LA MAGIA NEGRA DE LOS ATLANTES

Los magos negros de la escuela Amorc de California dicen que la magia negra no existe, que eso es solo una superstición, porque dizque los pensamientos de odio y maldad emitidos por las mentes malvadas se desintegran, porque el cósmico es puro bien y por lo tanto no puede servir de instrumento a las fuerzas del mal. Ese concepto de los magos negros de la Amorc tiene por objeto justificar sus tenebrosas enseñanzas y darles un colorido de pura magia blanca. El cósmico es todo el infinito y en el cosmos hay de todo. "Tal como es arriba es abajo". Si el pensamiento emitido por un malvado se desintegrara en el acto; ¿Por qué no se desintegra una bala en el espacio? ¿Porque el cósmico le sirve de instrumento a la bala que va a matar a un ser humano, que bien puede ser un anciano o un niño?

anagarikas

Si ese concepto de los magos negros de la escuela de la Amorc fuera cierto, la bala tendría que desintegrarse en el acto. Ellos me objetarían que la bala es un cuerpo material y un pensamiento no lo es, pero esa tampoco es razón porque un pensamiento también es materia, pues nada puede existir, ni aun Dios, sin el auxilio de la materia. Además, todo átomo es séptuple en su constitución. La bala, por ejemplo, es un compuesto de átomos físicos, etéricos, astrales, mentales, causales, concientivos y divinales; un núcleo de conciencia atómica cargada de las ondas del odio de quien la disparó. ¿Por qué no se desintegra? ¿Por qué el cósmico le sirve de instrumento? ¿Por qué el cósmico le sirve de instrumento a las ondas destructivas de la bomba atómica? ¿Acaso las ondas mentales son inferiores a las ondas radioactivas de los átomos de uranio? El concepto de los magos negros de la Amorc es tan solo para encubrir sus delitos y para engañar incautos: con ello solo tratan de justificarse como magos blancos. La mayor parte de las enseñanzas y conocimientos negros de la escuela Amorc provienen de la Atlántida. En las monografías del 9º grado llaman "asunción" a una clave mágica para dominar la mente y la voluntad de sus semejantes, este procedimiento es de pura magia negra. El procedimiento en referencia consiste en sentarse o acostarse cómodamente, cerrar los ojos y concentrar la mente en la victima distante identificándose con ella y cambiar su personalidad por la de la victima aunque sea de sexo opuesto. Ese cambio se realiza con la imaginación, sintiéndose ser la personalidad de la victima y actuando exactamente como desea que ella actúe. Esto es pura magia negra porque nadie tiene derecho a ejercer coacción sobre la mente de nadie: hay que respetar el libre albedrío de los demás.

Todas las aperturas de las convocaciones negras de 9º grado de la Amorc son exactamente como las de los templos de magia negra de la Atlántida en profundas tinieblas.

El maestro negro comienza sus convocaciones con una plegaria tenebrosa que dice así: "Amados profetas velados, nos reunimos para comulgar bajo la protección del velo de la oscuridad, que nuestros pensamientos y acciones den testimonio de nuestras sagradas obligaciones y de nuestras tradiciones consagradas por el tiempo. Esta convocación tiene ahora carácter secreto. La luz en el shekinah se extinguirá ahora. (Mandar un frater o soror al oficial que apague la vela)".

Los amados profetas velados son magos negros que usan túnica marrón o roja y medio cubren sus rostros con una capucha. Es que los magos negros comulgan bajo el velo de oscuridad y aman las tinieblas; ellos no quieren nada con la luz. Todas estas practicas vienen del continente Atlante.

Las palabras de clausura pronunciadas por el tenebroso maestro de 9º grado de la Amorc, son las siguientes: "Levantaos amados profetas y separémonos con la bendición del signo de la cruz y la protección del velo de la oscuridad, esta convocación ha terminado". El maestro actuante sale primero, y los tenebrosos profetas velados protegidos por las tinieblas se retiran entre las sombras de la noche.

Las escuelas de magia negra dan a sus afiliados un sin número de practicas absurdas para el desarrollo de los poderes ocultos; tales practicas de carácter absolutamente externo, solo consiguen romper las membranas del cuerpo mental y convertir al discípulo en un autentico mago negro. En la monografía Nº 38 del 9º grado se lee la siguiente practica: Tomad un pequeño frasco que se mantenga firme sobre una mesa y tenga un tapón de corcho; el frasco puede ser de un tamaño que contenga cuatro o seis onzas, tomad una aguja corriente de coser y enterrad perpendicularmente como un centímetro de la punta en el tapón de modo que fuera del tapón quede como unos cuatro centímetros de aguja. Tomad una hojita de papel de poco mas de siete centímetros de largo por un centímetro de ancho y doblado por la mitad en forma de V. Cualquier clase de papel de mediana consistencia y de cualquier color servirá. Tomad este pedazo de papel y colocadlo en la parte de arriba hacia abajo en forma de la letra A y colgadlo de la punta de la aguja de manera que esta quede en el centro del doblez que se hizo en el papel. Si el papel esta doblado en partes iguales ahora se mantendrá en equilibrio sobre la aguja con las dos puntas hacia fuera como la letra A o en forma de una V con los dos extremos hacia abajo. Colocad el frasco con el papelito sobre la aguja, en el centro de la mesa a distancia de poco menos de una metro de vuestro cuerpo, mientras os sentáis quietamente en una silla. Estad seguro de que en la habitación no haya ninguna ventana abierta por donde entre el viento que pueda mover el papel y evitad que vuestro aliento tampoco lo mueva. Ahora concentrad en el papel y ejercitad la voluntad para que el papel se mueva. Si el equilibrio es completo sobre la aguja, se moverá fácilmente y debéis hacerlo girar en una dirección; entonces haced que detenga su movimiento y que gire en dirección contraria. Practicad como diez minutos en cada acción concentrando en el papel y movedlo a vuestra voluntad. Pronto descubriréis que existe una fuerza motriz que emana de vosotros hacia el papel. Ello probará lo que hemos estado diciendo y lo que expondremos en las próximas monografías, a saber: que la voluntad y el "área psíquica" se pueden emplear para dirigir la fuerza dentro o fuera del cuerpo. "Fraternalmente el Maestro de vuestra clase".

Estas clases de enseñanzas vienen de un templo de magia negra de la Atlántida llamado el altar de Mathra, situado en las islas Azores, en la montaña del Pico. Este templo todavía existe dentro del plano astral. Antiguamente se llegaba a dicho templo en una jornada de siete días y al final de cada jornada diaria de hacia una gran fiesta. Allí en ese templo hay un salón llamado el Salón de la Voluntad, donde se practican innumerables ejercicios similares al de la Amorc de California. El esfuerzo que el discípulo realiza con esta clase de practicas absurdas da por resultado que se rompan las delicadas membranas del cuerpo mental.

No deseéis poderes, querido lector: ellos nacen como frutos del Íntimo, cuando nuestra alma se ha purificado. La fuerza mental que gastamos neciamente en mover un papel, empleémosla en dominar la pasión carnal, en acabar con el odio, en dominar el lenguaje, en vencer el egoísmo, la envidia, etc. Purifiquémonos, que los poderes se nos irán confiriendo a través de las sucesivas purificaciones. ¡Los poderes son flores del alma y frutos del Íntimo! Los poderes de un Mahatma son el fruto de milenarias purificaciones. El discípulo gnóstico va recibiendo de la Logia Blanca, a través de las pruebas Iniciáticas, distintos poderes. Esos poderes los recibe el alma y los "agarra" el Íntimo, porque el Íntimo es el real hombre en nosotros.

Cuando el gnóstico desea, por ejemplo, que un distante amigo venga a nosotros, ruega a su Íntimo así: "Padre, tráeme al señor (fulano de tal), pero no se haga mi voluntad sino la tuya". Y si el Íntimo considera justa la petición, realiza el milagro, que es un trabajo teúrgico, y llega el distante amigo; pero si el Íntimo considera injusta la petición, no accede a la petición del alma. Esta es pura magia blanca.

El mago negro procede a usar su llamada "asunción" o la fuerza de la voluntad, sin tener en cuenta para nada la voluntad del Íntimo.

"Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo" dice el gnóstico, porque el gnóstico no hace sino la voluntad del Íntimo, así en la tierra como en el cielo o sea en los planos superiores de conciencia.

El gnóstico pone todos sus anhelos en manos del Íntimo.

Dominando la cólera y adquiriendo la serenidad, preparamos nuestras glándulas pituitaria y pineal para la clarividencia. Hablando siempre palabras de amor y de verdad, nos preparamos para despertar el oído interno.

La magia sexual, la vocalización diaria y la purificación incesante nos llevan a las cumbres de "la alta iniciación". No deseéis poderes. No significa que los gnósticos tomemos una actitud pasiva al estilo de los teosofistas, sino que debemos prepararnos practicando magia sexual vocalizando y expulsando todas las escorias. El gnóstico transmuta sus secreciones sexuales y aguarda pacientemente ser digno de recibir los poderes ocultos que como flores del alma, brotan cuando ya nos hemos purificado. El gnóstico no desea poderes: se prepara para recibirlos. La preparación del gnóstico es purificarse y practicar diariamente la magia sexual.

Los magos negros tienen establecidas en sus templos pruebas similares a las del mago blanco. Cherenzi permite que en sus festivales al presunto candidato se le insulte, regañe, digan vejámenes y hasta se le pegue para aceptarlos como candidatos para su iniciación.

En la monografía número cinco del grado noveno de la Amorc, después de que el discípulo ha pasado las cuatro pruebas de tierra, fuego, agua y aire en un templo de magia negra, el discípulo recibe un pergamino que dice así: "Paz, los saludos del Maestro del templo, por decreto del alto sacerdote, a través de los guardianes que han servido y velado sobre ti, en prueba de tu perseverancia, fe y deseo según se han manifestado en las cámaras externas, se te permite entrar al siguiente Sanctum en espera para ser preparado, para admisión dentro del santo de los santos después de tres días de santificación y de purificación, tu nombre será el 777, tu letra, R; tu salutación, AUM; tu libro será aquel con la letra "m", tu joya el jaspe verde y en la forma de un escarabajo; y tu hora será nueve. Descansa en paciencia y espera la hora, el número y el signo".

Esta es, pues, pura y legitima magia negra. Estas pruebas las pasa el discípulo en un templo de magia negra situado en el plano astral.

Cuando el gnóstico pide las cuatro pruebas de tierra, fuego, agua y aire a los Maestros en el astral, estas las van soltando los Maestros tal como lo describimos en nuestro libro «El Matrimonio Perfecto o La Puerta de Entrada a la Iniciación», de una en una, casi siempre con intermedio de varios días entre una y otra prueba y siempre que haya salido triunfante en la prueba anterior. Cada triunfo se le festeja al discípulo en el "Salón de los niños" con música Inefable y agasajos. Cada una de las cuatro pruebas tiene su fiesta especial. Se le llama el Salón de los niños porque los Maestros reciben al discípulo con la figura de niños para decirles: "Hasta que no seáis como niños no podréis entrar en el reino de los cielos". Nada de letras R, nada de 777, nada de piedra de jaspe, nada de horas ni de signos; esta es pura magia negra proveniente de la Atlántida. Al discípulo gnóstico lo único que se le pone cuando la pide es la pequeña capa de Chela.

El mago negro, después de haber pasado la prueba de aire, recibe una joya con dos anillos entrelazados lo cual viene a ser el signo de su triunfo.

El mago blanco recibe el anillo simbólico que representa el rayo al cual pertenece.

El anillo del mago negro recuerda que estuvo sobre un abismo colgado de dos argollas. Los maestros del templo negro visten de blanco, los profetas velados llevan velos negros, los estilistas llevan estolas color gris, los escribas van de azul, los astrólogos de azul y blanco, los músicos de amarillo y los doctores de color pardo. El templo permanece en oscuridad. Al discípulo de 9º grado se le amonesta con estas palabras: "El alma viviente que atraviesa sola este horrendo camino sin vacilaciones o timidez, después de la purificación por la tierra, el fuego, el agua y el aire, será iluminada por los gloriosos misterios". Inmediatamente después el discípulo negro avanza por entre los guardianes de la muerte. En la prueba de fuego, un guardián le dice al discípulo negro lo siguiente: "Si deseas llegar hasta el maestro, por esta puerta deberás pasar: para llegar a esta puerta, a través de este salón deberás pasar: para cruzar este salón, sobre los hierros de fuego deberás pisar. Ven si buscas al maestro". El discípulo dice: ¡Adelante! ¡Adelante! ¡Adelante! y lleno de valor pasa por entre el fuego. En la prueba de agua un guardián negro dice: "Si quieres ver al maestro y entrar al santo templo, debes llegar a esta puerta y pasar por ella; para cruzar esta puerta debes pasar el lago". Todo lo aquí expuesto se refiere al 9º grado de la fraternidad Amorc. Todo esto es pura y legítima magia negra.

Los discípulos de la Logia Blanca, como ya dijimos, únicamente celebran su fiesta en el Salón de los Niños, después de cada prueba en que han salido triunfantes. En la Logia Blanca, las cuatro pruebas son para examinar la moral del discípulo blanco. En la prueba del fuego, al discípulo lo atacan turbas de enemigos que lo insultan, y si el discípulo en vez de lanzar improperios lanza amor sobre sus enemigos, entonces triunfa en la prueba, y si es sereno pasa por entre el fuego sin quemarse. Como se ve, en la prueba de fuego, hay que llegar a besar el látigo del verdugo para triunfar en la prueba, en cambio en la prueba de fuego del mago negro, solo se trata de pasar por entre el fuego, porque allí la preparación moral no tiene importancia.

Con la prueba de agua del gnóstico, solo se trata de saber hasta dónde ha llegado el altruismo y la filantropía del discípulo. Con la prueba de aire, solo se trata de conocer la capacidad de resistencia del discípulo contra las grandes adversidades, y su despego de las cosas materiales.

Es lógico que un discípulo que se suicide porque perdió su fortuna no puede pasar la prueba del aire. Simplemente por el hecho de no ser capaz de resistir moralmente un fracaso, es claro que no pasará la prueba de aire. El que sucumbe ante los graves inconvenientes de la vida, fracasa en la prueba de tierra. Hay muchas personas que han pagado esas pruebas en la misma lucha con la vida, en el mismo diario batallar por el pan de cada día. A veces, en la misma vida ha habido hombres que se han trazado un gran plan en beneficio de la humanidad y lo han cumplido a cabalidad a pesar de todos los reveses, penas y lágrimas: dichos hombres han pasado en carne y hueso las cuatro pruebas. Tenemos el caso típico de Lenin, que libertó a un pueblo de la esclavitud. Lenin es realmente un maestro de misterios mayores, lo mismo Carlos Marxs.

Las cuatro pruebas de tierra, fuego, agua y aire, son sencillamente para examinar la moral del discípulo, todos nuestros defectos y lacras morales, son precisamente el aspecto negativo de los cuatro elementos de la naturaleza para poder convertirnos en reyes de ella. En la Logia Blanca, las cuatro pruebas van acompañadas de un riguroso examen verbal para conocer hasta donde llegan las purificaciones del discípulo. (Todo esto se sucede en el plano astral y el discípulo preparado, es decir, que tiene madurez espiritual, trae al plano físico los recuerdos, algo así como si hubiera soñado). En la logia negra solo se trata de tener el valor del macho brutal para salir triunfante en las pruebas.

Las monografías del 9º grado de la Amorc de California prueban hasta la saciedad el carácter tenebroso de la institución. Pueden alistar sus armas los oficiales de Amorc contra el autor de la presente obra, porque el Hierofante Aun Weor no les teme, ha llegado la hora de desenmascarar a los responsables del fracaso de la evolución humana y Aun Weor solo sigue los dictados de la Venerable Logia Blanca. La pistola silenciosa es inventada en los laboratorios de la Amorc y sabemos muy bien que ustedes se la enseñan a armar a sus discípulos muy adelantados. ¿Cómo puede un mago blanco inventar armas destructivas? El mal no puede provenir sino del mal. Uds. Están violando uno de los preceptos de la Ley de Dios que dice: "No matar" Yo, Aun Weor no le temo a esa pistola silenciosa porque estoy dispuesto a subir hasta el cadalso en nombre de la verdad.

Después de esta pequeña digresión, volvamos al tema de nuestro presente capítulo. La monografía número 6 del noveno grado nos relata que después que sus tétricos discípulos han pasado triunfantes sus cuatro pruebas, ya dizque tienen derecho a recibir la sagrada iniciación. (Veamos el siguiente párrafo de la página Nº 3 de la 6ª monografía de 9º grado): "Ahora bien, de este modo quedé enterado de que dos anillos entrelazados habían de ser mi signo, por lo tanto, dos círculos entrelazados semejantes a dos eslabones de una cadena son mi signo y serán también vuestro signo en esta iniciación. Tan pronto como esto se me hizo entender, se me pidió firmar mi nombre y dejar la marca digital del pulgar sobre una página de papel especial, adherida a una pieza de madera, con otras también adheridas y luego se me ordenó ir a la puerta, empujar una pequeña tapa corrediza, y dar mi letra y número".

Esto huele a oficinas de policía, pero jamás a templos de iniciación blanca. En ningún templo de iniciación blanca se firma con el nombre personal, ni se reseña a nadie. En las Logias Blancas y en los archivos kármicos, el ser humano figura con el nombre de su Íntimo y no con nombres profanos. Muchos de los estudiantes de Cherenzi al formar parte de su universidad espiritual pierden su nombre profano, y el que conquista el anagarikado le asignan un nombre caprichoso en substituto del propio, como premio por su conquista, y en cadena en sus Sanctum exclaman E........ I........ E........ I........ E........ I........ en acción de gracias a los adeptos de la mano izquierda.

Los magos negros de Amorc dan en el ritual de tercer grado el nombre de un demonio a sus ingenuos discípulos y para el efecto el discípulo escribe en varios papelitos determinados nombres que le proporcionan y al sacar un papelito con el nombre sigue figurando con él en el astral. Los nombres son los siguientes: Adjutor, Afectator, Amorifer, Benefactor, Cognitor, Divinator, Justifique, Pensator.

Cada uno de estos nombres pertenecen al nombre de un demonio que es cabeza de legión y el ingenuo discípulo queda bajo las ordenes y mando del nombre que escogió al azar. Los oficiales de la Amorc hacen creer a sus discípulos que esos nombres revelan simples cualidades morales y así engañan a sus victimas.

Amorifer es un demonio de capacete rojo, alto de cuerpo y rostro redondo, cada uno de estos demonios es terriblemente perverso.

En la religión católica el lego también recibe un nuevo nombre al acomodo de los magos negros y esto debido a que hoy en día todas las sectas religiosas cayeron bajo el dominio de la magia negra. Eso de adoptar nombres apócrifos es propio de las escuelas de magia negra. En la Logia Blanca al discípulo se la hace saber el nombre de su "Yo superior" es decir de su Íntimo, nombre con el cual ha figurado a través de toda la eternidad y en todos los libros Kármicos; así tenemos por ejemplo que Gautama el Buda en los mundos internos se llama Amithaba. Krumm Heller se llama Huiracocha, etc. Si abrimos el capítulo 19 del Apocalipsis vemos que el santo de la revelación llama al Jinete del Apocalipsis "Verbo de Dios". Dios se representa por el monosílabo "Aun" y las dos vees de la palabra verbo forman una doble V lo cual puede escribirse así W y con las vocales e, o, mas la letra r formamos el nombre Weor así. Completamos el nombre del Yo divino del autor "AUN WEOR".

Yo vine al mundo a cumplir una gran misión de carácter mundial. Todos los hombres occidentales han leído la Biblia y saben que el Jinete del Apocalipsis vendrá (El jinete de que nos habla el capítulo 19 del Apocalipsis) pero vine y no me han conocido, antes por el contrario los lideres espiritualistas se lanzarán furiosos contra mí y es que el mundo no quiere tratos con los profetas de la luz; la humanidad ha matado siempre a los profetas, la humanidad no gusta de los iluminados, la humanidad solo gusta de los Imbéciles, de ahí que la condición indispensable que se necesita para ganar aplausos es ser imbécil. La humanidad crucificó a Cristo, y dejó libre a Barrabás. A los campeones de boxeo les llueven los aplausos porque saben dar puñetazos: ¡esa es la humanidad!

Volvamos al tema de nuestro capítulo: En la iniciación blanca gnóstica el discípulo no tiene que escoger ningún nombre ni se le da un nombre al azar, sino que recibe el nombre de su Íntimo, el de su Real Ser, nombre con el cual figura en el libro Kármico a través de todas las edades.

Antes de entrar a la autentica iniciación blanca, el discípulo tiene que recibir instrucciones esotéricas en el salón de preparaciones. (Todo esto es en astral): esto no es en el plano físico. Oigamos ahora como comienza la iniciación de los magos negros de la Amorc, también en el plano astral. "Se me pide ahora caminar detrás de una gran pantalla dorada y allí dos oficiales me ponen una túnica azul que me queda holgada; después me ponen sobre la cabeza un fino velo amarillo o dorado y en mi mano una cruz de ébano sobre la que hay una rosa roja, después un oficial viene hacia mi y anuncia que él es mi conductor, viste una túnica negra y una capucha también negra, me toma por el brazo derecho y me voltea de modo que estoy listo para salir de detrás de la pantalla y de nuevo hacia adentro de la cámara o templo. Entonces un juego de campanas principia a sonar sus notas que parecen anunciar mi llegada y entramos del brazo dentro del templo y nos separamos al centro en el fondo".

El conductor del discípulo usa túnica y capucha negra, es pues, un auténtico mago negro, porque entre los maestros de la Logia Blanca, ningún maestro lleva capucha negra. Zanoni viste túnica negra y lleva manto de distinción negro pero no capucha negra: la capucha negra solo es de los magos negros.

"Habiendo llegado al fondo del templo nuevamente, se me conduce hasta el centro del templo y un oficial coloca una gran cruz sobre mi cabeza, mientras me arrodillo, y tres campanadas suenan en alguna otra parte del templo. Entonces desde el este del templo, un maestro con túnica de púrpura, se acerca a mi llevando una gran cruz egipcia precillada, sostiene ésta sobre mi cabeza en lugar de la otra cruz, mientras algunos oficiales se paran cerca de mí y dicen: "bajo la cruz de inmortalidad y vida eterna bendito tú eres".

En los salones de iniciación gnóstica auténtica, jamás viste túnica de púrpura o roja ningún maestro, esos colores solo lo usan los jerarcas de logia negra.

En la iniciación blanca se hecha sobre los hombros del discípulo una enorme y pesada cruz de madera que significa que el discípulo ya empezó el vía-crucis de las 9 arcadas. El peso de la cruz difiere mucho: el peso depende del karma de cada cual. Algunas veces el discípulo no puede con el peso de la Cruz y entonces el Cirineo tiene que ayudarle.

Las vocales E. U. facilitan al discípulo el poder cargar la cruz cuando ésta es muy pesada. La cruz sobre los hombros es magia blanca; la cruz sobre la cabeza es magia negra. Cristo no llevó la cruz sobre la cabeza, sino sobre los hombros. La cruz significa la materia, y llevarla sobre la cabeza, es resolverse a vivir bajo la materia, bajo el mundo. El mago negro dice bajo la cruz de la Inmortalidad y vida eterna: bendito tú eres. El mago blanco dice: sobre la cruz "yo soy". La cruz sobre la cabeza la llevan los Pontífices en sus mitras. Ningún mago blanco lleva la cruz sobre la cabeza, sino sobre los hombros, tal como lo mostró el Divino Redentor, nosotros los gnósticos no estamos debajo de la cruz, sino sobre ella.

El gnóstico tiene que morder cierta figurita en la primera iniciación, y antes de entrar a ella, ya ha recibido la auténtica palabra perdida, que jamás se ha escrito. Los exámenes verbales son muy rigurosos para recibir la iniciación. Al mago negro poco le importa la moral. Una vez que el Chela pasa triunfal la iniciación blanca, se le hace la fiesta. En la ceremonia negra, el discípulo recibe de un mago negro vestido de amarillo, una serie de enseñanzas que ellos, utilizan para hacerse invisibles y para hacer invisibles a los demás. En el próximo capítulo titulado El Nirvana, hablaremos sobre el particular, como ya hemos dicho, todas estas enseñanzas vienen de la Atlántida. En la Atlántida, los hombres utilizaban también las fuerzas sexuales para hacer grandes daños. Orhuarpa, formaba con la mente, monstruos que luego materializaba físicamente y los alimentaba con sangre. Esos monstruos los arrojaba sobre sus indefensas víctimas cuando quería. La Humanidad Atlante fue clarividente y manejó a la maravilla las fuerzas cósmicas, en dicha época hubo un santuario muy importante llamado Santuario de Vulcano. Los guardianes de esos santuarios tenían bajo su control a Ariman y a sus legiones para que no pudieran actuar libremente en nuestro planeta, esos átomos de Ariman dañaron la clarividencia del hombre y entonces la humanidad quedó esclava de la ilusión del mundo físico.

Sin embargo, en la Atlántida había un gran colegio de iniciados, y cuando los malvados intentaban contra ellos eran muertos por la espada de la justicia.

Los señores de Mercurio le dieron al hombre la mente para que pensara y no para que la usara con fines destructivos.

Viendo Orhuarpa que el pueblo lo adoraba como a un Dios, armó un poderoso ejército y se puso en marcha contra Tollán, la ciudad de las siete puertas de oro macizo, donde reinaba el mago blanco de la Atlántida.

Y vestido de acero con escudo, yelmo, casco y espada, peleaba durante el día, y por la noche desataba sus bestias y sus hechiceras que en forma de lobos dañaban a sus enemigos, y así se tomó a Tollán, la ciudad de las siete puertas de oro macizo, y se hizo emperador de toda la Atlántida y estableció el culto del sol tenebroso.

Así estaban las cosas cuando el maestro Moría, se reencarnó, reunió su ejército de soldados y se puso en marcha contra Orhuarpa.

Orhuarpa lanzaba contra el maestro Moria sus bestias feroces, que el maestro disolvía con sus luminosos poderes. Y con el filo de su espada se tomó el maestro a Tollán, la ciudad de las siete puertas de oro macizo y todos los soldados de Orhuarpa cayeron bajo el cuchillo de las fuerzas de la luz. Viéndose Orhuarpa perdido, se encerró en una torre, y allí murió quemado, pues los soldados del maestro Moria le prendieron fuego a la torre.

Pero ahí no terminaron las cosas; inmediatamente se volvió a reencarnar Orhuarpa, y cuando ya tuvo edad, reunió otra vez su ejército de guerreros y hechiceros y se puso en marcha nuevamente contra Tollán y no volvió a tomarse la ciudad y estableció trono, contra trono. Entonces los cuatro tronos, dijeron al Emperador blanco; Noenrra (Noé) "salid de esta tierra, y pasad al desierto de "Gobi" por donde quiera que haya tierra seca, porque Dios va a hundir esta tierra". Y obedeció Noenrra, y salió con toda su gente hacia el desierto de "Gobi".

La gente de Noenrra, eran las tribus semitas primitivas que habían seguido el camino de la magia blanca, y Orhuarpa quedó amo y señor de la Atlántida.

Tiempo después de la salida del pueblo de Israel, comenzaron a aparecer algunas manifestaciones ígneas peligrosas.

El uso de las fuerzas sexuales utilizada para la magia negra hizo entrar en actividad el fuego de los adormecidos volcanes.

Y es que las fuerzas sexuales tienen intima relación con todas las fuerzas de la naturaleza, porque la fuerza sexual no solamente está en nuestros órganos sexuales sino en todas nuestras células y mas todavía, en cada átomo del Cosmos.

La fuerza sexual es la causa de la electricidad.

Es lógico pues, que por inducción hubieran entrado en actividad los adormecidos volcanes. Pues esos volcanes y los magos negros, estaban íntimamente relacionados por medio de la energía sexual. Y a través de grandes terremotos se hundió la Atlántida con todos sus magos negros en el fondo del océano Atlántico.

Todas las tribus indias de América son vestigios atlantes. Estas tribus conservan muchas prácticas de magia negra provenientes de los Atlantes.

En América, hay quienes hacen muñecos de cera y los entierran con alfileres y así exaltan la imaginación y concentran la mente sobre la víctima. Hay quienes utilizan las fuerzas sexuales con propósitos destructivos. Todo esto es originario de la Atlántida.

Los indios Arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta, quemaron todo un pueblo llamado Dibuya, por medio de los elementales del fuego, llamados "Animes" por ellos.

En el pequeño poblado de Santa Cruz de Mora, (Estado Mérida) conocí una anciana humilde, que hizo maravillas con los elementales de la naturaleza. Dicha anciana cuando era joven se casó con un indio. Su marido la llevó para la selva, y cuenta de esa tribu, las cosas más "raras", dizque durante el día los indios abandonaban su caserío, y por la noche llegaban todos con apariencia de animales y ya dentro de sus ranchos, tomaban su figura humana.

Cierto día el marido se despidió de ella diciéndole que se iba para la selva a morir (pues esos indios se retiran a la selva para morir) y le entregó un amuleto diciéndole: "Te dejo este recuerdo para que le pidas lo que necesites cuando tengas necesidad".

Hizo maravillas la anciana en el poblado de Santa Cruz: pedía al amuleto lo que quería y le venía el dinero, el vino, las joyas, los licores, los perfumes etc. etc., como por encanto. Aquellas personas que hubieran sido robadas no tenían más trabajo que consultarla a ella, y en el acto, ella pedía el objeto robado al amuleto, y traído por manos Invisibles, éste llegaba, y así recobraba cada cual lo perdido. Estas maravillas terminaron para la anciana cuando tuvo la debilidad de confesarse con un cura el cual le quitó el maravilloso talismán.

Esto no tiene nada de fantástico ni de raro; esto se hace sencillamente con los elementales de la naturaleza. La obra de don Francisco Hartmann titulada «Los Elementales» trata ampliamente de estas cosas.

Todos estos conocimientos vienen de la Atlántida. Los Elementales lo mismo sirven para el bien que para el mal. Los Atlantes utilizaron los Elementales para el mal.

Todos los conocimientos de la escuela Amorc de San José de California vienen de la magia negra de los Atlantes.

Publicado en La Revolución de Bel

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal