BUSCAD Y HALLAREIS

Las sagradas escrituras dicen: "Buscad y hallaréis, pedid y se os dará, golpead y se os abrirá".

Escrito está con carbones encendidos en el libro de todos los misterios, que el Lanú o Discípulo debe preguntar si es que en realidad anhela con todas las fuerzas de su alma la AUTO-REALIZACIÓN INTIMA.

Bien saben los Divinos y los Humanos que PARSIFAL como Chela o Discípulo, no llegó a ser rey del Grial porque no preguntó el por qué de los dolores de AMFORTAS.

El Pan y el vino de la transubstanciación es repartido por las mesas sacras a las que todos los hermanos se sientan, excepto PARSIFAL quien permanece de pie y en estado de arrobamiento místico; circunstancia deliciosa e inefable de la que sale al fin tan sólo por los desgarradores lamentos del buen Señor AMFORTAS.

GURNEMANZ el viejo Hierofante, creyéndole inconsciente y hasta despiadado frente a todo esto, asume de hecho una actitud severa y le retira indignado del Santo recinto...

Enjuiciando muy seriamente la brillante temática de este regio Drama Wagneriano, glorioso cual ninguno, podemos descubrir no sin cierto asombro místico, los tres grados esotéricos clásicos: APRENDICES, COMPAÑEROS y MAESTROS.

El adolescente aquél de la primera parte del Drama, nada sabe todavía sobre la mansión de las delicias y el rincón del amor con sus mujeres-flores peligrosamente bellas, ni sobre esa KUNDRY, HERODÍAS, GUNDRIGIA, exquisitamente pecadora; es todavía el aprendiz de la Masonería Oculta...

El PARSIFAL de la segunda parte es el hombre que desciende valeroso al Noveno Círculo Dantesco; el aspirante que trabaja en la FRAGUA ENCENDIDA DE VULCANO; el COMPAÑERO.

El Héroe de la tercera parte es el MAESTRO que regresa al templo después de haber sufrido mucho.

El muchacho de la primera parte del Drama ni siquiera ha despertado CONCIENCIA; es tan sólo uno de esos tantos peregrinos que viajan en mucho secreto por entre las oscuras selvas de la vida en busca de un viandante compasivo que tenga entre sus tesoros un bálsamo precioso para sanar su adolorido corazón...

La dicha es muy grande cuando encuentra en su camino doloroso al viejo ermitaño GURNEMANZ, quien, le sirve entonces de guía o Gurú...

El PARSIFAL de la segunda parte es el asceta que baja conscientemente a los MUNDOS INFIERNOS; el hombre que trabaja en la FORJA DE LOS CÍCLOPES; el místico que vence a las siete sacerdotisas de la tentación...

El devoto de la tercera parte es el ADEPTO vestido con el traje de bodas del alma -síntesis maravillosa de los cuerpos solares- en el cual están contenidas la emoción superior, la mente auténtica y la voluntad consciente.

El regreso triunfal al templo del Grial, el la principal característica del Parsifal de la tercera parte.

El anacoreta vuelve al sacro recinto empuñando en su diestra formidable la pica Santa, el asta bendita...

Publicado en El Parsifal Develado

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal