MITO Y REALIDAD DEL INFIERNO CRISTIANO

Mito y Realidad del Infierno CristianoMito y Realidad del Infierno Cristiano...Dentro del interior de la Tierra. En ellas viven los...Mito y Realidad del Infierno Cristiano...cuando se han cumplido las 108 Existencias ya no se le da a uno más cuerpo físico, ingresa a la INVOLUCIÓN SUMERGIDA de los Mundos Infiernos. Allí involuciona en el tiempo, hasta llegar a la Muerte Segunda...

Repito: El DANTE no estaba loco. Y el que se atreva a decir que el Dante estaba loco, ése, realmente, es un necio. El mundo ha reconocido al Dante y lo seguirá reconociendo, al autor de “La Divina Comedia”, al buen discípulo de Virgilio, el poeta de Mantua.

Así pues, que el Dante florentino, repito, no estaba loco. DESCRIBIÓ ESOS MUNDOS INFIERNOS en forma simbólica, no lo habló crudamente, no lo dijo literalmente, porque en aquella época no se podía hablar como estamos hablando ahora aquí.

Si él lo hubiera hablado en su forma cruda, pueden ustedes estar seguro que lo habrían quemado vivo en las hogueras de la Inquisición.

Él tuvo que saber hacer las cosas, saber escribir inteligentemente para los comprensivos. Se nos muestra allá, en el interior de la Tierra, como esos condenados se volvían pedazos, se volvían polvo, eso lo dijo y está escrito y ustedes, léanlo, ahí está.

Las Religiones tampoco están locas, señores. ¿Creen ustedes, acaso, que la Religión Cristiana, está enseñando el Infierno por puro dogma, o creen ustedes que la Religión de Mahoma o la de los Budistas, por pura tontería enseñan el Infierno? Si todas LAS RELIGIONES HABLAN DE UN INFIERNO, quiere decir que el Infierno existe.

Pero MUNDOS INFIERNOS mundos dentro de mundos, ubicados en las Nueve Dimensiones de la Naturaleza y del Cosmos.

Si lo cree las gentes que lo crean, y si no lo creen pues que no lo crean; lo que es, es. Uno podrían negar el Sol decir que no existe, y él seguirá existiendo; uno podría decir que los Mundos Infiernos no existen, y siguen existiendo; uno podría decir que este vaso no existe, y sigue existiendo; uno podría decir lo que quiera, pero lo que existe, existe. Puede negarlo, pero sigue existiendo lo que existe...

Un modo de comprobación: El que llega a DESPERTAR CONCIENCIA puede visitar los Mundos Infiernos; ahora si uno aprende a salir del cuerpo físico a voluntad (como les enseñe a noche y anteanoche), pues, también puede darse el lujo de visitar esos mundos para poder evidenciarlos, para poder verificarlos, para poder tocarlos y verlos...

Cuando se han agotado las 108 Vidas, entonces se ingresa en esas regiones y se pasa por un proceso de “muerte” hasta la desintegración, ésa es la “MUERTE SEGUNDA” del que hablara Nuestro Señor Jesús, el Cristo, en los Santos Evangelios, y de la cual hablara también el Vidente de Patmos.

Después de la Muerte Segunda, el Alma libre ya, sin el Ego, sin el Yo, sin esos Yoes, es capaz de salir a la superficie, a la luz del Sol para ingresar en los Paraísos Elementales de la Naturaleza. Entonces vuelve a pasar por los PROCESOS EVOLUTIVOS extraordinarios: Asciende desde el mineral al vegetal y del vegetal hasta el animal, desde el animal hasta el hombre, y al llegar al Estado Humano se le asignan 108 VIDAS, para que se AUTORREALICE, para que se Divinice, para que llegue a la Maestría, para que llegue al Estado Angélico.

Mas si vuelve a FRACASAR, pues, el proceso se repite, y al fin y al cabo, hay 3.000 CICLOS o Edades de ésas. Si alguien llegó a la Rueda 3.000 y nunca se convirtió en Maestro, jamás se hizo Adepto de la Fraternidad de la Luz Interior, al fin SE SUMERGE su Alma, su Esencia pura, sin Ego, sin nada de eso, ENTRE EL OCÉANO DE LA GRAN REALIDAD. Es una “Centella” de Dios que se dedica a gozar de la Felicidad, no será un Maestro pero sí una “Centella” de la Divinidad...

Así pues, quiero que ustedes sepan, podemos nosotros EVITARNOS EL DESCENSO al Mictlán, al Averno, y eso es posible DESTRUYENDO ahora mismo todos ESTOS YOES que llevamos en nuestro interior; hay necesidad de cambiar radicalmente.

Un hombre es lo que es su vida. Si un hombre no cambia su vida, si no la transforma, si no trabaja para modificarla, está perdiendo el tiempo miserablemente. La muerte es el regreso al principio, al punto de partida original.

Cuando uno muere se lleva al otro lado su propia vida y cuando vuelve la trae, la vuelve a proyectar otra vez sobre el tapete de la existencia.

Así pues, que es necesario saber que todos nosotros, realmente, no hacemos otra cosa, al Retornar, que repetir los mismos hechos del pasado.

Unida, pues, a la Ley del RETORNO está la Ley de RECURRENCIA, es que todo vuelve a ocurrir tal como sucedió. Esto tiene una explicación; voy a decirles: Supongamos que en una cantina tuvimos una “bronca”, supongamos eso, es claro que el Yo de la “bronca” pues, está vivo allá dentro. Cuando llega la hora de la muerte ¿qué? Sí, todos los Yoes entran en la Quinta Dimensión, y el de la bronca también...

Cuando uno retorna, cuando vuelve a este mundo, allí está el Yo de la “bronca”; y cuando uno nace, quizás ese Yo, pues, entre en el cuerpo después de cierto tiempo, pero a la edad que sucedió la “bronca” en la pasada existencia, a esa edad, encuentra una “bronca” ¿porqué?

Si el acontecimiento sucedió cuando se tenían 30 años, el Yo de la “bronca”, de todas maneras, allí está vivo y aguarda a que llegue la edad en que se sucedió el acontecimiento en la vida pasada, es decir, aguarda tener 30 años para volver a salir a formar la “bronca”; y cuando cumple los 30 años va a buscar la cantina, y a buscar al tipo con el que peleó. Telepáticamente se pone en contacto con el Yo del tipo con el que peleó en la pasada existencia y vuelve a encontrarse con el tipo otra vez en otra cantina similar y la “bronca” se repite...

Supongamos que un individuo a la edad de 30 años tuvo una aventura amorosa con determinada dama. El Yo de la aventura está vivo, a la hora de la muerte el Yo de la aventura entra en el Mundo Invisible; a la hora en que vuelve a nacer, también el Yo de la aventura vuelve a la existencia y aguarda ahí, en el fondo, aguarda que llegue la edad de 30 años, que le llegue su tiempo.

Cuando le llega su tiempo, telepáticamente va a buscar a la mujer de aventura, y el Yo de la mujer de la aventura hace lo mismo y al fin se encuentran, se repite el proceso, ésa es la MECÁNICA DE LA LEY DE RECURRENCIA: Todo vuelve a ocurrir tal como sucedió, más sus consecuencias buenas y malas.

La Ley de Recurrencia existe, algunos escritores la han citado, pero son pocos realmente, o mejor dicho, raro es el que sabe describir la mecánica de la Ley de Recurrencia.

Esa Ley existe. Nosotros vivimos repitiendo exactamente nuestros mismos errores, cometemos ese error de estar repitiendo nuestros mismos errores. Entonces cargamos dentro de nosotros mismos con los errores.

La vida esta hecha de comedias, dramas y tragedias. Para cada comedia, para cada drama, para cada tragedia se necesitan “actores”: Uno es el actor de los celos otro es el de la codicia, otro el de la envidia, otro el del orgullo etc., pero SI MUEREN LOS “ACTORES”, ¿Donde quedan las comedias, los dramas y las tragedias?

Si logramos desintegrar a esos “actores” (que son los Yoes), ¿en qué quedan todas esas comedias, dramas y tragedias? Cuando eso sucede, LA REPETICIÓN SE HACE IMPOSIBLE. Entonces nos libertamos de la Ley de Recurrencia, nos hacemos libres y soberanos, nos liberamos, nos convertimos en Seres Inefables.

Así pues, necesitamos trabajar sobre nuestra propia vida, transformarla. Es urgente que nosotros hagamos de nuestra vida una obra maestra.

La AUTOOBSERVACIÓN PSICOLÓGICA directa nos permite a nosotros autoconocernos, autodescubrirnos. Aquí no se trata de seguir ésta o aquella teoría, o defender tal o cual Escuela, ¡no!, aquí de lo que se trata es de autoobservarnos directamente, para autoconocernos, para saber quiénes somos, qué es lo que tenemos por dentro, sólo así podremos, realmente, trabajar sobre sí mismos y transformarnos.

Hasta aquí mis palabras, hoy domingo. [Aplausos].

Discípulo. Bien, pues, ahora viene la oportunidad... Mito y Realidad del Infierno Cristiano

Maestro. Pero nace, exactamente, cuando se inicie la Era de Capricornio. Y tenemos nosotros que Acuario se inició el 4 de Febrero del año 1962, entre las 2 y 3 de la tarde; y si tenemos en cuenta que cada una de esas Eras dura 2.160 años con minutos y fracciones de segundos, obviamente, la Era del Acuario viene a realizarse después del año 4000, en año 4000 y pico, es decir, entre 4000 y 4500, considerando fracciones de minutos y segundos y... Mito y Realidad del Infierno Cristiano ...¿Hay alguna otra pre gunta?

D. Mito y Realidad del Infierno Cristiano

M. ¿Qué número de días?

D. Mito y Realidad del Infierno Cristiano

M. Bueno, en cuanto a mí, en lo personal, mi vida personal considero que no tiene, realmente, ningún valor. Porque de nada serviría saber en qué número de vida voy yo. Lo interesante sería saber en qué número de vida va cada uno de vosotros, y esto solamente es posible autoexplorándonos para autoconocernos. Porque nada ganarías tú, hermano, con saber en qué número de vida voy yo, lo importante sería que tú trabajaras sobre tí mismo, que supieras en qué número de vida vas, eso sí sería interesante.

Por estos tiempos en que...

D. Mito y Realidad del Infierno Cristiano

M. ¡No!, despertando Conciencia lo logras... Por estos tiempos, en nombre de la verdad, te se de decir, con el corazón en la mano que, ciertamente, todos los seres humanos están llegando al FINAL DE SU CICLO de existencias: algunas personas se encuentran en la 108, otras en la 107, otros en la 106, etc., etc., están llegando en estos momentos al final de su ciclo de existencias. Ahora comprenderán ustedes por qué los tiempos del fin ya han llegado; y esto que estoy diciendo es general para todos...

D. Mito y Realidad del Infierno Cristiano

M. Pues, individualmente, cuando se llega a la 108, obviamente, se precipita el Ego en forma definitiva dentro del Reino Mineral Sumergido, involuciona entre las entrañas del planeta Tierra, hasta llegar a la desintegración total.

Ahora, si masivamente la humanidad llega al final de sus ciclos de existencia, incuestionablemente, masivamente irán entrando (en grandes cantidades) dentro de ese Reino Mineral Sumergido.

Y he de decir, en nombre de la verdad, y no está demás aclararles a ustedes, que en estos momentos hay muchas gentes que ya cumplieron sus 108 Existencias, ya llegaron a las 108 Vidas. Esas gentes VIVEN EN LOS MUNDOS INFIERNOS AUNQUE TENGAN CUERPO FÍSICO, de hecho, están ubicadas en esos Mundos Infiernos y al abandonar el Cuerpo Denso (a la hora de la muerte del Cuerpo Denso), se encontrarán con que son habitantes ya de esos Mundos Infiernos, que viven en esas Infradimensiones de la Naturaleza y del Cosmos.

Mucho se ha hablado, por ejemplo, sobre lo que hay más allá. Ciertamente, cada persona tiene un RASGO CARACTERÍSTICO PSICOLÓGICO definido. A la hora de la muerte o en vida, de acuerdo con el Rasgo Psicológico que tenemos, nos hallamos ubicados en tal o cuál PAÍS PSICOLÓGICO interior.

De manera que bien vale la pena saber DÓNDE ESTAMOS UBICADOS. Nosotros sabemos que estamos aquí, en esta casa muy seria de la cultura, que estamos entre gente culta, eso lo sabemos, pero lo que falta saber es dónde nos hallamos ubicados psicológicamente.

Es obvio que cada uno de nosotros está ubicado, vive en algún lugar psicológico de sí mismos. El iracundo vivirá en el “país” de la ira, el codicioso morará en el “país” de la codicia, el lujurioso en el “país” de la lujuria. Ésas son Zonas o Regiones o Moradas que existen en las Dimensiones Superiores de la Naturaleza y del Cosmos. Ahora comprenderán por qué Jesús el Cristo dijo: “En la casa del Padre hay muchas moradas”...

También les digo a ustedes, en nombre de la verdad, que en los MUNDOS INFIERNOS hay muchas moradas dentro de los Nueve Círculos Dantescos. Incuestionablemente, cada cuál girara hacia su morada que le corresponde.

El Dante Alighieri en su “Divina Comedia” nos cuenta el caso de un monje vengador. Éste había peleado con todos sus parientes y resolvió planear una venganza: los invitó con el pretexto

de reconciliarse, los invitó a una comida, y en pleno banquete los envenenó a todos, a la hora de los postres todos comieron veneno, porque en los postres fue puesto el veneno.

Nos dice el Dante en la “Divina Comedia” que en ese preciso instante el Ego, al Yo... Mito y Realidad del Infierno Cristiano ...lo condicionan, y claro, y esas otras por otras, y todos jugamos un papel en la cuestión del teje y desteje del destino de los seres humanos. Pero vean ustedes como giró hacia el Noveno Círculo Dantesco...

No hay duda que esa clase de crímenes tan horribles se pagan en esa forma. Los iracundos, pues, irán hacia la Quinta Región, hacia el Quinto Círculo, incuestionablemente; los fornicarios, naturalmente, que tendrán que girar hacia el Sexto Círculo. Pero la cruda realidad es que en los Mundos Infiernos existen. Allí las cosas físicas existen...

Yo soy práctico en eso. He investigado eso, lo he explorado. He visto allí, por ejemplo, que si uno toma un vaso así, es mucho más denso, más pesado que acá, allí la materia es más grosera. Una mesa aquí, pues, es aquí muy fina con relación a una mesa allá, en los Mundos Infiernos. En los Mundos Infiernos existen todas las cosas de aquí, pero en una forma mucho más grotesca. Son las Infradimensiones de la Naturaleza y del Cosmos.

Hace poco desencarnó un joven muy amigo de nosotros. Ese joven no era propiamente malo; le gustaba mucho la bronca eso sí, siempre vivía peleando. Pero, desgraciadamente, un día cualquiera tuvo un accidente: Viajaba en un volskwagen por la carretera de Toluca y parece que quiso evitar el pegarle a un animal, a un perro (según dicen algunos), lo cierto fue que se volcó, se mató.

Aquel buen joven desencarnó y como ya se le habían cumplido sus 108 Vidas ingresó al Quinto Círculo Dantesco. Ahí vive en incesante pelea; era peleador, pues, gira hacia el mundo de las peleas, hacia su mundo. Ése es su Centro de Gravedad y ahí vive peleando; claro tendrá que involucionar en el tiempo hasta llegar a la Muerte Segunda, a la desintegración.

Si uno no es capaz de desintegrar el Ego, la Naturaleza viene en su ayuda; y el ingreso en los Mundos Infiernos, aunque parezca criminal, no lo es. En el fondo tiene un solo objetivo: poder LIBERTAR LA ESENCIA, poder libertar la Conciencia, poder libertar el Alma, para que ella salga libre y pueda ingresar a los Paraísos Elementales de la Naturaleza.

No hay crimen, por grave que sea, que no tenga su castigo definido. Mas uno no podría pagar más de lo que debe, uno paga lo que debe, pero jamás más de lo que debe. En los Mundos Infiernos se paga lo que se debe, pero después de que se ha pagado, pues, ya usted no tiene porque estar metido allí y la Divinidad, la Justicia Divina lo saca de allí.

Dios no va a ser injusto, Dios no lo va a tener allí eternamente por un crimen que cometió. Si lo cometió tiene su precio y su precio tiene que ser pagado; pero después que es pagado ¿porqué va seguir allí? DIOS ES JUSTICIA, Dios es AMOR; y cada delito, por grave que sea, tiene su precio.

D. Maestro, yo podría hacerle aquí una pregunta en nombre de los oyentes y es ésta: ¿Qué pasaría a una persona que va a cumplir su ciclo de 108 Vidas, pero que se decidió por el Camino Perfecto, de la Perfección, también le sucede lo mismo, o sigue viviendo?

M. Bueno, si la persona va a cumplir sus 108... y pongamos algo peor, supongamos, que sí cumplió sus 108, pero que escuchó las Enseñanzas y que se resolvió a destruir el Ego. Obviamente, al iniciarse la destrucción del Ego, pues, esa persona queda liberada de todos sus agregados. Porque, ¿quién es el que va los Mundos Infiernos, No es acaso el Ego? Pero si destruimos al Ego, si acabamos con todos esos Yoes, ¿quién va ir a los Mundos Infiernos? El que tenía que ir y se acabó. Entonces ¿a quién se manda?...

Así pues, que lo importante es destruir el Ego, y debemos hacerlo aquí y ahora. Hay formas de Virtudes que realmente hay que entender, muchas gentes, por ejemplo, desean ser castas, dicen: “La abstinencia es lo mejor”..., pero por dentro están ardiendo con las llamas de la lujuria, es decir, están imitando la Castidad pero no son castas, UNA COSA ES IMITAR UNA VIRTUD Y OTRA COSA ES TENER UNA VIRTUD...

Hay personas que dicen “voy a acabar con la ira, voy a ser sereno”..., pero una cosa es tener realmente la Virtud de la Serenidad y otra cosa es imitar la Virtud de la Serenidad... Una persona puede decir “voy a dejar de ser cruel”, y sin embargo, continuar siendo cruel, porque una cosa, realmente, es acabar con el Yo ése de la crueldad, y otra cosa es, realmente, poseer la Virtud de la Piedad. Es decir, cuando uno acaba con un Defecto nace una Virtud, pero hay que acabar con el Defecto.

Si uno dice: “No voy a tener la ira, ahora me aguanto, digan lo que me digan yo no voy a pelear con nadie”..., y se está aguantando, y está controlando la ira, aunque por dentro esté que se le retuerzan las tripas, pero en verdad no ha adquirido todavía la Virtud de la Serenidad. El Yo de la ira lo tiene vivo, y el día menos pensado ese Yo salta y explota, rasga sus vestiduras, y truena y relampaguea.

De manera que yo les aconsejo a ustedes no imiten virtudes, lo que deben hacer es MATAR LOS DEFECTOS, acabar con los Yoes, porque si desintegran los Yoes nacen en su reemplazo las gemas preciosas de las Virtudes... ¿Hay alguna otra pregunta?... Puede hablar aquí, el joven...

D. Mito y Realidad del Infierno Cristiano

M. Primero te contesto a eso, para después poder plantear la otra. Por ahora voy a contestarte primero esa; creo que debemos ser ordenados ¿verdad? Bueno, puedes sentarte hermano. En todo caso, voy ha decirles a ustedes lo siguiente: Tenemos nosotros que comprender que el Cristo está, en sí mismo, más allá de la Personalidad, más allá del Yo, más allá de la Individualidad. El Cristo es el Logos, Unidad Múltiple Perfecta.

El CRISTO CÓSMICO se expresa a través de cualquier Hombre que esté debidamente preparado. Un día se expresó a través del Gran Kabir Jesús; otro día resplandeció a través del Gautama, el Buddha Sakyamuni; nadie puede negar que Juan el Bautista también fue una manifestación del Señor; nadie podría negar que él se expresó con todo su vigor, se manifestó con toda su potencia en Hermes Trismegisto, el tres veces grande Dios Ibis de Thot. Nosotros, los Mexicanos, tenemos también aquí a nuestro Cristo Histórico, quiero referirme en forma enfática a Quetzalcóatl...

Cuando un hombre trabaja de verdad sobre sí mismo, en forma íntima, recibe la NAVIDAD DEL CORAZÓN. Inútilmente habrá nacido el Cristo en Belén, si no nace en nuestro corazón también; inútilmente él habrá muerto y resucitado, si no muere y resucita en nosotros también (Jesucristus)...

“Jesús”, significa en hebreo, “Jeshuá”, y “Jeshuá” es “SALVADOR”. Obviamente, Pablo de Tar-so, rara vez menciona al Gran Kabir; Pablo de Tarso cita siempre al Jesucristo Interior, al Cristo mismo, que es nuestro Salvador Interior profundo.

Cuando un Hombre, repito, está trabajando sinceramente sobre sí mismo, pasa por la Navidad del Corazón. Cuando un Hombre recibe la INICIACIÓN VENUSTA pasa por la Navidad del Corazón.

Entonces el Cristo Íntimo, el Jesucristo Interior, porque el Cristo, es “Jeshuá-Salvador”, se manifiesta dentro de tal Hombre, nace como un niño entre este “establo” que tenemos, lleno de los Yoes de los Deseos, y a medida que el niño éste va creciendo, dentro de nuestro interior, se va manifestando cada vez más y más.

El Señor, dentro de nuestro interior, se hace cargo de nuestros propios pensamientos, se hace cargo de nuestros propios sentimientos, de nuestros procesos sexuales y volitivos. El Señor, el Salvador, luchando dentro de nosotros mismos, se convierte en Hombre entre los hombres.

El Señor, luchando dentro de nosotros mismos, tiene que pasar por todas las tentaciones. Él tiene que eliminar a los Yoes en sí mismo, él tiene que vencer las tinieblas en sí mismo. Y a medida que va creciendo y se va desarrollando, se va expresando mejor.

Y al fin, llega un momento en que el Señor, dentro de nosotros mismos, tiene que pasar por todo el DRAMA CÓSMICO; el Señor, dentro de nosotros mismos, tiene que vivir todo el Drama de los Evangelios; el Señor dentro de nosotros mismos tiene que sufrir los suplicios de la Pasión. El JUDAS DEL DESEO, le traiciona incesantemente; el DEMONIO DE LA MENTE (que es el Segundo Traidor), incesantemente se lava las manos. ¿Quién no trata de justificarse? ¿Quién no trata de evadir sus errores? ¿Quién no busca siempre disculpas? Y el DEMONIO DE LA MALA VOLUNTAD que cada uno de nosotros carga dentro, siempre, incesantemente, aborrece al Señor...

Así pues, el Cristo Íntimo tiene que ser traicionado por estos Yoes perversos que cargamos dentro; y son estos Yoes quienes gritan: “¡Crucifixia, crucifixia, crucifixia”!.. Y al fin, sube el Cristo Íntimo al Calvario.

El Cristo Íntimo debe ser coronado de espinas y tiene que recibir latigazos en nuestro interior, y sube por nosotros al Calvario... Esto sucede allá, dentro de nuestras profundidades, en el fondo vivo de nuestra Conciencia Superlativa.

Lo último que hace el Señor con su muerte, es MATAR A LA MUERTE, por eso escrito está: “¡Sorbida es la muerte con victoria! ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?”...

Así pues, el Cristo Íntimo, el Jesucristo Íntimo es nuestro Jeshuá, nuestro Salvador, ¿quién otro va a salvarnos? Necesitamos una ayuda. ¿Quién otro la va a dar? Así es como el Cristo viene a salvarnos: Nos salva desde adentro.

El Gran Kabir Jesús, que hace ya cerca de 2.000 años vino allá, en la Tierra Santa. Él sigue siendo venerado por nosotros, porque fue Él, el que nos trajo esta Enseñanza. Él se refirió al Jesucristo Íntimo de cada uno de nosotros, ¿no es cierto, acaso, que el Buddha Gautama, también enseñara a los Indostanes todo lo que es el Buddha Íntimo? Así también, Jesucristo, aquel Gran Kabir, nos enseñó la Doctrina del Jesucristo Íntimo de cada uno de nosotros, del Cristo Cósmico en nosotros, de nuestro Cristo Secreto.

Él viene a nosotros con la Iniciación Venusta; hablando en Kábala diré: Él viene a nosotros en la INICIACIÓN DE TIPHERETH. Pero hay que trabajar, trabajar mucho. Hay que hollar la SENDA DE LA CASTIDAD; hay que transmutar las Energías Creadoras, para poder recibir el advenimiento del Fuego.

Sólo así, transmutando nuestras Energías Creadoras, hollando la Senda de Perfección, siendo Castos de verdad, en pensamientos, palabras y obras, podremos de verdad recibir la Iniciación Venusta.

Ésa es la explicación en relación con el Gran Kabir Jesús y el motivo por el cual nosotros lo respetamos. ¿Cómo no va uno a respetar a su Maestro, al que le enseñó esta Doctrina? ¿Alguno de ustedes se pronunciaría contra su Maestro, o sería tan ingrato que lo echaría al olvido?

Él es el INSTRUCTOR DEL MUNDO. El Cristo Íntimo es el Instructor del mundo. Porque el Cristo Íntimo es el que habla a través de los Profetas, es el que habla a través de los Avataras, es el que se manifiesta a través de aquellos que han mostrado el Camino de la Liberación... Aquí, nuestro hermano...

D. Yo quiero hacer esta aclaración: Yo estudie también en el Cristianismo, en el Catolicismo y me doy cuenta de lo que el mundo admira y venera; que el mundo ha conocido al Cristo Histórico. Es claro que ese Señor, que fue Jesús, lo dijo a través de los Evangelios y las Tradiciones...

AQUÍ VAMOS A CONOCER AL CRISTO INTERNO que existe y palpita en el fondo mismo de nuestras propias Energías Creadoras. Algo totalmente separado de aquél Histórico Cristo que conocemos. ¡Ése es el que van a conocer ustedes ahí, Ése es el Salvador nuestro, Ése es el que nos cambia, el que nos transforma!

De modo pues, que la confusión es que la gente habla del Cristo histórico, nosotros hablamos del CRISTO INTERNO VIVO que hay dentro de cada uno de ustedes y que está latente en el Poder Sexual. De modo que está es la aclaración que, más o menos, viene a dar un diferendo entre los dos aspectos...

M. ¿Alguna otra opinión? Puede preguntar, hermano...

D. Bueno, es que quiero preguntar por el Espíritu Santo ¿Es la Conciencia despierta?

M. El Espíritu Santo es el Tercer Logos; en la Kábala es Binah. Incuestionablemente el Espíritu Santo subyace en el fondo de la Energía Sexual. Viene a nosotros, adviene a nosotros conforme hollamos la Senda de la Castidad. Cuando lo recibimos, Él nos ilumina y transforma radicalmente; eso es todo.

D. Mito y Realidad del Infierno Cristiano ...Además de eso, existe una determinada realidad... Mito y Realidad del Infierno Cristiano ....en sus Principios Magnéticos, en sus Principios Vitales, entre ellos el de Polaridad, que nos dice que todo tiene dos Polos... Mito y Realidad del Infierno Cristiano ...que el amor y el odio son una misma cosa... Mito y Realidad del Infierno Cristiano ...¿cómo saber cuál es el camino exacto: El Bien o el Mal? Porque siendo que son una misma cosa, de acuerdo al Principio de Polaridad... Mito y Realidad del Infierno Cristiano ...si nosotros estamos en un extremo, podremos vivir el Bien o el Mal... Mito y Realidad del Infierno Cristiano ... lo contrario del Bien es el Mal, lo contrario de lo Positivo es lo Negativo. ¿Como conocer cuál es camino verdadero: El del Bien o el del Mal?... Mito y Realidad del Infierno Cristiano ...Por que si es cierto que el Cristo fue un Maestro, en un sentido, el Marqués de Sade también fue otro maestro, en otro sentido, y los dos buscaban su causa de Perfección, estando en caminos tan disímiles, y sin embargo... Mito y Realidad del Infierno Cristiano ...el del Bien o el del Mal?

M. Con el mayor gusto responderé a esta pregunta. Obviamente, Jesús el Cristo nos mostró el Camino de la Liberación, nos enseñó la Doctrina del Jesucristo Interior, base fundamental de las Epístolas de Pablo de Tarso.

No negamos que en las citas del Marqués de Sade (la Antítesis del Cristo) obviamente, se enseñaba el “camino de la liberación” a través del Mal. Quería el Marqués de Sade enseñar la perversidad y la practicó; creía el Marqués de Sade que por medio del Mal llegaría uno a agotar el deseo. Es decir, el agotamiento del deseo mediante la satisfacción del vicio... Mito y Realidad del Infierno Cristiano ...diríamos nosotros para documentar al Marqués de Sade, que es claro que el perverso se sumerge en los Mundos Infiernos y así pasa por la Muerte Segunda. La Esencia vuelve a salir luego sin Ego.

Pero esa Esencia libre no es una Esencia Maestra, porque no ha alcanzado la Maestría. Se ha convertido en un Elemental de la Naturaleza pero no se ha hecho un Maestro.

De manera que la Doctrina del Marqués de Sade NO NOS CONDUCE AL ADEPTADO, nos conduce al fracaso.

Mas, coloquémonos en el plano del Jesucristo Íntimo y del Gran Kabir Jesús. Incuestionablemente, dentro de nosotros existen Yoes del Mal, claro está. Pero esto no quiere decir que dentro de nosotros también no existan los Yoes del Bien. Hay Yoes que saben pintar hermosos cuadros, hay Yoes que tienen magníficas costumbres, hay Yoes que saben hacer caridad, hay Yoes que saben curar, etc. Entonces ¿qué?

Nosotros necesitamos DISOLVER LOS YOES DEL MAL, pero también necesitamos DISOLVER LOS YOES DEL BIEN. Porque los Yoes Buenos hacen el Bien, pero no saben cuándo se debe hacer el Bien. Muchas veces hacemos el Bien cuando no se debe hacer, y el Bien hay que saberlo hacer...

Recordemos nosotros que el fuego dentro de la cocina es útil, es bueno, pero el fuego fuera de la cocina, en la sala, quemando las cortinas, es malo. Recordemos que el agua en el lavamanos es buena, pero el agua invadiendo la estancia es mala...

De manera que “Bien”, es todo lo que está en su lugar; “Mal”, es todo lo que está fuera de lugar. Nosotros necesitamos, al fin y al cabo, eliminar los Yoes del Bien y del Mal, para libertarnos tanto del Bien y del Mal, pasar más allá del Bien y del Mal.

Necesitamos nosotros empuñar la Espada de la Justicia Cósmica y convertirnos en seres terriblemente Divinos, más allá del Bien y del Mal. En cierta ocasión, un amigo que tiene una fábrica de pantalones me dijo:

Bueno, y si yo disuelvo entonces el Yo que sabe hacer pantalones, que es un Yo útil, entonces, ¿se va a acabar la fábrica, quién hace pantalones? Yo respondí:

¡No! ¿Usted está creyendo, acaso, que el Ser es inútil? El Ser tiene muchas partes, y si ese Yo que hace pantalones es eliminado, en su reemplazo queda una de las partes Autónomas e Independientes del Ser, que los sabe hacer y más perfectos.

Así pues, cuando uno disuelve los Yoes no queda indefenso e inútil. Porque el Ser, con sus diversas partes no es inútil, es perfecto.

Ahora bien, necesitamos independizarnos del Bien y del Mal, necesitamos eliminar los Yoes Buenos y los Yoes Malos. Hacer autoconciencia, despertar; eso es obvio.

Desgraciadamente, las gentes oscilan siempre en ese par de opuestos de la Filosofía. Recordemos que la vida está gobernada por la Ley del Péndulo: En un extremo del péndulo puede estar el Bien, en el otro extremo del péndulo está el Mal.

No se trata de meternos dentro de ese movimiento pendular. Debemos COLOCARNOS EN EL CENTRO Y El CENTRO ES EL SER; y el Ser nos dice cuando se debe hacer el Bien y cuando no se debe hacer. Darle una limosna por ejemplo a un marihuano para que compre marihuana es absurdo; o darle limosna por ejemplo a un borracho para que siga con la borrachera es una cosa estúpida...

Así pues, no debemos nosotros vivir entre la oscilación del péndulo, debemos colocarnos en el centro, donde está la Vara de Justicia, la Vara de la Rectitud, que es el Ser.

Necesitamos, pues, comprender que la Ley del Péndulo (que nos lleva de aquí para allá, y de allá para acá), nos causa dolor; a ninguna parte nos conduce.

Incuestionablemente, si uno se coge del centro, se independiza tanto del Bien como del Mal.

En un extremo del Péndulo pueden encontrar ustedes todas las Escuelas de tipo, dijéramos,

Espirituales, Pseudo-Esotéricas, Pseudo-Ocultistas (o como quieran ustedes llamarlo); en el otro extremo del Péndulo están los Ateos, los enemigos del Eterno, los Materialistas. Pero, la Verdad, ¿dónde está?

La Verdad no se encuentra en ninguno de los extremos del Péndulo. A nosotros no debe interesarnos lo que las gentes digan o dejen de decir, lo que escriban o dejen de escribir. A nosotros, lo único que debe interesarnos, realmente, es el Ser.

Tenemos que sumergirnos dentro del Ser, dentro de la Fuerza Neutra que está en el fondo de cada uno de nosotros, esa Fuerza Neutra, la Fuerza del Espíritu Santo.

Necesitamos sumergirnos en el Ser. El Ser nos instruirá, el Ser nos enseñará. Eso sí, que necesitamos desintegrar los Yoes para establecer correctas relaciones con el Ser, porque sólo el Ser puede darnos verdadera Sapiencia... Mito y Realidad del Infierno Cristiano

Publicado en El Quinto Evangelio

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal