IMPLICACIONES ESOTÉRICAS DEL ARTE MEXICANO

 Implicaciones Esotericas del Arte Mexicano Distinguidos hermanos y hermanas gnósticas, hemos visto esta noche DANZAS SAGRADAS, debidamente presentadas por un grupo de jóvenes gnósticos del Distrito Federal. En ella se ve perfectamente la Armonía, la Sabiduría y la Belleza. Y es que en el antiguo México de Anáhuac se cultivó siempre el ARTE SAGRADO; las danzarinas de los Templos instruían a los neófitos, con sus movimientos rítmicos preciosos.

Es bueno saber, que las Danzas Sagradas de los antiguos tiempos, constituían una enseñanza preciosa para el CEREBRO EMOCIONAL: Cada movimiento era semejante a una Letra Sagrada (era, pues, una letra), y un conjunto de movimientos formaba una palabra, y un conjunto de palabras una frase. Así es que, antiguamente, en esta tierra sagrada de nuestros antepasados de Anáhuac, se enseñaba también con las Danzas Místicas, tal como ustedes las han visto.

Danzas similares se vieron en la Babilonia la Grande, entonces se instruía a las gentes a través de estos movimientos preciosos de la danza. Danzas Sagradas se vieron en Eleusis: Dentro de los Templos se danzaba para dar enseñanzas a las gentes. Danzas Sagradas conocieron los Druidas, etc.

De esta tierra sagrada de Anáhuac, viajaron muchos artistas que llegaron al Egipto y al Tíbet, y a la Europa. Esto parecería incongruente, cuando se piensa que solamente los Fenicios fueron grandes navegantes; mas téngase en cuenta, que la ATLÁNTIDA conectaba a México y a toda la América, con la Europa y el Asia. Así que no es extraño hallar todavía, en Egipto, Pirámides Mayas...

Se nos ha dicho, y eso es verdad, que JESÚS DE NAZARETH, el Gran Kabir, HABLABA MAYA. Recuerden ustedes aquella frase que dice: “Helí, Helí, Lamah Zabac Tani”... Frase que resplandeció en el Calvario. Muchos la han traducido en la siguiente forma: “Señor, Señor, cómo me habéis abandonado”... Traducción equivocada. H. P. B. dijo: “Señor, Señor, cómo me habéis glorificado”... Estuvo equivocada tal traducción.

Cualquier habitante de Yucatán sabe lo que significa tal frase, “Helí, Helí, Lamah Zabac Tani”: “Me oculto en la prealba de tu presencia”... Así lo puede traducir cualquier Maya del Yucatán.

Así que Jesús hablaba Maya. Los Judíos, que vieron al Cristo crucificado, no entendieron tal frase. Pensaron que llamaba a Elías, el Profeta, y dijeron: “Vamos a ver si viene Elías a libertarle”... Y es que los Judíos no hablaban Maya...

El Maya, pues, es una lengua muy antigua; los MAYAS son originarios de Atlántida. Los Mayas se establecieron en Yucatán y todo Centro América, mas también colonizaron el Tíbet, pasaron por la India, estuvieron en Egipto, y como dije, aún existen Pirámides Mayas en el país asoleado de Kem.

Al ver todas estas danzas uno se siente realmente conmovido. Éstas son danzas, no de Mayas, si no de la tierra sagrada de Anáhuac. Este tipo de danzas es altamente simbólico; ya vieron ustedes ese poema danzante relacionado, precisamente, con el “Popol”, como decimos nosotros por aquí al Popocatépetl y el Iztaccíhuatl (preciosa leyenda de los siglos)...

No está de más saber que estos dos volcanes aún resplandecen sobre el Valle de México; son los dos silenciosos guardianes que brillan en toda la extensión de la antigua tierra de Anáhuac...

Hay que tener en cuenta que el Arte Sagrado de los antiguos tiempos era, como decía anoche, altamente científico, profundamente filosófico y esencialmente místico.

Es mucho lo que hay que aprender de tantos códices. En los tiempos antiguos, dice la tradición, que “los niños que no recibían el bautismo o que morían en estado de inocencia (porque también se hablaba así en la tierra de Anáhuac), ingresaban al CIELO 13”...

Hay que entender eso, precisamente: Aquellos que han disuelto el Ego, pero que no han creado los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser, pueden RETIRARSE DEL ESCENARIO CÓSMICO E INGRESAR EN EL AEÓN 13 (para hablar esta vez en el lenguaje de la Pistis Sophia).

“Esas Almas, se decía en el antiguo México, podrían retornar en un futuro, después de la Gran Catástrofe que se avecina”. No es, pues, extraño, que muchos seres de la antigua tierra de Anáhuac se retiraran del escenario cósmico, y aplazaran el Adeptado para la Edad de Oro de la futura Tierra transformada.

Todo lo que existe en México es Sapiencia, Sabiduría, así lo dicen sus danzas, así lo dicen la poesía, así lo dicen los códices y las flautas divinales. México contiene en sus entrañas la Sapiencia de los siglos...

Nos viene a la memoria EHECATL, el Dios del Viento, ese Ángel precioso que cooperó ayudando a Jesús en el trabajo resurrectivo. Nos viene a la memoria también, HUEHUETEOTL, el Dios del Fuego, el Cordero Inmolado que borra los pecados del mundo. Huehueteotl es el Fuego, es INRI, y el Fuego arde en todo lo que es, en todo lo que ha sido y en todo lo que será. Sobre la cruz del CRISTO CÓSMICO está escrito la palabra INRI: Ignis Natura Renovatur Integram (“el Fuego renueva incesantemente la Naturaleza”). INRI es el Cristo Cósmico, INRI es el Fuego.

Las DANZAS DEL FUEGO fueron, en realidad de verdad, extraordinarias en la antigua tierra de Anáhuac. Ya vieron ustedes una muestra de lo que son esas Danzas Sagradas.

Nadie conoce en realidad al FUEGO. Si rastrillamos por ejemplo un cerillo brota el Fuego. Creen muchos que se trata de un proceso de combustión química y se equivocan. El Fuego no es el resultado de la combustión; lo que sucede que al rastrillar el cerillo, el Fuego latente allí encerrado, sale a la superficie, queda libre para expresarse.

Pero la mano que rastrilla, necesita Fuego para moverse, y después de que el cerillo se acaba, el Fuego continúa. Así pues, el Fuego es lo que es, lo que siempre ha sido, lo que siempre será; en el Fuego está, la SIGNATURA ASTRAL.

A nosotros nos interesa conocer profundamente la Signatura Astral del Fuego. Obviamente, tal Signatura es el Cristo Íntimo, el Cristo Cósmico, el Fuego del fuego, la Llama de la llama, es el Cristo, es el LOGOS, es el Verbo.

El Fuego está crucificado en el mundo Tierra. Si golpeamos a una piedra con un eslabón de acero, veremos brotar el Fuego. Y es que el Fuego constituye la vida, el Fuego es el Poder de los poderes, el Fuego es la misma vida.

Nosotros vinimos a la existencia por el Fuego y dejamos de existir cuando el Fuego de la vida se aleja. Todos los procesos de la vida y de la muerte existen por el Fuego.

Ahora comprenderán ustedes por que se le rindió mucho culto a Huehueteotl, el Dios del Fuego; ahora comprenderán por que existieron las Danzas Rituales del Fuego en la antigua tierra Mexicana; y es que el Fuego siempre es digno de veneración...

Ahora comprenderán también, ustedes, por analogías, el motivo por el cual los PARSIS rindieron culto al Fuego; ahora comprenderán por qué las VESTALES encendían siempre el Fuego en la antigua Roma...

Hermanos, ahora sólo nos cabe a nosotros volver a los Cultos del Fuego; ahora sólo nos cabe a nosotros encender el FUEGO DEL AMOR en nuestros corazones. “Hay que avivar la Llama del Espíritu con el Fuego maravilloso del Amor”...

Amigos, recordad que nuestro lema divisa es THELEMA. Sólo con el contacto erótico de Adán y Eva puede brotar la Llama dentro de nosotros mismos aquí y ahora.

¡Paz Inverencial! Implicaciones Esotericas del Arte Mexicano

BREVES COMENTARIOS SOBRE UNA OBRA TEATRAL

 Implicaciones Esotericas del Arte Mexicano ...Visitantes, que esta noche nos han honrado con su presencia; hemos escuchado las palabras deliciosas del poema, en boca de una poetisa extraordinaria, y gran declamadora; hemos oído resonar los instrumentos musicales de nuestro México querido, aquí, en Guadalajara (nosotros, los Mexicanos, nos entusiasmamos con las notas de esta ciudad); hemos presentado mi obra titulada “Omar”...

Esta obra ha sido escrita en forma alegórica, simbólica. Podría estar condensada en el Drama viviente de nuestro señor Quetzalcóatl, el Cristo Mexicano; podría también ser expresada en un lenguaje de un Krishna, y hasta en el lenguaje delicioso del Gran Kabir Jesús, el Cristo...

Ahí está la salida del Edén, la Muerte Espiritual de aquél que come de aquel fruto prohibido, que se le dice en el Edén: “¡No comeréis!”...

La Doctrina de la Reencarnación representada por Omar en distintos países de la Tierra: Tíbet, China, México, etc. La Resurrección de Omar entre gritos de niños inocentes, y música mexicana...

He ahí, pues, un drama, que de vida en vida, viene del oriente hasta el occidente, y de nuevo toma cuerpo en México para decir: “¡Viva México!”... Implicaciones Esotericas del Arte Mexicano

Publicado en El Quinto Evangelio

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal