EL BÁLSAMO PRECIOSO

Trae KUNDRY-HERODÍAS cual la Magdala Hebraica de otros tiempos, un pomo delicioso de la Arabia exótica...

Amfortas, el ínclito varón del Santo Grial, con urgencia pide un bálsamo precioso para sanar su adolorido corazón...

Pasaje mirífico de la Dramática Wagneriana que debiera esculpirse gloriosamente en mármoles augustos y con letras de oro...

Concomitancia cristalina en este caso es la del gran KABIR JESÚS ungido por la bella del palacio de Magdalo...

"Buena obra me ha hecho -dijo el adorable-, siempre tendréis a los pobres con vosotros, y cuando queráis les podréis hacer el bien; pero a mí no siempre me tendréis".

"Esta ha hecho lo que podía; porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura".

Fémina de encantos irresistibles quebrantando el vaso de alabastro para derramarlo sobre la cabeza del dulce Rabí de Galilea...

Escrito está con palabras de misterio que sólo la mujer-símbolo, la Diablesa originaria, prototipo de cuanto hay de más excelso y a la par de más abyecto en la tierra, es la única que realmente tiene el poder de ungirnos para la muerte...

Comprensión y eliminación son radicales si es que realmente queremos morir en sí mismos...

Descartar los múltiples agregados Psíquicos (o defectos) que en su horripilante conjunto constituyen el EGO ANIMAL, no resulta en verdad tarea demasiado fácil, tú lo sabes...

Mejor es beber licor femenino que es licor de mandrágoras; si lo bebes jamás errarás el camino...

Erotismo sexual es indispensable; amar es ciertamente el más puro y delicioso anhelo...

Defecto descubierto en forma íntegra, debe ser suprimido, quitado, separado, bajo los encantos de Eros...

No olvides a tu Madre Divina Kundalini: ISIS, REA, CIBELES, TONANTZÍN, MARIA, ADONÍA, INSOBERTA...

El sexo es vaso santo, poned en él tan sólo un pensamiento puro... tras de cada beso debe haber una plegaria, tras de cada abrazo un rito de misterio... en la cópula sagrada pedid y se os dará, golpead y se os abrirá...

Aquella a quien ningún mortal ha levantado el velo, eliminará entonces lo indeseable, lo abominable, y así morirás de instante en instante...

Levantad bien vuestra copa en el festín del amor y cuidaos de verter ni siquiera una sola gota del precioso vino...

No derrames el VASO DE HERMES, embriágate con besos y ternuras bajo la sombra del árbol del conocimiento, mas no te tragues las manzanas de oro del jardín de las Hespérides...

Publicado en El Parsifal Develado

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal