LAS AUTORIDADES

las-autoridades

El gobierno posee AUTORIDAD, el ESTADO posee AUTORIDAD. La policía, la ley, el soldado, los padres de familia, los maestros, los guías religiosos, etc., poseen AUTORIDAD.

Existen dos tipos de AUTORIDAD. Primera, AUTORIDAD SUBCONSCIENTE. Segunda, AUTORIDAD CONSCIENTE.

De nada sirven las AUTORIDADES INCONSCIENTES o SUBCONSCIENTES. Necesitamos con URGENCIA AUTORIDADES AUTOCONSCIENTES.

Las AUTORIDADES INCONSCIENTES o SUBCONSCIENTES han llenado el mundo de lágrimas y dolor.

En el hogar y en la escuela las AUTORIDADES INCONSCIENTES abusan de la AUTORIDAD por el hecho mismo de ser INCONSCIENTES o SUBCONSCIENTES.

Los padres y maestros inconscientes, hoy por hoy, sólo son ciegos guías de ciegos y como dicen las sagradas escrituras, irán todos a parar de cabeza al abismo.

Padres y maestros inconscientes nos obligan durante la infancia a hacer cosas absurdas pero que ellos consideran lógicas. Dicen que eso es para nuestro bien.

Los padres de familia son AUTORIDADES INCONSCIENTES como lo demuestra el hecho de tratar a los hijos como basura, como si ellos fueran seres superiores a la especie humana.

Los maestros y maestras resultan odiando a determinados alumnos o alumnas, y mimando o consintiendo a otros. A veces castigan severamente a cualquier estudiante odiado aún cuando este último no sea un perverso y premian con magníficas calificaciones a muchos alumnos o alumnas consentidas que verdaderamente no se las merecen.

Padres de familia y maestros de escuela dictan normas equivocadas para los niños, niñas, jóvenes, señoritas, etc.

Las AUTORIDADES que no tienen AUTOCONCIENCIA sólo cosas absurdas pueden hacer.

Necesitamos AUTORIDADES AUTO-CONSCIENTES. Entiéndese por AUTOCONCIENCIA el CONOCIMIENTO ÍNTEGRO DE SÍ MISMO, el total conocimiento de todos nuestros VALORES INTERNOS.

Solo aquel que posea de verdad pleno conocimiento de SÍ MISMO, está despierto en forma íntegra. Eso es ser AUTO-CONSCIENTE.

Todo el mundo cree que se AUTO-CONOCE, más es muy difícil hallar en la vida alguien que realmente se conozca a sí mismo. La gente tiene sobre sí misma conceptos totalmente equivocados.

Conocerse a sí mismo requiere grandes y terribles AUTO-ESFUERZOS. Sólo mediante el CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO SE LLEGA VERDADERAMENTE a la AUTOCONCIENCIA.

EL ABUSO de AUTORIDAD se debe a la INCONSCIENCIA. Ninguna AUTORIDAD AUTO-CONSCIENTE llegaría jamás al ABUSO de la AUTORIDAD.

Algunos filósofos están contra toda AUTORIDAD, detestan las AUTORIDADES. Semejante forma de pensar es FALSA porque en todo lo creado, desde el microbio hasta el sol, existen escalas y escalas, grados y grados, fuerzas superiores que controlan y dirigen y fuerzas inferiores que son controladas y dirigidas.

En un simple panal de abejas hay autoridad en la REINA. En cualquier hormiguero existe autoridad y leyes. La destrucción del principio de AUTORIDAD conduciría a la ANARQUÍA.

LAS AUTORIDADES de estos tiempos críticos en que vivimos son INCONSCIENTES y es claro que debido a este hecho PSICOLÓGICO, esclavizan, encadenan, abusan, causan dolor.

Necesitamos MAESTROS, instructores o guías espirituales, autoridades de gobierno, padres de familia, etc., plenamente AUTO-CONSCIENTES. sólo así podemos hacer de verdad un MUNDO MEJOR.

Es estúpido decir que no se necesitan maestros y guías espirituales.

Es absurdo desconocer el principio de AUTORIDAD en todo lo creado.

Aquellos que son AUTO-SUFICIENTES, ORGULLOSOS, opinan que los MAESTROS y GUÍAS ESPIRITUALES, NO SON NECESARIOS.

Debemos reconocer nuestra propia NADIDAD y MISERIA. Debemos comprender que necesitamos AUTORIDADES, MAESTROS, INSTRUCTORES ESPIRITUALES, etc. PERO AUTO-CONSCIENTES a fin de que puedan dirigimos, ayudamos y guiarnos sabiamente.

La AUTORIDAD INCONSCIENTE de los MAESTROS destruye el poder creador de los alumnos y alumnas. Si el alumno pinta, el maestro inconsciente le dice lo que debe pintar, el árbol o paisaje que debe copiar y el alumno aterrorizado no se atreve a salirse de las normas mecánicas del maestro.

Eso no es crear. Es necesario que el estudiante se vuelva creador. Que sea capaz de salirse de las normas inconscientes del MAESTRO INCONSCIENTE, a fin de que pueda transmitir todo aquello que siente con relación al árbol, todo el encanto de la vida que circula por las hojas trémulas del árbol, toda su honda significación.

UN MAESTRO CONSCIENTE no se opondría a la libertadora creatividad del espíritu.

Los MAESTROS con AUTORIDAD CONSCIENTE, jamás mutilarían la mente de los alumnos y alumnas.

Los maestros INCONSCIENTES destruyen con su AUTORIDAD la mente y la inteligencia de los alumnos y alumnas.

Los MAESTROS con AUTORIDAD INCONSCIENTES, sólo saben castigar y dictar normas estúpidas para que los alumnos se porten bien.

Los MAESTROS AUTO-CONSCIENTES enseñan con suma paciencia a sus alumnos y alumnas, ayudándoles a comprender sus dificultades individuales, a fin de que comprendiendo puedan trascender todos sus errores y avanzar triunfalmente.

LA AUTORIDAD CONSCIENTE o AUTO-CONSCIENTE jamás podría destruir la INTELIGENCIA.

LA AUTORIDAD INCONSCIENTE destruye la INTELIGENCIA y causa graves daños a los alumnos y alumnas.

La inteligencia sólo adviene a nosotros cuando gozamos de verdadera libertad y los MAESTROS CON AUTORIDAD AUTO-CONSCIENTE saben de verdad respetar la LIBERTAD CREADORA.

Los MAESTROS INCONSCIENTES creen que todo lo saben y atropellan la libertad de los estudiantes castrándoles la inteligencia con sus normas sin vida.

Los maestros AUTO-CONSCIENTES SABEN que no SABEN y hasta se dan el lujo de aprender observando las capacidades creadoras de sus discípulos.

Es necesario que los estudiantes de las escuelas, colegios y universidades, pasen de la simple condición de autómatas disciplinados, a la brillante posición de seres inteligentes y libres para que puedan hacer frente con todo éxito a todas las dificultades de la existencia.

Esto requiere MAESTROS AUTOCONSCIENTES, competentes, que realmente se interesan por sus discípulos, maestros que estén bien pagados para que no tengan angustias monetarias de ninguna especie.

Desgraciadamente todo MAESTRO, todo padre de familia, todo alumno, se cree a sí mismo AUTO-CONSCIENTE, DESPIERTO, y ese es su más GRANDE ERROR.

Es muy raro hallar en la vida alguna persona AUTO-CONSCIENTE y DESPIERTA.

La gente sueña cuando el cuerpo duerme y sueña cuando el cuerpo está en estado de vigilia.

La gente maneja coches, soñando; trabaja soñando; anda por las calles soñando, vive a toda hora soñando.

Es muy natural que a un profesor se le olvide el paraguas o que en el carro deje abandonado algún libro o su cartera. Todo eso sucede porque el profesor tiene la conciencia dormida, sueña...

Es muy difícil que las gentes acepten que están dormidas, todo el mundo se cree a sí mismo despierto. Si alguien aceptase que tiene su conciencia dormida, es claro que desde ese mismo momento comenzaría a despertar.

El alumno o la alumna olvida en la casa el libro, o el cuaderno que tiene que llevar a la escuela, un olvido de éstos parece muy normal y lo es, pero indica, señala, el estado de sueño en que se halla la conciencia humana.

Los pasajeros de cualquier servicio de transporte urbano, suelen pasarse a veces de calle, estaban dormidos y cuando despiertan vienen a darse cuenta de que se pasaron de calle y que ahora les tocará regresar a pie unas cuantas calles.

Rara vez en la vida está el ser humano despierto realmente y cuando lo ha estado siquiera por un momento, como en los casos de infinito terror, se ve por un momento a sí mismo en forma ÍNTEGRA. Esos momentos son inolvidables.

El hombre que regresa a su casa después de haber recorrido toda la ciudad, es muy difícil que recuerde en forma minuciosa todos sus pensamientos, incidentes, personas, cosas, ideas, etc. etc. etc., al tratar de recordar, hallará en su memoria grandes lagunas que corresponden precisamente a los estados de sueño más profundo.

Algunos estudiantes de Psicología se han propuesto vivir ALERTAS de momento en momento, pero de pronto se duermen, tal vez al encontrar algún amigo en la calle, al entrar a algún almacén para comprar algo, etc. y cuando horas más tarde recuerden su decisión de vivir ALERTAS y DESPIERTOS de momento en momento, entonces vienen a darse cuenta de que se habían dormido cuando entraron a tal o cual lugar, o cuando se encontraron a tal o cual persona, etc. etc. etc.

Ser AUTO-CONSCIENTE es algo muy difícil pero se puede llegar a este estado aprendiendo a vivir alertas y vigilantes de MOMENTO en MOMENTO.

Si queremos llegar a la AUTO-CONCIENCIA necesitamos conocernos a sí mismos en forma ÍNTEGRA.

Todos nosotros tenemos el YO, el MI MISMO, el EGO que necesitamos explorar para conocernos a sí mismos y volvemos AUTO-CONSCIENTES.

Es URGENTE AUTO OBSERVARNOS, ANALIZAR y COMPRENDER cada uno de nuestros defectos.

Es necesario estudiarnos a sí mismos en el terreno de la mente, emociones, hábitos, instintos y sexo.

La mente tiene muchos NIVELES, regiones o departamentos SUBCONSCIENTES que debemos conocer a fondo mediante la OBSERVACIÓN, el ANÁLISIS, la MEDITACIÓN DE FONDO y la PROFUNDA COMPRENSIÓN INTIMA.

Cualquier defecto puede desaparecer de la región intelectual y continuar existiendo en otros niveles inconscientes de la mente.

Lo primero que se necesita es DESPERTAR para comprender nuestra propia MISERIA, NADIDAD y DOLOR. Después comienza el YO a MORIR de momento en momento. ES URGENTE la MUERTE DEL YO PSICOLÓGICO.

Sólo muriendo nace el SER verdaderamente CONSCIENTE en nosotros. Sólo él SER puede ejercer verdadera AUTORIDAD CONSCIENTE.

DESPERTAR, MORIR, NACER. Estas son las tres fases psicológicas que nos llevan a la VERDADERA EXISTENCIA CONSCIENTE.

Hay que despertar para MORIR y hay que morir para NACER. Quien muere sin haber DESPERTADO se convierte en un SANTO ESTÚPIDO. Quien NACE sin haber muerto se convierte en un INDIVIDUO de DOBLE PERSONALIDAD, la muy JUSTA y la muy perversa.

El ejercicio de la AUTORIDAD verdadera sólo puede ser ejercido por aquellos que poseen el SER consciente.

Aquellos que todavía no poseen el SER CONSCIENTE, aquellos que todavía no son AUTO-CONSCIENTES, suelen ABUSAR DE LA AUTORIDAD y causar mucho daño.

Los MAESTROS deben aprender a mandar y los alumnos deben aprender a obedecer.

Aquellos PSICÓLOGOS que se pronuncian contra la obediencia están de hecho muy equivocados porque nadie puede mandar conscientemente si antes no ha aprendido a obedecer.

Hay que saber mandar CONSCIENTEMENTE y hay que saber obedecer conscientemente.

Publicado en Educación Fundamental

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal