáculos infranqueables para el DESPERTAR DE LA CONCIENCIA. Así podemos citar el caso de muchos hermanos gnósticos que en las noches suelen siempre tener innúmeros sueños de tipo negativo, a veces sueñan que matan a otra persona, etc. Lo más grave es cargar tales enemigos dentro de sí mismo, en su propia mente. Obviamente lo más indicado para nuestras representaciones negativas es apelar al PODER SERPENTINO ANULAR, invocar a DEVI KUNDALINI SHAKTI para que destruya tales representaciones de tipo negativo.

Incuestionablemente no deberíamos tener tales representaciones de tipo negativo o positivo en la mente. La mente debería crear ciertas actitudes serenas a disposición del SER, pero para ello se necesitaría que la personalidad humana se tornara pasiva. Una personalidad pasiva es una personalidad receptiva: recibe los mensajes que vienen de las partes más elevadas del SER.

Incuestionablemente, tales mensajes pasan a través de los Centros Superiores del SER antes de entrar en la Mente. He ahí la ventaja de tener una personalidad pasiva. Esta, desgraciadamente, se encuentra controlada por elementos muy pesados o Agregados muy difíciles relacionados con el mundo de 96 leyes; es decir, la región del Tártarus.

La personalidad de las gentes es activa porque está controlada por Agregados del odio, orgullo, envidia, de la espantosa lujuria. En realidad de verdad nosotros no somos sino míseros gusanos del lodo de la tierra. Si logramos eliminar de nuestra Psiquis tan pesados elementos psicológicos, nuestra personalidad humana se torna fácil y la Mente se vuelve receptiva para los mensajes que descienden de las partes más elevadas del SER a través de los Centros Superiores de nuestra Psiquis.

Ahora van comprendiendo ustedes, mis queridos amigos, la necesidad de eliminar esos elementos gestados que de por sí son PESADOS. Con DEVI KUNDALINI SHAKTI, o sea, la Serpiente ígnea de nuestros Mágicos Poderes, podemos eliminar de hecho esos elementos pesados. Es el triunfo, porque así podemos recibir el mensaje directo que viene de las partes mas elevadas del SER. Por eso les digo que hay que Trabajar sobre sí mismo.

Hay que crear una Mente receptiva, una Mente que nunca proyecte, que siempre reciba en vez de proyectar. Obviamente no tendría el mal uso de aceptar representaciones de tipo positivo o negativo en los distintos fondos del entendimiento; una Mente así solamente traería los mensajes que vienen de la parte más alta de nuestros semejantes. En tanto nosotros continuemos dándole alimento a las distintas representaciones del entendimiento, jamás será una Mente pródiga, una Mente progresista. En realidad, de verdad, está condicionada por el tiempo y por el dolor. Así analizando, de esta forma veremos que no solamente debemos eliminar Agregados Psíquicos indeseables, sino que tenemos un problema muy difícil con la cuestión de las REPRESENTACIONES. El problema que veo difícil para la iluminación interior, es que cargamos tantas representaciones, además de los Agregados Psíquicos inhumanos.

Si estudiamos cuidadosamente la vida de los sueños, hallaremos en ellos tantas cosas vagas e incoherentes, varios aspectos subjetivos, imprecisos, tantas cosas absurdas, personas, hechos que no tienen realidad. El sólo motivo de resultar incoherentes, nos debe invitar a reflexionar.

Como gnóstico, uno debe tener conceptos claros e ideas lúcidas, iluminación radical sin vaguedades, sin subjetivismo de ninguna especie. Desgraciadamente las representaciones que en nuestro interior cargamos y los diversos AGREGADOS, condicionan en tal forma a la CONCIENCIA, que la mantienen dentro del carril nada agradable de la SUBCONCIENCIA y hasta de la INFRACONCIENCIA e INCONCIENCIA. Les invito a la reflexión, les invito a comprender estas cosas tan indispensables.

En el mundo oriental se habla muy en síntesis. Por ejemplo, el Budhismo Zen o Chan sólo dice que hay que llegar a la quietud de la Mente, al silencio de la Mente con el propósito de lograr la irrupción del VACÍO ILUMINADOR. Se nos dice que en el Satori hay verdadera felicidad. Se tiene que conseguir en la Sala de Meditación la quietud de la Mente por dentro, por fuera y por el centro. Se nos dice que la Mente debe quedar como un muro absolutamente quieto.

Bueno, me di cuenta que en la Sala de Meditación del Japón cuesta para conseguir el Satori. Tanto si digo que cuesta tan sólo unos cuantos minutos en el mejor de los casos una o varias horas, después la Mente vuelve a estar tan agitada como siempre. Sale uno de aquél estado de felicidad para enfrentarse al mundo, dichoso, embriagado para luchar. Claro, interviene el YO para darle unas cuantas bofetadas, para sacarlo de ese estado, conseguir que se elimine...

Si nosotros queremos ser algo más que lo que se pueda lograr en una Sala de Meditación Zen o Chan, debemos tener también un DESPERTAR de la Mente, Una Mente receptiva para los infinitos que vienen de allá arriba del cielo de Urania, una Mente iluminada. ¿Seria esto posible si nosotros le permitiéramos a los Agregados Psíquicos continuar existiendo en nuestra Psiquis? ¿Sería esto posible si nosotros diéramos oído a la chismografía para alterar las REPRESENTACIONES que cargamos en nuestro entendimiento? ¿Sería esto posible, me digo a mí mismo y lo comparto con ustedes al pensar en voz alta, si nosotros continuáramos dando prioridad a las representaciones positivas o negativas...?

H.P. Blavatsky tiene una frase en «La Voz del Silencio» que me ha gustado. Dice: "Antes que la llama de oro pueda arder con luz serena, la lámpara debe estar bien cuidada, al abrigo de todo viento, los pensamientos terrenales deben caer muertos a la puerta del Templo"... Esa frase de H. P. Blavatsky en su maravillosa obra titulada «La Voz del Silencio», es portentosa, es maravillosa. Sólo así, digo, sería posible que en verdad la Mente quedara quieta y en silencio por dentro, por fuera y por el centro, no por un rato ni dentro de una Sala de Meditación, sino en forma continua...

Cuando uno va estudiando los distintos repliegues de la Mente, va comprendiendo también que la quietud y el silencio total del entendimiento no son posibles en tanto la Mente esté ocupada por los Agregados Psíquicos y por las Representaciones. Podría objetarse diciendo que existen representaciones loables, claras, magníficas. Eso se supone aceptable, pero eso no lo es. Nosotros, el total, debe ser el SER. ¿Por qué tenemos que tener entre nuestra mente cosas que no son del SER? No veo por qué tengamos que cargar en nuestra mente intrusos. He comprendido que en la Mente sólo debe estar el SER, que la Mente debe convertirse en un Templo donde oficie el SER y nada más que el SER, eso es todo. Pero mientras ese Templo esté lleno de elementos extraños, cosas, juegos, escaparates gigantes, representaciones, agregados; puede decirse que existe un sueño profundo en la Conciencia, es inconsciencia...

Al hombre se le conoce por sus sueños, dijo Platón en su libro. El día en que nosotros dejemos de soñar, entonces las «cucarachas» que cargamos en el cerebro se vuelven fuego. Que todas esas incoherencias absurdas no existan, que todos esos estados morbosos, vagos, imprecisos, insípidos, insubstanciales, inodoros, no tengan existencias de ninguna clase. Dichoso el día en que ya no soñemos, en que dejemos de soñar. Cuando un hombre deja de soñar ha triunfado. Mientras existan los sueños en la Mente, mientras se vaya para el Espacio Psicológico a proyectar Sueños imprecisos, absurdos, esto nos indica que vamos muy mal, esto nos indica que tenemos una mente llena de mucha basura, de mucha pacotilla.

Como les decía, el verdadero iluminado no tiene sueños, los sueños son para los dormidos. El verdadero iluminado vive en los mundos superiores fuera del cuerpo físico en estado de intensificada vigilia, sin soñar jamás. El verdadero iluminado después de la muerte del cuerpo físico está despierto en el Espacio Psicológico. Así pues, reflexionen en la necesidad de llegar a la quietud del silencio de la Mente.

¿Qué diremos nosotros aquí sobre los Tres Alimentos? Ya expliqué como nos alimentamos, cual es el primer alimento. No pienso referirme a nada de eso. Ya hablamos también sobre el segundo alimento que es la respiración, más importante que aquel que va al estómago. Pero hay un tercer alimento que les dije a ustedes que es el de las IMPRESIONES. Nadie puede vivir sin impresiones siquiera un minuto. Ustedes me están escuchando aquí, yo estoy rascándome y a sus mentes está llegando una serie de impresiones. Ven una figura humana vestida con una Vestidura Sagrada de la Orden de los Caballeros del Santo Grial. Esto llega pues a través de las impresiones o por medio de impresiones, todo esto son impresiones para ustedes.

Desgraciadamente el ser humano es negativo. ¿Qué le dirían ustedes, por ejemplo, ahora que estamos en este salón, si les abriéramos la puerta aquí a unos ladrones para que entraran? A ustedes, hermanos que nos acompañan en esta plática, ¿les parecería correcto que abriera la puerta para que entrara la gente, qué sucedería? Sin embargo, no hacemos lo mismo con las impresiones, le abrimos las puertas a todas las impresiones negativas del mundo.

Estas penetran en nuestra Psiquis y hacen desastres allá dentro, se transforman en Agregados Psíquicos y desarrollan en nosotros el Centro Emocional Negativo y, por último, nos llenan de lodo. ¿Será correcto eso?, ¿Es correcto que una persona, por ejemplo, que esté llena de impresiones negativas que emanan del Centro Emocional Negativo, tenga cabida entre nosotros, que le abramos las puertas a todas las impresiones negativas de esa persona?

Si no sabemos seleccionar las impresiones, mucho menos cerrarlas. Nosotros tenemos que aprender a abrir y cerrar las puertas de nuestra Psiquis a las impresiones, abrir las puertas a las impresiones nobles, cerrarlas a las impresiones negativas y absurdas, porque las impresiones negativas causan daño, desarrollan el Centro Emocional Negativo en nosotros, nos perjudican.

Vean ustedes lo que uno hace estando en multitud: yo les aseguro que ninguno de ustedes, por ejemplo, se atrevería a salir a la calle a lanzar piedras por ahí, ¿verdad? Sin embargo en grupo puede que alguien se meta: surge una gran manifestación pública que está enardecida contra el Gobierno. Las multitudes lanzan piedras y también resulta uno lanzando piedras, aunque después se diga a sí mismo: ¿por qué las lancé? ¿Por qué hice eso?

Yo conozco apenas hace unos cuatro años, cuando los maestros de escuela se levantaron en muchas huelgas, protestas, manifestaciones. Entonces vimos ahí cosas insólitas. Aquí en pleno Distrito Federal, hace unos 10 o 15 años, vimos profesores muy decentes, muy dignos, muy cultos, que en multitud agarraban piedras y las lanzaban contra vidrios, contra gentes, contra quienes podían. Esos profesores de escuela nunca lo hubieran hecho a solas pero sí en grupos. En grupos el ser humano se porta muy distinto, hace cosas que nunca haría a solas, ¿a qué se debe eso? Se debe a las impresiones negativas a las que ha abierto las puertas; entonces éstas lo ponen de mal genio y resulta haciendo lo que nunca haría solo. Por eso es necesario que nosotros aprendamos a ser ciudadanos cultos.

Cuando uno abre las puertas a las impresiones negativas, no solamente altera el orden del Centro Emocional, que está en el corazón, sino que lo torna negativo. Si abre uno las puertas, por ejemplo, a la emoción negativa de una persona que viene llena de ira porque alguien le ocasionó daño, entonces termina uno pues aliado con esa persona, contra aquella persona que ocasionó el daño y termina uno lleno de ira y tomando parte en el asunto.

Supongamos que uno le abre las puertas a las impresiones negativas de un borracho que se encuentra en una pachanga y termina uno aceptándole una copita al borracho y luego dos, tres, diez. Y en conclusión, borracho también. Supongamos que uno le abre las puertas a las impresiones negativas de una persona de sexo normal, termina uno fornicando con toda clase de sexos. Supongamos que le abrimos las puertas a las impresiones negativas de un drogadicto, resultamos también fumando marihuana, y con semilla, y con todo. Conclusión: FRACASO.

Así es como los seres humanos se contagian unos a otros mediante las impresiones negativas. El borracho contagia al borracho, los ladrones vuelven ladrones a los otros, los grandes homicidas contagian a otros, los drogadictos contagian a otros; en fin, se multiplican los drogadictos, se multiplican los asesinos, se multiplican los ladrones, ¿por qué? Porque cometemos siempre el error de abrirle las puertas a las impresiones negativas y eso no está correcto.

Seleccionemos las emociones. Si alguien nos trae emociones positivas de luz, armonía, de belleza, de sabiduría, de amor, de poesía, de perfección, abrámosle las puertas del corazón. A los seres que nos traen impresiones negativas de odio, de violencia, de celos, de drogas, de alcohol, de fornicación, de adulterio, no tenemos que abrirles las puertas de nuestro corazón. Cerrémoslas, cerremos las puertas a las impresiones negativas. Cuando uno reflexiona en todo esto puede perfectamente modificarse, hacer de su vida algo mejor.

Vemos nosotros la representación de un gran amigo que siempre nos ha servido, bondadoso, caritativo, maravilloso. De pronto, alguien emocionado, lleno de impresiones negativas, viene a dar con tanto problema. Nosotros abrimos las puertas a esas impresiones negativas, está murmurando, está diciendo que nuestro amigo es un ladrón, un bandido, un salteador de banco, cuarenta mil cosas. Todas esas impresiones negativas entran dentro de nuestra mente. Tal representación alterada se convierte en un verdadero DEMONIO que obstaculiza el Trabajo sobre sí mismo: Por todo esto y muchas otras cosas, verán ustedes que esto de limpiar el Templo de la Mente es bastante difícil, más no imposible.

Necesitamos tener una mente clara, un Templo limpio, sin suciedades, sin abominaciones de ninguna especie. Pero hay que saber vivir, es necesario saber vivir. En la vida práctica, desgraciadamente, las gentes no saben vivir, todos echan la culpa de sus sufrimientos, de sus amarguras, a los demás. Y el único que verdaderamente tiene la culpa somos nosotros mismos.

Veamos el caso de que alguien nos robe una cantidad de dinero. Supongamos que uno de ustedes tiene guardado por ejemplo, $50.000 en un mueble, en una caja cualquiera de su casa y un familiar de ustedes, les roba esos $50.000. Claro que sufrirían horriblemente, ¿verdad? Perderlos así no es agradable, nos causaría mucho dolor, llorarían, irían a la Policía, pondrían la demanda contra él, tal vez no procederían así por ser un familiar, pero el sufrimiento no lo callarían del todo. Pero, ¿por qué sufrir así por $50.000? Ya que le costó mucho trabajo por eso sufren. Si no tuvieran el YO del apego a las cosas, al dinero, perdería esos $50.000 y quedarían riendo, no sufrirían.

Pongamos que de pronto un hombre encuentra a su mujer con otro, un caso difícil, sobre todo si la llega a encontrar en pleno adulterio. No hay duda que confundido por el dolor saque la pistola y ahí mismo darle de balazos, ¿por qué hace eso? Se justificaría ante las autoridades que la encontró en su propio lecho de adulterio y claro, tenía yo razón. Eso es una locura, una completa locura, porque si el hombre no tiene el YO de los celos dentro, si ese hombre no tiene el YO de los apegos ni de los celos, no hay quien sufra. Sencillamente, da la espalda y se retira, se va, vive su mundo más allá, cada cual es cada cual, se siente libre de ese rayo porque ella lo reemplazó, lo retiró. Si no tiene celos no hay dolor.

Supongamos que un insultador nos insulta. Por un ruin insultador nosotros sufrimos horriblemente y contestamos el insulto con el insulto. Pero si no hay nadie que se entere aquí dentro, ¿quién protesta? Pongamos que el insulto de 10 palabras iba a herirlo en su amor propio, pero si el YO del amor propio no existe, ¿quién sufre? Supongamos que las palabras tenían por objeto calumniarlo, es decir, que era un ladrón, y supongamos que nosotros en realidad de verdad no somos ladrones. En segundo lugar, no tenemos el YO ese que se quiere a sí mismo, el del amor propio, ¿quién sufriría?

Muchas veces alguien sufre porque ve a un amigo que tiene una linda casa y una bella esposa. Eso se llama ENVIDIA, ¿verdad? Pero si no tiene el YO de la envidia, ¿por qué sufriría? Al contrario, se alegraría de ver bien a su amigo. De manera que los demás no pueden causarnos dolor, el dolor nos lo causamos nosotros a sí mismos, es la cruda realidad de la vida. Desintegrando el EGO termina el dolor.

La raíz del dolor está en el Ego y cuando el Ego termina, solamente queda en nosotros la belleza. Esa belleza se transforma en eso que se llama AMOR y felicidad. Entonces, al llegar la Mente a esas alturas está quieta, en silencio; ya no es una Mente que proyecta, ya no es una Mente que se ofende, ya no es una Mente que reacciona por nada. Recibe los mensajes que vienen de arriba, de las partes superiores del Ser, es una Mente llena de plenitud.

Repito: no solamente los Agregados Psíquicos hay que eliminarlos. Está claro que hay también que eliminar las Representaciones de la Mente, tanto las negativas como las positivas. Necesitamos limpiar dentro de la Mente toda basura, necesitamos que la lámpara arda dentro del Templo de la Mente, necesitamos que la llama de oro pueda arder con luz serena dentro del ámbito del Templo. Cuando la Mente está quieta, cuando la Mente está en silenció, adviene lo nuevo.

Decimos que esta senda es muy hermosa pero, ¿qué hacemos con las preocupaciones, qué hacemos con los sufrimientos que nos ocasionan los demás? Es imposible llegar a tener la Mente quieta, en silencio, cuando vivimos en un mundo lleno de problemas y dificultades, es absurdo. Desintegrando los Agregados inhumanos que en nuestro interior cargamos, los problemas y las dificultades concluyen. Así pues, lo que necesitamos, hoy por hoy, es dejar la pereza mental, trabajar muy duro sobre sí mismos. Hasta aquí mis palabras. Si alguno de los hermanos tiene algo que preguntar sobre el tema, puede hacerlo con la más absoluta libertad.

P.- Maestro, sobre la quietud de la Mente y una Mente aquietada, ¿qué podría decirnos?

V.M.- Bueno, naturalmente que hay que distinguir entre una Mente que está quieta y una Mente que está aquietada, entre una Mente que está en silencio y una Mente que está silenciada. En nombre de la verdad, debemos de decir en forma enfática que la verdadera quietud y Silencio de la Mente advienen cuándo el Ego y las Representaciones o Entendimiento han muerto. La Mente está descansada, en silencio, la Mente se torna receptiva, queda en manos del Ser y solo el Ser puede hacerlo.

P.- Maestro, ¿cuál es la manera más práctica?

V.M.- Lo más práctico es el sentido común. Aunque muchos dicen que es el mas común de los sentidos, yo diría que es el menos común. Claro que si aquí llega un ladrón y abro las puertas para que entre, entonces cometo un absurdo, pero si llega un hermano y da golpes acompasados y rítmicos, en esa puerta, pues con mucho gusto le abro la puerta. También si viene «Juan Perico de los Palotes» y trae un poco de emociones negativas, está emocionado, porque resulta que encontró a una persona del sexo opuesto para su lujuria, para su fornicación y comienza a hablar de pornografía y yo, muy contento, le abro las puertas, estoy abriendo las puertas a una emoción negativa. Si viene un drogadicto fumando marihuana, me dice que muy bueno, que él a través de la marihuana ha tenido tales y cuales percepciones, que ha logrado hasta mensajes del más allá, del no sé qué, y, emocionado, me dice que «me de un toque» y yo me doy un «toque», soy un imbécil, ¿verdad? He abierto las puertas a una emoción negativa. Esto está claro, no hay necesidad de complicar las cosas.

P.- ¿Quiere decir esto Maestro, que uno hace mal cuando habla de una persona ya sea bien o mal, siendo que los criticones no transforman estas impresiones?

V.M.- Pues sí, uno no tiene por qué ocuparse de las personas ni para bien ni para mal, cada cual es cada cual. De manera que mejor será respetar la vida ajena y no abrir las puertas a las emociones negativas, eso es absurdo.

P.- Maestro, en lugar de Representaciones negativas o positivas, ¿qué debemos tener nosotros para actuar?

V.M.- Por ahora trabajar, no queda mas remedio. A Trabajar, desde ahora dedícate a Trabajar sobre ti mismo. El día que hayas eliminado los Agregados Psíquicos, el día que hayas eliminado las Representaciones de la Mente, entonces ese día las cosas cambiarán, ese día abrirás el corazón, ese día recibirás los chispazos que vienen de las partes superiores de tu propio Ser, serás un individuo íntegro. Ahora, a ¡Trabajar!

P.- Venerable Maestro, cuando se está en el Trabajo y se logra tener determinadas percepciones sin identificarse con ellas, ¿es un producto de la auto observación?

V.M.- El Sentido de la Auto-Observación se va desarrollando conforme uno lo va usando. Obviamente se necesita usarlo, porque órgano que no se usa se atrofia. A medida que uno va Auto-Observándose cuidadosamente, el Sentido ese maravilloso de la Auto-Observación Psicológica va entrando en actividad. Pero tiene uno que estar, dijéramos, en acecho místico, para buscar, Auto-Observándose uno sus propios errores. A medida que uno se Auto-Observa, el Sentido de la Auto-Observación Psicológica se va desarrollando.

P.- Definitivamente, ¿debemos hacer prácticas para despertar facultades estando así, sin Morir?

V.M.- Lo más importante es la Auto-Exploración Psicológica de sí mismo para Auto-Descubrirse. En todo Auto-Descubrimiento existe también Auto-Revelación. Cuando uno admite que tiene una Psicología particular, individual, comienza a Auto-Observarse sus propios errores. Cuando uno descubre que tiene un error debe tratar de comprenderlo profundamente en todos los niveles de la Mente. Cuando uno ha comprendido el error, puede darse el lujo de reducirlo a polvareda cósmica con la ayuda de la Serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes. Me refiero en forma enfática a Devi Kundalini Shakti, que se desenvuelve y se desarrolla en la espina dorsal. «Buscad primero el reino de Dios y su Justicia, que todo lo demás se les dará por añadidura».

P.- ¿Podrá ser una Representación mental el origen de un Agregado Psíquico?

V.M.- No confundamos a la gimnasia con la magnesia. Una cosa son las Representaciones mentales y otra los Agregados Psíquicos. Representaciones mentales existen de instante en instante, de momento en momento. Tú mismo, aquí, en estos momentos, estás lleno de representaciones mentales. Pero las representaciones de la Mente pueden ser alteradas, convertirse en demonios perversos, pero son REPRESENTACIONES. Ninguna Representación podría dar origen a un nuevo Agregado, las Representaciones son de una Mente, y los Agregados son de otra.

P.- Venerable Maestro, entonces ese demonio que resulta de la Representación... el método que se necesita para eliminarlo, ¿es el mismo que se hace para eliminar los YOES?

V.M.- Obviamente así es. Si uno apela a la Serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes para eliminar determinadas representaciones, podemos recibirla enseguida y esas Representaciones quedarán reducidas a polvareda cósmica. La Mente debe estar clara, libre, debe ser un Templo sin establos lujuriosos donde arda únicamente la llama de Prajna, es decir, la flama del SER.

P.- Maestro, ¿entonces las Representaciones son producto de los Yoes?

V.M.- No señor, ya dije que no hay que confundir la gimnasia con la magnesia, que una cosa son las Representaciones y otra los Agregados Psíquicos. Así como en el mundo de los sentidos los objetos son fundamentales, porque realmente los objetos están ubicados en el mundo de los sentidos, así también hay un mundo de la Mente. Las Representaciones dentro de la Mente, por lo común, son un lío terrible, positivas o negativas...

P.- Maestro, entonces las Representaciones que vienen a nosotros cuando estamos tratando de hacer una Meditación, así sean de personajes muy sagrados para nosotros, ¿qué pasa?

V.M.- Cuando se está en Meditación, por lo común, vienen muchas Representaciones a la Mente, pero si se analiza la cuestión se descubre que tales Representaciones están metidas dentro de la Mente, que ahí han estado siempre. Se necesita libertarnos, la Mente debe quedar limpia para que en vez de Representaciones llegue a nosotros los mensajes que vienen de allá, a través de los Centros Superiores de allá. Una cosa son los mensajes que vienen de allá y otra cosa son las malas formas mentales que vienen a la Mente, las Representaciones.

Las Representaciones son una cosa y los mensajes son otra. Los mensajes vienen repito, a través de las partes superiores del Ser y llegan a la Mente Superior, a la Mente cristalina. Tienen un sabor nuevo, no son del tiempo, están más allá pues del tiempo. Nosotros tenemos que abrirnos a lo nuevo, en cambio las Representaciones no tienen jamás un sabor nuevo, las Representaciones son del tiempo.

P.- Maestro, cuando se presenta una Representación dentro del terreno pero la persona no se identifica con ella sino que la estudia, ¿cómo se podía explicar eso? ¿Qué resultados se obtiene?

V.M.- Pues bien, siempre sucede que eso es una Representación. Durante el sueño, por lo común, siempre hay Representaciones de tipo subjetivo, incoherente, vagas, imprecisas. Si la persona no se identifica o no se fortalece con tales Representaciones, únicamente las estudia y, al estudiarlas, las comprende y sabe de qué clase son tales representaciones. Por lo común, se encuentran relacionadas con muchos errores del pasado, pero hay que distinguir claramente entre Representaciones y Agregados Psíquicos. Uno puede tener en la Mente representaciones de todos sus amigos de lujuria, esas son representaciones que tarde o temprano tienen que eliminarse. Los Agregados son otra cosa, los Agregados personifican a nuestros defectos. Las Representaciones son simples formas mentales. La representación de una piedra, la representación de un hombre, la representación de un animal, son simples formas. Debemos tener la mente libre, el Templo de la Mente debe estar limpio, puro.

P.- Venerable Maestro, las Representaciones positivas o impresiones positivas, ¿se puede hacer el mismo trabajo que se enseñó con relación a la transformación de impresiones con relación a las representaciones?

V.M.- Pues es bueno tratar de comprender una Representación antes de eliminarla en forma similar como se hace con los Agregados Psíquicos. Cuando uno comprende que una Representación no es mas que una forma de la Mente, pues debe eliminarla, pero tiene que comprender para luego eliminar, y la elimina con el Fuego de la Serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes.

P.- Maestro, cuando hay transformación de las impresiones, ¿puede haber Representaciones?

V.M.- Uno puede digerir determinadas impresiones pero no puede evitar que las representaciones que tiene en la mente almacenadas, dejen de existir. Tiene que procurar comprenderlas para luego eliminar.

P.- Una experiencia en los mundos internos, ¿hasta qué punto es una Representación mental?

V.M.- Mientras subsista el EGO no se es idóneo para las investigaciones en el espacio psicológico. Nadie podría conocer los mundos internos del planeta Tierra si antes no conoce sus propios mundos internos. Nadie podría conocer los mundos internos del sistema solar si antes no conoce sus propios mundos internos. Nadie podría conocer los mundos internos de la galaxia en que vivimos si antes no conocemos nuestros propios mundos internos particulares, individuales. No se puede ser idóneo para la investigación psicológica dentro del espacio psicológico en que vivimos, en tanto no se haya desintegrado el EGO y acabado con las Representaciones que emanan del mundo rústico sensorial.

Las gentes necesitan antes que todo, aumentar el porcentaje de Conciencia para poderse convertir en verdaderos investigadores idóneos del espacio psicológico. Así pues, necesitamos estarnos auto explorando psicológicamente en forma diaria hasta descubrir nuestros errores y reducirlos a polvareda cósmica. Sólo así es posible conseguir en realidad, de verdad, el AUTO-DESPERTAR. Necesitamos dejar a un lado tantas teorías, tantas vaguedades, tantas incoherencias que para nada sirven, convertirnos en individuos despiertos.

En nombre de la verdad hemos de decir que el mundo de la Mente es el depósito de todas las formas mentales pasadas, presentes y futuras. El mundo de la Mente natural o universal debe pues ser estudiado a fondo, profundamente, si es que queremos nosotros entender algo del EGO y de las Representaciones. A muchos hermanos no se les ha podido ocurrir claramente como es la diferencia existente entre EGO y Representaciones.

Hemos dicho en forma enfática que los Agregados Psíquicos todos en conjunto, constituyen eso que se llama EGO, cada Agregado Psíquico es la mismísima personificación de algún defecto de tipo psicológico. Hemos dicho también que dentro de cada Agregado existe cierto porcentaje de Conciencia íntima. Hemos aclarado que desintegrando esos Agregados, liberamos la Conciencia. Hemos dado las técnicas a seguir, más en nuestra plática añadimos a esto de los Agregados algo distinto; me refiero en forma clara y precisa a la cuestión aquella de las Representaciones. ¿Qué diferencia habría, por ejemplo, entre Agregados y Representaciones? Eso es lo que vamos a estudiar en adelante.

Dentro del terreno meramente practicista de la vida, una persona es una persona, un objeto de los sentidos. La Representación mental o imagen mental que tengamos sobre la persona es otra cosa, pero es algo similar a la diferencia que existe entre una persona y su fotografía. La persona es la persona y su foto es su foto, su representación, lo que representa. Hay fotos mentales y una cosa es realmente una persona y otra cosa es una foto mental que sobre la persona tengamos.

La foto mental viene a ser la Representación de la persona. Los Agregados Psíquicos constituyen el EGO, pero las Representaciones perciben los objetos de los sentidos en el mundo de los sentidos. Así también es verdad que existen las Representaciones de la Mente.

En los mundos esotéricos, los mundos internos, en el mundo de la Mente, a tales Representaciones la Fraternidad Universal Blanca las denomina EFIGIES. De ellas hay millones. Les voy a citar un caso de formación de Efigies o de Representaciones: Hace muchísimos años, tenía la mala costumbre todavía de ir al cine. Hace unos 20 años, un día cualquiera, asistí a una película con sabor más bien lujurioso, aparecía una pareja... etc. Vi la película y la eché al olvido, no pensé más en ella, en la película. Más en el mundo de la Mente la cosa cambió. En esa región me hallé en Cuerpo Mental dentro de un elegante salón, estaba sentado junto a una mesa y frente a mí también había una dama muy elegante. Era la misma que había visto en la película, sus mismas facciones, su mismo caminar, hablar, etc. Obviamente me encontraba ante una Representación de aquella figura de la pantalla que había quedado depositada en mi Cuerpo Mental, un objeto, dijéramos, de tipo amoroso con aquella dama mental que no era sino una Representación. Obviamente había un error gravísimo, yo había creado esa Representación, ésa Efigie.

De pronto me vi obligado a descender al Mundo Astral, me hallé luego en un gran Templo, ante un Gran Maestro y un grupo de Maestros. Recuerdo todavía que eso sucedió hace 20 años, que aquel Adepto me dio una nota escrita con su puño y letra. La orden decía: «Retírese del Templo inmediatamente, pero con INRI...»-es decir, conservando el fuego sagrado puesto que no había habido fornicación propiamente o nada por el estilo, eso es todo.

Bastante compungido de corazón comprendí mi error, me dirigí hacia la puerta de entrada de aquel Gran Templo. Mas antes de salir, resolví postrarme en un reclinatorio que allí había cerca de la puerta y pedí perdón. De pronto avanza nuevamente el que me había traído la nota, era nada menos que el mismísimo Guardián del Templo y me dijo: «Señor, se le ha ordenado a usted que se retire, obedezca». Bueno, le dije, es que yo deseo platicar con el Venerable. «Ahora no se puede. Señor, eso podría ser más tarde. En estos momentos él está ocupado en examinar algunas Efigies (Representaciones)». No me quedó más remedio que retirarme de aquel Templo y directamente me vine compungido de corazón a mi Cuerpo Físico.

Ya entre el vehículo denso, me concentré en el Cristo pidiendo perdón, reconocí el error de haber ido a aquel sitio (al cine). Comprendía que había fabricado con la Mente una Efigie y rogué al Misericordioso que repitiera la prueba. Fui escuchado, porque tuve verdadera comprensión y a la noche siguiente, en Cuerpo Mental, fui llevado al mismo lugar, a la misma mesa, con las mismas gentes, con la misma dama, que no era más que una Representación de tipo mental. Cuando iba a comenzar el mismo «ajetreo» de la noche anterior, me acordé de mi propósito de enmienda y saqué de una vez mi Espada Flamígera y la atravesé con ella a esa dama mental. Luego, la desintegré como una forma porque era una forma mental; la llama de la Espada permitía que se desintegrara, que se volviera cenizas prontamente.

Concluida esa labor descendí nuevamente al Mundo Astral, penetré dentro del Cuerpo Astral. Ya en posesión de ese vehículo, me hallé dentro de un Gran Templo, el mismo de la noche anterior. Se me recibió entonces con alegría, fiesta, se me felicitó y, posteriormente, mi Buddha Interior o Buddha Intimo, me instruyó profundamente, me llevó en Cuerpo Mental a los salones de cine, a mostrarme lo que son tales salones. Están todos llenos de larvas. Representaciones creadas por los mismos asistentes a las películas, formas mentales depositadas en esos antros de Magia Negra. Me instruyó el Buddha Interior sobre todos los peligros que implicaba la ida al cine. Me dijo que en vez de estar yendo al cine, debía ponerme a repasar mis vidas anteriores y hasta me hizo repasar algunas páginas. Luego tomó una Espada y la partió así y me dijo: «En esto puedes quedar tú, perder tu Espada si sigues asistiendo a esos antros de Magia Negra». Le dije: Señor, no volveré a esos antros. Y jamás volví.

Así pues, pasaron muchos años sin volver jamás. Confieso sin embargo, porque no puedo ser falso conmigo mismo, que una vez dieron una película sobre el fin del mundo de Miguel de Nostradamus. Bueno, dije, ésta no debe ser mala, se trata de Nostradamus, sobre los tiempos del fin, y fui. Se trataba de Nostradamus y de sus centurias, no sé si ustedes conocen algo sobre el particular. La encontré muy sana, pero tampoco se me reprendió en esa ocasión sobre la película que fui a ver. Y no me atreví a volver, pues de pronto va y me jalan las orejas por estar metiéndome en camisas de once varas.

De manera pues que así son esas películas a «go-go» o esas de mucha lujuria o erotismo. Yo jamás volví a eso, la única excepción fue la de Nostradamus. De todas maneras, reconozco que es peligroso entrar en esos antros porque hay multitud de larvas que no son más que Representaciones, formas mentales de personas, de bandidos; es decir, de todo aquello que han visto en la pantalla. Así que en nombre de la verdad les digo a ustedes que una cosa son los Agregados Psicológicos y otra las Representaciones.

Los difuntos, por lo común, pierden mucho tiempo en el Devachán. No les puedo negar a ustedes que el Devachán sea un lugar de felicidad, delicias y felicidad, pero las figuras que hacen agradable la vida en el Devachán a los difuntos son meras representaciones vivientes de sus familiares, parientes, de sus amigos que dejaron en la Tierra. En una palabra, las formas del Devachán son Representaciones o Efigies vivientes. Resultan de naturaleza insólita, por eso digo que pierden mucho tiempo en el Devachán, pero son felices en esa parte, se sienten acompañados de los seres queridos que dejaron en la Tierra. No se dan cuenta ni en forma remota, que ese mundo de felicidad son meras Efigies mentales. Si se dieran cuenta pues, perderían todo el Devachán.

En la mente de cada uno de nosotros viven muchas Representaciones de nuestros amigos, de nuestros familiares, de nuestros parientes, de nuestros allegados. Es claro, si alguien nos dice algo sobre nuestros familiares, etc., y nosotros cambiamos el concepto que tenemos con respecto a estos últimos, aquella figura se altera, es decir, aquella Efigie mental, dijéramos, es alterada y al alterarse corría las nuevas características de violencia, de robo, de mala fe, ira, etc. que nos atacan violentamente convirtiéndose en un obstáculo para nuestro Trabajo Esotérico.

En estos instantes me acuerdo de Rabinil. Parece un nombre masculino pero se trata de una dama, una mujer del Tibet. Ella se propuso crear, de verdad, una Representación a voluntad, una Efigie mental y le dio a tal figura la forma de un monje tibetano, hasta consiguió la cristalización y materialización de aquél monje. Es obvio que cuando tocaban a su puerta en vez de salir ella a abrir, salía el monje; era visto físicamente, tal era el poder con que lo había materializado.

Después de cierto tiempo, aquella figura, aquella Representación intencionalmente creada por la dama, fue asumiendo características peligrosas; ya no obedecía, hacía lo que le daba la gana, comenzaba a atacar a todo el mundo, aún a ella misma. Y claro, tal dama se espantó. En un Monasterio, entre todos, se dedicaron a destruir tal Efigie. Estaba tan fuertemente materializada que aún siendo ellos, verdaderos expertos en el mundo de la Mente, gastaron como 6 meses de trabajo continuo para desintegrarla. Esa es una materialización de una Efigie Mental.

No debemos abrir nuestra mente a las representaciones negativas, porque esto es perjudicial. Solamente deberíamos abrir las puertas a las impresiones positivas. Si nosotros abrimos las puertas a las impresiones negativas, a la chismografía de alguien o ir a hablar contra alguien que cargamos aquí en la mente, pues el resultado será fatal. Le Efigie o representación mental que cargamos nosotros en nuestro interior de la cual se viene hablando, puede ser alterada precisamente por las impresiones negativas. Tal figura asume entonces características peligrosas, se vuelve contra nosotros y nos ataca violentamente. Eso es claro, cargamos multitud de representaciones y naturalmente cualquiera de ellas alterada, se convierte en un enemigo interior más de los ya existentes.

Es conveniente hermanos que reflexionemos sobre esto, que aprendamos a vivir inteligentemente, sólo así marcharemos por la vía que ha de conducirnos a la liberación final. Es necesario cuidar la Mente. H. P. Blavatsky dijo: «la Mente que es esclava de los sentidos hace al Alma tan inválida como el bote que el viento extravía sobre las aguas...». Nosotros necesitamos controlar los sentidos y la Mente. Muchos pájaros mentales, pensamientos, se meten en la jaula de la Mente, del entendimiento y nos perjudican, me refiero a Representaciones negativas. Ahora comprenderán ustedes mejor lo que estoy diciendo, de que hay que controlar los sentidos y la Mente. Van ustedes por la calle y, de pronto, encuentran en una esquina una revista pornográfica, se ponen a mirarla con algo de obscenidad. El resultado es una nueva creación, una representación mental. Esa nueva representación es un pájaro de mal agüero en la jaula de la Mente, para causar daño y fortificar las emociones negativas y la lujuria.

Por ello, los sentidos deben ser controlados. Desgraciadamente la gente ni se acuerda de controlar los sentidos y la Mente, y eso es GRAVÍSIMO. En vez de leer revistas pornográficas, que a nada conducen sino a la creación de nuevas Efigies mentales, vale la pena estudiar los libros de la sabiduría, las Sagradas Escrituras, etc. No hay duda que el verdadero Saber Iniciativo se convierte en Fuego y por ende en un poder. Mis queridos hermanos, la verdadera Sabiduría, la sabiduría oculta como les dije, ésta si se convierte en fuego, en Fuego Sagrado, Fuego Universal. Yo quiero que ustedes entiendan que el Fuego realmente es un elemento desconocido para los intelectuales, es un elemento que nadie conoce su origen. Nosotros frotamos una cerilla y se produce fuego. Cualquiera nos diría que es el producto de la combustión. No hay tal, antes de que la tal combustión existiera, existía el fuego dentro del brazo para que pudiera moverse el mismo, eso es obvio. Y después de la combustión recibe el fuego; yo diría más bien que con la cerilla esa, la sustancia que produce el fuego latente, es destruida al destruirse el envoltorio dentro del cual está el fuego en estado latente y la llama sale a la superficie.

A nosotros lo que nos interesa realmente no es el fuego físico sino la Signatura Astral del Fuego, es decir el Fuego del fuego, la Llama de la llama. Tal poder ígneo o Crístico, dijéramos, es el Logos Solar. Y eso es lo que nos interesa. Sabemos que el verdadero conocimiento se convierte en Fuego Solar, más una cosa es el fuego aquí en el mundo físico y otra es el Fuego durante la Inmanifestación o en el mundo de las causas naturales o en el Caos. Allí nos encontramos directamente con los Señores de la Llama, que son verdadero Fuego. Y encontramos que ese poder se halla en el Caos, ese poder creador eléctrico que induce toda vida en el Universo. Eso es lo que vemos en las esferas superiores de la Creación Cósmica. El Fuego latente es una maravilla.

Por todas estas y otras cosas, verán ustedes la necesidad de los estudios de esta Sabiduría o esta Ciencia Cósmica Universal, el estudio de la Gnosis. Sólo este conocimiento está relacionado con las distintas partes del Ser, puede convertirse en Fuego, en Fuego viviente y filosofal.

Mucho se ha hablado de los Buddhas. No hay duda que hay Buddhas de Contemplación y Buddhas de la Manifestación. Pero éstos, son criaturas que dominaron a la Mente, que destruyeron el Ego, que no dieron en sus corazones entrada a las emociones negativas, que no se dieron el mal gusto de crearse Efigies mentales en su propia mente ni en mentes ajenas. Recordemos a Soncapac, es el mismo Buddha Gautama reencarnado en el Tibet.

Otra cosa es el Buddha del Buddha Amithaba, su verdadero prototipo divinal. Amithaba es el Buddha de Contemplación y Gautama, dijéramos, el Buddha terrenal o Bodhisattva. No podemos negar que a través de ese Gautama se expresara brillantemente Amithaba. No podemos negar que más tarde Amithaba enviara directamente a Gautama (el Bodhisattva o Buddha terrenal) a una nueva reencarnación. Entonces se expresó como Soncapac. Estos son Buddhas de Contemplación, son Amos de la Mente, criaturas que se liberaron de la Mente, Señores del Fuego. Es claro, todos esos Buddhas adoran al Gran Buddha, es decir, al LOGOS y le rinden culto.

Miradas las cosas desde este ángulo, desde este punto de vista, vamos comprendiendo cada vez más la forma de libertarnos de la Mente, de aprender a vivir sabiamente, si es que queremos en realidad, de verdad, convertirnos en Buddha de Contemplación. Eso es obvio. Debemos sentir la NECESIDAD de la liberación final; de lo contrario no sería posible la LIBERACIÓN.

En nombre de la verdad hemos dé decir: en tanto nosotros seamos esclavos del EGO y de las Representaciones de la Mente, la Liberación final será algo más que imposible.

¿Por qué los desencarnados pierden el tiempo? Repito, por las Representaciones. Estas les acompañan en el Devachán y aunque gocen de una aparente felicidad, obviamente estén perdiendo el tiempo miserablemente, la humanidad pierde mucho tiempo con el Ego. Todo eso es más amargo que la hiel.

Ha llegado el momento de entender que la Luz Increada es lo fundamental, el deseo hacia la vida se convierte en Luz Increada. Esta Luz Increada surge del fondo de las tinieblas del NO SER. Todos nosotros debemos anhelar la Luz Real y Trabajar en el propósito de Nacer algún día en la Luz Increada.

Actualmente hay muchos Bodhisattvas en el mundo. Sucede que en las épocas pasadas de nuestro planeta Tierra, durante las Edades de Oro, Plata y Cobre, muchos entraron en los Misterios, se hicieron Adeptos. En otros términos, se convirtieron en Buddhas. Pero cuando vino la Edad de Kali Yuga, el Ego tomó una fuerza terrible, tomó fuerza en todos esos antiguos Iniciados porque ellos no supieron vivir, sucumbieron ante las tentaciones. Si no, no hubiera resurgido en ellos el Ego. Hoy andan por la faz de la Tierra muchos Bodhisattvas caídos. Si cuidaran más la Mente, desintegraran el Ego y se propusieran no crear más Efigies mentales, resurgirían victoriosos.

¿Qué es un Bodhisattva? Sencillamente es un germen, una semilla. Una semilla con un organismo etérico microscópico que puede desarrollar en sí mismo un Ser Celestial; más si no lo hace, tal semilla no se desarrolla, se pierde la oportunidad. Seres gloriosos que vivieron en las civilizaciones de Egipto, de Babilonia, etc., se hallan latentes ahora en esas semillas que en algunos sujetos se encuentra almacenada dentro de sus glándulas sexuales endocrinas.

Si esta semilla con un organismo etérico consiguiera desarrollarlo, esos Seres quedarían en plena posesión de su cuerpo y serían una bendición para la humanidad. Más desgraciadamente el peor enemigo que tienen todos esos seres caídos, todos esos Adeptos destronados, es la Mente.

Por eso he insistido tanto sobre la necesidad de no abrir las puertas de nuestra Mente a las impresiones negativas que pueden alterar algunas Representaciones que obstaculizarían el avance hacia adentro y hacia arriba. Por ese motivo he insistido demasiado en la necesidad de desintegrar el querido EGO. Es que el Ego y el SER son incompatibles, eso es obvio.

Bueno, espero que hayan podido comprender lo que son las Representaciones Mentales o efigies en el mundo de la Mente. Antes de terminar esta cátedra doy libertad de palabra a fin de que los que no hayan entendido pregunten y pueden hacerlo, como les dije, con confianza.

P.- ¿Retornan las Efigies con el Ego o se desintegran con la Personalidad?

V.M.- Las Efigies pueden conservarse por algún tiempo hasta que se van debilitando poco a poco. A veces retornan, no todas las veces y se van debilitando poco a poco. Cuando uno pierde interés en tal o cual Efigie o Representaciones, éstas ya no pueden alimentarse y se van disolviendo.

P.- Maestro, uno se hace Representaciones buenas y malas, ¿las Representaciones buenas forman Efigies?

V.M.- Claro está, las hay buenas. Hay Representaciones o Efigies positivas y negativas, pero no son sino meras formas mentales. Cuando uno aprende a vivir de instante en instante, la posibilidad de crear tales formas desaparece, pero si uno continua en el tiempo, las Efigies también continúan creándose con el tiempo.

P.- Dichas Efigies positivas, ¿también habría que eliminarlas?

V.M.- Tanto unas como otras no son sino meras figuras fugaces, vanas, que no tienen ninguna verdadera realidad y por lo tanto es mejor desintegrarlas.

P.- Entonces, las Efigies negativas son las que más nos están perjudicando.

V.M.- Obviamente así es, son las que más daño nos hacen. Podría suceder que una Efigie positiva, supongamos sobre un amigo, fuera adulterada por haberle dado oídas por ejemplo, a un chisme sobre el mismo. Entonces, ya alterada esta Efigie, ella asume la nueva forma que nosotros le damos y claro, se convierte en un enemigo interior que nos ataca y nos puede hacer hasta fracasar.

P.- ¿La diferencia entre la Representación y el Ego es que el Ego tiene una porción de Esencia enfrascada y la Representación no?

V.M.- Es correcto, en la Representación no hay ninguna Esencia embotellada.

P.- Venerable Maestro, ¿la vanidad de creerse un buen Gnóstico es una Representación?

V.M.- Bueno, eso ya cambia la cosa. Si uno tiene la vanidad de creerse un buen Gnóstico eso ya se debe al YO de la VANIDAD, no hay ninguna Efigie, ninguna Representación. Sencillamente se siente la «mamá de los pollitos» y el «papá de Tarzán», eso es todo.

P.- El método para eliminar el Ego lo vamos asimilando diariamente en la práctica, pero para eliminar las Efigies, ¿qué método es necesario?

V.M.- Pues, como es arriba es abajo: por medio de la flamígera de las armas de Vulcano, podemos nosotros desintegrar un Ego que es tan pesado, regidos por 96 leyes unos, hay de 48, de 24, de 12, también Egos de 96 por 1, por 2, por 3, por 4. por 5, por 6, por 7, por 8, por 9. Y sin embargo los desintegramos mediante el Trabajo intenso de la Forja de los Cíclopes, en la Fragua encendida de Vulcano. ¡Cuánto más una Representación! Para desintegrarla no necesita tanto esfuerzo, bastaría con un poquito de atención y un solo Trabajo que haga en la Forja para desintegrar una Efigie.

P.- ¿Qué hacemos con aquellas Efigies que tenemos desde la infancia?

V.M.- Bueno, parece que tú estás confundiendo las Cintas Teleoginoras con las Representaciones. Y si es la representación de una película que vio en la infancia, el procedimiento es el mismo que se utiliza para desintegrar el Ego, no se necesita tanto trabajo para poder desintegrar una Representación.

P.- A consecuencia de qué se forman las Representaciones, ¿será por el Ego?, ¿Por el estado en que se encuentra nuestra mente?

V.M.- Pues, a los sentidos, porque es claro que las formas de los sentidos penetran a través de los sentidos y ahí quedan depositadas en forma de Representaciones. Un Buddha es una criatura que no tiene Representaciones, por eso es un Buddha, porque no carga Representaciones en la Mente, ni positivas, ni negativas, Por eso es un Buddha, está íntegro, unitotal, iluminado. Ha desarrollado, dijéramos, en sí mismo, la LUZ INCREADA, la ha autorrealizado en sí mismo.

P.- Venerable Maestro, ¿una Representación positiva puede servir para que una persona se cure?

V.M.- Bueno, esa Representación que se utiliza para que ella se cure es una Representación positiva, pero después de haberla utilizado para que esa persona se cure hay que desintegrarla, de lo contrario queda ahí molestando en la Mente.

P.- Venerable Maestro, ¿tiene algo que ver la Representaciones de la Mente con la imaginación mecánica?

V.M.- Cuando la Representación surge mecánicamente está relacionada con la imaginación mecánica, pero cuando surge en forma intencional, indubitablemente se trata de la imaginación consciente que ha tomado parte para dar forma a la Representación.

P.- Las Representaciones nos las podemos hacer de las demás personas, pero, ¿realmente nosotros podemos crear Representaciones de nosotros mismos?

V.M.- Uno puede crear cuanta Representación quiera, así como la dama aquella que creó la Representación del Monje y se demoró 6 meses para desintegrarla.

P.- Venerable Maestro, ¿me podría dar un ejemplo de una Representación que pudiéramos crear?

V.M.- Bueno, tú te imaginas que eres un Superhombre lleno de poder y haces una Representación de ti mismo. Uno puede crear con su mente Representaciones positivas o negativas.

P.- Maestro, ¿los Íncubos y los súbcubos son una variedad de Efigies?

V.M.- Bueno, se dice que tales incubos y súbcubos son variedad de Efigies, pero yo iría más lejos. Yo pienso sencillamente que esos tales incubos y súbcubos son Agregados Psíquicos creados a voluntad por el vicio de su progenitor. De manera que podríamos denominarlos Agregados incubos y súbcubos en la Psiquis humana, eso es todo. Roban parte de la Conciencia de su progenitor o de sus progenitores, de manera que no son meras Representaciones.

P.- ¿Estos Agregados incubos y Agregados súbcubos también requieren de una forma especial de destrucción, una técnica especial?

V.M.- Pues he venido reflexionando ahora y veo la necesidad de desintegrarlos lo mismo que se desintegra cualquier Agregado Psíquico, son Agregados creados por los que tienen tal vicio.

P.- ¿Nos ayudaría a esto una limpieza?

V.M.- Aquí lo único que vale es la Lanza y un trabajo firme con la Divina Madre Kundalini en la Forja de los Cíclopes. Ahí no vale limpieza, los Agregados Psíquicos no se eliminan con limpiezas.

P.- Venerable Maestro, la Esencia fuera del cuerpo de los afectos, de los deseos, ¿vería las cosas a través de las Representaciones en forma más complicada?

V.M.- No, las vería dentro del crudo realismo, porque si uno, por ejemplo, dentro del Shamadi, consigue vivir en ese Mundo Atman, o en esa región en la que se expresa Atman con todo su poder, descubre que allí todo es alegría, ve la Naturaleza tal como es, y como fue. Una cosa es ver la foto de una cosa y otra cosa es ver un cuadro de la Naturaleza tal como es, y otra cosa es ver la fotografía de ese cuadro de la Naturaleza. En este caso la fotografía es la Representación de ese cuadro de la naturaleza.

P.- Una persona que haya muerto en sí misma aunque tenga el vehículo físico, una ventana a través de la cual se asoma a este mundo físico, ¿va a ver las cosas tal cómo son?

V.M.- Tal cual son en sí mismas. Hay que distinguir entre las cosas y las cosas. Esto lo asentó ya muy bien Emmanuel Kant, el filósofo de Konimberg, en la «Crítica de la Razón Pura».

P.- Maestro, al no transformar nosotros las impresiones, ¿formamos nuevos Agregados Psíquicos? y al vivir de acuerdo con la filosofía de la momentaneidad ¿dejamos que penetren en nuestra mente Representaciones?

V.M.- Cuando uno vive de acuerdo con la filosofía de la momentaneidad, es claro que no fabrica Representaciones porque vive de instante en instante, eso es obvio, de manera que disolver los Agregados Psíquicos es mejor que aprender a vivir de instante en instante. Conforme uno vaya eliminando los Agregados Psíquicos va aprendiendo a vivir de momento en momento.

Téngase en cuenta que los Agregados Psíquicos son tiempo, el YO es tiempo, es un libro de muchos tomos; Pero si nosotros desintegramos al YO, desintegramos el Tiempo. Es obvio que aprendiendo a vivir de instante en instante se va realizando poco a poco, a medida que uno va eliminando los Agregados PSÍQUICOS: es decir, a medida en que va eliminando el tiempo, a medida que va eliminando el Ego. Se nos ha dicho que Geopash es el peor tirano y es verdad. Geopash es el tiempo, y el tiempo en nosotros es el Ego. Disuelto el Ego ha sido destruido Geopash. Entonces el tiempo ya no existe, aprendemos a vivir a así de segundo en segundo.

P.- Maestro, ¿recomendaría una Representación para eliminar el Ego?

V.M.- Pues eso resulta, dijéramos, un contrasentido. En el sentido común sería tanto como poner en marcha un automóvil poniéndole los frenos. Obviamente no funcionaria el automóvil. La Representación para disolver el Ego no funciona, porque para disolver el Ego lo único que sirve es el Trabajo fecundo sobre la Forja de los Cíclopes.

P.- Maestro, para ver las cosas por uno mismo lo vamos logrando en la medida que vamos muriendo, así lo hemos escuchado de usted mismo. Para ver el Ego en sí mismo, no una Representación del Ego, no un Ego inexistente, imaginario, no, sino tal cual es; o sea, verlo con esa Emoción Superior, esa es la única forma de que el Ego en verdad muera. La práctica de la Muerte del YO se hace estéril en el mismo momento en que nosotros no vemos el Ego tal cual es, si no una Representación del Ego.

V.M.- Bueno, esto ya es sencillamente, dijéramos, un juego de la Psiquis, porque en realidad, de verdad, no podremos nosotros ver al Ego en sí mismo si no se ha desarrollado el Sentido de la Auto-Observación Psicológica. Sólo desarrollando tal Sentido es posible ver al Ego. Ver al Ego como Representación sería caer en un círculo vicioso, una forma de auto engaño.

Nos interesa disolver eso que estamos sintiendo, eso que está pensando en nosotros en un momento dado, eso que en un momento está ofendiendo a otro, eso que en un momento está sintiendo lujuria, eso que en un instante está quemando las carnes de lascivia, eso es lo que hay que desintegrar. Necesitamos ser prácticos. No se trata de formarnos Representaciones del Ego, sino de Auto-Observarnos psicológicamente en sí mismos y desintegrarlo.

P.- Hablando de la Auto-Observación, ¿esto tiene relación con los Centros Superiores de la máquina orgánica?

V.M.- Bueno, obviamente los Centros de la máquina humana superiores están falseados precisamente por la educación recibida. De manera que estos Centros de la máquina humana tendremos que depurarlos y por eso es tan difícil, precisamente, el Trabajo de la Auto-Realización Intima del Ser. Hay dos cosas que nos están perjudicando, que impiden la Auto-Realización de alguien.

Nos referimos precisamente a la falsa educación recibida durante la edad preparatoria y a la herencia. Nuestro padre terrenal, nuestra madre terrenal, tenían determinados hábitos, determinadas costumbres equivocadas o no equivocadas, pero las tenían. Ellos, a su vez, las tenían porque la herencia la tenían en los genes, la habían heredado de nuestros abuelos. Nuestros abuelos tenían las mismas costumbres porque las habían heredado de nuestros bisabuelos y así sucesivamente.

De manera que debido a la herencia que llevamos en los genes, existe la tendencia a repetir determinados errores como nuestros antepasados, y están tan arraigados en nosotros que ni siquiera nos damos cuenta de ello. De manera que eso, la pésima educación recibida durante la edad preparatoria es óbice para la Auto-Realización del Ser.

P.- Maestro, ¿las Representaciones mentales son siempre mentales o también hay Efigies de tipo emocional, instintiva, sexual?

V.M.- Todas las Efigies son mentales, porque al fin y al cabo pues, son el mundo de la Mente. La Mente es la Mente y el Ser es el Ser. El Mundo Astral no es más que Mente condensada, y el Mundo Físico no es más que Mente condensada. De manera que debemos de pensar que las Efigies son mentales, eso es obvio.

P.- Cuando escuchamos a alguien y por nosotros pasa una Representación, ¿qué hacemos?

V.M.- Pues si está teniendo plena atención no tienen porque venirle estas manifestaciones. Mas si no se tiene la plena atención cuando se está escuchando, pues surgen en la Mente otras cosas, pensamientos negativos, recuerdos. Si uno está plenamente concentrado en forma natural, espontáneamente, hay imposibilidad de que surjan tales, pensamientos negativos o recuerdos. Si surgen es porque no se está con la atención puesta sobre sí. Entonces, hay que poner más atención.

P.- Cuando uno está trabajando con la imaginación, ¿cómo hace para saber que no está formando Efigies mentales?

V.M.- Pues el dormido, dormido está. ¡Qué va a saber! Despierta y después sabrás: esa es la cruda realidad de los hechos. Un dormido está dormido, ¡qué ya a saber! Hay que despertar.

Publicado en Didáctica del autoconocimiento

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal