LA ELABORACIÓN DEL MERCURIO SECRETO

 La Elaboración del Mercurio Secreto  ...De sí mismo. Al preparar el MERCURIO de los Sabios nos vamos autoobservando. Nadie podría preparar el Mercurio si no se autoobservara a sí mismo.

La AUTOOBSERVACIÓN es fundamental para la elaboración del Mercurio. Necesitamos aprender a autoobservarnos psicológicamente de instante en instante, de momento en momento...

La preparación del Mercurio suele ser exigente. Mas, ante todo, debemos saber qué cosa es eso que se llama “Mercurio”. Indubitablemente el Mercurio resulta de la transmutación del EXIOHEHAI; eso es axiomático.

En Alquimia, el Mineral en bruto, o el AZOGUE EN BRUTO, representa al ESPERMA SAGRADO. Mediante la Ciencia Transmutatoria, dicho Mineral, debe convertirse prácticamente en Mercurio.

Son múltiples los Elementos Minerales que se convierten de hecho y por derecho propio en Mercurio. Sin embargo, hemos de afirmar en forma enfática, que no todos los Elementos Minerales pueden convertirse en Mercurio.

No ignoramos que los Elementos Minerales (contenidos en el Azogue en bruto), son los creadores del Mercurio, los arquitectos del mismo; más es claro que no todos esos Elementos contenidos en el Azogue podrían servir para la fabricación del Mercurio. Hay cierto proceso selectivo, indispensable para la preparación del Mercurio de los Sabios.

En realidad de verdad, que la preparación del Mercurio es similar a los procesos metódicos de la alimentación de las criaturas. Observemos, por ejemplo, como los alimentos que penetran por nuestra boca descienden al estómago, como pasan al hígado. Pensemos en que el hígado es un verdadero laboratorio que asimila y elimina; en fin, como entran los distintos elementos preparados por el estómago en el intestino, y por último, como los principios de vida penetran en la sangre (sangre negra, sangre roja); allí hay procesos, que bien vale la pena analizar...

Indubitablemente el quimo, de acuerdo como lo enseña la Fisiología, es eliminado, es decir, aquellos desechos no utilizables son arrojados fuera del organismo... Y lo mismo sucede en los procesos dialécticos y didácticos de la preparación del Mercurio de los Sabios: No todos los Elementos son útiles para la preparación del Mercurio; lo que no sirve debe ser desintegrado, eliminado.

Al llegar a esta parte, de esta cátedra, no puedo dejar de reflexionar un poco sobre eso que se llama “MERCURIO SECO”. Indubitablemente dicha clase de Mercurio, debe ser eliminada, si es que queremos en realidad un MERCURIO LIMPIO, puro, efectivo para la Gran Obra.

El Mercurio Seco está representado por los agregados psíquicos inhumanos que en nuestro interior cargamos. Es claro que tales Agregados devienen de un remoto pasado. En modo alguno nos atreveríamos a negar la cruda realidad, de que la causa-causorum de los agregados psíquicos radica en el abominable Órgano Kundartiguador.

Bien sabe Eliphas Levi, el Abate Alfonso Luis Constant, que hay dos Serpientes en nuestro interior: La ascendente y la descendente. La primera es aquélla que se enroscaba a el Lingam Generador, aquélla SERPIENTE DE BRONCE que sanaba a los Israelitas en el desierto (bien sabemos que la vara se convirtió en Serpiente). La segunda es la horrible SERPIENTE PITÓN de siete cabezas, que se arrastraba por el lodo de la tierra, y que Apolo, irritado, hirió con sus dardos, la Serpiente Tentadora del Edem...

GURDJIEFF cometió el gravísimo error de atribuir a la primera, los aspectos izquierdos, ilógicos y fatales de la segunda. Es lamentable que Gurdjieff se hubiera pronunciado en contra de la Serpiente Ascendente.

Es claro que, por tal motivo, fracasaron sus discípulos. En realidad de verdad, ¿cuál de los discípulos de Gurdjieff, en el “Instituto para el Desarrollo Armonioso del Hombre” en París, logró alguna vez desintegrar los agregados psíquicos?

Y es que no es posible desintegrarlos sin ayuda de la DIVINA MADRE KUNDALINI. Se le olvidó a Gurdjieff la composición de esa palabra: “Kunda” nos recuerda al abominable ÓRGANO KUNDARTIGUADOR; “Lini” es un término Atlante que significa “fin”. Esto significa que con el ascenso de la Flama Sagrada por la médula espinal del asceta gnóstico, concluye el abominable Órgano Kundartiguador.

En realidad de verdad, en tiempos antiguos toda la humanidad tuvo eso que se llama “cola” (muy análoga a la de los simios), el abominable Kundartiguador envuelto en carne y hueso. Hoy sólo queda una partícula incipiente en el final del coxis, en el final de la médula espinal, para hablar más claro. Empero, tal partícula, posee el poder de cristalizar en forma de Agregados Inhumanos, cualquier pensamiento negativo, palabra, idea, etc.

Con la ayuda de la Kundalini-Shakti, los agregados psíquicos, es decir, el Mercurio Seco, pueden ser desintegrados, reducido a cenizas. Se trata de un Mercurio no útil para la Gran Obra, un Mercurio putrefacto dentro del cual, desgraciadamente, se encuentra enfrascada la CONCIENCIA.

¡COMPRENDER NO ES TODO, HAY QUE DESINTEGRAR! Si nosotros comprendemos un defecto psicológico, obviamente lo separamos de sí mismos con el Cuchillo de la Conciencia, con el Cuchillo de la Comprensión, mas éste continuará existiendo en nuestro alrededor, se convertirá en un Demonio tentador, aguardará el instante de poderse apoderar de los Cinco Cilindros de la máquina orgánica.

De manera que comprensión no es todo, se necesita también la eliminación. Para comprender hay que AUNAR EL SER y EL SABER. Si descubrimos que tenemos un defecto psicológico, necesitamos meditar en tal Defecto para comprenderlo, una vez que hemos hecho conciencia del mismo, la comprensión es clara.

Comprensión es algo matemático: Si sumamos 20 + 20 nos daría 40, ¿verdad? Si dividimos a 40 por 2, tendríamos 20; 20 viene a ser la MEDIA-DIFERENCIAL MATEMÁTICA, una cantidad exacta. Cuando no existe la Media-Diferencial matemática entre dos cantidades, obviamente no hay comprensión. Cuando la Media-Diferencial es un hecho, la comprensión es total y viene luego la eliminación.

Sólo con la ayuda de Devi Kundalini-Shakti es posible desintegrar cualquier agregado psíquico inhumano que en nuestro interior cargamos. La Serpiente Ígnea de nuestros mágicos poderes, puede reducir a polvareda cósmica cualquier defecto de tipo psicológico.

Un 25% podría ser eliminado en estado célibe o soltero, más el ciento por ciento, sólo es posible, trabajando en la FRAGUA ENCENDIDA DE VULCANO. Es allí, en la Forja de los Cíclopes, donde hay que invocar a Devi Kundalini-Shakti para la desintegración de cualquier defecto de tipo psicológico.

Por ese camino vamos aniquilándolos, aniquilando el Mercurio Seco, hasta que definitivamente, sea todo en su totalidad, reducido a polvareda cósmica. Ése es el camino perfecto para poder conseguir la elaboración de un Mercurio verdadero.

Obviamente, debemos pasar por varias fases del trabajo para conseguir el Mercurio exacto. La TIERRA debe convertirse en AGUA dentro de nuestro organismo, el Agua en AIRE y por último el Aire en FUEGO. El Fuego subirá por la espina dorsal del asceta gnóstico.

En un símbolo alquimista aparece un Sabio con el TRIDENTE DE MERCURIO en sus manos. Sube por allí la Serpiente Ígnea de los mágicos poderes y, sobre la parte superior de la Vara, aparece la BLANCA PALOMA del ESPÍRITU SANTO, el Mercurio Vivo de la Filosofía Secreta...

Los colores de la Gran Obra son cuatro. En principio las AGUAS son NEGRAS como el carbón, y si el asceta gnóstico no refina el SACRAMENTO DE LA IGLESIA DE ROMA, pasarán muchos años y tal vez hasta pierda su vida sin lograr la preparación del Mercurio de los Sabios. Mas, si refina y sublima el acto sexual, entonces podrá extraer de entre las Aguas Negras la GELATINA BLANCA. Más tarde, esa Gelatina se volverá AMARILLA, y por último, ROJA (ésos son los cuatro colores de la Gran Obra).

Ya Roja, impregnada por el AZUFRE (que es Fuego Vivo), subirá por la espina dorsal del asceta, eso es indubitable. Al ascender, despertará chakras, poderes, vendrá la Iluminación...

Prosiguiendo diremos, que dentro del Mercurio de los Sabios hay maravillas. El Mercurio hace al GENTIL HOMBRE, lleno de Sapiencia. Pensemos en un CAGLIOSTRO o en el Conde SAN GERMÁN, enigmáticos personajes, Gentilhombres dotados de Sapiencia; el Caballero Gnóstico-Rosacruz, el verdadero Señor de la Vida y de la Muerte; he ahí los prodigios del Mercurio.

Así que vale la pena reflexionar en esto. Dentro del Mercurio están los Poderes de la Tierra, de las Aguas, de los Aires y del Fuego. Incuestionablemente, estos Poderes se combinan en una forma armoniosa, perfecta, dentro del Caballero... La Elaboración del Mercurio Secreto

Pensemos ahora en el Gran Mercurio Universal (para que tengamos una idea de lo que es el Macrocosmos y el Microcosmos), pensemos en el ANIMA-MUNDI, en el JIVATMAKACHA, en el GRAN ALAYA del Universo...

Indubitablemente, los COSMOCRATORES de nuestro planeta Tierra tuvieron que trabajar en la Forja de los Cíclopes cuando se inició la Aurora del Maha-Manvantara; entonces prepararon el Mercurio de los Sabios...

CAOS es el Caos, las Aguas de la Vida, pues, es el Mineral en bruto, el Caos...

El EJÉRCITO DE LA PALABRA, las Inefables Parejas de la Aurora, trabajando en la Forja de los Cíclopes, utilizaron ese Mineral en bruto para preparar el Mercurio de los Sabios. Y el Mercurio pasó por sus fases macrocósmicas: En principio fue Negro, después se hizo Blanco, más tarde Amarillo y por último Rojo; entonces apareció el Fuego.

Nuestro mundo es una bola de Fuego que se enciende y se apaga de acuerdo con leyes existentes. Fuego al principio, más tarde Aire, posteriormente Agua y por último Tierra (he ahí las cuatro fases de la Gran Obra).

Hubo que eliminar mucho Mercurio Seco de la antigua Tierra-Luna, pero al fin y al cabo se preparó el Mercurio. Con ese Mercurio se crearon los mundos, incluyendo nuestro mundo Tierra. Dentro de este Mercurio de nuestro planeta Tierra están los Elementos: el Fuego, el Aire, las Aguas, la Tierra.

Así también, dentro del Microcosmos-Hombre, cuando se elabora el Mercurio están los Elementos, los Poderes de los Elementos: Fuego, Aire, Agua, Tierra. Nosotros, en el Microcosmos, tenemos que hacer lo que hizo el Logos en el Macrocosmos cuando creó a la Tierra (nosotros hacemos en pequeño lo que él hizo en grande; ésa es la Gran Obra).

Nuestra Tierra se desenvolvió como un germen dentro del Anima-Mundi, dentro del Jivatmakacha se fue desarrollando, poco a poco, hasta ser lo que ahora es.

Los Elementos (Fuego, Aire, Agua y Tierra) no existían antes como ahora existen. Hubieron de ser preparados en las distintas Esferas anteriores, hubieron de ser preparados durante la PRIMERA, SEGUNDA y TERCERA RONDA, antes de poder manifestarse en la forma actual...

Así también, dentro de nosotros, los Poderes del Fuego, del Aire, de las Aguas, de la Tierra, que nos han de convertir en Reyes y Señores de la Naturaleza, tienen que prepararse, dialécticamente, a través de los múltiples trabajos de la Cristificación.

En principio son incipientes, pero más tarde se tornan maravillosos. Los grandes Hierofantes tienen poder sobre el Fuego, sobre los Aires, sobre las Aguas, sobre la Tierra.

Los mundos del espacio infinito son todos diferentes... También entre los seres humanos que hagan la Gran Obra habrá diferencias... Aunque los Cuerpos Astral, Mental, Causal, son siempre los mismos, resultan un poco diferentes en cada persona.

También SON MUY DIFERENTES LOS CUERPOS EXISTENCIALES SUPERIORES DEL SER en el habitante de Marte, o de Venus, o de Mercurio, con relación al planeta Tierra.

A propósito, al hablar de Marte, por ahí dijo la Ciencia Oficial que “no había vida en Marte”. Por ahí he estado observando las fotos; todas son de la Luna. Realmente, a la Tierra no ha llegado ninguna foto de Marte. Los Marcianos, fueron lo suficientemente inteligentes como para saber ocultar su mundo. Con procedimientos técnico-científicos, hicieron llegar a la Tierra fotografías de la Luna, en vez de Marte... Bueno, eso es un paréntesis, continuemos por donde íbamos...

La MATERIA CÓSMICA existe en sí misma. Los científicos no conocen todavía lo que es una molécula. Dirán que “tiene tantos átomos”, que “hay moléculas octaedras”, que “las hay heptaedras”, que “las hay de más o menos número de átomos”... Eso es lo único que ellos saben decir, pero la constitución íntima de una simple molécula de almidón es una terra incógnita para los hombres de Ciencia Oficial.

Además, téngase en cuenta que las combinaciones atómicas dentro de la molécula no se procesan siempre igual. Existe una ley que se llama la “LEY DEL PÉNDULO”, de manera que, de acuerdo con esa ley, las combinaciones de cualquier molécula serán distintas en el futuro, cuando el péndulo se enfoque en forma opuesta; entonces la Física actual no servirá para nada y los mejores remedios de la Medicina no producirán ningún efecto.

El Cometa que vuela a través del infinito, tiene una materia totalmente diferente a la materia física de nuestro mundo, y sufre una ligera alteración cuando pasa cerca de nuestra Tierra, eso es obvio.

Al fin y al cabo, todas las moléculas de los mundos y del mundo Tierra, emanan del seno de la GRAN MADRE ESPACIO. La Madre Espacio inhala y exhala; cuando un átomo se escapa de entre la Madre Espacio y cae ya en la atmósfera de nuestro mundo, se altera radicalmente.

Puede darse el caso también, de que algún átomo logre regresar al seno de la Gran Madre, no por medio del Espacio Exterior sino por medio del Espacio Interior, que es diferente; entonces recobra su prístina pureza original.

Hablo de esto (de la materia y de los átomos), para decir que el Mercurio cristaliza en los Vehículos Existenciales Superiores del Ser, pero que los vehículos de cada persona son diferentes.

Cuando me presento personalmente, en mi Cuerpo Astral, por ejemplo, ante los Maestros de la L. B., ellos contestan a mis salutaciones, pero también me ven totalmente diferente a ellos; se dan cuenta de que no soy del planeta Tierra, que estos Cuerpos Existenciales que poseo, los fabriqué hace varios Maha-Manvantaras, en otro mundo del espacio infinito...

Así, mis queridos hermanos, esto de la preparación del Mercurio resulta interesante, grandioso.

El excedente de Mercurio cristaliza en una Octava Superior con las notas musicales (Do-Re-Mi-Fa-Sol-La-Si), en el Cuerpo Astral. En una Segunda Octava toma forma en el Cuerpo Mental, y en una Tercera Octava toma forma en el Cuerpo Causal. Cuando alguien posee los Cuerpos Físico, Astral, Mental y Causal, recibe el PNEUMA de los gnósticos, los PRINCIPIOS BÚDDHICOS Y ÁTMICOS, y por ende, es claro que se convierte en un HOMBRE AUTÉNTICO, verdadero.

¡Vean ustedes cuántas cosas se puede hacer con el Mercurio de los Sabios! Bien vale la pena que nosotros fabriquemos el Mercurio trabajando en el LABORATORIUM-ORATORIUM del Tercer Logos, eso es obvio.

Sin embargo, en la vida práctica vemos nosotros a muchos hermanos que quisieran tener información directa sobre lo Real; captar, por ejemplo, las verdades relacionadas con la Gran Obra y hasta recibir el DONUM DEI (la Ciencia que nos permite comprender la Gran Obra).

Es claro que a través de la Técnica de la Meditación mucho se puede aprehender o capturar. Pero, antes que todo, si uno quiere tener informaciones directas sobre la Ciencia Superior, debe acostumbrarse a PONER PASIVA SU PROPIA PERSONALIDAD. Esta Personalidad activa no logra, en modo alguno, entrar en contacto con las Verdades Superiores del Cosmos. Se hace necesario volver pasiva a la Personalidad...

La Personalidad es algo que se forma durante los primeros siete años de la infancia, y que se robustece con el tiempo y con las experiencias.

A la hora de la muerte, tres cosas van al sepulcro: el CUERPO FÍSICO, el CUERPO VITAL y la PERSONALIDAD. El cuerpo físico se va desintegrando poco a poco, y conforme el cuerpo físico se va desintegrando, el Cuerpo Vital, pues, entre el sepulcro, también se va desintegrando. La Personalidad entra y sale, se mueve por todas partes, anda por la doquier y a través del tiempo, lentamente, se va desintegrando.

Cuando nacemos, debemos fabricar siempre una Personalidad nueva, porque la Personalidad es hija de su tiempo, nace en su tiempo, muere en su tiempo; no existe ningún mañana para la Personalidad del muerto, es algo perecedero; desgraciadamente es activa durante la vida.

En la Personalidad están las costumbres adquiridas, el ejemplo de nuestros mayores, las experiencias buenas o malas, los vicios, pasiones, etc. Para mi modo de ver y de entender, la Personalidad es una forma del Mercurio Seco; eso es indubitable.

La ESENCIA normalmente está embotellada entre el Ego, eso es claro. Alguien decía que “la Esencia estaba embotellada entre la Personalidad”. Para mi modo de ver y de entender, eso está equivocado, porque la Esencia está embotellada entre el Ego.

Cierto autor decía que “para poder desarrollar la Esencia, había que ir dándole fuerza a la Personalidad, pero que más tarde la Personalidad habría que volverla pasiva”. No veo claro eso, no me parece que ese autor esté en la verdad. La Esencia no necesita de la Personalidad para tomar fuerza ni para desarrollarse; todo lo que necesita la Esencia es LIBERARSE.

Conforme nosotros vamos desintegrando los agregados psíquicos, dentro de los cuales está embotellada la Esencia, ésta se va vigorizando, desarrollando armoniosamente.

Así pues, no veo por qué se le ha de dar fuerza a la Personalidad. Que más tarde ha de tornarse pasiva, aceptado, en eso no tengo nada que discutir. Si la Personalidad no se torna pasiva, se hace imposible poder RECIBIR LOS MENSAJES QUE VIENEN DEL SER a través de los Centros Superiores. Pero cuando se torna pasiva, la recepción de tales mensajes es fácil.

Continuando con estas disquisiciones, pensando yo aquí, en voz alta, diré lo siguiente: GASTAMOS MUCHA ENERGÍA TORPEMENTE EN LA PERSONALIDAD. Esa energía que nosotros gastamos en la Personalidad, deberíamos utilizarla para vigorizar la Esencia, para hacerla más fuerte y resplandeciente.

La Personalidad en sí misma está llena de Defectos de tipo psicológico. Todos los defectos que existen en los agregados psíquicos se hallan latentes en la Personalidad.

Creo que la Personalidad hay que desintegrarla y esto no le gustaría naturalmente al Sr. Gurdjieff, ni Ouspensky, ni a un Nicoll, pero es Mercurio Seco y para nada sirve.

Una FUERTE INDIVIDUALIDAD hace innecesaria a la Personalidad. No podría desintegrarse la Personalidad si no fuéramos desintegrando a su vez, los defectos psicológicos contenidos en la misma.

Cierto autor, cuyo nombre no menciono, hace plena diferenciación entre lo que es la PERSONALIDAD y la FALSA PERSONALIDAD; parece que, en cierto sentido, defiende a la Personalidad. Piensa él que los Yoes de ira, codicia, lujuria, soberbia, orgullo, despotismo, egoísmo, odio, controlando a la Personalidad, la hacen Falsa. Aún más, piensa que tales Yoes dominando a la Personalidad, son la Falsa Personalidad; en esto hay como cierta defensa hacia la Personalidad, lo cual es muy grave, porque la Personalidad es Mercurio Seco, tiene un principio, tiene un fin.

No veo por qué se le ha de admirar tanto, cuando en realidad de verdad no es el Ser. En ella está lo que nosotros hemos adquirido: La falsa educación que nos metieron en los colegios de primaria, de secundaria, los falsos hábitos, la vanidad, la falsa soberbia, el orgullo y todo eso que nos hace necios e insoportables.

Cada cual crea su Personalidad a su modo: unos tienen unas costumbres, otros otras costumbres; unos tienen unos vicios y otros tienen otros; unos tendrán el modo de ser jocoso, alegre, y otros serán pendencieros, y las costumbres chocan contra las costumbres, los caracteres contra los caracteres; así pues, que las personas chocan unas contra otras. Creo que la Falsa Personalidad nos tiene en conflicto a todos.

La Personalidad en sí es falsa, siempre es falsa, no sirve para nada. No sé por qué hay algunos autores, cuyos nombres no menciono, la defienden.

¡Cuánta energía, repito, se gasta en la Personalidad! Más valiera que tal energía se gastara en acrecentar la Esencia. Esa energía que torpemente gastamos en la Personalidad, podemos utilizarla para desintegrar los agregados psíquicos.

La Falsa Personalidad también es Mercurio Seco, ¡debemos desintegrar la Personalidad! ¡DEBEMOS VIVIR LA VIDA IMPERSONAL! ¡Eliminar el Ego y marchar por la Senda de la Sabiduría y del Amor, y del Poder!..

Así, queridos hermanos, que para la preparación del Mercurio se necesita eliminar no sola-mente los agregados psíquicos, sino la Falsa Personalidad o la Personalidad, para ser más claro.

Lo que nos debe interesar es el Ser, y todo lo que no pertenezca al Ser debe ser eliminado; eso es obvio.

Así, mis queridos hermanos, si nosotros desintegramos el Ego y si eliminamos de sí mismos la Personalidad Ilusoria, si nos acostumbramos a vivir la vida impersonal, logramos preparar un

Mercurio muy rico, con el cual nos convertiremos, indubitablemente, en Dioses más allá del bien y del mal, en Dioses terriblemente divinos. Hoy por hoy, ¿qué somos? ¡Nada más que máquinas, y eso es todo!

Hasta aquí mis palabras de esta noche, y vamos a seguir con nuestra L.; no proseguiremos con preguntas y respuestas porque... La Elaboración del Mercurio Secreto  ...¡Paz Inverencial, hermanos! La Elaboración del Mercurio Secreto

Publicado en El Quinto Evangelio

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal