AFIRMACIONES TELEVISADAS DEL AVATARA

PRIMERA ENTREVISTA

Presentador. Afirmaciones Televisadas del Avatara Doctor Samael, se sabe que existen dos clases de momias: las Momias Vivas y las Momias Muertas. ¿En qué se diferencian éstas?

Maestro. Ciertamente, existen dos clases de momias: Las “VIVAS” y las “MUERTAS”; junto a las “muertas” aparece siempre, en los sarcófagos, un vaso de alabastro, contentivo de vísceras del difunto; las momias “muertas” no tienen, junto, ningún vaso de alabastro.

Indubitablemente los egipcios conocieron una ciencia que los modernos ni remotamente sospechan. Ellos, con procedimientos exóticos, extraños, ponían su cuerpo físico en estado de catalepsia, y esos “cuerpos catalépticos” colocados entre un sarcófago y escondidos en determinados lugares, pudieron conservar sus funciones hasta nuestros días (sus funciones, obviamente, se hallan en estado latente). Las momias “vivas” son una maravilla de la Ciencia Antigua.

Aunque ustedes no lo crean, actualmente, en el mundo existen Maestros escapados de sus sepulcros milenarios, viviendo entre la humanidad en pleno siglo XX. Esta clase de Maestros Inmortales se ríen, francamente, de nuestra tan cacareada civilización moderna.

D. Díganos usted, Doctor: ¿El caso de Lobsang Rampa es un caso de intercambio atómico entre una momia “viva” y su actual cuerpo?

M. Ciertamente, así es. MARTES LOBSANG RAMPA murió. Su Cuerpo Físico fue momificado; sin embargo, como bien lo dice el mismo autor, se metió entre el cuerpo de un inglés. Quiero decir que su Alma o Espíritu, o como ustedes quieran llamarle, se metió entre el Cuerpo Físico de ese personaje. Posteriormente, mediante el intercambio atómico, Martes Lobsang Rampa volvió otra vez a revestirse con su Cuerpo Físico tibetano, aunque ya en forma transformada, claro está.

Es magnífico el relato que Martes Lobsang Rampa hace. En todo caso nosotros lo hemos tomado muy en serio, y así es... Indubitablemente, las momias egipcias son algo similar pero mucho más avanzadas.

D. Doctor, las excavaciones realizadas por los arqueólogos y egiptólogos de las pirámides de Egipto, ¿pueden poner en peligro la evolución, o más bien dicho, el desenvolvimiento de las momias?

M. Los arqueólogos están cometiendo muchos delitos de profanación. Bien sabemos el caso de la momia de Tutankamón; los 22 arqueólogos que se atrevieron a profanar esa sepultura murieron.

¡Y que sepan los modernos que los antiguos eran más sabios! Y que inútilmente intentarán burlarse de las amenazas hechas, pues, por los sabios de la antigüedad y escritas en los muros invictos de esas Sepulturas Sagradas. En todo caso, abrir tales sepulturas es un peligro, verdaderamente.

Empero las momias “vivas” no serán encontradas tan fácilmente. Están debidamente protegidas por métodos secretos que nosotros jamás divulgaremos. Los arqueólogos modernos podrán encontrar momias “muertas”, pero las “vivas” están guardadas en algunos lugares para bien de la humanidad.

D. Los egipcios vivían a orillas del Nilo, y se sabe perfectamente que el gran recorrido que hace por estas tierras, este río, no se encuentran yacimientos de oro alrededor. ¿Acaso es que la Gran Sabiduría y Maestría que lograron los egipcios les permitió lograr la transmutación de los metales bajos en oro?

M. Ciertamente, los egipcios sabían transmutar los metales bajos en oro. También nuestros antepasados en México amasaron el oro. De los incas diremos otro tanto. Así que, es verdad, que en los antiguos tiempos existieron verdaderos alquimistas capaces de transmutar plomo en oro.

Obviamente, el oro, en sí mismo, es un precioso metal, no solamente desde el punto de vista como valor económico, si no también a la luz de las verdades trascendentales del Espíritu. Los alquimistas medievales conocían la Ciencia de las Transmutaciones Metálicas: Paracelso, Nicolás Flamel, Raimundo Lulio y muchos otros, lograron transmutar el plomo en oro. Eso ya está demostrado.

D. Doctor, si los egipcios tuvieron tal capacidad para transformar el plomo en oro, ¿qué podría hacer una mujer para lograr dicho poder?

M. Indubitablemente, la mujer tiene los mismos derechos que el hombre y llega a las mismas alturas. Yo conozco mujeres alquimistas que han logrado la transmutación del plomo en oro.

Obviamente, la mujer tiene que estudiar la Ciencia Hermética, el Arte Hermético. Los árabes llevaron tal ciencia a Europa. En la Edad Media hubo furor por esa ciencia; millares de hombres serios se dedicaron al estudio de la Alquimia. Recordemos al Abate Trithemius (el Maestro de Paracelso y de Cornelio Agrippa, Gran Alquimista). Así también hubieron otros de ellos muy famosos, como el señor Luis de Estisag y como el muy notable Conde San Germán.

D. Doctor, ¿cómo es posible que la Ciencia Moderna, siendo tan poderosa, realizando viajes a la Luna, etc., no haya sido capaz de descubrir el secreto de la transmutación de los metales en oro?

M. La Ciencia Moderna tiene maravillosos inventos como son: La televisión, la radio, etc., etc., etc., pero se ha olvidado de la Ciencia Alquimista antigua, la ha subestimado, y considero que ahí está el error.

Bien vale la pena que los hombres de Ciencia Moderna vuelvan otra vez a la Alquimia. Obviamente, la Ciencia de Hermes contiene sorpresas extraordinarias. Bien vale la pena no solamente transmutar el plomo en oro, sino también lograr el famoso Elixir de Larga Vida. Actualmente hay quienes inventan sueros para alargar la vida, pero a pesar de todo, los hombres más famosos mueren rodeados de ilustres científicos.

D. Doctor, finalmente díganos, ¿qué es la “Transmutación”?

M. Con el mayor gusto voy a responder a A. algo sobre la “Transmutación”. La Transmutación es la ciencia maravillosa que nos permite cambiar una substancia en otra. Por ejemplo, si transmutamos plomo en oro, ahí hay transmutación.

Uno puede transmutar, por ejemplo, las fuerzas maravillosas del sexo en voluntad, en conciencia, en sabiduría, en amor, etc. Ya Sigmund Freud en el psicoanálisis se ocupa de la Transmutación Sexual.

También es posible transmutar un metal en otro. Los científicos, actualmente lo hacen mediante la Ciencia Atómica. Pero hacer oro, actualmente, resulta más caro que el legítimo. Sin embargo, los alquimistas medievales, mediante conocimientos secretos (que se han perdido hasta nuestros días), conseguían transmutar plomo en oro.

D. Hace más de 700 años existía un hombre muy peculiar: Raimundo Lulio, nada menos que el creador de una máquina pensante que fue hecha bajo los principios de la Teoría Cabalística de los Gnósticos y que de hecho no se diferenciaba casi nada de una moderna computadora. ¿Es cierto, Doctor, que Raimundo Lulio, a pesar de que han pasado 700 años, aún sigue viviendo? Y si es así, ¿cómo lo ha logrado?

M. Bueno, Raimundo Lulio conoció la Ciencia de las Transmutaciones Metálicas: Transmutaba plomo en oro. Tuvo también en su poder el Elixir de Larga Vida. Desafortunadamente, Raimundo Lulio murió antes de poder hacer uso de tal Elixir. En cambio Nicolás Flamel, que fue contemporáneo, sí logró, en verdad, el Elixir de la Larga Vida. Su esposa Perenelle también lo logró; de manera que esta pareja aún vive todavía en el Indostán y gozan de perfecta salud, como lo declarara hace poco un Derviche en Turquía, un Derviche Inmortal. Hay, pues, hombres inmortales: Nicolás Flamel fue uno de ésos; Raimundo Lulio, aunque tuvo el secreto no lo logró, porque murió antes de poder hacer uso de su secreto.

Nosotros, los gnósticos, conservamos esos secretos; y es obvio que los enseñamos a aquéllos que demuestran Amor Verdadero por la Sabiduría. Sin embargo, tales aspirantes deben ser sometidos a rigurosos estudios y a terribles pruebas. Nada se nos da de regalado. Nosotros no cobramos dinero, pero sí exigimos del candidato una conducta recta. Así que quienes quieran lograr en verdad la Inmortalidad, pueden lograrla, pero esto requiere grandes estudios y terribles disciplinas esotéricas.

D. Se sabe, perfectamente, que los alquimistas lograban adquirir el Elixir de la Larga Vida. El Conde San Germán es uno de los máximos exponentes de la Sabiduría Alquimista. Se rumorea que él también logró el codiciado Elixir y que por tal motivo le ha permitido vivir hasta estos tiempos, y que para evitar problemas con el escepticismo y fanatismo de su época y de esta época contemporánea, ha tomado personalidades como la de William Shakespeare y otros más, para manifestarse hasta la consumación de los siglos, ¿esto es cierto? ¿Qué nos dice al respecto?

M. Giovanni Papini da testimonio, precisamente, sobre el Conde de San Germán. Se encontró con él en un barco que viajaba hacia la India. Le abordó. No tuvo inconveniente alguno, el Conde, en enseñar al citado escritor, sus credenciales. En un puerto de la India tomó tierra y un grupo de Ancianos Tibetanos le recibió; se lo llevaron para el Tíbet. Esto sucedió por allá en el año 1939. Obviamente, el Conde, antes de la Segunda Guerra Mundial, visitó a los principales hombres de estado, en Europa; les aconsejó, les insinuó la idea de desistir de la guerra... Vive todavía el Conde a pesar de los innumerables siglos.

D. Otro de los excéntricos alquimistas de la antigüedad y que se supone lograron la eternidad al haber encontrado la Piedra Filosofal, fue Nicolás Flamel. ¿Que nos puede usted decir al respecto?

M. Bueno, Nicolás Flamel, Gran Sabio Alquimista, gravó en los muros invictos del Templo de Nuestra Señora de París, símbolos magníficos, alegorizando las distintas etapas de la Alquimia; él enriquecía a Europa con sus fundaciones y sin embargo, se conservaba pobre. Nicolás Flamel ha sido, pues, un hombre enigmático. Como ya dije, vive en la India actualmente, junto con su esposa Perenelle; posee el Elixir de Larga Vida y la Piedra Filosofal. A muchos podrá parecerles exagerado lo que estamos diciendo. Obviamente, esta clase de declaraciones están fuera del ambiente en que nos encontramos. Pero la verdad es la verdad y hay que decirla cueste lo que cueste.

D. Doctor, también se dice que los Derviches Danzantes de Turquía fueron otros Grandes Alquimistas. ¿Díganos como trabajan ellos y cuál es la finalidad de trabajar en la Alquimia?

M. Hay 30 Derviches Danzantes Inmortales en Turquía. Se reunen cada 20 años en ese país. Ellos mediante la Ciencia de la Alquimia consiguieron inmortalizarse.

Todo alquimista es un mutante; el cuerpo del alquimista tiene que pasar por tres etapas definidas: Primera: REINCRUDACIÓN. Segunda: REVITALIZACIÓN y Tercera: MUTACIÓN. Así que cualquier alquimista auténtico es un Mutante. Nosotros los alquimistas conocemos la Ciencia de la Vida y la manejamos. La ciencia oficial no conoce la Ciencia de la Vida; nosotros sí la conocemos y podemos inmortalizarnos

D. Todos los mexicanos somos grandes amantes de las corridas de toros; ni qué digamos del amor que sienten por este Arte de los Toros los potosinos. Lastimosamente, nadie ha conocido cuál es el verdadero origen de las grandes faenas con los Toros. Es bueno que de una vez por todas quede aclarado que el Arte Taurino no es algo mecánico, sino algo trascendental. Doctor Samael Aun Weor, ¿qué luz nos puede dar usted sobre este tema?

M. En nombre de la verdad tenemos que afirmar que tal Arte es antiquísimo. Ya en el templo de Neptuno, de la sumergida Atlántida, se realizaba el TOREO. Entonces resplandecían en el ruedo los Doce Signos Zodiacales... Las multitudes, todas, contemplaban el Regio Arte. Ahí hay un simbolismo extraordinario. Los APRENDICES son en realidad los picadores; los COMPAÑEROS están representados por los banderilleros, y el MAESTRO que ha logrado eliminar de su naturaleza psicológica, todos los defectos psicológicos, es decir el Ego animal, está perfectamente simbolizado por el torero. Así que ese Arte es maravilloso. Antes de entrar en el ruedo, el torero con su Traje de Luces maravillosas, se hinca humildemente ante su Virgencita... No está demás recordar que los antiguos toreros del Dios Neptuno, rendían siempre culto a su MADRE DIVINA. Así pues, se conserva por tradición tal procedimiento y eso hace del Toreo una obra maravillosa.

D. Qué extraordinario y qué maravilloso es el significado que nos acaba de dar del Arte Taurino, Doctor, nos gustaría que nos siguiera platicando sobre esto...

M. ¡Ah!, el Esoterismo Taurino es portentoso. Los Grandes Sabios de los tiempos idos, escribieron preciosas obras sobre el Esoterismo Taurino. Indubitablemente, el TORO alegoriza al EGO ANIMAL, es decir, al Yo de la psicología experimental que todos llevamos dentro, y que es un manojo de deseos, pasiones, odios, etc., etc., etc... Las VESTIDURAS del torero son también altamente simbólicas; La ESPADA, por ejemplo, representa a la VOLUNTAD, a la Voluntad que necesitamos para dominarnos así mismos, para controlar nuestras pasiones animales, la CAPA viene a representar, en forma enfática, la SAPIENCIA, la SABIDURIA y en general todo lo que existe, pues, en el Arte Taurino, resulta profundamente alegórico. El Esoterismo Taurino nos llevaba a la Sapiencia. Afirmaciones Televisadas del Avatara

SEGUNDA ENTREVISTA

Presentador. Afirmaciones Televisadas del Avatara Mucho se ha escrito en revistas como “Duda”, “Testimonios de lo insólito”, y otras más que circulan en la actualidad, dando una gran variedad de explicaciones y hasta contradictorias afirmaciones sobre el enigma de la Esfinge Egipcia, díganos usted, Doctor, como conocedor de estas Ciencias Antropológicas, ¿cuál es el enigma que encierra la Esfinge?

Maestro. Interesante pregunta. La ESFINGE, ciertamente, simboliza los Grandes Misterios Esotéricos de la antigüedad: Las Garras del León representan el FUEGO; las Alas representan el AIRE; la Cabeza de Hombre representa el AGUA; las Patas del Toro representa la TIERRA.

Antiguamente, la Esfinge, estaba coronada con una corona de nueve puntas para simbolizar la Novena Esfera, es decir, los Misterios del Sexo. En el fondo, la Esfinge, representa a los mismísimos Misterios del Sexo.

Indubitablemente, la Esfinge fue traída de la Atlántida. Se le usó en la Universidad de Akaldana; estuvo en el sur del África, que antiguamente se llamaba Grabonci, y posteriormente se le estableció, definitivamente, en Egipto.

El COLEGIO DE LA ESFINGE se dedica a los Misterios Esotéricos de la Naturaleza y del Cosmos; por eso es grandioso el Colegio de la Esfinge.

Nostradamus, se dice que estudió en el Colegio de la Esfinge. Todos los Sabios de la antigüedad conocieron tal Colegio.

La Esfinge representa los Poderes Elementales de la Naturaleza. Se nos ha dicho, con gran acierto, que la contraparte sutil o espiritual de esa Esfinge que vemos allá en el Egipto es un Deiduso muy especial, que en sí mismo contiene los Secretos de la Vida y de la Muerte.

Bajo la Esfinge existe un Templo secreto en el que están los 22 Arcanos del Tarot. La puerta de entrada, muy raros son los que la conocen.

Bien vale la pena que estudiemos siempre los Misterios de la Esfinge. Ella permanece allá, en el desierto, aguardando ser descifrada. En el fondo la Esfinge es el hombre mismo; y esto es bastante interesante de por sí. La Esfinge viene a indicarnos el Sendero Secreto que ha de conducirnos, inevitablemente, hasta la Liberación Final. Develar el Misterio de la Esfinge es lo indicado. Mas ¡cuán pocos son los que develan tal Misterio! Quien llegue a descubrir todos los Misterios de la Esfinge, se vuelve un Sabio.

D. Doctor, ¿es cierto que los egipcios eran descendientes de los atlantes y que de ellos aprendieron los Misterios, como la Cábala, etc., y que cuando vino el hundimiento, o sea, el Diluvio, ellos transportaron la Esfinge a Egipto? Si eso sucedió, ¿cómo lo pudieron haber hecho?

M. Bueno, ciertamente y en nombre de la verdad, tenemos que decir que la Esfinge viene de la Atlántida. La Sociedad de Akaldana (que era una Sociedad de Sabios), tenía siempre frente a su edificio la Esfinge. Después de la sumersión del Continente Atlante entre las embravecidas olas del océano que lleva su nombre, la Esfinge fue llevada al sur del África, que entonces, repito, se llamaba Continente de Grabonci, y posteriormente se le colocó en Egipto. Empero debemos afirmar, con gran énfasis, que también existen en Egipto muchas Esfinges. Recordemos nosotros la Calle de Esfinges que hace poco se descubrió: Frente a cada Esfinge Blanca se halló una Esfinge Negra.

D. Doctor, ya que usted es el fundador y director de la Asociación Gnóstica de Estudios Antropológicos y Culturales, ¿qué nos puede decir acerca de Tláloc y Tlalocan fundadores de Tenochtitlán?

M. Ciertamente, nosotros los mexicanos tenemos aquí, en nuestro país, verdaderos portentos de Sabiduría Antigua. Indubitablemente, Tláloc, el Dios de la Lluvia, es un Deiduso que ciertamente existe. Pero su verificación sólo puede ser realizada por sujetos que hayan desarrollado los Centros Superiores del Ser, es decir, la clarividencia, la intuición, la clariaudiencia, etc...

Tláloc, para los esoteristas, vive normalmente en el Mundo de las Causas Naturales. El Tlalocan, es precisamente un paraíso molecular, existente en la Quinta Coordenada. Los antiguos bien sabían de tal paraíso. En el Tlalocan están las Criaturas de las Aguas, que obedecen a Tláloc. Quiero referirme a los Elementales de las Aguas citados por Felipe Teophastro Bombasto de Hohenheim, Aureola Paracelso.

Así pues, que todos esos Deidusos de nuestro país tienen existencia real; en el fondo vienen a simbolizar exactamente lo mismo que las Deidades Cristianas: Recordemos que en el cristianismo tenemos Ángeles, Arcángeles, Serafines, etc., etc., etc., así también, nuestros antepasados tenían sus Cortes Angélicas. Incuestionablemente, todos los Deidusos de nuestros antepasados, eran Ángeles; son los mismos Ángeles del Cristianismo. Bien vale la pena que reflexionemos en todo eso.

En cuanto a otros personajes, hay que reflexionar un poco... QUETZALCOATL, por ejemplo, es el Cristo mexicano, un Hombre que encarnó en sí mismo el Verbo, la Palabra; una viva representación del Dios Interior profundo.

Se nos habla también de la Gran Tenochtitlán... Indubitablemente, que HUITZILOPOCHTLI, fue el fundador esotérico de la Gran Tenochtitlán. Huitzilopóchtli, es como un Arcángel para los antiguos.

Y en cuanto a nosotros, miembros de la Asociación Gnóstica de Estudios Antropológicos y Culturales, le seguimos en el fondo recordando con gran amor, es decir, le rendimos culto en nuestro corazón.

D. Dice una frase muy común y muy conocida por todos: “¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?” Esta frase se relaciona con la siguiente pregunta: Dicen que los Mayas y los Aztecas fueron los iniciadores de las Civilizaciones griega, China, egipcia, también, inclusive, la tibetana, si es este el caso, ¿es una realidad o es el caso contrario, que estas civilizaciones vinieron a formar la nuestra?

M. Bueno, está interesante la pregunta. Para mi modo de ver y de entender, los Mayas tienen sus raíz en el continente sumergido Atlante (enorme continente que otrora existiera en el océano que lleva su nombre). Los Mayas, entonces, tuvieron una poderosa cultura. Antes de la sumersión de ese viejo continente, acaecida con el famoso Diluvio Universal, citado en tantas escrituras religiosas, los Mayas emigraron, ya hacia el Tíbet, ya hacia la India, ya hacia el Egipto, ya hacia Guatemala en Centro América, o Yucatán, etc. Así pues los Mayas fueron grandes civilizadores.

No está de más recordar que algunas pirámides que actualmente existen en Egipto, son de origen Maya; tampoco está de más recordar que aquellas palabras solemnes que el Gran Kabir Jesús, el Cristo, pronunciara en el Gólgota: “¡Helí, Helí, Lamah Zabac Taní!”, son Mayas; traducidas exactamente al español, por cualquier indito Maya, quieren decir: “Me oculto en la prealba de tu presencia”. Jesús, el Gran Kabir, aprendió el Maya en el Tíbet. No debemos olvidar jamás que el NAGA-MAYA tibetano tiene el mismo alfabeto. En el Tíbet se conoce el Maya como el Naga. Así que los Mayas fueron siempre los grandes civilizadores y su origen es atlante; poseen una sapiencia única. Hoy por hoy, la Sabiduría de los Mayas se encuentra en secreto; se cultiva en el silencio de la noche. En un futuro, tal Sabiduría, será entregada a la humanidad.

Indubitablemente, el Continente Atlante tuvo poderosas civilizaciones; Los Mayas, representan en el fondo a ese gran continente, la Sapiencia de los Mayas se ocultó entre los Monasterios Tibetanos, o en las Pirámides de Egipto, o de Yucatán. Muy pocos son los seres humanos que han podido conocer tal Sapiencia, los Mayas conocían la energía atómica, etc., etc., etc.

D. El mundo, desde el punto de vista de la física, se desenvuelve fundamentalmente bajo la Ley del Tres, es decir la Fuerza Negativa, la Fuerza Neutra y la Fuerza Positiva. ¿Tiene que ver esto con los Fenómenos Cósmicos, Doctor Samael? Y otra pregunta: ¿Existe otra Ley Cósmica más superior que la Ley del Tres?

M. En realidad la Ley del Tres es fundamental. No debemos olvidar, que el SANTO TRIAMAZIKAMNO, es decir, la Ley del Tres, se expresa en tres formas: Positiva, Negativa y Neutra. En el átomo existe la Fuerza Positiva, la Negativa y también la Neutra. Para que haya creación se necesita que las Tres Fuerzas coincidan en un punto dado, de lo contrario la creación sería imposible.

Así pues, la Ley del Tres, puede crear. Pero para que exista un Cosmos organizado se necesita la Ley del ETERNO HEPTAPARAPARSHINOCK, es decir, la Ley del Siete. El tres crea y el siete organiza. Más allá de las Leyes del Tres y del Siete, pues, hay muchas otras leyes. En el fondo la Ley del Tres deviene de la Única Ley, que es la del Logos Creador, la del Eterno Padre Cósmico Común.

Así que bien vale la pena comprender lo que es la Ley del Tres.

Las gentes subestiman mucho la Tercera Ley, el Santo Conciliar o la Fuerza Neutra, y esa fuerza hay que aprenderla a manejar cuando se quiere neutralizar las influencias peligrosas. Las Fuerzas Positiva y Negativa son maravillosas, ellas se unen para crear, pero la Tercera Ley las concilia y entonces, se realiza la creación.

El hombre representa la Fuerza Positiva, la mujer la Fuerza Negativa, la Tercera Fuerza, la del Espíritu Santo concilia a las dos y entonces se realiza una creación. Pero todo tiene que desenvolverse dentro de la Ley del Siete, es decir, el Tres crea y el Siete organiza. Indubitablemente, la humanidad está muy lejos de saber cual es el “modus operandi” de la Ley fundamental Tres.

En todo caso el Padre es el Uno, el Hijo el Dos, el Espíritu Santo el Tres. Son como dicen las Sagradas Escrituras: “Tres personas distintas y un solo Dios verdadero”. Dios en el fondo es la Única Ley. Pero para expresarse necesita derivarse en tres aspectos que son creadores. El Santo Triamazikamno, indubitablemente, jamás queda embotellado en los mundos, nunca. Empero puede crear y siempre creará.

D. Conocemos perfectamente alguna de estas cosas; me imagino que igual le sucede a los televidentes... Usted habló hace un momento sobre la Ley de los Siete. Existen siete planetas. Fundamentados en la frase de Hermes Trismegisto. “Lo que es arriba es abajo”. ¿Cómo actúan estos siete planetas sobre nosotros?

M. Bueno, obviamente existen siete planetas bien conocidos en la Astronomía. Pero dentro de nuestros estudios esotéricos, nos interesa, más bien, los planetas psicológicos.

“Tal como es arriba es abajo”; el microcosmos es análogo al macrocosmos; en nosotros, en nuestro interior, en nuestra psiquis, tenemos la viva representación de los siete planetas. Empero, existen transmutaciones metálicas durante el trabajo de Autorrealización Íntima del Ser. El Viejo de los Siglos (Saturno), debe convertirse en el Niño (la Luna); el Júpiter Tonante que llevamos dentro debe transformarse, realmente, en el Mercurio de los Sabios, en la Inteligencia, en la Sapiencia; en cuanto al Guerrero Belicoso (Marte), debe convertirse en nosotros en el Venus del Amor; en el centro queda siempre el Sol, como dador de toda vida. Así pues, dentro de nosotros deben verificarse ciertas transmutaciones metálicas importantes en la Alquimia.

D. Uno de los escritores más famosos, esotéricos, ha sido Lobsang Rampa, que ha escrito sobre el Viaje Astral; todas las juventudes actuales lo comentan mucho, pero hablan solamente de la parte práctica y vivencial. Doctor, queríamos preguntarle, que nos aclare definitivamente, si el Viaje Astral es algo intelectual o es algo eminentemente práctico.

M. Con el mayor gusto contestaré, A. Ciertamente, el Viaje Astral es una realidad, como lo dice Martes Lobsang Rampa. El Hombre Auténtico, incuestionablemente posee un Cuerpo Astral (este es un cuerpo maravilloso, extraordinario), y sabe usarlo a voluntad. La parte práctica de esta cuestión es muy fácil: Hallándose uno en estado de transición entre vigilia y sueño, solamente puede levantarse de su lecho con gran naturalidad; entonces verá, con asombro, que el Cuerpo Físico queda en la cama, dormido.

Ya fuera de la forma densa, uno puede viajar a través del espacio, dirigirse a otro planeta, investigar los Misterios de la Vida y de la Muerte, ponerse en contacto con los Seres inefables, etc., etc., etc.

En todo caso, lo importante sería aprovechar el estado de transición existente entre la vigilia y el sueño, y al levantarse, hacerlo con gran naturalidad. No se trata de levantarse mentalmente, o intelectualmente, como dices tú, sino, realmente; lo que estoy diciendo debe traducirse en hechos. Obviamente, durante el estado de transición existente entre vigilia y sueño, las conexiones que unen el Cuerpo Astral al Cuerpo Físico quedan sueltas, y por lo tanto al levantarse, en ese momento, se producirá el desprendimiento del Astral; éste, libre, puede viajar a través del espacio y dentro de él mismo, indubitablemente, estará la Conciencia. Así pues, conscientemente podemos viajar a través del espacio estrellado. Esto es muy fácil: Es cuestión únicamente de poner atención al estado existente entre vigilia y sueño, eso es todo.

D. Otra pregunta más hay con relación a todo ello. Se sabe, perfectamente, que el Viaje Astral se realiza en el Mundo de los Sueños; bueno sabiendo ello, también nos preguntamos, en estos momentos, ¿a dónde van o han ido ese grupo de personas que han desaparecido en el Triángulo de las Bermudas, o famosamente conocido como el “Triángulo del Diablo”, van al Plano Astral o Mundo de los Sueños, o a qué lugar se dirigen específicamente?

M. Bueno, ante todo, debemos reconocer que existe la Cuarta Vertical, la Cuarta Dimensión. En el citado “triángulo”, puede uno perderse en la Cuarta Vertical, es decir, en ese “triángulo”, por tí citado. Algunos aviones han perforado la Cuarta Dimensión, o mejor dicho, han entrado en la Cuarta Dimensión. En todo caso, esa es una puerta para entrar en la Cuarta Dimensión; el que penetra por tal puerta, ostensiblemente queda viviendo en la Cuarta Vertical. En modo alguno debemos sorprendernos si afirmamos, enfáticamente, que en la Cuarta Dimensión existe una humanidad completamente paradisíaca. ¡La hay! Eso es cierto, aunque los escépticos no creen en estas cosas; pero ¡qué importa a la ciencia y qué a nosotros!

D. Doctor, Finalmente: He observado minuciosamente que tanto las esculturas Mayas como los Aztecas resaltan constantemente el simbolismo de la Serpiente. ¿Cómo ve la Antropología Gnóstica este símbolo sagrado de las civilizaciones de Mesoamérica?

M. Ciertamente, que el símbolo de la Serpiente es Universal. No está demás recordar que en el mismo Tíbet tenemos la Serpiente Emplumada; obviamente la Serpiente es Sagrada, representa la Sabiduría Divina.

Indubitablemente dentro de cada ser humano existe la energía creadora. Esta energía tiene que subir por la espina dorsal hasta el cerebro. Tal energía tiene poderes extraordinarios y ella asume ante el clarividente una forma completamente serpentina. Si la gente aprendiera a transmutar su energía creadora, se transformaría totalmente. La Serpiente Sagrada nos da la Sabiduría. La Sabiduría de la Serpiente es poderosa.

Se dice de Quetzalcóatl “que era una Serpiente de Sabiduría”. Los hierofantes antiguos de Caldea, de Persia, se llamaban a sí mismos “Serpientes”. Votan asegura, en forma enfática, que él entró por un hueco dentro del interior de la tierra; dice que entró por un pasadizo secreto, por donde solamente pueden entrar las Serpientes. Votan mismo exclama diciendo: “Soy una Serpiente”. Así también exclaman los Celtas, y los Druidas.

Así que la Serpiente es el Poder Ígneo, Flamígero, que está relacionado íntimamente con el sexo y que los indostanes llaman KUNDALINI. Sube por el canal medular espinal del asceta gnóstico hasta el cerebro. Cuando uno ha caminado por la senda de la más perfecta Castidad, entonces resplandece maravillosamente dentro del Aura del Universo. La Serpiente tiene poder para darnos la Sapiencia. Afirmaciones Televisadas del Avatara

TERCERA ENTREVISTA

Presentador. Afirmaciones Televisadas del Avatara ¿Nos podría decir usted, Doctor Samael Aun Weor, qué es la “Entropía”?

Maestro. Ciertamente, la Entropía, es un proceso desordenado, involutivo. Incuestionablemente, existe Entropía dentro de nuestra idiosincrasia psicológica cuando no trabajamos sobre sí mismos, cuando no buscamos una transformación radical, cuando nos contentamos ser, así como somos.

Por estos tiempos todo marcha en forma descendente, desordenadamente, involutivamente. La Entropía tiende a igualar todo. Así, vemos que después de un largo proceso involutivo llega la muerte; no es pues extraño que todo quede igualado. Si colocamos una marmita llena de agua caliente junto a otra llena de agua fría, obviamente, se producirá cierto desorden involutivo, decadente en las dos marmitas. Al fin, después de todo, quedan completamente igualadas. En forma análoga diremos, que si nosotros no trabajamos sobre sí mismos, si no buscamos una transformación radical de toda nuestra idiosincrasia psicológica, a la larga, los habitantes de este Planeta Tierra quedaremos todos igualados, seremos la muerte misma y eso sería lamentable.

D. Doctor, entonces el hombre del siglo XX tiene que llevar la Filosofía del Sacrificio para poder vivir a gusto?

M. ¡Obviamente! Sin sacrificio no podría haber transformación. Necesitamos Sacrificarnos si es que queremos Transformarnos. Precisamente, en estos momentos, nuestra Tierra, toda, marcha de acuerdo con la Ley de la

Entropía, eso es incuestionable, indubitable. Es claro que se va a necesitar de un “gran sacrificio” a fin de que esta Tierra se transforme, y ese sacrificio será una Gran Catástrofe.

El Sacrificio, en sí, es grandioso. Por ejemplo, el petróleo, dijéramos, es sacrificado en la locomotora en aras de la fuerza motriz y de la velocidad.

En el Sacrificio una fuerza inferior se transforma en una fuerza superior. Si nosotros no sacrificamos nuestros deseos animales, nuestras pasiones brutales, nuestros odios, nuestros egoísmo, nuestras violencias, no podremos transformarnos. Así pues, que en el Sacrificio se verifica un fenómeno de Transformación. Es por medio del Sacrificio como nosotros podemos libertarnos, totalmente, de la Ley de la Entropía. Sin el Sacrificio tendremos que marchar en forma descendente, involutiva, decadente, y ésto, inevitablemente. Ha llegado pues, la hora de comprender la grandeza del Sacrificio eso es obvio.

D. Ya que se habla de catástrofes, profecías y otras cosas raras que atemorizan a la humanidad ¿nos podría decir algo sobre Miguel de Nostradamus, Doctor Samael Aun Weor?

M. Con mucho gusto. Resulta que MIGUEL DE NOSTRADAMUS fue un Gran Médico-Astrólogo de la Edad Media; se educó en la sabiduría de los egipcios; dicen que “pasaba las noches enteras mirando fijamente y sin parpadear, el agua contenida en un cazo de cobre”; afirman algunos que “en esa agua lúcida pudo él ver, con entera claridad meridiana, los acontecimientos del futuro”. Así pues, Miguel de Nostradamus fue un Gran Vidente. Eso nadie lo puede negar. Hasta la fecha, todas las profecías que Miguel de Nostradamus hizo, se han cumplido matemáticamente.

Profetizó también la Segunda Guerra Mundial y dio hasta el nombre de Hitler con excepción de una letra equivocada (creo que más bien, los equivocados fueron los traductores, entre paréntesis), y no hay duda de que habrá de cumplirse la terrible profecía del futuro: La del famoso 1999. También pronostica la Tercera Guerra Mundial y muchos otros acontecimientos de índole extraordinaria. Para mi modo de ver y de entender las cosas, estamos en los “Tiempos del Fin”. Las gentes creen que los tiempos del fin serán dentro de no sé cuántos millones de años, más se equivocan.

D. Doctor, ya que mencionó lo de la Tercera Guerra Mundial, los científicos modernos la comentan mucho, ¿es cierto que habrá una terrible Tercera Guerra Mundial?

M. ¡Eso es indubitable! Miguel de Nostradamus profetizó la primera y la segunda y también la tercera. Grandes Sabios del pasado ya habían profetizado tres Guerras Mundiales para el presente siglo. Yo creo que la peor va a ser la que viene, la tercera. Será un verdadero holocausto atómico, espantoso; desaparecerán las principales ciudades del mundo con las explosiones nucleares. Lo más grave de todo es la contaminación radioactiva. Con la Tercera Guerra Mundial se contaminará la atmósfera en forma espantosa; la radioactividad infectará completamente el aire, las aguas y en general todo lo que existe. Las lluvias, por ejemplo, que tendremos serán radioactivas; las cosechas se perderán y se perderán sencillamente porque nadie podrá utilizarlas, eso es todo. Eso de tener uno que comer alimentos contaminados por la radioactividad ¡es gravísimo!, mas así sucederá. No hay duda que esta Tercera Guerra Mundial está a las puertas.

Por otra parte, en estos tiempos hay hambre, desolación, miseria espantosa, crisis de valores, etc., todo esto nos va orillando, poco a poco, hacia la Tercera Guerra Mundial. Incuestionablemente, cada uno de nosotros carga dentro de sí, los factores que producen guerras, egoísmo, odio, etc., etc., etc.

D. ¿Nos podría decir, Doctor Samael Aun Weor, cómo van a intervenir en esos momentos de crisis mundiales, ahora que se habla tanto de los Extraterrestres, si ellos van a intervenir en nuestro favor o por el contrario van a ayudar más a nuestra destrucción?

M. Bueno, las gentes tienen tantos conceptos sobre esta cuestión de los extraterrestres, que bien vale la pena analizar aunque sea un poquito. En nombre de la verdad diremos que los extraterrestres existen, aunque los escépticos duden. Esto de los extraterrestres está ya completamente demostrado.

Ahora, en lo que a mí atañe, les tendré que decir que a mí me consta la existencia de los extraterrestres, porque yo estuve en contacto personal, en el Distrito Federal, allá en el Desierto de los Leones, con una nave de Viajeros Intergalácticos.

Nunca he contado estas cosas. Porque no veo motivo como para estar relatando esta historia a todas horas. Ahora bien, lo que sí quiero decirles a ustedes, en forma enfática, es que ellos quieren ayudarnos, y no tiene nada de raro que tengan que intervenir en el momento en que nosotros nos precipitemos en el gran holocausto atómico. Ellos siempre han ayudado a la humanidad. Sur-can el espacio por todas partes; no es la primera vez que nos visitan; siempre nos han visitado y siempre nos seguirán visitando. Indubitablemente no pueden dejarnos abandonados; tendrán que intervenir para ayudarnos. Son Hombres en el sentido más completo de la palabra, pero Hombres Verdaderos. Hago cierto énfasis en esta afirmación, porque sucede que nosotros los terrícolas somos más bien “animales intelectuales”, y eso es todo.

D. Doctor, se habla mucho del Planeta Hercólubus, o Planeta Rojo, llamado así por los científicos, ¿es cierto que este planeta chocará con la Tierra?

M. Bueno, lo que usted está diciendo está ya debidamente comprobado en todos los observatorios del mundo. Mas quiero aclarar que el choque será de tipo electromagnético. No es un choque físico, de masas. Mas es claro, que si el Planeta Hercólubus pasa demasiado cerca de nuestro Planeta Tierra, tiene que producirse una catástrofe.

Sucede que el Hercólubus es un mundo gigantesco. Podríamos aseverar que es varias veces más grande que Júpiter, el titán de nuestro Sistema Solar, y al pasar cerca a nuestro mundo, tendrá que producir una revolución de los ejes de la Tierra, entonces, los mares cambiarán de lecho, y las tierras actuales se sumergirán entre el fondo mismo del océano.

Mas antes de que venga la catástrofe ésta (de la revolución de los ejes de la Tierra), el fuego entrará en actividad. Indubitablemente, conforme Hercólubus se vaya acercando, el fuego líquido que existe en el interior de nuestro mundo saltará a la superficie, y entonces, aparecerán volcanes en erupción por todas partes acompañados de fuertes terremotos, y caerán todas las grandes ciudades del mundo: Nueva York, París, Londres, Buenos Aires y hasta nuestro querido Distrito Federal en México, ¡nada se salvará de la hecatombe!

Los que no crean, pues que no crean, hechos son hechos y ante los hechos tendrán que rendirse. Así pues, que Hercólubus se acerca y ya está a la vista de todos los observatorios del mundo; ya existen mapas estelares donde se nos muestra la órbita de Hercólubus; pertenece a un Sistema Solar llamado “Tylo”, y es obvio que tendrá que pasar muy cerca de nosotros; tal mundo es demasiado gigantesco y tiene que producir en nuestra Tierra terribles convulsiones.

Así pues, Hercólubus traerá el duelo del fuego y del agua dentro de nuestro mundo y todo lo que actualmente existe dejará de existir dentro de poco tiempo. Que las gentes no crean, que se ríen, ¡qué importa a la ciencia y qué a nosotros! Escrito está, que: “El que ríe de lo que desconoce está en el camino de ser idiota.” Esta es una terrible afirmación. Así pues, en nombre de la verdad, tengo que decirles a ustedes que Hercólubus está cerca.

D. Nos podría usted decir, Doctor Samael Aun Weor, en base a sus planteamientos, pues, verdaderamente interesantes, ¿en qué consistirá la Catástrofe Mundial del año de 1999?

M. Bien vale la pena contestar esta cuestión. Indubitablemente dice Miguel Nostradamus, famoso astrólogo, que cuando Hercólubus se acerque, se verán en el cielo como dos soles. Y ésto alarmará a las multitudes.

Con el acercamiento de Hercólubus la gente se pondrá excesivamente nerviosa. Obviamente, las ondas electromagnéticas de tal mundo son poderosas; cuando ésto sea, ya la Tercera Guerra Mundial habrá pasado. Entonces nuestro planeta por esos tiempos estará muy cargado de radioactividad.

Dice Miguel de Nostradamus que “con la llegada de Hercólubus, todo lo que actualmente existe dejará de existir”. También afirma, claramente, “que los astrónomos de aquella época, incapaces de entender la honda significación que encierra este movimiento estelar, harán planes a lo lindo para el futuro, tendrán bellos sofismas de distracción, y que entonces las gentes, confundidas por los sabios terrícolas, no tendrán ni la más remota oportunidad de defenderse”.

Ahora bien, cada vez que Hercólubus ha llegado a la Tierra, se ha producido una catástrofe. Llegó al final de la Raza Lemúrica, y entonces los fuegos de aquel continente entraron en erupción y ya sabemos que la Lemuria se hundió a través de 10.000 años de terremotos. Llegó al final de la época Atlántida y ya sabemos que los habitantes de la Atlántida perecieron devorados por las aguas, según lo dice el Diluvio Universal, según lo mencionan los historiadores religiosos de todas las edades y de todas las épocas. Y viene ahora, precisamente al final de nuestra Raza Aria, para poner punto final a ésta civilización degenerada y decadente.

La humanidad ya está lo suficientemente madura como para recibir el “castigo final”, esa es la cruda realidad hallada en las tremendas profecías de Nostradamus tal como están escritas, en su famoso libro titulado “Las Centurias”. Y aquéllos que nos escuchen, tengan la bondad de estudiarse esa obra, y verán confirmadas mis afirmaciones.

Así pues, que la base fundamental de la Gran Catástrofe estará en la llegada de Hercólubus; los astrónomos lo tienen a la vista de sus telescopios en estos momentos, y en todos los observatorios del mundo ya está pintada la catástrofe, está dibujada en los distintos mapas cósmicos. Si actualmente no se le está haciendo mucha publicidad a esta cuestión es para evitar la psicosis colectiva. Afirmaciones Televisadas del Avatara

Publicado en El Quinto Evangelio

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal