ARCANOS DE LA SABIDURÍA EGIPCIA

Vamos a continuar con nuestras pláticas y espero que todos vosotros saquéis de ellas los mayores beneficios. Después de éste preámbulo, vamos a entrar en el tema que hoy nos ocupa.

En la Caldea antigua y en el Egipto, existieron catacumbas maravillosas, criptas subterráneas donde se cultivaron los misterios. No está de más recordar las criptas de Tebas y Memphis: incuestionablemente, las primeras fueron todavía más famosas.

Desde el lado occidental del Nilo existieron en aquellos tiempos, largos pasadizos profundos que llegaban hasta el desierto de Libia. En tales criptas, se cultivaron los secretos relacionados con el «KUKLOS ANANKES», el ciclo inevitable, el circulo de la necesidad.

En instantes en que platicamos esto, me viene a la memoria el templo de las serpientes en San Juan de Teotihuacán.

El investigador esoterista podrá ver allí en detalle, esculpida en roca, la serpiente cascabel, y lo más asombroso de todo esto es que junto a la víbora sacra de los misterios Aztecas, resalta también labrado en piedra viva el caracol.

Variados caracoles de lado y lado de la sierpe divinal, resplandecen hermosamente. No hay duda de que en las criptas subterráneas de Caldea, Tebas y Memphis, se cultivara realmente la sabiduría de la serpiente.

Es también muy notorio el estudio trascendental del ciclo inevitable o círculo de la necesidad, que en forma espiraloide o de caracol, se procesa durante la manifestación cósmica.

Vean ustedes, queridos hermanos Gnósticos, que esta noche me acompañan, la íntima relación que existe siempre entre la serpiente y el caracol; reflexionad por un momento en el profundo significado que ambos, serpiente y caracol, poseen intrínsecamente.

Obviamente la serpiente es el poder sexual trascendente, el poder maravilloso que nos trae a la existencia, la fuerza que origina toda vida.

Cualquier esoterista auténtico, sabe muy bien que el poder serpentino sexual de todo el universo, tiene poder sobre los Tattvas y por ende sobre los elementales de la naturaleza. El poder serpentino universal origina infinitas creaciones: Devi Kundalini crea el cuerpo mental, el astral, el etérico y el físico.

Ahora bien, Maha-Kundalini o, en otras palabras, la madre Cósmica, la madre naturaleza, ha creado todo el universo o ha tomado la forma del mundo, obviamente ha realizado también todos sus procesos sobre la base de la línea espiraloide, tan vivamente alegorizadas por el caracol.

Cualquier progreso interior, todo desarrollo íntimo se basa en la espiral de la vida. Nosotros pues, hablando ya en forma personal, podemos decir que cada uno de nos es un mal caracol entre el seno del Padre.

A cada alma se le otorgan o asignan 108 existencias para su Autorrealización, y éstas se procesan en espiras, ya más elevadas, ya más bajas (he ahí el caracol).

Mas ahondemos un poco más, queridos hermanos que esta noche asisten a nuestra plática; vamos a estudiar el «KUKLOS ANANKES», el ciclo inevitable o círculo de la necesidad.

Muy interesante resulta el hecho concreto de que tal tema, tan profundo, sólo se estudiara en esas criptas subterráneas. Indudablemente, ésta es la misma doctrina de la transmigración de las almas, que más tarde enseñara el Avatara Krishna en el Indostán.

Sin embargo es notorio que el «KUKLOS ANANKES» Egipcio, fuera todavía más específico... Ya hemos dicho mucho, y hemos afirmado en estas pláticas lo que es el descenso a los mundos infiernos; hemos puesto cierto énfasis al decir que cumplido el ciclo de las 108 vidas que se le asignan a cada alma, si no nos hemos Autorrealizado, entramos en los mundos infiernos. Obviamente, en esas regiones sumergidas involucionamos espantosamente, hasta llegar al noveno círculo, situado en el corazón del mundo; allí se desintegran los perdidos, se reducen a polvareda cósmica.

Después de la muerte segunda (y esto es cosa que ya hemos dicho en todas nuestras pláticas), el alma o las almas fracasadas resurgen, salen otra vez a la luz del sol para recomenzar la jornada, empezando una nueva evolución que ha de iniciarse inevitablemente desde el escalón más bajo, que es el reino mineral. Lo interesante del «KUKLOS ANANKES» Egipcio, son precisamente las especificaciones, los diversos análisis y síntesis. Es claro que hay que tener en cuenta el rayo en que se desenvuelve cada esencia que brota del abismo y por ende su línea de desenvolvimiento particular.

Variadas son las familias vegetales, variadas las especies animales, etc., etc. Los rectores de la naturaleza no podrán hacer pasar a todas las esencias que han brotado del abismo por un mismo elemento mineral, ya sea este hierro, cobre o plata, etc., o por una determinada familia vegetal, o a través de determinada especie animal; los Gurus-Devas tienen que distribuir la vida sabiamente, porque algunas esencias pueden vivir en el hierro, otras en el cobre, otras en la plata etc.; no todas podrían pasar por el mismo elemento mineral.

Las familias elementales vegetales, están muy bien organizadas en el mundo etérico y no todos los elementales podrían ser pinos o hierbabuena de menta; cada familia vegetal es diferente; hay plantas lunares, mercurianas, venusinas, solares, marcianas, jupiterianas, saturninas, etc., etc., etc. Las esencias de acuerdo con su rayo de creación cada una, tendrá que relacionarse con tal o cual departamento vegetal y solucionar todo esto, saberlo distribuir, es algo que corresponde a los rectores de la naturaleza.

Las especies animales son variadísimas y sería absurdo reincorporar a determinadas esencias en organismos animales que no se corresponden con su rayo de creación: ciertas esencias pueden evolucionar en el reino de las aves; otras en los cuadrúpedos; otras entre los peces del inmenso mar; los rectores de la vida deben saber pues, manejar estas corrientes elementales sabiamente para evitar confusiones, anarquías, destrucciones innecesarias.

Por último, la entrada de las corrientes de vida en el reino de los humanoides racionales es muy delicada; se necesita mucha sabiduría para evitar catástrofes. Vean ustedes pues lo que es esta doctrina de la transmigración de las almas estudiada a fondo por los egipcios. Votan nos habla también de un agujero de sierpe o culebra mencionada por Votan aquí en México, y las criptas de Egipto y Caldea.

Este tal agujero de culebra o de sierpe no es más que una caverna subterránea, una cripta de misterios, donde este gran Iniciado entró triunfalmente... Dice Votan que él pudo penetrar en ese agujero de sierpe, dentro del interior de la tierra, y llegar hasta las raíces del cielo, porque él mismo era una sierpe, una culebra. Los druidas de la región Celta Británica en Europa, también se llama-ban así mismos serpientes. No esta de más recordar el KARNAK Egipcio y el CARNAC Británico; símbolos vivientes del monte de la serpiente.

Publicado en El Quinto Evangelio

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal