LA PREPARACIÓN DE UN PUEBLO SECRETO

 La Preparación de un Pueblo Secreto ...Me dirijo esta noche, en este Festival Gnóstico, que habrá de quedar escrito en los anales de la historia del Gnosticismo Universal...

Vamos a dar comienzo a la conferencia que ahora nos interesa. Ante todo, hemos de aclarar algunos puntos: ¿Por qué estamos aquí? ¿Para qué? ¿Cuál es realmente el objetivo, el propósito?...

Ciertamente, ustedes están aquí para escucharme y yo estoy aquí para hablarles. Tienen ustedes interés en escuchar, y yo tengo interés en hablar. Obviamente, se trata de algo muy grande: Se trata de crear, no una simple Escuela, o una Secta más, se trata de FORMAR un ejército, quiero referirme, en forma enfática, al EJÉRCITO DE SALVACIÓN MUNDIAL..

El 4 de Febrero del año 1962, entre las dos y tres de la tarde, acaeció un acontecimiento extraordinario: Entonces hubo un “embotellamiento” del tránsito sideral, en la constelación maravillosa del Aguador.

No estamos afirmando algo a priori sin fundamento alguno; esto que estoy aquí diciendo, fue visto por todos los telescopios del mundo; desde todos los países de la Tierra se pudo verificar el crudo acontecimiento sideral; hubo un eclipse de Sol y de Luna (total) y nadie que tenga conocimiento de Astronomía, lo podría negar...

Fue precisamente en ese año y a esa hora, cuando se inició la ERA DE ACUARIO: Todos los planetas del Sistema Solar se dieron cita en el Signo del Aguador, para el CONCILIO CÓSMICO.

Existen, indudablemente, muchas tesis y antítesis sobre la fecha en que la Edad de Acuario habría de iniciarse. Algunos suponen que se inició muchos años antes, otros creen que habrá de iniciarse muchos años después, pero hechos son hechos, y ante los hechos tenemos de rendirnos.

El Congreso Cósmico, repito, fue visto por todos los astrónomos del mundo entero. A partir de esa fecha, la vibración cósmica de Acuario se ha intensificado tremendamente...

Cuando nosotros observamos claramente el signo Zodiacal de Acuario, podemos evidenciar cosas extraordinarias: Acuario es casa de URANO y de SATURNO. Urano es un planeta revolucionario, terrible en un ciento por ciento, diríamos, catastrófico, y sin embargo, controla las glándulas sexuales. Saturno, obviamente, está simbolizado siempre por el Cuervo de la Muerte; nos recuerda al Caos, el regreso al punto de partida original.

Frente a frente a la Constelación del Aguador, hallamos la Constelación de LEO. Obviamente, Leo es un signo Zodiacal de Fuego, revolucionario, tremendo.

Estos dos signos (Acuario y Leo) nos invitan claramente a la reflexión... Acuario, por un lado con su CAOS (la MUERTE) y la REVOLUCIÓN de Urano; y Leo, por el otro lado, con el FUEGO abrasador del Universo; obviamente, el LEÓN DE LA LEY sale al encuentro de una humanidad ya lo suficientemente madura para el castigo final.

Si nosotros meditamos en estos puntos de vista, llegamos a la conclusión de que los TIEMPOS DEL FIN han llegado y estamos en ellos...

Incuestionablemente, nos encontramos en un momento crítico, terrible y difícil: Enfermedades desconocidas aparecen por aquí, por allá y acullá; la Tierra tiembla y se estremece en todos los ámbitos del mundo...

Los mares, otrora puros, se hallan contaminados; las especies marítimas están falleciendo; se han convertido los Océanos de la Tierra en verdaderos basureros; los desperdicios atómicos, ciertamente, no tienen lugar seguro donde puedan ser inofensivos. Es claro que cualquier recipiente que contenga tales desperdicios, tarde o temprano falla, no sirve, y como secuencia o corolario puede provocarse una catástrofe...

La Tierra, tan necesaria para el cultivo se está volviendo estéril; millones de personas habitan sobre la faz del mundo; hay hambre. No hay duda de que en un próximo futuro, inmediato, vendrá una gran desolación y muchas las criaturas que fallecerán por falta de alimentos...

Guerras y rumores de guerras en todas partes y en todos los lugares; enfermedades desconocidas, nunca antes vistas, etc...

La atmósfera se encuentra contaminada. Cuando uno sale de viaje o sale a los campos, y mira el azul del cielo, ya no brilla éste con ese color tan nítido y perfecto, conque brillara en otros tiempos. Ahora tiene un color ligeramente plomizo, grisáceo; lo que indica que la atmósfera de la Tierra ha sido alterada.

Es evidente que la contaminación ha alterado la atmósfera. No se necesita ser muy sabio para entender, que la camada superior de la atmósfera terrestre es el filtro supremo, encargado de analizar y descomponer los rayos solares en luz, calor, color y sonido.

Desafortunadamente, ese filtro se ha adulterado, debido a las explosiones atómicas. Antes de poco, ese filtro ya no podrá analizar y descomponer las vibraciones solares en luz y calor, y veremos, entonces, al Sol de un color negro y la Luna roja como sangre...

Por otra parte, la INVOLUCIÓN ha llegado al máximo: En casi todos los países de la Tierra, el lesbianismo, el homosexualismo, el adulterio, la lascivia, han degenerado completamente a la humanidad... Ya no hay “hijos para los padres” ni “padres para los hijos”: Se podrían escribir capítulos espantosos sobre lo que hoy existe entre padres e hijos, en todos los lugares de la Tierra! Se ha perdido la vergüenza orgánica; el intelecto se ha degenerado, etc...

Si miramos por doquiera, no iremos más que “el llanto y el crujir de dientes”, como dice las Sagradas Escrituras...

Al hablar así, no quiero volverme, sencillamente, lúgubre, ni lo hago con el deseo de espantar a nadie; sólo quiero, aquí, en esta sala, que nosotros, muy juiciosamente, reflexionemos de verdad sobre todos estos puntos...

¿Qué fue de las buenas costumbres de nuestros abuelos? ¿En qué quedó la vergüenza orgánica? ¿Por qué el intelecto se puso al servicio del Mal?

Miremos en derredor todo lo que sucede... Indubitablemente, la humanidad está gobernada por los intelectuales en todos los ámbitos de la Tierra. Mas, ¿en qué estado se encuentra la humanidad? ¡Hay caos, ¿verdad? Hay anarquía, y esto no me lo pueden ustedes negar aquí!

Así pues, reflexionemos... ¿Somos nosotros, acaso, felices? ¡No! ¿Quién podría hablar de Felicidad? ¡Ninguno! Entonces, nos encontramos frente a nosotros mismos, abocados a nuestro propio destino, enfrentados ante el dilema del SER o del NO SER de la Filosofía.

Ha llegado la hora, pues, en que debemos reflexionar profundamente... ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Para dónde vamos? ¿Cuál es el objetivo de la existencia? ¿Por qué vivimos? ¿Para qué?...

Vivir así, “por vivir”, comiendo, bebiendo, reproduciéndonos y luego morir, resulta en el fondo bastante aburridor, hasta insensato, diríamos...

Obviamente, nos encontramos en los tiempos del fin... Cuando miramos a la Tierra con sus estaciones, entendemos mucho. Nuestro planeta Tierra viaja alrededor del Sol en 365 días y algunas fracciones de minutos y segundos; eso es lo que se podría denominar, un “AÑO TERRESTRE”, y tiene Cuatro Estaciones: Primavera, Verano, Otoño e Invierno. No podemos negar que también existe el “AÑO SIDERAL”, el “Año Cósmico”...

El Sistema Solar de Ors, este Sistema Solar en el cual vivimos, nos movemos y tenemos nuestro SER, viaja alrededor del Cinturón Zodiacal en 25.968 años. El viaje del Sistema Solar alrededor del Cinturón Zodiacal, es lo que constituye el Año Sideral.

Incuestionablemente, así como el Año Terrestre tiene sus Cuatro Estaciones, así también, el Año Sideral tiene CUATRO ESTACIONES: Primavera (la Edad de Oro); Verano (la Edad de Plata); Otoño (la Edad de Cobre); Invierno (la Edad de Hierro).

Durante la EDAD DE ORO, la vida es un verdadero Edem; la humanidad sale perfecta de entre las manos de su Creador; gobiernan la Dinastías Solares y por doquiera bulle y palpita la Felicidad.

En la EDAD DE PLATA, palidece un poco el esplendor primigenio, más continúan la Dinastías Solares gobernado; gobernando un mundo donde no hay fronteras, un mundo donde solamente reina la Paz y el Amor.

En la EDAD DE COBRE, la humanidad comienza con sus fronteras y sus guerras, con sus odios y crímenes.

Mas en la EDAD DE HIERRO todo se degenera, es el “Invierno”; y al fin, termina esta edad con un pavoroso y tremendo cataclismo.

Nosotros nos encontramos en este momento, precisamente, en el “Invierno” de este Año Sideral, en la Edad de Hierro, en el KALI-YUGA. Indubitablemente, cada vez que una raza llega a la Edad de Hierro, es decir, al “Invierno”, perece mediante un gran cataclismo.

¿Qué diremos nosotros, por ejemplo, de la RAZA POLAR, que otrora habitara el casquete polar del Norte? ¡Perecieron!...

¿Qué diremos de los HIPERBÓREOS, a los cuales alude Federico Nietzsche? Se dice que “perecieron arrasados pos fuertes huracanes”...

¿Y qué se dirá de los LEMURES? ¡Ellos perecieron por Sol de lluvia de fuego, volcanes y terremotos!...

Y de los ATLANTES, ¿Qué se ha dicho? ¿Qué dicen los Libros Sagrados? Realmente, todos ellos afirman que hubo un DILUVIO UNIVERSAL. Fue entonces cuando la revolución de los ejes de la Tierra hizo que los mares cambiaran de lecho, y perecieron entre las aguas del Atlántico millones de personas...

Ahora, es bueno que ustedes entiendan que estamos en la Edad de Hierro y que ya se ha llegado al fin. La Simbología Esotérica Oculta, para representar el momento actual, pone un gran reloj: un RELOJ DE ARENA que está quieto, no anda, como indicando, pues, que los tiempos se han cumplido. Junto al reloj, un ESQUELETO con su guadaña, él representa a la muerte.

Así pues, los tiempos se han cumplido, El principio del fin de esta RAZA ARIA comenzó, exactamente, en la Constelación de Acuario. Fue entonces cuando el Sol reinició su marcha, junto con todos los mundos del Sistema Solar, alrededor del Cinturón Zodiacal.

Una raza no dura más que lo que dura un viaje del Sistema Solar alrededor del Zodíaco. Después de haber viajado el Sistema Solar por todas las Doce Constelaciones, ha vuelto a su punto de partida original. Así pues, el Año Sideral está concluyendo; antes de poco habrá llegado el fin...

Durante el viaje, los EJES DE LA TIERRA se van revolucionando, los Polos se van desviando. Bien saben los hombres de ciencia, que ya el Polo Magnético no coincide con el Polo Geográfico. Si un aviador en un avión se dirige hacia el Norte, de acuerdo con la orientación de la brújula, al llegar, exactamente, al Polo Norte, la aguja quedaría como loca; descendería el aviador, entonces, verticalmente con su nave, pero no hallaría el Polo en ese lugar...

Ya el Polo Norte se está desviado (los Polos se están desviando) Bien se sabe que el Polo Norte se está deshelando; grandes ICEBERGS se encuentran cerca de la zona Ecuatorial, vienen desprendidos de los Polos. Así pues, la revolución de los ejes de la Tierra es un hecho, está demostrado y se puede demostrar con mecánica celeste. ..

Añádase a eso, algo insólito. Quiero referirme esta noche a HERCÓLUBUS, el monstruo gigantesco que ha de tragarse a nuestro planeta Tierra.

¡Ya viene Hercólubus, se encuentra a la vista de todos los astrónomos del Planeta Tierra; es un mundo gigantesco, poderoso, seis veces más grande que Júpiter, pertenece al Sistema Solar de TYLO! No es como muchos suponen, un Planeta dislocado de algún Sistema Solar. ¡No, no se ha dislocado!; gira alrededor de su centro de gravitación que es el Sol Tylo.

Antes de poco, aquél gigantesco mundo pasará por un ángulo de nuestro Sistema Solar, entonces precipitará la catástrofe.

En mecánica celeste, Hercólubus obra de cuando en cuando, el ayuda, dijéramos, a verticalizar los Polos; él es una pieza de una gran máquina.

El acercamiento de Hercólubus está a las puertas... En el año 1999, Hercólubus aparecerá visible ante todos los seres humanos y en pleno medio día; parecerá como si fuera otro Sol y todo ojo lo verá...

Cuando Hercólubus pase cerca de la Tierra, obviamente precipitará la catástrofe. Aquel gigantesco mundo posee una fuerza de atracción extraordinaria, y secuencialmente diremos, que el fuego de los VOLCANES saltará por aquí, por allá y acullá.

El fuego líquido del interior de la Tierra originará también nuevos volcanes al buscar salida, y en general, el Elemento Ígneo hará que arda todo lo que es y todo lo que ha sido. Por eso fue que Pedro dijo: “Los elementos, ardiendo, serán desechos, y la Tierra y todas las obras que en ellas hay, serán quemadas”...

El agua hará el dúo al el fuego; con la revolución de los ejes de la Tierra los mares cambiarán de lecho; perecerán todos los seres humanos...

Ahora, quiero que entiendan por qué estamos formando el EJÉRCITO DE SALVACIÓN MUNDIAL; nosotros queremos iniciar una Nueva Civilización, y una Nueva Cultura...

Los tiempos apocalípticos del fin, han llegado. La humanidad ha rasgado SEIS SELLOS del Gran Libro de San Juan; cuando rasgue el SÉPTIMO SELLO, el fin ha llegado, se producirá la catástrofe...

Podría objetársenos aquí, en esta sala, que muchos otros en el pasado, aguardaron siempre los tiempos del fin y que nada pasó. Yo quiero decirles que esta vez estamos hablamos sobre las Leyes de MECÁNICA CELESTE. Si la mecánica celeste no existiera, tampoco existiría el orden de los mundos; si la mecánica celeste no existiera, el Cosmos, todo, terminaría en una Catástrofe.

Así pues, lo que estamos diciendo puede ser demostrado con aparatos mecánicos perfectos. Son hechos concretos claros y definitivos; ¡y hechos son hechos y ante los hechos tenemos que rendirnos!

Así como en el Continente Atlante hubo una humanidad elegida, que sirvió de base o de núcleo para la formación de nuestra raza, de esta Quinta Raza Aria que hoy habita perversamente sobre los Cinco Continentes del mundo, así también diré, que ahora, por estos tiempos, se va a formar un PUEBLO, un NÚCLEO para la formación de la futura SEXTA RAZA RAÍZ.

Así como los Atlantes no creyeron jamás al MANÚ VAIVASWATA, de que los tiempos del fin habían llegado, y en vísperas de la Gran Catástrofe comían y bebían, y se divertían, se casaban y se daban en matrimonio, y al otro día eran cadáveres, así también diré, que esto que estoy afirmando aquí, en forma enfática, no será creído por todos.

Obviamente, muchos se reirán, diciendo: “Sobre esto del fin del mundo se ha hablado mucho, ¿y qué?”... Pedro mismo, el Apóstol, se adelantó diciendo que “por estos días, muchas gentes inicuas y perversas dirían: «¿Dónde está el cumplimiento de tu profecía, sobre su venida, si todo permanece como los primeros días de nuestros primeros padres?»”...

Pero los Atlantes, también se rieron de la Catástrofe en su tiempo, y perecieron. Cuando la revolución de los ejes de la Tierra hizo que cambiaran de lecho los océanos, se hundió la Atlántida con todos sus millones de habitantes...

Hoy, nos acercamos a otra vez a una nueva gigantesca catástrofe. Yo, como el Manú Vaivaswata, también estoy advirtiendo en mi tiempo, en este tiempo, que la hora final se acerca; que ya viene ese gigantesco monstruo planetario gigantesco que ha de tragarse el mundo!

Al decir así, sé que muchos de los aquí presentes ofrecen resistencia; sé que se ríen. Mas escrito está que “el que ríe de lo que desconoce, está en el camino de ser idiota”.... Así pues que, ¡preparémonos!

La Tierra está en estos momentos sometida a una gran agonía, y el fin de toda agonía se llama “MUERTE”. Cuando un enfermo agoniza, cuando presenta síntomas inconfundibles de su muerte, bien sabemos lo que viene: La defunción, el desenlace...

La Tierra, en este momento, está gimiendo, está agonizando; los mares están contaminados como ya dije; las explosiones atómicas están sacudiendo las entrañas del mundo; la atmósfera está contaminada; todo, absolutamente todo, indica DESASTRE...

¡Agoniza la Tierra! La tenemos sometida a torturas muy largas y espantosas, y morirá, terminará con un gran cataclismo.

Conforme el Sol vaya brillando más y más hacia el Norte, conforme LE VEAMOS SALIR CADA VEZ MÁS y más POR LAS REGIONES DEL SEPTENTRIÓN, sabremos que el tiempo del fin lleva cada vez más y más cerca, a la humanidad, hacia la catástrofe.

Bueno, así como en la Atlántida se formó un PUEBLO SELECTO, así estamos formando ahora un Pueblo. Quiero referirme, en forma enfática, al EJÉRCITO DE SALVACIÓN MUNDIAL. Este Mensaje que estamos entregando en toda la redondez de la Tierra, habrá de llegar a todos los corazones...

La GNOSIS brilla ahora en Argentina, en Brasil, en el Perú, en EL Ecuador, en Colombia,...  La Preparación de un Pueblo Secreto ...Venezuela, Costa Rica,... La Preparación de un Pueblo Secreto ...en la República de El Salvador, en Guatemala, en México, comienza en los Estados Unidos y hay primeros destellos ya en el Canadá. Antes de poco, el Movimiento Gnóstico, en todo el hemisferio occidental, relumbrará maravillosamente. Puede decirse que ya centellea por aquí, por allá y acullá; puede decirse que ya está formado el Ejército.

Un poco más tarde continuaremos nosotros con Inglaterra, Francia y todos los países de Europa. Posteriormente, avanzaremos por el Medio Oriente y el Asia... Y será precisamente en el Continente Asiático donde la Gnosis llegará a su culminación, a su apogeo.

Ésta es la primera fase de la labor: ¡Difusión! Terminada la labor de difusión. Los hermanos, encargados de esta labor, nos retiraremos al silencio y a la Meditación, hasta que fermente la levadura, hasta que llegue la época.

Y momentos antes de la catástrofe, sabremos quienes son aquellos que han trabajado sobre sí mismos, aquí y ahora. Esos que sobre sí mismos hayan trabajado, esos que se hayan transformado, esos que hayan eliminado de su psiquis todos los elementos inhumanos que poseemos, serán seleccionados secretamente, y llevados a cierto lugar, antes de la catástrofe final; desde allí contemplaremos el duelo de fuego y agua, durante siglos...

Después de la catástrofe, la Tierra, toda, quedará envuelta en fuego y vapor de agua. A nosotros los Hermanos nos tocará sacar de entre el humo y las llamas al Pueblo Selecto. Tal Pueblo habrá de vivir en un lugar escogido, hasta que la Tierra esté en condiciones de volver a ser habitada.

Del fondo de los mares brotarán tierras nuevas; y cuando un doble arco iris resplandezca en las nubes, señal de una nueva alianza de Dios con los hombres, este Pueblo Selecto pasará a habitar esas tierras y servirá de núcleo para la formación de la Sexta Raza Raíz.

¡Así pues, que se sepa de una vez y para siempre, que nosotros, los Arios, que nosotros, los habitantes de la Tierra en estos tiempos, VAMOS A SER DESTRUIDOS! ¡Que se sepa de una vez y para siempre, que la Raza Aria va a concluir definitivamente, y para siempre!

Creo que ustedes van entendiendo el motivo por el que estamos reunidos esta noche. Creo que ustedes van entendiendo cuál es el sentido de la formación del Ejército de Salvación Mundial...

Empero, no toda la humanidad nos escuchará. Tampoco se escuchó al Manú Vaivaswata en su época, todos se rieron de él. Ni se escucharon a los Paladines de aquella edad. La gente nunca aceptan la cruda realidad de los hechos, hasta que los tienen encima; la gente siempre busca una escapatoria, para eludir; busca evasivas, creen siempre que pueden seguir como están, hasta que viene el ¡FRACASO!

Jesús el Cristo, precisamente, vino en el momento más grave de la historia del mundo: Vino en el instante preciso en que la humanidad se lanzaba, exactamente, por el ciclo descendente, involutivo, del Kali Yuga.

Jesús el Cristo, el Gran Iniciado que apareció hace 1975 años, nos trajo una Doctrina extraordinaria, una Doctrina maravillosa que, desgraciadamente, muy pocos han entendido, quiero referirme, en forme clara, a la DOCTRINA DEL GNOSTICISMO UNIVERSAL, quiero referirme a la DOCTRINA DEL CRISTO ÍNTIMO...

Cuando uno medita sobre los Cuatro Evangelios, descubre en ellos Alquimia y Kábala; abunda en los Cuatro Evangelios la Clarividencia, los Desdoblamientos Astrales, los Estados de Jinas, la Curación por imposición de manos, la Oración, la Profecía, la Iluminación, etc...

Obviamente, los Cuatro Evangelios no pueden ser entendidos sino, exclusivamente, por Cristianos Auténticos. Incuestionablemente, los Cuatro Evangelios son Alquimistas, son Kabalistas y son Mágicos, en un ciento por ciento.

El CRISTIANISMO ha tenido dos aspectos: El primero es el aspecto EXOTÉRICO o Público, de las Tradiciones Populares. El segundo, es el aspecto ESOTÉRICO, Oculto. El primero viene a ser el de la multitud; el segundo, los Selectos.

La Doctrina del Cristo Íntimo es asombrosa, revolucionaria, terrible...

Jesús, el Gran Kabir, tiene el mérito de haber traído la Doctrina del Cristo Interior. Desafortunadamente, las gentes interpretan los Evangelios la letra muerta. Basta, muchas veces, un versículo para que de el mismo se forme una nueva secta. Hay más de 5.000 sectas basadas en los Evangelios, entonces, ¿cuál de ellas tiene la razón? ¿Cuál de ellas está en lo cierto? ¿Cuál de ellas ha comprendido, realmente, la Doctrina del Salvador?

Si todas las sectas de tipo Cristiano hubieran entendido los Evangelios, cabalmente, no existiría sino una sola. Mas, por el hecho mismo que existan tantos y tantos miles de sectas, basadas en los versículos Bíblicos, podemos deducir que todos están confundidos y que nadie ha entendido los Evangelios.

Estos están escritos en clave; fueron escritos por Iniciados y para Iniciados. Fueron escritos 400 años después de la venida del Gran Kabir. ¿Quién podría entenderlos? Solamente los Gnósticos, los Esoteristas, aquellos que conocen la Doctrina Secreta del Salvador del mundo.

La vida, pasión y muerte del Cristo, no es exclusiva cuestión histórica de un pasado. La vida, pasión y muerte del Gran Kabir hay que entenderla. La �palabra “Jesús”, en sí misma, es una palabra Hebraica: “Jeshuá”, es decir, “SALVADOR”.

Nosotros necesitamos saber, exactamente, cuál es el “Salvador”, quién es el que puede salvarnos...

Todas las Teogonías afirman, claramente, que existe un Principio Masculino Universal: Se le llama “JOSÉ”, en el Cristianismo; Se le dice “OSIRIS”, entre los Egipcios; pero, ¿quién es, exactamente ese Principio, qué es? El PADRE.

Bien, ¿y qué es el Padre? Para las Religiones, meramente, Exotéricas o Populares, el Padre es una personalidad celeste que nada tiene que ver con nuestros procesos íntimos. Pero para los Esoteristas, para los verdaderos Magos, para los verdaderos Iniciados, el Padre es la MÓNADA INTERIOR, nuestro Dios Interno particular, individual...

Él se desdobla a sí mismo en una MADRE DIVINA KUNDALINI, en esa “Serpiente Ígnea de los mágicos poderes” que hablan los Indostanes, en DIOS-MADRE...

Ella, la Inefable, antes de ser fecundada por su Divino Esposo EL ESPÍRITU SANTO, es la VIRGEN NEGRA de las criptas de todas las Catedrales Góticas de la Edad Media; es la Virgen Negra que otrora fuera celebrada en sus fiestas en forma magnífica; es la Virgen Negra a la que se le consagraron, en otras edades, ceras o veladoras verdes...

Pero al ser fecundada por el Logos, por el Padre, por su Esposo, se convierte entonces en... La Preparación de un Pueblo Secreto ...en la Isis que lleva a su niño en sus brazos. Y es que el Logos el CRISTO ÍNTIMO desciende a Ella. Y es que el Logos, el Cristo Señor, nace de Ella por obra y gracia de su Divino Esposo, el Espíritu Santo. Entonces resplandece maravillosa... La Preparación de un Pueblo Secreto ...que lleva al Niño en sus brazos.

Bien, es necesario que nosotros entendamos el Esoterismo Crístico y Mágico; es urgente que nosotros entendamos que Jesús, el Gran Kabir, no es algo extraño a nosotros; es necesario que nosotros entendamos que nuestro JESUCRISTO PARTICULAR INDIVIDUAL ES LO QUE CUENTA.

Ese “Jeshuá”, ese “Salvador Interior” ha de venir a nosotros para salvarnos. Y Él nace en nosotros, precisamente, en el momento más adecuado: Él nace en nosotros cuando trabajamos sobre sí mismos para eliminar de nuestro organismo todos los defectos psicológicos que realmente poseemos; entonces es cuando comienza el trabajo de la CRISTIFICACIÓN.

¡Cristificarnos, es lo que nosotros queremos; Cristificarnos es lo que deseamos; Cristificarnos es lo que anhelamos!...

Mas esto que estoy diciendo, necesita algún medio de comprobación (el profano necesita “ver” de alguna forma, tocar, palpar para saber qué hay de real en todas estas cuestiones)...

La Gnosis tiene medios, sistemas exactos, por medio de los cuales se puede evidenciar por sí mismo, verificar el crudo realismo de lo que aquí estamos hablando. Nosotros tenemos técnicas especiales que permiten a todos los seres humanos ver, oír, tocar y palpar, el realismo de estas cuestiones.

Así pues, el Cristo Íntimo, el Jesucristo Interior es lo que cuenta. Cuando Pablo en sus Epístolas alude a Jesús el Cristo, rara vez se refiere al Gran Kabir histórico; normalmente se refiere al Jesucristo Interior, al Jesucristo Particular, Individual.

Aunque Jesús haya nacido mil veces en Belén, de nada serviría eso si no nace en nuestro corazón también. Y así haya muerto y resucitado en la Tierra Santa, de nada serviría eso si no muriera y resucitara en nosotros también.

Así pues, en este momento en que se inicia la Era de Acuario, en este preciso momento en que la humanidad se encuentra abocada ante su propio destino, en este instante en que estamos ante el dilema del SER o NO SER de la Filosofía, no nos queda más remedio que el Cristo Íntimo.

¡El Cristo, no es de afuera de donde habrá de venir! La segunda venida del Cristo es interior, profunda; Él ha de surgir en el fondo mismo de nuestra Conciencia; Él ha de salir de las profundidades vivas de nuestra Alma; Él ha de emerger en nuestros corazones. Así es como ha de entenderse la segunda venida del Cristo.

Es necesario entender que, cuando uno, de verdad, está trabajando sobre sí mismo, cuando uno se propone, ciertamente, eliminar de su psiquis los defectos psicológicos que posee (ira, codicia, lujuria, envidia, orgullo, pereza, gula, etc...), el Cristo Íntimo viene en nuestro auxilio. ¡ÉSA ES LA NAVIDAD DEL CORAZÓN!

Él se hace Hombre entre los hombres; Él se viste con cuerpo de carne y hueso; Él se hace cargo de todos nuestros procesos mentales, sentimentales, emocionales, sexuales, etc., Y así, desde adentro, Él viene e intenta salvarnos, ésa es la esencia del Salvator Salvandus.

El Gnosticismo Universal estudia los Evangelios, penetra en su sentido más profundo...

JUDAS, PILATOS Y CAIFÁS, no es algo exterior. Judas es el Demonio del Deseo, y todos lo llevamos dentro; Pilatos es el Demonio de la Mente, que siempre se está lavando la manos, que nunca tiene la culpa; Caifás, es el Demonio de la Mala Voluntad. Éstos son los Tres Traidores, éstos son los que entregan al Cristo Íntimo.

En cuanto a las MULTITUDES que gritan: ¡“Crucifixia, crucifixia, crucifixia”..., están dentro de nosotros mismos, aquí y ahora: Son los Demonios vivos de nuestras pasiones animales, son nuestros propios DEFECTOS, son nuestros propios errores, son esa pluralidad del mí mismo, del sí mismo...

Nuestro Gran Salvador Interior profundo tiene que vivir (en cada uno de nosotros) su vida, pasión y muerte, y resurrección. Él tiene que vivir el DRAMA CÓSMICO dentro de nosotros: Los Demonios tentadores de nuestras pasiones son, exactamente, los que le azotan, lo que le escupen, los que le abofetean; los Demonios tentadores de nuestros vicios y errores son, exactamente, los mismos que lo torturan, los mismos que ponen en sus sienes la corona de espinas, los mismos que le crucifican interiormente...

Y al fin, el Cristo Íntimo muere. Y con su muerte, lo único que hace es matar a la muerte. Y al fin, resucita dentro de nosotros mismos, aquí y ahora.

Quienes aplazan la RESURRECCIÓN para un lejano futuro indefinido, están equivocados. La Resurrección debe lograrse ahora mismo, aquí mismo, a lo vivo, en carne y hueso, personalmente...

Cuando el Jesucristo Íntimo resucita en nosotros, nosotros resucitamos en Él, y entonces nos levantamos transformados...

Yo conozco, personalmente, Maestros Resurrectos. Quiero referirme, en forma enfática, al CONDE SAN GERMÁN, éste vivió durante los siglos XVII, XVIII XIX, en Europa. ¡Transmutaba el plomo en oro y hacía diamantes de la mejor calidad!

El Conde San Germán todavía vive. En el año 1939 estuvo en Europa, yo me entrevisté con él en una trinchera de Austria, y me dijo personalmente lo siguiente: “Ahora te toca trabajar de abajo para arriba”...

Volverá el Conde San Germán a Europa, en el año 1999. No hay duda que su venida está relacionada con los gigantescos acontecimientos que han de venir...

Conozco otro Maestro Resurrecto, tremendo. Desafortunadamente, éste ha sido demasiado calumniado. Quiero referirme al CONDE CAGLIOSTRO. Él también transmutaba el plomo en oro y hacia diamantes de la mejor calidad. Es mi amigo, vive sobre la faz de la Tierra; lo aprecio en gran manera, como aprecio también a su distinguida esposa, la Condesa.

¿Y qué diremos nosotros de ese gran Alquimista Medieval llamado “NICOLÁS FLAMEL”? Bien sabemos que enriquecía a Europa con sus fundiciones, pues sabía transmutar el plomo en oro, fabricaba diamantes. Vive todavía en la India con su esposa Perenelle.

Conozco muchos otros Maestros Resurrectos. Cuando un Maestro ha resucitado en sí mismo, personalmente, aquí y ahora, ya no puede morir: Ni el veneno de las víboras, ni la bala ni el cuchillo le entra, ¡es inmortal!...

El Cuerpo de un Maestro Resurrecto puede ser revitalizado, reincrudado y convertido en MUTANTE; el Cuerpo de un Maestro Resurrecto puede tomar cualquier figura sin sufrir daño alguno: Puede tomar una figura animal o vegetal, o puede tomar la forma de un anciano o de un niño, a voluntad.

¡Yo conozco a esos Mutantes y de ello puedo dar testimonio! Si ustedes me creen, está bien; si no me creen, ¿qué importa a la Ciencia y qué a nosotros?...

La Resurrección ha de conseguirse, aquí y ahora. Cuando se logra, alcanzamos la Omnisciencia, nos convertimos en la encarnación real de la Verdad, adquirimos Poder sobre el Fuego Flamígero, sobre el Aire, sobre la Tierra, sobre las Aguas. ¡La Resurrección nos hace Dioses!

Así pues, ¿de qué servirían todas las maravillas tener, si nosotros no resucitáramos? Continuarían nuestros errores. Pero es necesario saber que no es la Resurrección una cosa lejana, ha de lograrse ahora mismo, en carne y hueso, personalmente.

Aquí tenemos nosotros métodos, los procedimientos científicos, técnicos, alquimistas, filosóficos y mágicos para lograrla.

Jesús el Cristo no es, pues, una teoría. Desafortunadamente se ha abusado tanto del Cristo Íntimo, se ha abusado tanto del Señor de Perfección, se ha explotado tanto su nombre, que ya las gentes, verdaderamente, no creen.

Cuando se habla sobre Jesús, todos suponen que se trata de una nueva secta religiosa; cuando se habla sobre el Cristo, todos piensan que es una teoría más, una doctrina más. Sucede que las gentes están dormidas, terriblemente dormidas, inconscientes, y por lo mismo no pueden, no logran realmente aprehender o capturar la Doctrina del Esoterismo Crístico.

Aquí, reunidos esta noche nosotros, debemos reflexionar qué es lo que queremos, por qué estamos reunidos y para qué. ¿Por qué han venido algunos hermanos de otros países, con qué objeto? ¿Qué persiguen, qué buscan? ¿Por qué han viajado tan lejos? ¿Por qué han dejado sus hogares? Incuestionablemente, hay inquietud...

Yo digo que solamente el Cristo Íntimo puede transformarnos radicalmente. Yo digo que solamente el Cristo Íntimo puede hacer de nosotros algo distinto, algo diferente.

En los momentos precisos en que nos encontramos ante los tiempos del fin, ante la catástrofe inevitable, ante el fuego flamígero, y ante el agua y ante los huracanes, se hace necesario, se hace urgente, se hace inaplazable agarrarnos a ése único madero de salvación, que es el Cristo Interior, el Cristo Íntimo.

Entre los Aztecas Él es QUETZALCÓATL; entre los antiguos Egipcios Él es HORUS, el Espíritu Divino que Isis, la Madre Divina lleva en sus brazos. En todo caso, Él es único madero de salvación. Pero no hay que buscarlo, jamás, fuera de nosotros mismos, sino dentro de nosotros mismos, aquí y ahora.

Reunidos aquí, en esta sala, sólo los invito a reflexionar profundamente...

Ante todo, es necesario saber por dónde hemos de empezar a trabajar sobre sí mismos. Tenemos que saber, realmente, qué somos. Urge saber cuál es el estado psicológico en que nos encontramos...

Se ha hablado mucho del Yo, del mí mismo, del sí mismo. Pero, ¿quién es ese Yo de la Psicología? ¿Cuál es ese Yo? No es el Yo algo Divinal, subliminal, como piensan algunos pseudoesoteristas y pseudo-ocultistas. Obviamente, el Yo tiene una pluralidad.

Necesitamos conocer la “Doctrina de los Muchos”, la “Doctrina de la Pluralidad de los Yoes”. Nadie es el mismo, siquiera, media hora. Si yo pensara que algunos de ustedes es el mismo durante media hora, abusaría yo de ustedes mismos y también abusaría de mí mismo, de mi propia Mente.

Obviamente, cambiamos a cada instante: En un momento pensamos una cosa, y en otro momento, pensamos en otra cosa totalmente diferente. Y es que los Yoes son muchos: Existe dentro de nosotros “el Yo celo, el Yo tengo ira, el Yo odio, el Yo tengo lujuria”, etc. Todos esos múltiples Yoes parecen personas diferentes viviendo dentro de nosotros mismos, habitando dentro de nuestro propio cuerpo físico, dentro de nuestra propia Personalidad. Todos esos múltiples Yoes constituyen, en sí, la totalidad del Ego, del mí mismo, del sí mismo.

Necesitamos eliminar, de nuestra naturaleza psicológica, todos esos múltiples Yoes. Obviamente, dentro de cada uno de esos Yoes se encuentra embotellada la CONCIENCIA. Nosotros necesitamos desintegrar esos Yoes para que la Conciencia que de libre.

Conforme perseveremos en este TRABAJO INTERIOR (eliminando Yoes), seremos asistidos, y el Cristo Íntimo “vendrá a nosotros como ladrón en la noche, cuando menos se aguarde”... Él vendrá para ayudarnos, personalmente; Él se hará cargo de todos nuestros defectos psicológicos; Él ayudará a eliminar los errores que llevamos dentro. Pero necesitamos trabajar. “Pedid, y se os dará”..., “Buscad, y hallaréis”...

Así pues, mis queridos hermanos gnósticos que hoy están aquí presentes, quiero que sepáis en forma clara, que ha llegado la hora de provocar un CAMBIO RADICAL en nosotros, y eso sola-mente es posible eliminando de nuestra psiquis nuestros defectos psicológicos. Si así procedemos, seremos asistidos por el Cristo Íntimo.

Necesitamos descubrir nuestros errores en relación con las gentes, en la casa, en el templo, en la calle. Necesitamos enjuiciar nuestros errores, y necesitamos, también, eliminarlos. Y eso sola-mente es posible apelando a una Fuerza maravillosa que se llama “Kundalini”, es decir, a la Madre Divina Kundalini, a ese Principio Potencial Ígneo que subyace en el fondo de nosotros mismos, aquí y ahora.

Todas las gentes han rendido culto a Rea, Cibeles, a la Guadalupana, a Isis, a María, pero a nadie se le ocurre pensar que LA MADRE DEL SALVADOR TAMBIÉN ESTÁ DENTRO DE NOSOTROS MISMOS y es una parte de nuestro Ser. Es a Ella a quien debemos invocar...

Más tarde, cuando hayamos avanzado mucho en el trabajo de eliminar errores, vendrá el Cristo Íntimo en nuestro apoyo y entonces seremos transformados, transfigurados radicalmente...

¡Lo que yo quiero esta noche, es invitarlos a la transformación; lo que quiero esta noche, es invitarlos a un cambio total y definitivo; lo que quiero esta noche, es mostrarles el CAMINO DE LA REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA!

¡Estamos formando un Ejército, y es difícil, ahora, clamar en estos desiertos. Pero se que ustedes aman la Verdad, y estoy contento de verlos aquí, reunidos. Los invito a trabajar, sinceramente, a llevar este Evangelio por todos los rincones del mundo; a aumentar la fuerza del Ejército de Salvación Mundial, antes de que llegue la catástrofe final!...

¡Hasta aquí mis palabras de esta noche, Paz Inverencial! La Preparación de un Pueblo Secreto

Publicado en El Quinto Evangelio

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal