PARTICULARIDADES DE LA RAZÓN OBJETIVA

 Particularidades de la Razón Objetiva La realidad es que a su Mente llegan las impresiones... Particularidades de la Razón Objetiva ...las impresiones de acuerdo a como le enseñaron... Particularidades de la Razón Objetiva ...le dijeron... Particularidades de la Razón Objetiva ...pero los datos de la Conciencia ahí no funcionan; Eso es grave...

D. ¡Definitivamente!

M. En cambio, en la RAZÓN OBJETIVA es diferente: Los funcionalismos, o el resorte secreto de esos funcionalismos se encuentra, precisamente, en la Conciencia, en la Conciencia... Particularidades de la Razón Objetiva ...la Razón Objetiva.

Sin embargo, de cuando en cuando, se dan casos de personas que nacen con la Razón Objetiva desarrollada. Por lo común, vienen al mundo... Particularidades de la Razón Objetiva ...en ambientes de Iniciados... Particularidades de la Razón Objetiva ...disponen de algún Guía, de algún Instructor... (Hoy es inconcebible eso para el Mundo Occidental). Y es claro, que tales criaturas desde que nacen, se encuentran en condiciones totalmente favorables para el desarrollo de la Razón Objetiva.

D. Particularidades de la Razón Objetiva

M. Dijéramos, ALMAS QUE HAN TRABAJADO EN VIDAS ANTERIORES; Almas que han alcanzado la Razón Objetiva en vidas anteriores; Almas que han logrado el Despertar de la Conciencia en vidas pasadas, en existencias pasadas...

D. ¡Ah, bueno! ¿Entonces no son casos, digamos, por casualidad, no?

M. ¡No, eso no podríamos llamarlo “por casualidad”! NO ES CASUALIDAD. Y entonces, pues, nacen con condiciones completamente favorables para que su Razón Objetiva se desarrolle.

Naturalmente que los Instructores, en este caso, enseñan a la criatura, o enseñan a sus discípulos o esta clase de personas, lo que son las Impresiones... Particularidades de la Razón Objetiva ...externas. Se les dice, por ejemplo, que la gente común y corriente no percibe el mundo exterior realmente, solamente percibe Impresiones que llegan a la Mente y que traduce, intelectualmente, en formas de luz, color, calor, forma, sonido, y etc., etc. Pero, la “cosa en sí”, como dijera Don Emmanuel Kant, no la conocen.

De manera que, entonces, los Instructores le enseñan eso a los educandos: Les previenen contra las pasiones animales, les instruyen de forma que no se vayan a dejar atrapar por las Impresiones Exteriores, los educan esotéricamente y los “levantan”.

Son pocas, pues, las personas que tienen esa dicha, como resultado de haber trabajado en vidas anteriores y nacer en un ambiente favorable...

Las Leyes del Tres y del Siete, por ejemplo, no son Leyes que pueda comprender la Razón Subjetiva. ¿En qué forma se desarrolla el SANTO TRIAMAZIKAMNO? ¿Cómo se procesa la Ley Sagrada del HEPTAPARAPARSHINOCK, la Ley del Siete?

Ya sabemos que las Fuerzas Positiva, Negativa y Neutra (el Santo Afirmar, el Santo Negar y Santo Conciliar, las tres Fuerzas), originan toda Creación; que no sería posible cualquier Creación sin la cooperación de las tres Fuerzas. Pero crear es una cosa, y ordenar es otra cosa. La ordenación de los Cosmos y los Mundos, etc., etc., etc., solamente es posible mediante la Sagrada Ley Heptaparaparshinock, o sea la Ley del Siete.

Pero, ¿cómo se procesan, en sí mismas, esas Leyes del Tres y del Siete? ¿Cuáles son sus más íntimos funcionalismos? Esto no lo podría entender jamás la Razón Automática o Subjetiva. Sola-mente lo puede entender la Razón Objetiva, a base de AUTORREFLEXIÓN ÍNTIMA, directa.

Así pues, que quienes no hayan logrado conseguir el desarrollo de la Razón Objetiva, jamás podrían comprender cómo se procesan esas Leyes del Santo Triamazikamno y la Sagrada Ley del Santo Heptaparaparshinock.

D. ¡Heptaparaparshinock!...

M. ¡Es claro, que sí! Haced un intento, o has tú un intento de tratar de comprender cómo trabajan las Leyes del Tres y del Siete a base de pura Razón Subjetiva, o base de puro Racionalismo Subjetivista, a ver si puedes, de verdad, comprender sus procesos. Es obvio que no. Podrás creer que sí, y autoengañarte creyendo haber comprendido, pero, realmente, no tendrás Conciencia del cómo y la forma como se procesan esas Leyes. PARA PODERLAS ENTENDER, SE NECESITA DESARROLLAR LA RAZÓN OBJETIVA.

D. Particularidades de la Razón Objetiva

M. ¡Ah, claro que sí! Antes de la segunda Catástrofe Transalpalniana, eran muchos los que comprendían los procesos de la Ley del Tres y del Siete. Pero después de la segunda Catástrofe, LA MENTE INVOLUCIONÓ tan espantosamente, que se deterioró lamentablemente, y ya con la Razón Subjetiva no se podía comprender eso.

De manera que estamos diciendo algo que bien vale la pena analizarlo...

D. ¡Tremendo eso!, ¿no?

M. Ahora, EL AMBIENTE ACTUAL que existe en el mundo, el ambiente, dijéramos... Particularidades de la Razón Objetiva ...como se dice en... Particularidades de la Razón Objetiva ...sagrada, que existe actualmente en el mundo, ese ambiente de sabihondez, de cultura... Particularidades de la Razón Objetiva ...etc., es absolutamente DESFAVORABLE PARA EL DESARROLLO DE LOS GÉRMENES DE LA RAZÓN OBJETIVA.

D. ¿Y cómo?, si estamos en las peores condiciones...

M. Sí, ahorita ustedes son criaturas automáticas: Reciben las Impresiones Sensoriales Externas y reaccionan ante esos impactos en distintas formas, porque no tienen Conciencia, no tienen Razón Objetiva.

D. Entonces, ¿esta niña?

M. Pues, esta niña, todavía no ha tenido tiempo para desarrollar los gérmenes de la Razón Objetiva en la presente existencia. Si se le permite, si se le da la posibilidad de desarrollar tales gérmenes los desarrollará. Pero la humanidad, común y corriente, vive en un ambiente lamentable, donde los gérmenes de la Razón Objetiva no son posibles desarrollarlos: Le meten a uno cincuenta mil cosas en la cabeza, y le DESTRUYEN LOS DATOS QUE LA NATURALEZA HA DEPOSITADO DENTRO DE UNO, para la orientación de uno mismo, se los destruyen...

Es decir, los resultados de la Conciencia son depositados en el cerebro; o datos que son el resultado de la Conciencia. En el cerebro de los niños, así como éste, ahí están los datos que la Naturaleza ha depositado; datos de su propia Conciencia que le servirán para guiarse, para orientarse; están también los gérmenes para el desarrollo de la Razón Objetiva.

Pero luego, intervienen los sabihondos, con sus escuelas de Primarias y Secundarias, la prensa, televisión, la vida moderna con todas sus bestialidades y banalidades, entonces, les eliminan esos datos y convierten a los seres humanos en autómatas, que viven reaccionando contra los impactos del mundo exterior: Los insultan, contestan con un insulto; les pegan, pegan; les dicen: “Este es un radio”, y dicen “ese es un radio”, ¿por qué? Porque les enseñaron que cuando llega una Impresión así, corresponde a un radio.

“¿Esto es un vaso?” “Sí, Esto es un vaso”, ¿por qué? Se lo dijeron. Y responden a todo lo que se les presente con datos precisamente de... Particularidades de la Razón Objetiva ...Pero, NO RESPONDEN CON SU CONCIENCIA, con su Razonamiento Objetivo, porque no les dan oportunidad para que desarrollen la Razón Objetiva; no le dan oportunidad para que la Conciencia trabaje, se exprese en forma de Razonamiento Objetivo; esa oportunidad no se la dan, sino que hacen de las criaturas, seres automáticos y nada más: Les pegan, pegan; les insultan, insultan; les meten en la cabeza cincuenta mil cosas para que respondan a todo, a cada cosa de acuerdo con lo que le han enseñado, y ya... Particularidades de la Razón Objetiva

No tienen Conciencia de nada; muñecos automáticos que reaccionan incesantemente ante las Impresiones Sensoriales Externas en una o en otra forma, pero siempre reaccionan con conceptos, con palabras, con ideas, pero reaccionan ante todas las Impresiones Sensoriales Externas... Particularidades de la Razón Objetiva

Santo Triamazikamno y la Ley Sagrada Heptaparaparshinock; ¿cómo podría ser, dijéramos, que comprendiera con la Razón Subjetiva? Eso es imposible. CREACIÓN es una cosa, y ORDENAMIENTO es otra. Con la LEY DEL TRES se crea y con la LEY DEL SIETE se ordena.

Un Cosmos representa un Orden de Mundos; sin un Orden de Mundos no podría existir ningún Cosmos. ¿Cómo podría existir? Existiría el Caos, pero no el Cosmos. Se necesita la Ley del Siete para que no haya Caos, sino Cosmos; y se necesita la Ley del Tres para que ese Cosmos sea creado.

De manera que la Ley del Tres da creación, pero si no existiera la del Siete, no se organizarían cuerpos, mundos, órganos, organismos, todo (no sería posible).

Ahora, la Ley Sagrada Heptaparaparshinock tiene sus siete STOPINDER, o sea, siete Centros Magnéticos. Hay puntos críticos en esos siete Centros Magnéticos.

D. Naturalmente...

M. Puntos críticos... Particularidades de la Razón Objetiva ...En toda la Ley del Siete, pues en sí misma... Particularidades de la Razón Objetiva ...dijéramos, Ley del Siete se inicia con Fuerzas que parten de un punto definido. Se expanden y separan entre sí, para luego volverse a reunir al final, en forma que quedan unidas por abajo y quedan unidas por arriba. Ésa es la Ley del Siete.

Verbigracia, un hombre que es un “animal intelectual” no es la viva representación del Santo Heptaparaparshinock, todavía no. Es un humanoide con posibilidades de convertirse en un ser humano. Si se lograran desarrollar los gérmenes que hay en ese humanoide podría transformarse en un ser humano. Convertido en un ser humano es un Septenario completo, es el HOMBRE SÉPTUPLE PERFECTO; por abajo tiene siete cuerpos. De manera que si se cuenta de arriba para abajo: siete cuerpos; si se cuenta de abajo para arriba: siete cuerpos. Es decir, posee los siete vehículos; la Ley Sagrada Heptaparaparshinock ha llegado a tomar completa forma en él, que es el Santo Siete.

Ahora, si logra cristalizar, en sí mismo, las tres FUERZAS PRIMARIAS DE LA NATURALEZA, entonces podría convertirse, nada menos, que una cristalización perfecta de las tres Fuerzas y de las siete (del Santo Triamazikamno y de la Ley Sagrada Heptaparaparshinock); sería ya, pues, el HOMBRE AUTORREALIZADO y PERFECTO; es claro que sí.

Pero, para que se logre, o lograr uno comprender esos procesos íntimos de la Ley del Tres y del Siete, obviamente, tiene que desarrollar la Razón Objetiva.

LOS GÉRMENES PARA LA RAZÓN OBJETIVA, los lleva cada cual en el fondo de sus Glándulas Endocrinas Sexuales. Pueden desarrollarse, puede que no se desarrollen. No es ley que se desarrollen; para que se desarrollen tiene uno que dedicarse a eso: Trabajar sobre sí mismo, para conseguir el desarrollo de la Razón Objetiva. Si uno no trabaja sobre sí mismo, pues, ¿cómo va a desarrollar la Razón Objetiva?

De manera que si miramos este muñeco llamado “ser humano”, y que de humano no tiene nada, puesto que es un humanoide, una especie de “robot” que vive reaccionando ante las Impresiones del mundo exterior; es como una CONCIENCIA DOBLE. Por un lado está la Conciencia esa, personal, que no es más que el resultado de la educación recibida, de las costumbres, de las Impresiones, de todo ese automatismo exterior; le han metido a uno cincuenta mil cosas en la cabeza, y responde a todas las Impresiones con todos los datos que ha acumulado en el cerebro, ¿no? Eso es lo que, dijéramos, le da a uno, junto con los hábitos y junto con los prejuicios, en fin, ese tinte de Falsa Conciencia, ¿no?, que tiene toda persona; desgraciadamente todos llegan a creer que esa es la Verdadera Conciencia.

Ahora, la AUTÉNTICA CONCIENCIA, la legítima Conciencia es la del Ser, la de la Esencia. La verdadera queda arrumada por ahí, desechada. A esta gente, dijéramos, ultramoderna no le interesa la Verdadera Conciencia del Ser. Toman por “Conciencia”, esta Falsa Conciencia de la Personalidad humana, formada con complejos, traumas, razonamientos subjetivistas, la falsa educación, eso es lo que toman por “Conciencia”, ¿no?, la Falsa Conciencia de la Personalidad. Pero la Auténtica Conciencia del Ser la rechazan, la olvidan, la arruman por allá, la dejan en un rincón; para ellos no tiene la menor importancia.

De manera que, gentes así, que han desechado la Verdadera Conciencia, que no la utilizan para nada, que sólo poseen Razón Subjetiva, de hecho son puros “robots”. Por eso es que resulta fácil construir un robot; hay robots perfectos, maravillosos, reaccionan ante todas las Impresiones externas: Ve una Impresión, e inmediatamente el robot, mecánicamente, traduce esa impresión, exactamente como un cerebro humano.

 Particularidades de la Razón Objetiva ...El robot... Particularidades de la Razón Objetiva ...lo hacen obedecer, y hace todas las cosas que puede hacer cualquier “muñeco parlante” de esos, cualquier persona humana, o persona humanoide.

D. ¿A ese es el grado que ha llegado el ser humano?

M. SÍ, ES UN ROBOT... Particularidades de la Razón Objetiva El Hombre auténtico tiene siete cuerpos, no se puede negar que no. Pero, resulta que toda la humanidad no los tiene y que los Hombres verdaderos hay que buscarlos con la LINTERNA DE DIÓGENES.

Diógenes salió a buscar uno en todo Atenas y no lo encontró. (Algunos dicen que llegó a Bogotá y que le robaron la linterna; otros dicen que no que fue aquí en el aeropuerto que se la robaron, [risas]). Bueno, conclusión: El pobre Diógenes, ¿no?, anduvo por todas partes (por eso sería que le robaron la linterna), buscando un Hombre y no lo encontró...

Bueno, esas escuelas de tipo Pseudo-esotérico y Pseudo-ocultista le hacen creer a uno que ya todo el mundo es un Septenario Completo; primer error. El segundo error gravísimo, sumamente grave: Alaban al querido Ego. Nunca en la vida se han Autoobservado así mismos; el Sentido, dijéramos, de la Autoobservación lo tienen atrofiado. Jamás han querido Autoobservarse. Porque si se Autoobservaran a sí mismos, se darían cuenta de lo que es el querido Ego que tanto ensalzan, y que lo citan como “Divino”... Particularidades de la Razón Objetiva ...eso es gravísimo.

Y resulta que ese tan “querido Ego” que hablan los Teosofistas o Pseudo-Teosofistas, de Divino no tiene nada; en la Alquimia es lo que llamamos nosotros “Mercurio Seco”.

En la Alquimia se enseña que hay que “hay que eliminar el MERCURIO SECO y el AZUFRE ARSENICADO” (o SAL ROJA que es lo mismo). El Mercurio Seco se refiere al Ego y todos los elementos que lo componen. Eso es en la Alquimia, eso lo sabe un Sendivogius, eso lo sabe un Nicolás Flamel, eso lo sabe un Raimundo Lulio, etc., etc., etc., un Francis Bacon...

Si uno no elimina, pues, el Mercurio Seco no consigue nada. Pero estos señores no son Alquimistas, estos que alaban al Ego, de las escuelas Pseudo-rosacrucistas, Pseudo-teosofistas, etc., esos no saben de Alquimia, no saben qué cosa es Mercurio Seco, qué cosa es Sal Roja, ni qué cosa es Azufre Arsenicado; ignoran todos esos detalles y le rinden culto al Ego considerándolo “Divino”. ¡Vean qué perversión!

Entonces, el pobre neófito, que jamás se ha Autoobservado como para poder decir sí o no, sino que solamente lo anima el deseo de aprender, y como aquellas escuelas, entre paréntesis, les brindan... Particularidades de la Razón Objetiva ...naturalmente se extravía, llega a adorar lo que no se debe adorar; llega a creer, sinceramente, que el Ego es “Divino”. ¡Eso es sumamente grave!

Adorando al Ego, cualquier posibilidad de cambio resulta absolutamente imposible. Porque si esas pobres gentes tuvieran el Sentido de la Autoobservación... Particularidades de la Razón Objetiva ...entonces todo sería distinto: Se darían cuenta que el tal Ego no es más que una suma de Yoes, es decir, lo evidenciarían por sí mismos, no porque otro se lo dijera, sino en forma directa; y de que todos esos Yoes, cada uno de ellos, en sí mismos, es como una persona.

Así, pues, tenemos dentro de nosotros, no una, sino muchas personas; las muchas gentes que viven dentro de nosotros son los Yoes; y el cuerpo humano es una casa donde entra y sale mucha gente.

De manera que un individuo no es a todas horas el mismo. Pero eso tiene uno que haberlo..., o mejor dicho, el pobre neófito, o el que sea, tiene que haberlo evidenciado mediante la Autoobservación. Porque sólo mediante la Autoobservación se desarrolla uno en ese sentido.

Es un sentido, el Sentido de la Autoobservación. Pero si uno no lo usa no se desarrolla, pero, si uno lo usa se desarrolla; y si lo desarrolla, puede verificar por sí mismo, sin que nadie se lo diga, que el Ego no es como otros dicen, “que es sagrado”.

Pero viene a comprobarlo en forma directa, por sí mismo, mediante la experiencia. Viene a corroborar hasta la saciedad, a comprenderlo, evidenciarlo, de que se compone, el Ego, en sí mismo, de toda una suma de Yoes que personifican errores psicológicos.

De manera que todos esos Yoes en su conjunto, son personas que viven dentro de uno; dentro de cada uno de nosotros vive mucha gente y cada gente de esas tiene sus compromisos, sus ideas, sus criterios, etc., etc. De manera que uno cree que hace, pero uno no hace nada; todo le sucede, como cuando llueve, como cuando truena... Y esto que estoy diciéndoles a ustedes es fundamental, fundamental...

Bien, de manera que cuando uno llega, verdaderamente, a evidenciar a través de la Autoobservación (en forma directa, no porque otro se lo diga, sino por sí mismo, en forma práctica), de lo que es en sí el Ego, también puede deducir, por simple deducción lógica, lo que son las escuelas de... Particularidades de la Razón Objetiva ...que deifican al Ego, que quieren hacerle entender a uno, en forma absurda, de que el tal Ego es una “Unidad”, cuando de Unidad no tiene nada; y que es “Divino”, cuando en el fondo no es más que el resultado de muchos “ayeres”, producto de muchos errores.

Pero si a uno le dicen en una escuela de esas (en la que uno tiene confianza), que “el Ego es Divino”, uno les cree, y entonces cierra toda posibilidad de cambio. Porque en tanto uno crea que el Ego es “Unidad Individual”, etc., cualquier posibilidad de cambio se hace absolutamente imposible.

El cambio solamente se suscitaría en uno, destruyendo a toda esa gente que vive en el interior de uno. Al eliminar tal gente, lo único que quedaría dentro de uno mismo sería la Esencia liberada, y llena de hermosos Atributos, de preciosas Facultades, de Perfección y Belleza Interior. Entonces habría un cambio radical.

Pero si uno no admite, si se niega uno a comprender, y si no admite, dijéramos, la pluralidad del Yo psicológico, toda posibilidad de cambio queda anulada.

Si uno deifica al Ego (sin saber lo que es el Ego), únicamente porque otros le dijeron que es “Divino” (sin haberse tomado la molestia de investigarlo), de hecho se cierran las puertas a todo trabajo psicológico y cualquier posibilidad de cambio queda anulada.

D. Abuelo: Cuando un individuo estudia, digamos, lo que es el Ego, tiene la posibilidad de que en él nazca la capacidad de análisis, no?

M. ¡Pues, claro!...

D. ¿O cree usted que... Yo lo que quiero saber es más o menos que usted me indicara, abuelo, ¿de dónde puede uno hacer que provenga, o realmente de dónde proviene la capacidad de análisis? Porque realmente eso es un instrumento, una herramienta de trabajo de la que uno carece...

M. Bueno, voy a decirte: Volvemos al tema ese de la Razón y de las dos Razones. Pueden haber análisis puramente subjetivistas. Cualquier análisis relacionado únicamente con la Razón Subjetiva, cualquier análisis subjetivo, es decir, cualquier análisis basado, exclusivamente, en las Percepciones Sensoriales Externas no sirve para nada... Particularidades de la Razón Objetiva

Publicado en El Quinto Evangelio

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal