LOS TRES TRAIDORES

"Y vi salir de la boca del Dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas".

"Pues son espíritus de demonios, que hacen señales y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso". (Apocalipsis).

Escrito está con carbones de fuego ardiente en el libro maravilloso de todos los esplendores, que éstos son los tres traidores que asesinaron a HIRAM o mejor dijéramos HIRAM-OSIRIS, el Dios íntimo de todo hombre que viene al mundo.

Debemos buscar con ansia infinita, dentro de nosotros mismos, a estos tres asesinos del Maestro secreto, hasta que al fin un día cualquiera, no importa la fecha, ni el día, ni la hora, podamos exclamar con todas las fuerzas de nuestra alma: ¡El Rey ha muerto, viva el Rey!

Es ostensible que el primer alevoso es ciertamente el asqueante demonio del deseo.

Es incuestionable que el segundo infiel es el demonio horripilante de la mente.

Resulta patético, claro y definido el tercer traidor, el vil demonio de la mala voluntad.

JUDAS es el primero, aquél que vende al Cristo secreto por treinta monedas de plata.

PILATOS es el segundo; siempre se lava las manos y se declara inocente, nunca se reconoce culpable.

CAIFÁS es el tercero; jamás hace la voluntad del Padre; aborreció al Señor y todavía le sigue aborreciendo.

El origen de estos tres malvados ciertamente es demasiado tenebroso; es indubitable que ellos devienen de la perversión espantosa de las tres GUNAS.

SATTVA es la GUNA de la armonía universal.

RAYAS es la GUNA de la emoción.

TAMAS es la GUNA de la inercia.

Cualquier Hierofante iluminado estudiando los registros AKÁSHICOS de la Naturaleza, podrá verificar por sí mismo en forma clara, el hecho trascendental del equilibrio absoluto de las tres GUNAS del misterio durante la noche profunda del gran Pralaya.

Cuando estas tres GUNAS se desequilibran en los platillos de la balanza cósmica entonces se inicia la aurora del nuevo día.

KRISHNA, aquel preclaro varón que otrora cumpliese una gigantesca misión en la tierra sagrada de los Vedas, refiriéndose enfáticamente a las tres GUNAS de la sabiduría antigua, dijo:

"Si el ser encarnado muere cuando el SATTVA predomina, entonces, va a la esfera de los devotos que adoran a lo más elevado".

"Si en el momento de morir predomina el RAYA, uno nace entre la gente adicta a la acción; y si predomina el TAMAS, nace entre los seres que no razonan".

"Los de temperamento SATTVICO van arriba (a las esferas superiores del Universo)".

"Los RAYÁSICOS quedan en el medio (renacen en cuerpo humano en forma inmediata o mediata sin haberse dado el lujo de unas vacaciones en las regiones inefables)".

"Y los TAMÁSICOS van abajo (se sumergen dentro del interior de la tierra, ingresan al reino mineral sumergido para retroceder involucionando en el tiempo, descendiendo por los escalones animal, vegetal y mineral. Después salen otra vez a la luz del sol y luego re-inician un nuevo ascenso de tipo evolutivo que ha de recomenzar en la dura piedra)".

Y aquel ínclito Señor tomó otra vez la palabra para decir lo siguiente:

"Cuando el conocimiento brilla a través de los sentidos se debe considerar que predomina SATTVA".

"Cuando prevalecen la codicia, la actividad, el concepto de nuevas empresas, la intranquilidad, y el deseo, entonces ¡Oh Bharata!, predomina el RAYAS".

"Y cuando predomina el TAMAS, ¡Oh Kounteya!, prevalece la oscuridad mental, la inercia, la inadvertencia y la alucinación".

"Trascendiendo a las tres GUNAS, que causan este cuerpo, el ser encarnado se libera del nacimiento, de la muerte, de la vejez y del sufrimiento, y deviene inmortal".

El KUNDALINI YOGA enseña en forma brillante que el BHUJANJINI o poder serpentino se encuentra enroscado tres veces y media dentro del Chacra Coxígeo. Las tres vueltas representan a la tres GUNAS de PRAKRITI: SATTVA, RAYAS Y TAMAS.

Es un axioma de la sabiduría oculta que la media cola restante representa a VIKRITIS, la modificación de PRAKRITI el eterno femenino.

El evangelio del Señor BUDDHA dice:

"Las tres hijas de MARA (las tres GUNAS pervertidas), tentaron al BODHISATTVA, pero no reparó en ellas, y cuando vio MARA que no podía encender ningún deseo en el corazón del SRAMANA victorioso, ordenó a todos los espíritus malignos que, obedientes a sus mandatos, atacaran y aterrasen al gran MUNI".

"Pero el Bienaventurado los contempló como quien mira los juegos inocentes de los niños y el ardiente odio de los malos espíritus quedó sin resultado. Las llamas del infierno se hicieron saludables brisas perfumadas y los rayos furibundos se trocaron en flores de loto".

"Ante esto MARA (EL DRAGÓN DE LAS TINIEBLAS), y su ejército huyeron. Mientras tanto, de las alturas celestes caía una lluvia de flores y se oían las voces de los buenos espíritus".

"¡Ved el gran MUNI! ¡El odio no conmueve su espíritu! Las legiones del malo (Esos diablos rojos que constituyen el famoso Yo), no le han intimidado. Es puro y sabio; está lleno de amor y compasión".

"Como los rayos del sol barren las tinieblas del mundo, así el que persevera en su busca encontrará la verdad y la verdad le iluminará".

Hasta aquí algunos versículos sagrados del evangelio de nuestro Señor el BUDDHA.

Muchos siglos después, el Divino Rabí de Galilea exclamaba con todas las fuerzas de su alma:

"Conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres".

"Dios es Espíritu, -dice el evangelio Cristiano- y los que le adoren, en Espíritu y en Verdad deben adorarle".

"Cuando, empero, venga el Espíritu de Verdad, El os enseñará todas las verdades; pues no hablará de suyo, sino que dirá todas las cosas que habrá oído, y os pronunciará las venideras".

Escrito está con caracteres de fuego ardiente, que sólo muriendo en sí mismos, podremos encarnar al Espíritu de Verdad. Al que sabe, la palabra da poder, nadie la pronunció, nadie la pronunciará, sino solamente aquél que lo tiene ENCARNADO.

SIDDHARTA, el BUDDHA, el que cumple lo que se propuso, cual el PARSIFAL de la Dramática WAGNERIANA, empuña valeroso la lanza de EROS, para aniquilar primero a los Demonios de SETH (EL EGO) y después a las tres Furias que moran en los abismos terribles del Aqueronte.

Gautama fue ciertamente un Mago de la Iniciación Tantra; practicó el SAHAJA MAITHUNA intensivamente y manejó la lanza con singular maestría.

Publicado en El Parsifal Develado

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal