LA PIEDRA FILOSOFAL

Un IT sobre maravillosa piedra. ¿Cuál es la honda significación de este tremendo Misterio?

¡Oh!, casto clérigo -cantaban los bardos evocadores del Gaedhil o de la Galicia prehistórica Irlandesa-, al hablar de sus gloriosas tradiciones milenarias a los sacerdotes católicos que iban a evangelizarlos.

Su profunda significación mágica y sublime... ¿Quién podrá desentrañarla y revelarla?

Nadie sino ÉL, el Elegido podrá descifrar el Misterio de la Piedra y de su IT...

En tratándose de estos sacros portentos que asombran al místico, no resulta en verdad incongruente, aquello de que la sobredicha Piedra se transforme en cráter, Vaso Hermético o Cáliz de esplendores infinitos...

¿A qué viene pues tanta perplejidad, vacilación e incertidumbre, por el poema aquél de Chrétien de Troyes? (Siglo XII).

Si el Santo Grial es una Piedra preciosa traída a la tierra por los ángeles o Devas inefables y puesta bajo celosa custodia de una fraternidad secreta, eso no es óbice para que tal Gema celeste asuma la espléndida forma del Vaso de Hermes.

Henos aquí ya, pues, con la Piedra cúbica de JESOD situada por los Kabalistas hebreos en nuestros mismos órganos sexuales.

Esta es la Piedra Bendita que el patriarca JACOB, vivísima reencarnación del ángel Israel, ungiera antaño con aceite sagrado...

PETERA Iniciática de los Colegios ESOTÉRICOS... Piedra Filosofal de los viejos Alkimistas Medievales...

Piedra de tropiezo y roca de escándalo, como otrora dijera el Hierofante PEDRO o PATAR...

No está de más en este capítulo transcribir con paciencia infinita y profunda serenidad, el texto auténtico de Wolfram de Eschembach relativo a la expresada Piedra y a la Misteriosa fraternidad que la custodia:

"Esos héroes están animados por una Piedra.

¿No conocéis su augusta y pura esencia?

Se llama lápiz-electrix (Magnes).

Por ella puede realizarse toda maravilla, (Magia).

Ella, cual el Fénix que se precipita en las llamas,

renace de sus propias cenizas,

pues que en las mismas llamas remoza su plumaje

y brilla rejuvenecida más bella que antes.

Su poder es tal, que cualquier hombre, por infeliz

que en su estado fuera,

si contempla esta Piedra,

en vez de morir como los demás

ya no conoce la edad,

ni por su color, ni por su rostro;

y sea hombre o mujer

gozará de la dicha inefable

de contemplar la Piedra

por más de doscientos años".

JESÚS el GRAN KABIR dijo: "La Piedra (el sexo) que desecharon los edificadores (religiosos), ha venido a ser cabeza del ángulo". "El Señor ha hecho esto, y es cosa maravillosa a nuestros ojos".

Allende el tiempo y la distancia, KLINGSOR el mago malo la disputó y tuvo por tabú o pecado...

Escrito está y con palabras de fuego en el Drama Wagneriano, que acerado cuchillo descartó violentamente la Piedra Bendita...

Mas, Maese KLINGSOR, melindroso y llorón cual ninguno, después de tan tremendo desatino, extendió sus ensangrentadas manos suplicantes hacia el Grial.

Es obvio que el Guardián indignado le rechazó con la punta terrible de su espada...

Cuentan las gentes de otros tiempos que allá muy lejos, donde comienza la tierra voluptuosa de los Paganos, Klingsor, el Señor de las tinieblas aprendió a odiar el SEXO...

Es ostensible su erudición libresca entre el yermo de penitente y disciplinario...

Creyó el infeliz cenobita en una posible mutación trascendental, mediante la eliminación del instinto sexual...

Señuelo imposible, espejuelo inútil, cimbel absurdo, el de este exótico anacoreta...

Ínclito varón venido de remotos lugares; notable caballero, eximio señor extraño y contradictorio...

Eremita paradójico, presumiendo santidad, puritano tonto con ínfulas de iluminado...

Adoró a Shiva, el TERCER LOGOS, el ESPÍRITU SANTO y sin embargo escupió toda su baba difamatoria en la NOVENA ESFERA (EL SEXO)...

Trabajó tenazmente con múltiples ejercicios PSEUDO-ESOTÉRICOS y se flageló horriblemente hasta la extenuación...

Se vistió con inmundos harapos de mendigo, echó ceniza sobre su cabeza; llevó cilicios sobre su cuerpo mortificado...

Insoportable vegetariano, fue el creador de una religión de cocina; dicen los que lo vieron que jamás bebió vino ni sidra...

A otros guió, cuando mayor necesidad tenía de que le guiaran, y nunca se preocupó por eliminar al Fariseo interior...

Empero, todo fue en vano; descartada la Petera Iniciática, se cerraron ante el indigno las puertas maravillosas del Montsalvat trascendente...

Publicado en El Parsifal Develado

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal