EL MENSAJE

Hace algún tiempo pasé en los Mundos Superiores de Conciencia Cósmica, por una experiencia mística trascendental...

En una noche deliciosa, no importa ahora la fecha, ni el día, ni la hora, hube de encontrarme cara a cara con mi Divina Madre KUNDALINI, la Serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes...

Existen momentos estelares de la humanidad y este incuestionablemente para mí era uno de esos...

No quise en modo alguno perder entonces la brillante oportunidad que se me brindaba...

Necesitaba platicar con la adorable, llamémosla ISIS, Adonaia, Insoberta, Rea, Cibeles, Tonantzin, Maria o mejor dijéramos "RAM-IO", Adshanti, Maha Lakchmi, Diana, Maha Saraswati, etc., etc., etc.

¡OH Madre mía! -le dije- todos los Iniciados viajan. H. P. B., viajo mucho, Steiner, Krumm Heller, Krishnamurti, etc., todos ellos viajaron. ¿Por qué he de permanecer yo toda la vida encerrado en México? ¿Por qué no se me permite viajar?

Respuesta:"Porque ese cuerpo que tienes y que a la Madre Naturaleza le costó tanto trabajo crear, te lo destruirían".

Que importa que me destruyan el cuerpo... yo amo a la humanidad y estoy dispuesto a dar hasta la última gota de mi sangre.

Respuesta:"Pero es que no solo destruirían tu cuerpo, sino también el de muchos otros y eso no seria amor...

"Recuerda hijo Mío que tú eres el Avatara de la Nueva Era y que tendrás que entregarle a la humanidad un Mensaje completamente distinto a todo lo que en el pasado se enseñó".

"Se trata de una enseñanza completamente nueva y sin embargo, totalmente Revolucionaria para la Nueva Era del Acuarius..."

Dichas estas palabras "DEVI KUNDALINI" se alejó a través del espacio infinito y yo quedé meditando...

Ella es la Diosa de la palabra adorada por todos, la cual otorga al Yogui la iluminación...

Es ella la que da también el "MUKTI" de la Beatitud final y el "JNANA" de la liberación...

No está de más en este manifiesto Gnóstico hacer el siguiente enunciado: "Jamás podría mezclarse este Mensaje con otras Doctrinas".

"Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo y lo pone en un vestido viejo; pues si lo hace, no solamente rompe el nuevo, sino que el remiendo sacado de él no armoniza con el viejo".

"Y nadie hecha vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá las odres y se derramará, y los odres se perderán".

"Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se conservan".

Es ostensible que todas las enseñanzas dadas a la humanidad doliente, por todos esos Iniciados de finales del Siglo pasado y principios del actual, son maravillosas, extraordinarias, empero, el Mensaje para la Nueva Era Acuaria, es distinto, muy diferente...

No estamos contra nadie, no atacamos Doctrina alguna, respetamos a todos los autores, escuelas, sectas, religiones, logias, sociedades, etc., etc., etc.

Incuestionablemente solo nos limitamos a cumplir con nuestra misión, a entregar el Mensaje, dejando a cada cual plena libertad para aceptar o rechazar la Doctrina o para interpretarla con su mente como bien quiera...

El autor de estas líneas no presume de sabio ni de santo, ni pretende ser más que sus semejantes, solo cumple con un deber: "Entregar un Mensaje" y eso no es un delito...

Publicado en Gran Manifiesto Gnóstico 1972

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal