PORMENORES SOBRE LOS TIEMPOS DEL FIN

Discípulo. Pormenores sobre los tiempos del fin Venerable Maestro, existe actualmente confusión en el sentido de que se ha dicho por allí, de que sólo quedan cinco años para “morir en sí mismos” y que no hay tiempo realmente, para más nada; que es perder el tiempo, actualmente, estudiar o practicar Runas, etc; y muchas personas no quieren ya ni siquiera planificar nada para el futuro pues consideran que es perder el tiempo. ¿Qué podría usted decirnos al respecto?

Maestro. Bueno, me parece que las gentes son muy exageradas, en realidad de verdad, yo no puedo negar el acercamiento del planeta HERCÓLUBUS; se trata de un mundo gigantesco, que viene navegando a través del inalterable infinito. Pronto llegará, pues, a nuestra órbita terrestre, así es.

Nostradamus por ejemplo, afirma en forma enfática, que el evento éste que aguardamos, será para el año 1999. Las Sagradas Escrituras nos hablan de los “tiempos del fin”. Yo ya hablé claro sobre estas cuestiones en mi libro titulado “La Doctrina Secreta de Anáhuac”; así, no se que es lo que pasa con los hermanitos Gnósticos, si ya escribí lo que tenía que escribir en el citado libro, en relación precisamente con la Catástrofe Final. No me explico, no entiendo por qué motivo ESTÁN EXAGERANDO los hermanos estas cosas y llevándolas a un estado tan alarmante.

En el libro “La Doctrina Secreta de Anáhuac”, no refuté a Nostradamus, pero sí afirmé en forma enfática que EL DÍA NI LA HORA, NADIE LA SABE, ni el Hijo, ni aún los Ángeles del Cielo como dicen las Sagradas Escrituras, SINO EL PADRE...

Pienso que la humanidad ha rasgado SEIS SELLOS del Apocalipsis de San Juan y que sólo FALTA EL SÉPTIMO. Nostradamus se atreve a decir que el evento éste, catastrófico, final, será para el año 1999; allá Nostradamus con su profecía; la he comentado y eso es todo. Pero los hermanitos Gnósticos la exageran. En estos instantes no tengo más que afirmar o ratificar lo que ya dije en “La Doctrina Secreta de Anáhuac”: Que el día ni la hora, nadie la sabe sino el Padre...

Yo me atrevo a pensar que este acontecimiento catastrófico está mucho MÁS ALLÁ DEL 99. A mí me dieron la fecha del año 2500; claro, si sumamos estos números que entre sí, kabalísticamente, tendremos el resultado: 2 + 5 es 7; 7 incuestionablemente es el SÉPTIMO SELLO. La humanidad ha rasgado Seis Sellos, falta el Séptimo. Simbólicamente pues, se me dio el número 2500, así lo entiendo; pero el evento está más allá del 99 (para mi modo de ver).

De manera que creo que los hermanitos deben levantar Templos por todas partes, y TRABAJAR FEBRILMENTE por la difusión de las Enseñanzas Gnósticas, difundir la Doctrina por todas partes, tener sus locales propios. Yo pienso que la cosa no es para el 99; esas fechas así tan sonadas, NUNCA RESULTAN EXACTAS. Creo que la cuestión va más allá del 99. Creo, firmemente, que este asunto es para el TERCER MILENIO. Así pues, ¡que no exageren la nota los hermanitos, que no la exageren!...

D. Maestro, hemos hablado muchas veces del Ejército de Salvación. Realmente ¿hay que formar ese ejército? De ser así, ¿quiénes, qué personas o quiénes lo integrarán y quiénes formarán el núcleo de la Nueva Era?

M. El EJÉRCITO DE SALVACIÓN MUNDIAL está formado, precisamente, por todos los hombres y mujeres de buena voluntad; por aquéllos que pertenecen al Movimiento Gnóstico Cristiano Universal y a nuestra Santa Iglesia Gnóstica. El Ejército de Salvación Mundial debe hacerse poderoso, fuerte, grandioso. DE ENTRE ESE EJÉRCITO HABRÁN DE SALIR LOS ELEGIDOS, los selectos; ellos, en sí mismos, formarán el núcleo de la futura Sexta Raza Raíz.

Ese núcleo habrá de ser sacado de entre el humo y las llamas en su día y su hora, y en un nuevo “Éxodo” debe ser llevado a una isla que existe en el Océano Pacífico... Yo por mi parte, me cuidaré mucho de dar el nombre de esa isla porque conozco muy bien a la humanidad: Si yo divulgara el nombre de esa isla, pues sería invadida, no precisamente por los selectos, sino por millones que se creerían selectos sin serlo, y el resultado sería un fracaso muy grave, pues, para los planes del Logos.

Tendré que “callarme el pico” porque no queda más remedio. ¡Ojalá aumenten mucho los selectos! En todo caso de entre el Ejército de Salvación Mundial, serán sacados los selectos...

D. Maestro, en Venezuela, existe una zona antiquísima conocida pues, como el Macizo de Guayana, esta en la Gran Sabana, donde se piensa construir un Templo y hacer una gran Colonia Gnóstica; y hay algunos hermanos que han viajado hacia la Gran Sabana y están estableciéndose allá con sus sembradíos, sus hogares, etc. Realmente es una zona muy pintoresca, muy hermosa, la zona de la Gran Sabana.

Allí existe una meseta que se llama “Meseta Puemarú”, donde se piensa construir el Templo de la Gran Sabana. Muchos hermanos han preguntado si tendrá un margen de seguridad esta zona con relación al resto del territorio venezolano, en caso de movimientos sísmicos, y de peligro (de lo que ya sabemos que están anunciados y de que vienen sobre toda la humanidad, sobre este globo terrestre). ¿Cree usted realmente Maestro, que hay ese margen de seguridad en esa zona en relación al resto del territorio venezolano? ¿Qué podría decirnos usted, con los planes de la construcción del Templo, etc.?

M. Con el mayor gusto contestaré esta pregunta a C. E. Ahí NO PIENSO QUE HAYA NINGÚN MACIZO SEGURO. Téngase en cuenta que el fondo de los océanos, tanto en el Atlántico como en el Pacífico, está lleno de profundas grietas; algunas de ellas son tan profundas, sobre todo en el Pacífico, que ya ponen en contacto al agua con el fuego; resultado: Presiones y vapores dentro del interior de la Tierra que aumentan de instante en instante, de momento en momento.

Son precisamente esas presiones y vapores la raíz fundamental de todos los terremotos, maremotos, etc., que actualmente están acaeciendo en los diversos lugares del mundo. Que NO SE FORMEN MUCHAS ILUSIONES nuestros hermanitos pensando que hay algún lugar seguro. Hoy NO HAY LUGARES SEGUROS por ninguna parte.

Los TERREMOTOS Y MAREMOTOS se intensificarán terriblemente, y eso será espantoso. La RADIOACTIVIDAD infectará toda la atmósfera y en su día y en su hora, olas monstruosas nunca antes vistas, golpearán las playas, y del fondo de los océanos brotará un sonido extraño. Caerán las principales ciudades del mundo, Nueva York, Londres, París, etc., etc., etc. La radioactividad infectará el fósforo de los cerebros; las gentes parecerán como locas en las calles; entonces habrán escenas dantescas...

No hay duda que estamos en los tiempos del fin, y que la Gran Catástrofe se avecina. ¡Eso no lo podemos negar! Lo único que si es que debemos aclarar, que NO ES EXACTAMENTE EN EL 99, como se ha dicho en “Las Centurias”. Este asunto, esta catástrofe, puede ir un poquito más allá del 99. Tampoco quiero decirles que está demasiado lejos, porque en este caso falsearíamos la verdad. En verdad que ya Hercólubus, el planeta que va a producir la catástrofe, está a la vista de todos los telescopios del mundo. Viene a velocidades gigantescas rumbo a la órbita terrestre...

Cuando se vaya aproximando, lo primero que saltará hacia la superficie, será el fuego de los volcanes, el fuego líquido que originará innumerables cráteres. Los terremotos irán secuencialmente apareciendo por aquí, por allá y acullá...

En el máximum de acercamiento de Hercólubus se producirá una REVOLUCIÓN TOTAL DE LOS EJES DE LA TIERRA; los mares cambiarán de lechos y morirá toda la humanidad. Pero no creo que esto sea precisamente en el 99; pienso que esto es UN POQUITO MÁS ALLÁ DEL 99; tampoco demasiado lejos. Pero sí alcanzan los hermanos a fabricar sus templos, alcanzan a estudiar, alcanzan a trabajar sobre sí mismos, profundamente, eso es lo que quiero aclarar en este cassette.

D. Maestro, llegado el momento de la Catástrofe Final, ¿en qué forma? ¿Cómo serán salvados los selectos que se encuentran diseminados por los diferentes sitios de la Tierra?

M. Con el mayor gusto daremos respuesta a esta interesante pregunta de C.E. En estos precisos momentos, el Ejército de Salvación Mundial avanza poderoso en toda la América. Ya nuestro Movimiento, resplandece glorioso en todo el hemisferio occidental. Posteriormente, tendremos que llevar la Gnosis a Europa, para establecer fuertemente el Movimiento Gnóstico y nuestra Santa Iglesia en aquél gran continente. Un poco más tarde en el tiempo, avanzaremos sobre el Asia, y allí se dice que es donde nuestro Movimiento llegará a su apogeo, a su máximo esplendor.

Cuando esto se haya cumplido, me tocará internarme en el país del Tíbet. Por aquella época el Dalai Lama habrá vuelto a su trono y los Chinos comunistas, habrán abandonado tal país.

Cumpliré cierta misión secreta en el Tíbet y luego, definitivamente, avanzaré hacia Agarthi. Será en las Tierras de Jinas, en la Cuarta Vertical donde por algún tiempo viviré en compañía de muchos Iniciados, en vísperas del Cataclismo Final, que entiendo será en el siglo entrante después del año 2000.

Un grupo de hermanos, Lamas, Adeptos de la Fraternidad de la Luz Interior, abandonaremos nuevamente aquellas Sagradas Tierras Orientales, para venir hacia el Mundo Occidental. Entonces no vendremos ya escribiendo libros, ni dictando conferencias, sino BUSCANDO A LOS QUE ESTÉN AUTORREALIZADOS o por lo menos a aquéllos que hayan DISUELTO si quiera EL 50% DEL EGO, si quiera eso. ÉSOS SERÁN LOS SELECTOS. Nosotros sabremos perfectísimamente como reencontrarles en la Tierra; no necesitamos de sus señas postales o domiciliarias y secretamente nos los llevaremos hacia la Isla de Promisión.

Después de la Gran Catástrofe, la Tierra quedará envuelta en fuego y vapor de agua, y los selectos, desde aquella isla, podrán ver el duelo a muerte entre el fuego y el agua. Pasados dos siglos, brillará el arco iris en las nubes otra vez, señal de una nueva alianza de Dios con los Hombres. Nuevas tierras habrán surgido del fondo de los océanos para que se cumplan las profecías de Pedro, el Apóstol, en su Epístola Segunda a los Romanos. Y habrán cielos nuevos y tierras nuevas; los núcleos selectos establecidos en aquellas tierras, darán origen a la futura Sexta Raza Raíz.

En la Nueva Edad no se admitirá a nadie que tenga Ego. Cuando el núcleo de selectos se establezca en tierras nuevas, ya habrá disuelto el Ego, y aquéllos que tomen cuerpo, entre el grupo selecto, estarán desprovistos de Ego. Está prohibido en la Nueva Edad, darle cuerpo a quienes tengan Ego. Si una persona tuviese Ego en la futura Edad de Oro, esa persona, acabaría con la Edad de Oro, dañaría a todos, perjudicaría gravemente. Eso es lo que puedo contestar en estos instantes.

D. Existen ciertas tendencias y corrientes ahorita, a investigar los fenómenos de los Objetos Voladores no identificados, los Ovnis, Platillos Voladores, etc. Indudablemente que ya es innegable la presencia de Naves Cósmicas, en diferentes partes del mundo, ya han sido visibles, han sido retratadas y algunos personeros guías de algunas organizaciones dicen haber estado a bordo de esas naves...

Pero, lo más importante es, que algunos creen que teniendo contacto telepático según ellos, con estas Naves Cósmicas y con sus tripulantes, significa de hecho ya, la salvación para ellos, porque serán salvados, serán sacados en estas naves hacia otros mundos, hacia otros planetas por estos amigos del espacio, sin ningún otro tipo de trabajo en sí mismos, ni de morir, ni del sacrificio.

¿Cree usted, realmente, que podrán ser salvados por estos hermanos de otros planetas las personas que no han trabajado sobre sí mismo, y que simplemente tengan contacto telepático con los miembros de estas naves?

M. Bueno, yo creo que TODO CUESTA EN LA VIDA, ¿no? Que nada se nos da “de regalado”. Cuando los Extraterrestres se llevan a alguien, éste es selecto. Obviamente, si en la presente existencia no HA HECHO ALGÚN TRABAJO SOBRE SÍ MISMO, en pasadas existencias sí lo ha hecho, así es como la semilla es seleccionada.

Actualmente existen en Júpiter habitantes terrestres; también los hay actualmente en cierta luna de Júpiter, me refiero a este... Ganimedes, hay habitantes de nuestra Tierra ya viviendo en Marte; también hay habitantes de nuestra Tierra viviendo en Venus, etc. Habitantes que han sido llevados de aquí de la Tierra en Naves Cósmicas. Estas gentes que desaparecen así, son MEZCLADAS CON GENTE DE OTROS MUNDOS, el resultado será traído más tarde aquí, precisamente aquí, a nuestro planeta Tierra. Será traído después de la Gran Catástrofe que se avecina.

Ese resultado, dotado de Poderes distintos, Divinos (debido a la mezcla con otras gentes, de mundos diferentes), se mezclarán a su vez, se cruzarán con los del núcleo fundamental, y EL RESULTADO SERÁ UNA HUMANIDAD MUY ESPECIAL, dotada de Clarividencia, Clariaudiencia, capacidades para el Desdoblamiento, Iluminación, etc. Una humanidad distinta, diferente, la humanidad de la Edad de Oro que ya se avecina. Es mi concepto.

D. Bien, agradecemos infinitamente las respuestas y el mensaje del Venerable Maestro Samael Aun Weor, en relación a la entrevista que hemos efectuado en el día de hoy. Pormenores sobre los tiempos del fin

Publicado en El Quinto Evangelio

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal