MÁS ALLÁ DE LA MENTE

 Más Allá de la Mente Con todo eso que hemos escuchado de los hermanos, obviamente, nos hallamos en un estado, ciertamente, lamentable: verdaderas máquinas, sometidas a leyes externas e internas, a fuerzas de acción y reacción, etc.

Obviamente, el Animal Intelectual, equivocadamente llamado “hombre”, NO POSEE UNA MENTE INDIVIDUAL. En realidad, ese “homúnculo racional” POSEE MUCHAS “MENTES”.

Se nos dicho, y es verdad (y cualquier esoterista avanzado lo puede verificar por sí mismo) que EL EGO NO ES INDIVIDUAL. El Ego, en sí mismo, es una suma de agregados psíquicos (como dijera el Buddhismo Esotérico).

Cada uno de los agregados que componen al “mí mismo”, al “sí mismo”, al Yo, al Ego, es una entidad, es un Yo con “Mente” propia.

Así pues, cada Yo (de los componen el conjunto llamado “Ego”), tiene su propia mentalidad, su propio criterio, sus propias ideas, creencias, emociones, pasiones, voliciones, etc., etc., etc.

Pero si tus pequeños Yoes (pendencieros y gritones, que conforman en su conjunto el llama-do “Ego Psicológico” o “mí mismo”), riñen entre sí, se disputan la supremacía: cada uno de ellos quiere controlar los Centros Capitales de la máquina orgánica.

Cuando cualquiera de ellos logra, por un momento, dominar la situación, y controlar el organismo humano en su totalidad, se siente el único, el amo, el señor; y hasta se atreve a firmar algunos compromisos: Muchas veces jura amor eterno a una mujer, pero, más tarde, cuando tal Ego, o cuando tal Yo, es desplazado por otro que nada tiene que ver con el juramento, el castillo de naipes se va al suelo y la mujer queda decepcionada...

Otras veces, cualquiera de esos tantos Yoes, se entusiasma por la Gnosis, y jura lealtad ante el ara; pero cuando es desplazado por otro, que nada tiene que ver con el contraído juramento gnóstico, entonces, el susodicho hermano se retira, dejando a la congregación pensativa, confundida...

Estamos LLENOS DE ÍNTIMAS CONTRADICCIONES psicológicas. Si nos pudiéramos ver ante un espejo (de cuerpo entero), tal como somos, sentiríamos vergüenza de sí mismos.

Sabemos que estamos llenos de contradicciones, no lo ignoramos, pero siempre hacemos multitud de malabares, o de equilibrios, buscando reajustes, y con justificaciones, “le tapamos (como dicen) el ojo al macho”; nos autoengañamos a sí mismos, en el fondo, con el evidente propósito de huir de nosotros mismos, de no querer ver el crudo realismo de nuestras contradicciones (en ninguna forma nos gustaría saber que estamos medio locos).

Es necesario comprender todo esto a fondo. No poseemos una Mente Individual, un Cuerpo Mental. Sin embargo, Mr. Leadbeater, Annie Besant, Blavatsky, etc., etc., etc., nos hablan del “MANAS INFERIOR” de la Teosofía, del Cuerpo Mental concreto, etc., etc., etc.

Por eso nos decimos a sí mismos, nos preguntamos: Pero, ¿cómo es posible que Clarividentes como Max Heindel, Arturo Powell, Mr. Leadbeater, o la Besant, se hubiesen equivocado? ¿Acaso no medirían ellos, con su “Sexto Sentido”, el Cuerpo Mental? ¿Acaso no estudio, por ejemplo, Mr. Leadbeater, los “Siete Subplanos del Mundo de la Mente”? Entonces, ¿a qué este error, señores? ¿O es que nosotros queremos desautorizar, o descalificar a los investigadores esoteristas, o pseudoesoteristas? Y si son Clarividentes, ¿por qué se equivocaron?

Cada una de estas preguntas es enigmática. Sin embargo, yo los invito a ustedes a la reflexión...

NO BASTA, EXCLUSIVAMENTE, POSEER LA FACULTAD CLARIVIDENTE, ES NECESARIO TAMBIÉN, TENER LA INICIACIÓN.

Que algunos de ellos hubiesen tenido “Iniciaciones”, es algo que no podemos negar. Pero también, es obvio, que les faltó algo más: Les faltó el conocimiento aquel que corresponde a las

Escuelas más avanzada del oriente y del occidente del mundo. Si ellos hubiesen poseído ciertas claves de fondo, indubitablemente, habrían podido evidenciar que eso que ellos veían como Cuerpo Mental, como Color Amarillo penetrando al Sistema Nervioso Central, etc., etc., etc., no era una Mente Individual, sino un conjunto con apariencia íntegra.

Si ellos hubiesen desarrollado fondo el Sahasrara, o Centro de la Polividencia, habrían podido verificar, que eso, que aparentemente era íntegro, en el fondo era “varios”, es decir, fachada de apariencia unitaria, con diversidad variada en la profundidad; en otros términos: no “Mente”, sino “Mentes”.

Pero, ¿quiero decir que ellos (como Mr. Leadbeater, o Blavatsky) no hubiesen desarrollado el Sahasrara? Lo que quiero decir es que les falto, más grados de desarrollo en dicha facultad. Y con lo que estoy diciendo, no lo hago con el ánimo de criticar, sino de aclarar.

Mal podría yo criticar a quienes también lucharon por la humanidad, a quienes, ciertamente, se preocuparon por enseñar. Ellos preparaban el terreno para la Enseñanza Superior. Ellos desbrozaron el Camino, para que pudiese venir más tarde, lo que ahora estamos dando. No estoy, pues, en ningún modo, pronunciando contra los investigadores Teosofistas, o Rosacrucistas, etc; únicamente, quiero ampliar conceptos, pues ellos son dignos de respeto y veneración.

LA MENTE INDIVIDUAL, SOLAMENTE LA TIENEN LOS QUE LA HAN FABRICADO. No es posible fabricarla con teorías, como no es posible que el cuerpo físico (orgánico), nazca o se forme con teorías.

En la misma forma en que nosotros creamoscel cuerpo físico, también tenemos que crear una Mente Individual. Sólo mediante la transmutación inteligente del Hidrógeno Sexual Si-12, es posible, entonces, darle forma al Cuerpo Mental, particular, individual.

Y sólo alguien que posee la Mente Individual, está debidamente preparado para el Conocimiento Superior, Objetivo.

Tampoco quiero endiosar a la Mente, sólo quiero decir que HAY NECESIDAD DE INDIVIDUALIZARLA PARA DESPUÉS TRASCENDERLA.

La palabra “HOMBRE” viene de cierta frase que en inglés es “MEN”: Hombre; “MANU”: Mente; y en otros muchos términos, alguien que tiene “Mente”.

Pero me pregunto si los aquí presentes tendrán Mente Individual. Veo que tienen un grupo de “mentes”, mas no Mente Individual; es decir, hemos alcanzado la estadía del Animal Racional, del Homúnculo Intelectivo, mas no la estatura del Hombre: eso es ya diferente.

Ahora, LA MENTE NO ES LA ÚLTIMA PALABRA. Pero, sí es importante saber que nosotros estamos llenos de contradicciones, porque no poseemos Mente Individual...

¿Que hay que trascenderla? Es verdad. ¿Que no puede llevarnos ella, a la Iluminación? Es cierto. Pero, es un instrumento de manifestación (de todas maneras), en el Mundo de las Causas.

Lo Real, es lo que está más allá de la Mente, eso es obvio; Pero ante todo hay que tenerla, para luego trascenderla. No podemos subir al último escalón sin haber pisado las primeras gradas.

El ser humano, repito, está lleno de las más diversas contradicciones: Hoy piensa una cosa, mañana piensa otra, porque el Ego es variedad. El “mí mismo” es “montón”, es “legión”.

Hacer consciencia de nuestros propios errores resulta cardinal, indispensable, si es que en verdad aspiramos, a la Autorrealización Íntima del Ser. Pero, esto de hacer consciencia de nuestros propios errores no es tan fácil.

A veces, pasamos muchos años luchando para conseguir hacer consciencia de alguna verdad. Cualquiera de nosotros sabe que 2 + 2 es 4; pero yo quisiera conocer aquí, entre los presentes, a alguien que tuviera consciencia de esa verdad. Desde niños se nos enseñó que 2 + 2 es 4; pero, si hay algún hermano aquí, que pueda decirme, que es consciente de esa verdad matemática, me gustaría que pasara “entre columnas” para que diera testimonio de eso... ¡No hay ninguno que pueda dar tal testimonio, porque eso es muy profundo!...

Vivenciar al Primer Logos, al Segundo, al Tercer Logos... Dentro de esa Gran Divinidad existe el Sol Central... ¡Hay que vivenciarlo, vivirlo, experimentarlo! ¿Quién de ustedes lo ha hecho? ¿Quién ha experimentado el MISTERIO DEL TETRAGRAMMATON? Yo creo que solamente un Simeón Ben Yojai, el autor del “Libro de los Esplendores”, pudo darse semejante lujo...

En todo caso, necesitamos hacernos conscientes de sí mismos, de nuestros propios defectos.

Devi Kundalini Shakti, puede eliminar, sí. Tiene ese poder. Pero, es necesario hacernos conscientes de eso que queremos que ella elimine.

Imaginad vosotros, por ejemplo, hermanos, que esta copa es un Yo. Si dentro de este Yo existe Esencia, pues tendríamos que libertar esa Esencia, sacarla de ahí, para que luego, ya vacía, la Madre pueda tirarla al Abismo. Porque si ella la tirara con la Esencia adentro, pues, tiraría también nuestra Conciencia al Abismo, y en vez de hacernos un bien, nos haría un mal.

¿CÓMO LIBERAR ESA ESENCIA, esa Conciencia, metida ahí dentro de un Yo? Sólo A TRAVÉS DE LA MEDITACIÓN INTERIOR PROFUNDA. Sólo volviéndonos conscientes del error.

Una vez que hayamos adquirido consciencia de determinado defecto, del defecto metido aquí entre este Yo de mi ejemplo, entonces la Madre Divina puede darse el lujo de eliminarlo; tirar el cascarón al precipicio ( es un cascarón vacío, ya no vale nada).

La parte más difícil está en hacernos conscientes de nuestros propios errores. Aparentemente es fácil, pero, ¡cuán difícil en el fondo! ¡Cuán trabajoso!...

SENTAR LEYES ES VITAL. Éstas existen. Mas en nosotros debemos llegar a aclararlas. La repetición de un mismo fenómeno nos permite sentar una Ley. ¡Así es en todo!

Si un mismo Fenómeno Psicológico se repite siempre en nosotros, entonces podemos sentar una Ley. Conocida esa Ley, hay que actuar de acuerdo con ella. ¡Es claro!

Así pues, hay que ir conociendo multitud de Leyes que existen en todo. Conociéndolas, actuar de acuerdo con ellas...

En la vida hay tres tipos de acción.

Primero: ACCIONES QUE SON EL PRODUCTO DEL ACCIDENTE, o simplemente que corresponden a la Ley de los Accidentes.

Segundo: ACCIONES QUE SON EL RESULTADO DEL KARMA.

Tercero: ACCIONES PRODUCIDAS POR LA VOLUNTAD CONSCIENTE; éstas son verdaderamente propias de los Iniciados, de los Maestros, de aquéllos que ya poseen Voluntad Individual Consciente.

Incuestionablemente, no podemos echarle toda la culpa al Karma. Como les digo, la Ley de los Accidentes existe. Si no somos prudentes, por ejemplo, puede ser que un automóvil acabe con nosotros en la calle, y eso no es el resultado del Karma.

Si nos desmandamos en la comida, como no es lo más indicado, obviamente podemos enfermar; el Karma no es culpable de eso.

Si nos tomamos unas cuantas copas, y nos emborrachamos, de eso no es el Karma el responsable, somos nosotros mismos, que nos hemos dedicado a la bebida.

Si herimos, pueden herirnos; si insultamos, pues nos insultan.

Así pues, mis caros hermanos, distíngase entre lo que es la Ley de los Accidentes y la Ley del Karma.

Hay acciones del Karma. Indudablemente, él regula nuestras vidas. Pero, no debemos protestar jamás contra el Karma.

Hay cosas que nosotros quisiéramos que fueran de determinada manera, y no son como nosotros quisiéramos que fueran. Entonces protestamos contar el Karma, en lugar de agradecer el Karma.

Realmente, EL KARMA ES UNA MEDICINA, mis caros hermanos. ¡Extraordinaria medicina! Una medicina con las que se nos quiere curar. ¿Por qué protestamos contra la medicina? Necio es el enfermo que protesta contra el remedio que se le está dando. Si ese remedio esta llamado a curarnos, ¿por qué protestamos contra el remedio?

¡BENDITO EL HOMBRE A QUIEN DIOS CASTIGA! Obviamente, el Creador quiere sanearnos y la medicina se llama: “Karma”. Cuando ya no tenemos remedio, cuando ya ni la medicina nos sirve, cuando nos hemos vuelto tan cínicos que ni “eso” puede verdaderamente curarnos, obviamente debemos entrar en la Involución Sumergida en los Mundos Infiernos; allí concluimos con la “Muerte Segunda” (como está escrito en los Evangelios): Es claro, la aniquilación de los Egos.

La Esencia es otra cosa, ella se escapa del “precipicio” para recomenzar una nueva Jornada Evolutiva.

Así pues, “Cinismo”, es la última palabra de los perdidos. El cínico (a quien ya no le vale la medicina), es un caso perdido... Obviamente no puede seguir existiendo; ha marchado hacia su destrucción final y ya nadie puede detenerlo; su Involución, se precipita espantosamente hasta el centro de gravedad de la Tierra, donde polvo se vuelve...

Pero, mientras la Medicina del Karma pueda corregir, hay posibilidades.

Lo que debemos es cooperar con lo inevitable; ¡eso es obvio! Pero siempre nosotros protestamos, no nos gusta cooperar. ¿Que el Karma es doloroso? ¡Sí es! Mas es inútil protestar; mejor es cooperar con ese dolor y sacar de él, el mejor partido...

En lo aparentemente difícil están las mejores oportunidades: nosotros debemos sacar, dijéramos, ventaja de las más graves adversidades; debemos aprender a extraer del Karma lo mejor. Y en lugar de protestar por nuestras amarguras, hincarnos agradecidos ante el Padre, que con su remedio doloroso, aunque sea, pero, nos está sanando, nos está curando, está tratando de eliminar nuestros errores, para bien nuestro; ¡así es!

Hay situaciones tan difíciles.., tan embarazosas.., que no vemos un lugar de escape, de salida; quisiéramos evadirnos para un mundo mejor, quisiéramos cambiar de ambiente, situarnos en otra dimensión, ubicarnos en otro lugar y con otra gente, ¡mas todo eso es absurdo!: Eso es como el enfermo que quiere huir de la clínica donde lo están curando; o como el muchacho tonto que se va “de pinta”, que se va de la escuela, o que protesta contra sus maestros.

Nosotros en el fondo, a veces somos, ciertamente, un poco lerdos en la Comprensión. Cuando las cosas se ponen difíciles debemos intensificar el estado de Alerta-Percepción, Alerta-Novedad, y extraer de esas dificultades lo mejor. Aprender con ellas a, consciencia, lo que con ellas se nos quiere enseñar.

Así pues, mis caros hermanos: ¡No protesten, APRENDAN! ¡No busquen evasivas, COMPRENDAN! ¡No huyan, ENTIENDAN!

Ése es el Camino Recto. Sale del intrincado Laberinto del Karma, ¡pero sale! Y nos lleva, es claro, a donde nos debe llevar...

Nosotros estamos aquí por algo y para algo; ¡eso es obvio! Las gentes se acuerdan de Dios cuando se encuentran en una gran amargura; pero, cuando están bien, cuando no les falta pan, abrigo y refugio, cuando se gozan entre sus lechos de placeres, o en la orgía, cuando levantan la copa de fino bacará... Más Allá de la Mente

Publicado en El Quinto Evangelio

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal