NECESIDAD ÍNTIMA DE NO PROYECTAR

Bueno, voy a hablar hoy aquí, en este “Parque Alameda” de México, D. F., algo que es muy importante; quiero referirme, enfáticamente, a la cuestión de los sueños.

Ha llegado la hora de ir al fondo de esta cuestión y considero que lo más importante es dejar de soñar. Los sueños, en realidad, no son más que meras proyecciones de la mente y, por lo tanto, son ilusorios, no sirven. Es precisamente el Ego quien proyecta sueños y, obviamente, esos sueños resultan inútiles... Nosotros necesitamos transformar al subconsciente en consciente, nosotros necesitamos eliminar radicalmente, no solamente los sueños, sino la posibilidad de soñar; es incuestionable que tal posibilidad existe mientras existan “elementos subjetivos” dentro de nuestra psiquis. Necesitamos una mente que no proyecte, necesitamos agotar el proceso del pensar. La "mente proyectista" proyecta sueños y estos son vanos e ilusorios.

Cuando yo digo “mente proyectista”, no me estoy refiriendo a los meros proyectos como los que hace un ingeniero, que traza o proyecta los planos para un edificio, un gran puente o una carretera; no, cuando hablo de “mente proyectista” quiero referirme a todo “animal intelectual”. Es claro que el Subconsciente siempre proyecta, no solamente casas, edificios o cosas por el estilo; no, aclaro: proyecta también sus propios deseos, sus propios recuerdos, sus propias emociones, pasiones, ideas, experiencias, etc. La "mente proyectista", repito, proyecta sueños y es claro que mientras exista el Subconsciente, existirán las proyecciones; cuando el Subconsciente se ha transformando en consciente, las proyecciones concluyen, ya no pueden existir, desaparecen...

Si queremos nosotros llegar a la auténtica Iluminación, es necesario y urgente, dijéramos, transformar al Subconsciente en consciente. Indubitablemente, tal transformación sólo es posible aniquilando al Subconsciente. Pero el Subconsciente es el Ego; entonces hay que aniquilar al Ego, al Yo, al Mí mismo, al Sí mismo. Así es como se transforma el Subconsciente en consciente, para que quede en su lugar la Conciencia Objetiva, real verdadera... En otros términos quiero decir que, mientras exista cualquier “elemento subjetivo” dentro de nosotros mismos, por insignificante que este sea, continúa la posibilidad de soñar. Mas cuando termina cualquier “elemento subjetivo”, Subconsciente; cuando ya no queda ningún “agregado” o “elemento subconsciente” en nuestra psiquis, el resultado es la Conciencia Objetiva, la Iluminación auténtica, verdadera.

Una cosa es andar uno en los mundos hipersensibles con la Conciencia Objetiva, es decir, despierto, y otra cosa es andar uno allí en esas regiones, en estado subjetivo, Subconsciente, proyectando sueños. Vean ustedes qué diferencia tan grande existe entre el que deambula por esas regiones proyectando sueños y el que vive allí sin hacer proyecciones, con la Conciencia completamente despierta, Iluminada, en un estado de super-exaltada vigilia. Obviamente, éste último verdaderamente es un Iluminado y puede, si así lo quiere, investigar los Misterios de la Vida y de la Muerte, conocer todos los enigmas del Universo...

Cierto autor dice que “los sueños son ideas disfrazadas” y si eso es así, podemos nosotros aclarar un poco más la cuestión diciendo que son proyecciones de la mente, porque esas “ideas disfrazadas” se proyectan mentalmente y he ahí por qué los sueños, por lo tanto, son falsos y vanos.

Pero quien vive despierto ya no sueña. Nadie podría vivir despierto sin haber muerto en sí mismo, sin haber aniquilado el Ego, el Yo, el Mí mismo. Por eso es que quiero que todos los hermanos se preocupen por la desintegración del Ego, porque sólo así, desintegrando esa terrible Legión, podrán quedar despiertos radicalmente.

Indubitablemente, no es tan fácil eliminar “elementos subjetivos” (que los hay muy variados). Esta eliminación se procesa en forma didáctica, poco a poco, y conforme una va eliminando tales "elementos", la Conciencia se va objetivando y cuando la eliminación es absoluta, la Conciencia ha quedado totalmente objetivada, despierta; entonces la posibilidad de soñar ha terminado, ha concluido...

Los grandes Adeptos de la Fraternidad Universal Blanca no sueñan, poseen Conciencia Objetiva; la posibilidad de soñar para ellos ha desaparecido y los encuentra uno, en los mundos superiores, en estado de vigilia intensificada, dirigiendo la corriente de los innumerables siglos, gobernando las leyes de la Naturaleza, convertidos en Dioses que están más allá del bien y del mal.

Se hace, pues, indispensable comprender esto a fondo y para que todos puedan sacar un resumen exacto, quiero decirles lo siguiente:

1- El Subconsciente es el mismo Ego; aniquilando el Ego, la Conciencia, despierta.

2- Los "elementos subconscientes" son infrahumanos y cada cual los lleva adentro. Destrúyanse y toda posibilidad de soñar concluirá.

3- Los sueños son proyecciones del Ego y, por lo tanto, no sirven.

4- El Ego es mente.

5- Los sueños, por ende, son proyecciones de la mente.

6- Esto deben anotarlo con mucha atención: es indispensable NO PROYECTAR.

7- No sólo se proyectan cosas para el futuro, constantemente vivimos proyectando las cosas del ayer.

8- También se proyectan toda clase de emociones en el presente: morbosidades, pasiones, etc.,

Las proyecciones de la mente son pues infinitas y, por lo tanto, las posibilidades de soñar son también infinitas...

¿Cómo podría considerarse Iluminado un soñador? Obviamente, el soñador no es más que un soñador, nada sabe sobre la realidad de las cosas, sobre eso que está más allá del mundo de los sueños.

Es pues indispensable que nuestros hermanos gnósticos se preocupen por despertar; se requiere que se dediquen de verdad a la disolución del Ego, del Yo, del Mí mismo, del Sí mismo; que sea esa su principal preocupación. Conforme vayan muriendo en sí mismos, la Conciencia se irá volviendo cada vez más objetiva y las posibilidades de soñar irán disminuyendo en forma progresiva.

Meditar es indispensable para comprender nuestros errores psicológicos. Cuando uno comprende que tiene tal o cual error o defecto, pude darse el lujo de eliminarlo, tal como lo enseñé en mi obra titulada “El Misterio del Áureo Florecer”. Eliminar tal o cual error, tal o cual defecto psicológico, equivale a eliminar tal o cual agregado psíquico, tal o cual “elemento subjetivo”, dentro del cual existen posibilidades de soñar o de proyectar sueños.

Cuando uno quiere eliminar un defecto, un error, un agregado psíquico, debe primero comprenderlo, pero no basta comprender únicamente, hay que ir más hondo, a lo profundo: es necesario capturar el hondo significado de aquello que uno ha comprendido; solamente se puede lograr dicha captura a través de la meditación de fondo, profunda, muy íntima... Aquél que ha capturado el hondo significado de lo que ha comprendido, está en posibilidad de eliminar...

Eliminar agregados psíquicos es urgente (agregados psíquicos y defectos psicológicos, en el fondo, son lo mismo; cualquier defecto psicológico no es más que la expresión de un agregado psíquico).

¿Que hay que eliminarlos? Eso es claro, pero primero tenemos que haberlos comprendido y también haber capturado su honda significación. Así es como vamos muriendo de instante en instante; sólo con la muerte adviene lo nuevo...

Ustedes quieren estar despiertos en el Astral, en el Mental, etc., pero no se preocupan por morir y lo más grave es que confunden los sueños con las verdaderas experiencias místicas. Una cosa son los sueños, que no son más que simples proyecciones del Subconsciente, y otra cosa son las experiencias místicas, reales. Cualquier experiencia mística auténtica, exige el Estado de Alerta y la Conciencia despierta; yo no podría concebir una experiencia mística con la Conciencia dormida.

Así, pues, la experiencia mística, real, verdadera, auténtica, sólo adviene cuando objetivamos la Conciencia, cuando estamos despiertos... Reflexionen los hermanos gnósticos profundamente en todo esto; estudien nuestra obra “El Misterio del Aureo Florecer”, preocúpense por morir de momento en momento; sólo así lograrán objetivar realmente a la Conciencia. ¡Eso es todo!

PREGUNTA. Venerable Maestro: hace usted hincapié no sólo en la comprensión, son también en descubrir el hondo significado de nuestros defectos psicológicos. Yo entiendo que la comprensión tiene por objeto identificar a esos defectos y que el hondo significado tiene por objeto descubrir el daño que el defecto puede causarnos, como obstáculo para la Autorrealización. ¿Estoy en lo correcto?

RESPUESTA. La pregunta que ha salido del auditorio vale la pena responderla... Comprensión no es identificación; alguien podría identificar un defecto psicológico sin haberlo comprendido. Distingamos, pues, entre comprensión e identificación.

Esto de la comprensión es muy elástico, los grados de comprensión varían; puede que hoy comprendamos tal o cual cosa de cierto modo, de cierta manera, en forma relativa y circunstancial y que mañana comprendamos mejor.

La aprehensión del hondo significado de tal o cual defecto, sólo es posible mediante todas las partes de nuestro Ser Íntegro. Si algunas partes de nuestro Ser han capturado el hondo significado, más otras partes de nuestro mismo Ser no lo han capturado, entonces el significado íntegro y profundo tampoco ha sido aprehendido.

Sobre aquello que es el hondo significado, sobre su sabor específico, no debemos formarnos preconceptos. Lo que es el significado profundo de tal o cual error, sólo podemos vivenciarlo en el momento preciso, en el instante adecuado; es por ello que en modo alguno podríamos formarnos ideas preconcebidas sobre aquello que podría ser el hondo significado de nuestros defectos...

P. Gracias, Maestro, por esta explicación que nos revela que la comprensión realmente es una función de la mente y que el hondo significado es una función de la Conciencia. ¿Es esto correcto?

R. Amigos: la mente con todos sus funcionalismos, es femenina, receptiva; absurdo sería volverla positiva, necio sería elaborar ideas, preconceptos, teorías...

Siendo pues la mente un instrumento meramente pasivo, no podría ella por sí misma ocupar el puesto de la comprensión. Distingan ustedes entre lo que es la comprensión y lo que es el instrumento que usamos para manifestarnos en el mundo. Obviamente, la comprensión pertenece más bien a la Esencia, a los funcionalismos íntimos de la Conciencia y eso es todo.

El hondo significado de tal o cual error psicológico, difiere de la comprensión por el hecho mismo de pertenecer a las diversas percepciones o experiencias directas, vividas por las diversas partes del Ser Unitotal.

P. Maestro: ¿todo sueño es un desdoblamiento, una “salida en Astral” o es en algunas oportunidades una proyección mental?

R. Bueno, durante las horas del sueño, el Ego no puede estar entre el cuerpo, porque si el Ego permaneciera dentro del cuerpo físico durante las horas del sueño, entonces el Cuerpo Vital o “Lingam Sarira” no podría, dijéramos, reparar el cuerpo físico. Normalmente, el “Lingam Sarira”, el Cuerpo Vital, durante las horas en que el Ego está ausente, repara al “CUERPO EN SÍ”; en esas horas, la glándula tiroides segrega muchos yodos biológicos que desinfectan al organismo. El plexo solar trabaja también intensivamente y el plexo hepático (maravillosamente) capta, en tales instantes del sueño, dijéramos, la energía solar y la reparte entonces por todos los canales del sistema nervioso gran simpático y viene la reparación del cuerpo físico. O sea, que cuando el Ego vuelve nuevamente al cuerpo, ya este cuerpo está completamente reparado y listo para las nuevas actividades del día. Por lo tanto, lo que se vive en sueños, sucede fuera del cuerpo físico.

El Ego por los mundos internos, por las regiones suprasensibles de la naturaleza y del cosmos y los sueños que tiene el Ego fuera del cuerpo físico, son simplemente proyecciones de la mente, por que al fin y al cabo el Ego es mente. El se lleva todo y proyecta sus sueños, vive en sueños; sin embargo, hay cosas que no son sueños; puede percibir, por ejemplo, revelaciones de los grandes Maestros o recibir alguna Iluminación especial, pero eso solamente en raras ocasiones. Normalmente, las gentes viven en un mundo de sueños, proyectando sus sueños y soñando, desgraciadamente...

Si queremos nosotros el despertar de la Conciencia, tenemos que despertar aquí y ahora; quien despierte aquí y ahora, despierta en todos los rincones del Universo. Es aquí donde necesitamos despertar. ¿Entendido?

Publicado en El Quinto Evangelio

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal