EL NIRVANA

Las tribus israelitas emigraron hacia el Oeste desde el desierto de Gobi, para formar la raza Aria. Esto está representado en el éxodo por la salida de Israel de la tierra de Egipto rumbo a la tierra prometida.

Enormes caravanas de seres humanos capitaneadas por los maestros de misterios mayores salieron de la Atlántida al desierto de Gobi y luego de ese desierto se encaminaron hacia el Oeste para cruzarse con algunas razas occidentales y formar nuestra actual raza Aria.

Los capitanes de esos éxodos bíblicos eran los mismos maestros de misterios mayores. Ellos eran profundamente venerados por la humanidad y nadie osaba desobedecer sus sagradas órdenes.

Moisés duró 40 años en el desierto, es decir, 40 años permanecieron los Israelitas primitivos en el desierto y construyeron el Arca de la Alianza y establecieron los misterios de Leví y adoraron a Jehová.

Los siete santuarios de misterios emigraron hacia el occidente y a la luz de estos santuarios floreció la Persia de los magos, la India de los Risis, la Caldea, el Egipto, la Grecia Helénica, etc.

La sabiduría oculta iluminó a Solón, a Pitágoras, a Heráclito, a Sócrates, a Platón, a Aristóteles, a Buda, etc.

A la luz de los sagrados misterios florecieron las más poderosas civilizaciones del pasado.

El hombre fue desarrollando el intelecto y el intelecto lo sacó de los mundos internos. Cuando el hombre perdió la clarividencia conoció el miedo. Antes no había miedo porque el hombre contemplaba la acción de los Dioses y veía el desenlace de todo.

El hombre se alejó de la Gran Luz y ahora tiene que regresar a la Gran Luz.

Los budistas nos dicen que cuando el hombre se libera de la rueda de nacimientos y de muertes entra en la dicha inefable del NIRVANA.

Los gnósticos sabemos que Cristo es un Nirmanakaya, que renunció al Nirvana para venir a salvar a la humanidad.

El libro de los muertos dice: "Yo soy el cocodrilo Sebec. Yo soy la llama de tres pabilos y mis pabilos son inmortales. Yo entro en la región de Sekem. Yo entro en la región de las llamas que han derrotado a mis adversarios".

Esa región de Sekem, esa región de las llamas, es la dicha inefable del Nirvana.

Un Dhyanchoan es aquel que ya abandona los cuatro cuerpos de pecado: físico, astral, mental y causal.

Un Dhyanchoan sólo funciona con su alma de diamante y por lo tanto ya se ha liberado de Maya y vive feliz en el Nirvana.

El cocodrilo sagrado es él Íntimo. El Íntimo es la llama con sus tres pabilos Inmortales. Esos tres pabilos son su alma de diamante, su mente ígnea y "Atman", su propio cuerpo espiritual.

El Nirvana es una región de la naturaleza donde reina la felicidad Inefable del fuego. Ese plano Nirvánico tiene siete sub-planos y en cada uno de esos siete sub-planos de materia Nirvánica hay un gran salón esplendoroso, donde los Nirvanákayas estudian sus misterios. Por ello es que llaman a sus sub-planos "salones" y no sub-planos como los llaman los teosofistas.

Los Nirvanis dicen: "estamos en el primer salón del Nirvana o en el segundo salón del Nirvana o en el tercero o en el cuarto o en el quinto o en el sexto o en el séptimo salón del Nirvana".

Es imposible describir la inefable felicidad del Nirvana: allí reina la música de las esferas y el alma se arroba en un estado de beatitud imposible de pintar con palabras.

Los habitantes de los salones superiores del Nirvana usan túnica de diamante y llevan sobre sus cabezas mantos de distinción que caen hasta sus pies.

Nosotros podemos visitar el Nirvana en cuerpo astral, y los Yoguis de la India, en estado Shamadi, visitan el Nirvana en sus cuerpos mental o causal, pero pretender visitar el Nirvana con procedimientos de magia negra al estilo de los Amorc de San José de California es el colmo de la locura.

Los discípulos de 9º grado de la Amorc, después de haber pasado por la iniciación negra, reciben enseñanza para formar una nube con la mente y con el verbo, utilizando el Mantram "rama" que se pronuncia así raaaamaaa. Ra es masculino, Ma es femenino.

Ellos utilizan la fuerza sexual y la fuerza mental para formar una nube de materia astral. Una vez formada la nube, se meten en ella, se tonifican con tal o cual lugar y como es perfectamente lógico se produce una separación o desprendimiento del astral y se transportan a donde quieren en cuerpo astral. A esto llaman ellos "Nirvana" y realmente con este procedimiento viajan en cuerpo astral, pero no en el Nirvana.

El gnóstico sabe entrar al Nirvana utilizando los poderes de su Íntimo. Cuando el gnóstico quiere entrar al Nirvana hace lo siguiente:

Primero: Se sale en cuerpo astral.

Segundo: Ya fuera de su cuerpo físico, ora a su Íntimo así: "Padre mío, llevadme al Nirvana", y entonces el Íntimo transporta el alma del gnóstico hacia las dichas inefables del Nirvana.

El procedimiento gnóstico para salir en cuerpo astral es muy sencillo.

El gnóstico aprovecha el estado natural de transición entre la vigilia y el sueño para salirse del cuerpo, con tanta naturalidad como cuando se sale de su casa. Le basta pronunciar el Mantram "rustí" en el momento de estarse adormeciendo y luego se va bajando de su cama, no con la mente, ni con la imaginación, sino como si fueraen carne y hueso. El cuerpo queda entre la cama. El Mantram se pronuncia así: russsssssstiiiiiii, por varias veces.

Ese trabajo de concentración del mago negro de 9º grado de Amorc, junto con el gasto tremendo de energía sexual, es prejudicial para los discípulos. El Mantram "ra" pone en actividad el polo masculino de la fuerza sexual que llevamos en nuestras glándulas sexuales. La sílaba "ma" exterioriza la fuerza sexual femenina que llevamos dentro.

El mago negro de la Amorc utiliza con el Mantram "rama" sus propias fuerzas sexuales que combinadas con la fuerza mental, le permiten la salida en cuerpo astral. Claro que tiene que formar una nube con la mente, luego atraer esa nube, estando en meditación y luego meterse entre ella, tonificarse con determinado lugar y queda fuera del cuerpo.

Los antiquísimos magos negros se envolvían con la nube así formada y luego llenos de fe intensa echaban a andar con cuerpo de carne y hueso y entonces ese cuerpo se sumergía dentro del plano astral y así se transportaban a remotas distancias en pocos minutos. Esto ya se les olvidó a los oficiales modernos de la Amorc. Los magos negros siempre gastan sus energías sexuales en estos experimentos y en muchos otros.

El gnóstico sabe muy bien que debe ahorrar siempre sus fuerzas sexuales, porque, con ellas despierta su KUNDALINI.

El procedimiento de los Rosacruces de Amorc daña el Kundalini de cualquier discípulo de la fraternidad blanca y así se estancaría su progreso.

El Mantram "ra" ayuda a despertar el Kundalini, pero hay que saber cómo y esto es lo que ignoran los magos negros de Amorc. Ellos creen que pronunciando ra-ma todas las mañanas, en posición de pies y haciendo varias aspiraciones de aire van a purificarse, y con ello demuestran desconocer por completo la sabiduría de los Egipcios.

Nosotros, los antiguos Egipcios, pronunciamos el Mantram "ra" en la posición egipcia: las rodillas en tierra, las palmas de la mano, tocándose con los pulgares en tierra y la cabeza sobre el dorso de las manos. Se pronuncia el Mantram así: raaaaaaa, por varias veces.

Como ya dijimos, los antiguos magos negros envueltos en la nube se transportaban físicamente donde querían.

La nube venia a ser la palanca o instrumento para sacar el cuerpo físico de la región física y sumergirlo dentro del plano astral. Y cuando llegaban a donde querían ir, entonces abandonaban la nube y quedaban nuevamente dentro del plano físico, en el lugar anhelado.

Los magos negros de la Amorc ya están olvidados de esto.

La fuerza con que se hace esto es extraída de las glándulas sexuales y esto es lo que ellos no explican a sus discípulos. Ellos dicen lacónicamente en su monografía séptima de noveno grado. "Ra representa la positiva fuerza creativa y Ma la negativa que completa a Ra. Ra Ma juntos es la fuerza de la creación".

¿Por que no les explican a sus discípulos esto? ¿Por que le tapan esto a sus estudiantes? ¿Por que no hablan con franqueza? ¿Que les pasa? Ellos saben muy bien que el día que se quiten la mascara fracasa su tenebrosa institución y por eso es por lo que se callan.

Eso de emplear la fuerza sexual para estas cosas es magia negra. Con estos experimentos el discípulo negro se descarga totalmente como una pila eléctrica y pierde las fuerzas que podría utilizar para despertar el Kundalini positivamente.

Cristo, el Divino Rabí de Galilea, nos enseñó el secreto para viajar con cuerpo físico por entre el plano astral: veamos los versículos 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31 y 32: Cáp. 14 Evangelio.

"Y ya el barco estaba en medio de la mar, atormentado de las ondas; porque el viento era contrario".

"Mas a la cuarta vela de la noche. Jesús fue a ellos andando sobre la mar".

"Y los discípulos viéndole andar sobre la mar, se turbaron, diciendo: "fantasma es", y dieron voces de miedo".

"Mas luego Jesús les habló diciendo: "Confiad, yo soy, no tengáis miedo".

"Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si tú eres manda que yo vaya a ti sobre las aguas".

"Y Él dijo: ven, Y descendiendo Pedro del barco andaba sobre las aguas para ir a Jesús".

"Mas viendo el viento fuerte, tuvo miedo; y comenzando a hundir dio voces, diciendo; "Señor, sálvame".

"Y luego Jesús, extendiendo la mano, trabó de él y le dice: "Hombre de poca fe, ¿Por qué dudaste?"

"Y como ellos entraron en el barco, sosegase el viento".

Este es el secreto gnóstico para entrar con cuerpo de carne y hueso dentro del plano astral.

Pedro estaba caminando sobre las aguas, porque su cuerpo físico por obra de la fuerza de la fe se sumergió dentro del plano astral, pero en el momento en que dudó se salió del plano astral y estuvo a punto de sumergirse.

Las fuerzas del plano astral sostenían a Pedro sobre las aguas y era el plano astral el que sostenía a Cristo sobre las aguas.

Los gnósticos cuando queremos ir con cuerpo de carne y hueso al astral, utilizamos la clave que nos enseñó el Maestro.

Nosotros procedemos de la siguiente manera: En el preciso momento de despertarnos del sueño natural, sin dar tiempo a ningún análisis, duda o vacilación, llenos de intensísima FE, nos levantamos de nuestro lecho, salimos de nuestro cuarto y nos suspendemos en la atmósfera.

En esto sólo la FE nos sostiene. Cualquier análisis, duda o vacilación perjudican el experimento.

También podemos aprovechar el instante de estarnos adormeciendo, o simplemente un instante en que la mente esté en profundo reposo, como un lago tranquilo.

El cuerpo físico flota sencillamente porque por medio de la fe abandonamos la fuerza de la gravedad y el plano físico, y penetramos con nuestro cuerpo físico dentro del plano astral, donde reinan las leyes de levitación.

Nuestros discípulos también saben caminar sobre las aguas, lo mismo que nuestro Maestro.

Nosotros somos cristianos auténticos.

Los magos negros de la escuela de Amorc también utilizan el procedimiento de la nube para envolverse con ella y hacerse invisibles. En esto no olvidaron el "mimetismo": si se encuentran entre una selva, harán la nube verde, y si es entre un cuarto de paredes blancas, la harán blanca, y así se hacen invisibles.

Los magos blancos utilizamos el poder de nuestro Íntimo para hacernos invisibles, pero ese poder sólo se nos entrega cuando lo hemos merecido. Los magos negros de la Amorc creen que con sus experimentos negros pueden penetrar al Nirvana, y están equivocados. Penetran en el astral, pero no en el Nirvana.

Los gnósticos podemos visitar el Nirvana hasta en carne y hueso. Claro es que los teosofistas se reirán de nosotros, porque ellos no saben de estas cosas. Ellos lo único que tienen en la cabeza es un arsenal de teorías, pero en la práctica realmente, no son más que unos eunucos del entendimiento, místicos morbosos, sibaritas fornicarios.

Todavía me acuerdo del Teosofista A., miembro de la Logia Arco iris de Bogotá, cómo huyó despavorido en el parque de Cartagena cuando yo Aun Weor le comuniqué que él trabajaba conscientemente en el astral.

Este es el colmo del negativismo de los teosofistas: se horrorizan al solo hecho de pensar en despertar la conciencia. A ellos sólo les interesa tener la cabeza llena de cucarachas y vivir dormidos, sin embargo dizque algún día piensan entrar al Nirvana. Estultos, dechados de sabiduría, imbéciles. Al Nirvana sólo entran aquellos que ya han pasado por la alta iniciación. Aquellos que han dado hasta su última gota de sangre por la humanidad.

Todos anhelamos la alta iniciación, pero al altar de la alta iniciación sólo se llega con el miembro viril en estado de erección. Para llegar a la alta iniciación han tenido que ser bien machos.

El gnóstico tiene siempre un yo fuerte y una robusta y poderosa personalidad, nada de debilidades.

El gnóstico vive siempre heroico, siempre triunfante y siempre rebelde, como los héroes de Rabelais, nada de debilidades.

El gnóstico sube a la alta iniciación con el miembro bien recto, porque el gnóstico es bien macho. El gnóstico aspira al Nirvana, pero sabe muy bien que el Nirvana lo tiene en los testículos y sólo quiere realizarlo en sí mismo por medio del coraje.

Publicado en La Revolución de Bel

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal