IMAGEN, VALORES E IDENTIDAD

En dinámica mental, necesitamos saber algo sobre cómo y por qué funciona la mente.

En dinámica mental es urgente saber algo sobre el cómo y el por qué de los diversos funcionalismos de la mente.

Se necesita un sistema realista si es que en verdad queremos conocer el potencial de la mente humana.

Necesitamos mejorar la calidad de valores, identidad a imagen de sí mismos. Pienso que un cambio de valores, de imagen y de identidad, es fundamental.

El animal intelectual, equivocadamente llamado hombre, se ha educado para negar su auténtica identidad, valores a imagen.

Aceptar la cultura negativa, instalada subjetivamente en nuestra mente, en nuestro interior, siguiendo el camino de la menor resistencia, es un absurdo. Nosotros necesitamos de una cultura objetiva.

Aceptar así porque sí, siguiendo la línea de la menor resistencia, la cultura subjetiva de esta época decadente, es incuestionablemente absurdo.

Necesitamos pasar por una revolución total y por un cambio definitivo en la cuestión ésta de imagen, valores a identidad.

La imagen exterior del hombre, y las diversas circunstancias que le rodean, son el resultado exacto de su imagen interior y de sus procesos psicológicos.

Auto‑imagen es diferente, es el K.H. íntimo, el Hombre Kósmico, el Kosmos Hombre, nuestro prototipo divinal, el Real Ser.

Imagen, valores a identidad, deben ser cambiados radicalmente. Esto es revolución integral. Necesitamos identidad del Ser, valores del Ser a imagen del Ser.

Si descubrimos las reservas de inteligencia contenidas en la mente, podemos liberarla.

Las reservas de inteligencia son las diversas partes del Ser que nos orientan en el trabajo relacionado con la desintegración del ego y la liberación de la mente.

Las reservas de inteligencia, contenidas en la mente, nos orientan en el trabajo relacionado con la liberación de la mente. Los valores del Ser constituyen la inteligencia. Las reservas de inteligencia son las diversas partes del Ser que nos guían y orientan en el trabajo psicológico relacionado con la aniquilación del ego y la liberación de la mente.

Hagamos siempre una diferenciación entre mente y Ser. Cuando alguien acepta que la mente está embotellada en el ego, indica que ha comenzado a madurar.

En cuestión de disolución del ego, se hace necesario combinar el análisis estructural y el transaccional.

Sólo los valores de la inteligencia pueden liberar a la mente mediante la desintegración de los elementos psíquicos indeseables.

Publicado en La Revolución de la Dialectica

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal