EL BIENESTAR INTEGRAL

Necesitamos el Bienestar Integral. Todos sufrimos, tenemos amarguras en la vida y queremos cambiar.

En todo caso, pienso en que el Bienestar Integral es el resultado del auto‑respeto. Esto parecería bastante extraño a un economista, a un teósofo, etc.

¿Qué tendría que ver el auto‑respeto con la cuestión económica? ¿Con los problemas relacionados con el trabajo o con la fuerza del trabajo, con el capital, etc.?.

Quiero comentar lo siguiente: El nivel del Ser atrae nuestra propia vida... Vivíamos nosotros en una casa muy hermosa en la ciudad de México. Tras esa casa existía un terreno amplio que estaba vacío. Un día cualquiera, un grupo de "paracaidistas", como les llamamos, invadió aquel terreno. Pronto edificaron sus chozas de cartón y se establecieron allí. Incuestionablemente, se convirtieron en algo sucio dentro de aquella colonia. No quiero subestimarlos, pero si realmente sus chozas de cartón estuvieran aseadas, nada les objetaría. Desgraciadamente, había entre esas gentes un desaseo espantoso.

Observé cuidadosamente desde la azotea de la casa, la vida de aquellas personas: se insultaban, se herían a sí mismos, no respetaban a sus semejantes; su vida, en síntesis, era horripilante, con miserias y abominaciones.

Si antes no se veían por ahí las patrullas de la policía, después éstas andaban siempre visitando la colonia. Si antes esa colonia era pacífica, después se convirtió en un infierno. Así pude evidenciar que el nivel del Ser atrae nuestra propia vida, eso es obvio.

Supongamos que uno de esos habitantes resolviera de la noche a la mañana respetarse a sí mismo y respetar a los demás, obviamente cambiaría.

¿Qué se entiende por respetarse a sí mismo? Dejar la delincuencia, no robar, no fornicar, no adulterar, no envidiar el bienestar del prójimo, ser humilde y sencillo, abandonar la pereza y convertirse en una persona activa, aseada, decente, etc.

Al respetarse un ciudadano a sí mismo cambia de nivel del Ser y al cambiar de nivel del Ser, incuestionablemente, atrae nuevas circunstancias, pues se relaciona con gentes más decentes, con personas distintas, y posiblemente, ese motivo de relaciones provoca un cambio económico y social en su existencia. Así se cumpliría esto que estoy diciendo, de que el auto‑respeto integral viene a provocar el bienestar social y económico. Pero si uno no se sabe respetar a sí mismo, tampoco respetará a sus semejantes y se condenará a sí mismo a una vida infeliz y desventurada.

El principio del Bienestar Integral está en el auto‑respeto.

Publicado en La Revolución de la Dialectica

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal