ÁNGELES Y DIABLOS

El ULTRA-MODERNO LUCIFER-PROMETEO, involucionando espantosamente en el tiempo, se ha convertido ahora en EPIMETEO: "El que ve sólo después del suceso" porque la gloriosa filantropía universal del primero ha degenerado desde hace muchos siglos en interés y adoración propios.

¡Oh Dioses Santos! ¿Cuándo podremos romper estas cadenas que nos atan al abismo del misterio?

¿En qué época de la historia del mundo resurgirá el brillante Titán libre de antaño en el corazón de cada hombre?

Morir en sí mismo es radical, si es que de verdad anhelamos con todas las fuerzas del alma armonizar las dos naturalezas Divina y Humana en cada uno de nosotros.

Invulnerabilidad ante las fuerzas titánicas inferiores, impenetrabilidad en grande escala, sólo son posibles eliminando íntegramente nuestros defectos psicológicos, esos horribles Diablos Rojos mencionados en el libro de la Morada Oculta...

SETH, el EGO animal, con todos sus siniestros agregados subjetivos, suele en verdad ser terriblemente maligno.

Escrito está con carbones encendidos en el tremendo libro del Misterio, que el Don Luciférico, terrible cual ninguno, se tornó más tarde y para desgracia nuestra y de todo este afligido mundo, sino en la causa principal, en el único origen del mal...

Zeus tempestuoso, el que amontona las nubes, representa claramente a la hueste de los progenitores primarios, los PITRIS, los Padres que crearon al hombre a su imagen y semejanza...

No ignoran los pocos sabios que en el mundo han sido, que LUCIFER-PROMETEO MAHA-ASURA, el "Dador del fuego y de la luz" encadenado horriblemente al monte Cáucaso y condenado a la pena de vivir, representa también a los DEVAS rebeldes que cayeron en la generación animal en el amanecer de la vida...

No está de más citar en este libro algunos de esos Titanes caídos al rayar el alba...

Recordemos primeramente a Moloch, ángel otrora luminoso, horrible rey manchado con la sangre de los sacrificios humanos y con las lágrimas de los padres y de las desesperadas madres, si bien, a causa de los sonidos de tambores y timbales, apenas si se escuchaban los clamores de los hijos cuando, arrojados al fuego, se inmolaban despiadadamente a aquel execrable monstruo, bello Dios de otros tiempos...

Los Amonitas le adoraron en Rabba y en su húmeda llanura, en Argob y en Basam hasta las más remotas corrientes del Arno...

Cuenta la leyenda de los siglos que Salomón hijo de David, Rey de Sión, levantó un templo a Moloch en el monte del oprobio.

Dicen los siete señores del tiempo que posteriormente el viejo sabio dedicó a tal ángel caído un bosque sagrado en el dulce valle de HINNOM...

Fecunda tierra perfumada que por tal motivo tan fatal, cambiara desde entonces su nombre por el de Tofet y la negra Gehena, verdadero tipo del infierno...

Tras MOLOCH, HOMBRE-ÁNGEL de la arcaica Lemuria Volcánica, donde los ríos de agua pura de vida manaban leche y miel, viene luego BAAL PEHOR el obsceno terror de los hijos de MOAB, que habitaban desde Aroer hasta NEBO y aún mucho más allá de la parte meridional del desierto de Abarim...

Gentes de HESEBOM y HERONAIM en el reino de Sión y más allá de los florecientes valles de SIBMA, tapizados de viñas y en Elealé, hasta el lago ASFALTITES.

Espantoso, izquierdo, tenebroso BAAL PEHOR: En SITTIM incitó a los israelitas durante su marcha por el Nilo a que le hicieran lúbricas oblaciones, que tantos males les acarrearon...

Desde allí, este ELOHIM caído entre los rojos incendios Luciferinos, astutamente extendió sus lascivas orgías tenebrosas hasta el mismo monte del escándalo, muy cerca del bosque del homicida MOLOCH...

Es obvio que así quedó establecida la concupiscencia abominable al lado del odio, hasta que el piadoso JOSÍAS los arrojó en el infierno...

Con estas Divinidades terriblemente malignas que en el viejo continente MU fueran en verdad hombres ejemplares, ángeles humanizados, acudieron aquellas que, desde las deliciosas riberas que bañan las aguas tormentosas del antiguo Eufrates hasta el torrente que separa a Egipto de la tierra de Siria, llevan los nombres indeseables de BAAL y ASTAROTH...

Continuando después en orden sucesivo aparece BELIAL: Desde el EMPÍREO ciertamente no ha caído un espíritu más impuro ni más groseramente inclinado al vicio que esta criatura que en los antiguos tiempos lemúricos fuera realmente un Maestro o Gurú angélico de inefables esplendores...

Este Demonio -Deiduso en otros tiempos-, no tenía templos ni se le ofrecieron sacrificios en ningún altar, y, sin embargo, nadie está con más frecuencia en los templos y en los altares.

Cuando el sacerdote se vuelve ateo, como los hijos de Elí, que desgraciadamente llenaron de prostituciones y de violencia la casa del Señor, se convierten de hecho en esclavos de BELIAL...

HIEROFANTE sublime de las épocas arcaicas de nuestro mundo, ángel delicioso, ahora malvado Demonio-Luciférico: Reina también en los palacios y en las cortes fastuosas y en las ciudades disolutas, donde el ruido del escándalo, de la lujuria y el ultraje se eleva sobre las más elevadas torres...

Y cuando la noche oscurece las calles, entonces vagan los hijos de BELIAL llenos de insolencia y de vino.

Testigos de ellos son las calles de Sodoma y aquella noche horrible en que en una puerta de GAABA se expuso una matrona para evitar un rapto más asqueante.

¡Inspírenme Musas! ¡Háblenme Dioses!, para que mi estilo no desdiga de la naturaleza del asunto...

¿Y qué diremos ahora de AZAZEL, glorioso QUERUBÍN, hombre extraordinario de la tierra antigua?

¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! Cuánto dolor... Esta criatura tan excelente también cayó en la generación animal... ¡Qué terrible es la sed de la lujuria sexual!

Despliega el caído del asta brillante la enseña imperial, que adelantada, extendida y agitada al viento, brilla como un meteoro, con las perlas y el rico brillo del oro que dibujan en ella las armas y los trofeos seráficos...

Y viene después MAMMOM, el menos elevado de los HOMBRES-ÁNGELES de la antigua Arcadia, caído también en la generación bestial...

El fue el primero que enseñó a los habitantes de la tierra a saquear el centro del mundo, como así lo hicieron extrayendo de las entrañas de su madre unos tesoros que valdría más que quedasen ocultos para siempre...

La banda codiciosa de MAMMOM abrió en breve una ancha herida en la montaña y extrajo de su seno grandes lingotes de oro...

¿Y en cuanto al ángel MULCIBER, qué diremos ahora? No fue en verdad menos conocido, ni careció jamás de adoradores fanáticos en la antigua Grecia. Eso lo saben los Divinos y los humanos...

La fábula clásica refiere cómo fue precipitado desde el Olimpo, arrojado por el irritado Júpiter por encima de los cristalinos muros divinales. De nada le sirvió entonces haber elevado altas torres en el cielo...

Hombre genial de la raza purpúrea en el continente MU, caído en los abismos de la pasión sexual...

Y para concluir con esta pequeña lista de Deidusos fulminados por el rayo de la Justicia Cósmica, es necesario decir que de ninguna manera faltan en el PANDEMONIUM, la gran capital de SATANÁS y de sus PARES, ANDRAMELECK, del que tanto hemos hablado en nuestros pasados libros Gnósticos, y ASMODEO su hermano...

Dos resplandecientes TRONOS del cielo estrellado de URANIA caídos también en la generación animalesca...

HOMBRES ejemplares, DIOSES con cuerpos humanos en la tierra de MU, revolcándose abyectos en el lecho de PROCUSTO...

La hueste LUCIFÉRICA-CRÍSTICA que encarnó en la Lemuria arcaica, inducida por aquel NÉMESIS o KARMA SUPERIOR (que controla a los inefables y que es conocido como ley de la KATANCIA), cometió el error de caer en la generación animal.

Nefasta fue para la humana especie la caída sexual de los Divinos Titanes que no supieron usar el Don de PROMETEO y rodaron al abismo.

Nuestros Salvadores, los AGNISHVATTAS, los Titanes superiores del fuego Luciférico, no pueden jamás ser engañados: Ellos, los brillantes hijos de la aurora, saben muy bien distinguir lo que es una caída de lo que es una bajada.

Algunos equivocados sinceros se empeñan ahora en justificar la caída angélica.

LUCIFER es, metafóricamente, la antorcha conductora que ayuda al hombre a encontrar su ruta a través de los arrecifes y los bancos de arena de la vida...

LUCIFER es el LOGOS en su aspecto más elevado, y el "adversario" en su aspecto inferior, reflejándose ambos en y dentro de cada uno de nosotros.

LACTANCIO, hablando de la naturaleza de CRISTO, hace del LOGOS, el VERBO, el "Primogénito hermano de Satán y la primera de todas las criaturas".

Entre la gran tempestad del fuego Luciferino se combaten mutuamente escuadrones de Ángeles y Demonios (Prototipos y Antitipos).

Si aquel buen Señor Amfortas, rey del Santo Grial, hubiese sabido usar atinadamente el Don Luciférico en el instante supremo de la tentación sexual, es ostensible que habría entonces pasado por una transformación radical.

Publicado en El Parsifal Develado

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal