images/categorias/el-parsifal-develado-samael-aun-weor.jpg

EL PARSIFAL

Mucho se ha escrito en la vida, más es necesario profundizar...

Vamos ahora a develar con mucho atino y gran acierto el PARSIFAL, la obra cumbre de WAGNER. ¡Quieran los dioses ayudarnos!...

Bien saben las musas que esa obra diamantina del gran Maestro, es algo aparte y excepcional en la dramática WAGNERIANA.

El verbo del Maestro va fluyendo allí deliciosamente como un río de oro bajo la selva espesa del sol.

Publicado en El Parsifal Develado

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

LOS CABALLEROS DEL SANTO GRIAL

Entremos en escena: El lugar de la acción podemos y debemos ubicarlo en las azulosas montañas inefables del septentrión; en la España Gótica...

Resulta incuestionable el que precisamente allí y no en ninguna otra parte, vea Wagner los dominios y el castillo de Montsalvat, ocupado por los sublimes caballeros templarios, terribles custodios del Santo Grial.

Escrito está con caracteres de fuego en el gran libro de la naturaleza, la Ley de los Contrastes.

Es obvio que el límite de la luz son las tinieblas; la sombra de todo Santuario de gloria es siempre un antro tenebroso.

Publicado en El Parsifal Develado

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

EL CÁLIZ Y LA LANZA

Entre el cantar dichoso de las aves, ha rayado la aurora, delicia de sonrosados dedos.

El viejo sabio Gurnemanz acompañado de dos jóvenes escuderos, duerme profundamente bajo la sombra encantadora de un frondoso árbol taciturno...

Por el lado vetusto y solariego del castillo del Grial, resuena poderosa la solemne diana de trompetas que con sus formidables notas saluda victoriosa al grato amanecer...

Al escuchar el himno glorioso y triunfal, el anciano Gurnemanz y sus dos escuderos llenos de infinita veneración, humildemente se arrodillan y rezan con profunda devoción.

Publicado en El Parsifal Develado

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

KLINGSOR EL MAGO NEGRO

En el rincón exótico del valle acogedor, muy cerca de la tierra sagrada de los mahometanos, dicen las leyendas que vivió KLINGSOR, el mago malo, en terrible soledad...

Ignoro ciertamente -dice el viejo Titurel-, cuáles fueran sus pecados, pero él allí quiso ser penitente y santo.

Equivocado sincero y lleno de buenas intenciones, impotente para acabar con la lujuria, empuñó el cuchillo asesino y se castró, capó o mutiló espantosamente.

Publicado en El Parsifal Develado

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

AMFORTAS REY DEL GRIAL

Mujer preciosa para lo mejor nacida; mujer Diablesa para el abismo hallada; perla del solio del Señor caída, inefable rosa de fuego en el Edén crecida y por manos infernales deshojada; cisne encantador de cuello alabastrino en impúdico bacanal cantando... ¡cuánto bien habéis hecho! y... ¡cuánto mal! ¡Oh, Dios mío!

Pero... y es lo mejor, hablemos ahora un poco sobre el rey Amfortas, sucesor del viejo Titurel, quien burló con tanto acierto las astucias del Demonio...

Dice la leyenda de los siglos y esto lo saben nuestros abuelos, que el buen rey tuvo que sufrir lo indecible...

Publicado en El Parsifal Develado

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

LA AMAZONA BRAVÍA

Por el sendero solitario, cual fantasmas vagarosos, abatidos, vacilantes, cabizbajos, andrajosos, se encaminan lentamente los vencidos hacia el lago; y al mirar la lejana torre del templo, bajo cierta luz opalescente que en los cielos alborea, van el paso retardando, como si temiesen llegar...

Rendida Kundry por el cansancio cuanto por los terribles y espantosos remordimientos se arroja en la perfumada tierra...

En esos instantes llega procedente del castillo del Grial, el desdichado cortejo que conduce al rey hacia el baño santo.

Publicado en El Parsifal Develado

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

EL CASTO INOCENTE

Gurnemanz, la voz del pasado, el anciano venerable, después de relatar solemnemente, todo lo que antaño ocurriera en esas regiones misteriosas del castillo de Montsalvat, después de la horrenda pérdida de la santa lanza, continúa expresándose en los siguientes términos:

"Ante el santuario, huérfano de la sublime reliquia, yacía Amfortas en fervorosa plegaria, implorando inquieto una señal de salvación".

"Una intensísima, una deslumbradora refulgencia divina manó entonces del Grial mientras que una visión de ensueño celeste le dijo, con claro acento, estas palabras: "El sapiente, el iluminado por la compasión, el casto inocente, espéralo, ÉL ES MI ELEGIDO".

Publicado en El Parsifal Develado

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

EL HIJO DE HERZELEIDE

Parsifal el casto inocente, es ostensible que en un remoto pasado había también herido con su flecha al cisne de inmaculada blancura, al HAMSA milagroso...

A las diversas preguntas que con tanto énfasis se le hacen, guarda silencio, es obvio que lo ignora todo, ha eliminado el YO, ni siquiera recuerda el nombre de su progenitor terrenal, ha reconquistado la inocencia edénica...

Sólo sabe que su madre se llamó HERZELEIDE y que el bosque más profundo era su morada.

Publicado en El Parsifal Develado

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

PALABRAS DE KUNDRY

Kundry, la Eva maravillosa de la Mitología Hebraica, víctima inconsciente del mago malo, frente al Parsifal Wagneriano, exclama con dolor infinito:

"Yo nunca hago el bien; sólo el descanso quiero... ¡Sólo el descanso para esta mísera extenuada!".

"¡A dormir, y ojalá no despertara nunca!" -en aquel momento comienza a experimentar los fluidos de la sugestión a distancia del mago, e irguiéndose estremecida de espanto, exclama: "¡No! ¡Dormir!, ¡No! ¡Me causa horror todo esto!"-. Da enseguida un grito sordo, todo su cuerpo tiembla como una brizna de hierba agitada por la tempestad, hasta que, impotente contra el maleficio, deja caer inerte los brazos, inclina la cabeza y dando unos pasos vacilantes, cae hipnotizada entre la maleza gimiendo:

"Inútil resistencia. La hora ha llegado. Dormir... Dormir... Es preciso... Es preciso dormir".

Publicado en El Parsifal Develado

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

HIMNO DEL GRIAL

De regreso ya del baño tan delicioso y agradable, se ve pasar la litera del rey rumbo al castillo de Montsalvat.

El venerable anciano Gurnemanz se une al cortejo invitando bondadoso, para el festín sagrado, al mancebo.

Es necesario que el muchacho también reciba los beneficios del Grial...

"Apenas marchamos y siento, sin embargo, que he andado ya lejos", dice Parsifal.

Publicado en El Parsifal Develado

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal