Capítulo 127

Después que el Salvador dijo esto, María Magdalena contestó diciéndole: "Mi Señor, ¿serán pasadas por las doce puertas de las mazmorras las almas introducidas en esa región de acuerdo al juicio que cada una merece?"

 

Cuáles almas entran en el dragón y cómo.

El Salvador contestó diciéndole a María: "Ninguna alma será introducida en el Dragón por esas puertas, exceptuando las de los blasfemos y de aquéllos que están en las doctrinas del error así como aquéllos que enseñan las doctrinas de error, los que tienen trato sexual con hombres, aquellos manchados e impíos, los ateos y asesinos, los adúlteros y los hechiceros y todas aquéllas almas que no se arrepientan mientras están en vida y permanezcan persistentemente en sus pecados y todas las almas que se han quedado retrasadas afuera, - es decir aquéllas que han completado en número de retornos que se les asignó en la esfera sin haberse arrepentido, - en su última vuelta estas almas y todas las almas de los que os he hablado, serán sacadas de las fauces de la cola del dragón e introducidas en las mazmorras de las tinieblas exteriores. y cuando esas almas hayan sido conducidas de las tinieblas exteriores a las fauces de su cola, el dragón volteará ésa hacia su boca y las devorará. Así serán conducidas las almas a las tinieblas exteriores."

La naturaleza de los nombres del dragón

"Y el dragón de las tinieblas exteriores tiene doce nombres auténticos en sus puertas, un nombre en cada una de las puertas de las mazmorras. Y los doce nombres son diferentes uno del otro, pero los doce están contenidos uno en el otro, de modo que si se pronuncia un nombre se pronuncian todos. Esto os lo diré en la expansión del universo. Así están conformadas las tinieblas exteriores, -es decir el dragón."

Cuando el Salvador dijo esto, María respondió diciéndole: "Mi Señor, los castigos del dragón entonces, ¿son mucho más terribles que los castigos de los juicios?"

 

De la severidad de los castigos del dragón.

El Salvador respondió diciéndole a María: "No sólo son más dolorosos en comparación con todos los castigos de los juicios sino que las almas que sean conducidas a esa región serán congeladas en el frío violento, en el granizo y en el terrible fuego que tiene esa región, pero también en la disolución del universo, es decir, en la ascención del universo, esas almas perecerán a causa del violento frío y del terrible fuego dejando de existir para siempre."

María respondió diciendo: "¡Ay de las almas de los pecadores! Dinos, mi Señor, ¿el fuego del mundo de la humanidad es más ardiente que el fuego del Amente?

 

De los grados del fuego de los castigos.

El Salvador respondió diciéndole a María: "En verdad os digo: El fuego en el Amente es nueve veces más ardiente que el fuego en el mundo de la humanidad.

"Y el fuego de los castigos del gran caos es nueve veces más violento que el fuego en el Amente."

"Y el fuego en los castigos de los arcontes que están en el sendero de enmedio, es nueve veces más violento que el fuego de los castigos en el gran caos."

"Y el fuego en el dragón de las tinieblas exteriores y en todos los castigos que hay en él, es setenta veces más violento que el fuego de todos los castigos y de todos los juicios de los arcontes que hay en el sendero de en medio."

 

Publicado en La Pistis Sophia Develada

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal