PSICOGÉNESIS

Nuestra civilización, en apariencia tan brillante por la conquista del espacio y la penetración en la materia, está carcomida por la lepra de una ética decadente de homosexualismo, lesbianismo y drogadicción.

Esta civilización ha entrado en la etapa de involución para liquidarse como ha ocurrido con otras civilizaciones. Nos lo muestra el testimonio histórico de la orgullosa e imperial Roma, donde los signos de involución surgieron cuando a la grandeza de una nación austera y moral le sucedieron cambios radicales que le hundieron en el vicio habiendo sido una comunidad conquistadora del mundo antiguo.

¿En qué me baso? ¡En hechos claros y contundentes! Una gran cultura como la inglesa ahora sólo exporta una lepra psicológica que contamina mentalmente a las generaciones de estas épocas. El grupo inglés Sex Pistols, quienes son capaces de hacer todo lo contrario a lo establecido, pero negativamente, para aparecer como sobresalientes figuras, son los creadores del Punk Rock y forjadores de canciones plagadas de malas palabras, temas que emplean para el ataque directo, no solamente contra las instituciones sino hasta contra el mismo público que los escucha con su conciencia dormida.

La mugre es la bandera del Sex Pistols, subjetivo mensaje que le entregan a esta pobre humanidad que está podrida hasta el tuétano.

Sex Pistols es un grupo agresivo, abusa en todo cuanto señala como la religión del Punk Rock. Canciones contra el amor plenas de cinismo, contra la represión y la agresión, creadas por cuatro jóvenes de la clase obrera inglesa que están en contra del elitismo. Resulta absurdo que estos animales intelectuales puedan crear una religión olvidándose que la palabra religión viene del griego: religare, que significa unión con la Divinidad. Pero, ¿qué clase de divinidad tienen estas gentes degeneradas y que los jóvenes los adoran en su hipnosis como si fuera gran cosa?.

Esa corriente musical mostrada por el Sex Pistols crea el ambiente más infernal de la actual existencia; afirmado esto por cientos de jóvenes metidos en la más profunda ignorancia espiritual y psicológica que participan en esas audiciones del One Hundred Club de Londres.

La onda Punk avanza pese a la oposición y en innumerables revistas internacionales ya aparece la subjetiva moda. Ropa hecha jirones, desechos de cuanto material existe los emplean de adorno, pelo corto y pintado de varios colores, camisas y playeras con leyendas en contra de todo. Esta es una muestra clara de los síntomas de la lepra psicológica que tiene la humanidad y que la tiene tan podrida.

En muchos de sus "encuentros", la agresividad física -ira- se pone de moda. Con enorme facilidad se lanzan improperios y hasta botellazos que salen del mismo escenario del Sex Pistols, lo que muchas veces termina en trifulca, y de ahí hasta la cárcel y hasta los hospitales. Con toda esta verborrea insultante y lanzamiento de proyectiles aparecen cientos de jovencitos ingleses gritando que aman a los Sex Pistols porque son lo máximo, como ya ocurrió en algunas audiciones del Paradise Club en la Brewer St.

Curiosamente, al conjunto Sex Pistols lo encabeza Johnny Rotten -Juanito Podrido‑, el líder que jamás cantó antes; Sid Vicious -Sid Vicioso-, Paul Cook -Pablo Gallo-y Steve Jones. En Inglaterra no respetan a nadie y difícilmente podrían venir a nuestro país.

Considero que la vida no se explicaría sin periódicas evoluciones e involuciones como ésta de la onda Punk, que se advierten en plantas, animales, seres humanos, en las estrellas y en las constelaciones.

Los ciclos históricos tienen también una evolución y luego la involución que fatalmente se presenta, la cual desgasta rocas, pulveriza soles, torna en anciano al que fue niño, convierte en carbón al que fue árbol y hunde en lo profundo de los océanos a los continentes, o los hace emerger.

Nuestros postulados presentados en esta obra buscan fundar las bases de una nueva civilización que no esté con lepra y se fundamente en la Psico-génesis, es decir, en la creación del hombre primeramente, para pasar luego al superhombre mediante la superdinámica mental y sexual que hemos estado enfatizando en este libro.

A nuestras Instituciones Gnósticas que difunden mi enseñanza pueden entrar todos los que quieran, siempre y cuando tengan aspiraciones de superarse y de realizar dentro de sí mismos a la Psico-génesis, aquí y ahora.

El hombre que no ha hecho la Psico-génesis dentro de sí mismo sólo utiliza una parte infinitamente pequeña de sus capacidades y potencias, por eso es que invito a nuestros lectores a que practiquen las enseñanzas psicológicas que entrego en estos capítulos para que aprendan a obtener el máximo de rendimiento de su psiquis.

Dentro de cada ser humano existen infinitas posibilidades para un conocimiento también ilimitado. Todos poseemos en estado embrionario grandes facultades psicológicas que surgirán en el momento mismo que iniciemos el trabajo de hacer una Psico-génesis en nosotros mismos sin esperar un instante más. El ser humano debe capacitarse para conocer todo lo que atañe a su existencia, éste es un hecho tan natural como el libre albedrío.

¿Por qué estamos aquí? ¿De dónde hemos venido? ¿Hacia dónde vamos? Todo esto debe conocerse aquí y quedar libres de dogmatismos y teorías.

Por medio de las disciplinas psicológicas que he venido indicando podremos mejorar psíquicamente, es decir, hacer la Psico-génesis en nosotros para ponernos en contacto con las distintas dimensiones de la naturaleza.

Al ir trabajando en nuestra Psico-génesis iremos viendo nuestra superación individual, teniendo así acceso a los profundos conocimientos esotéricos que a través del correr de los incontables siglos han estado allí, a disposición de todo ser humano que anhele sinceramente encontrar respuesta a una cantidad de vacíos e interrogantes, y que sin saberlo, atienden la inmortal sugerencia del Gran Maestro: Buscad y hallaréis...

En síntesis, diremos que la Psico-génesis se fundamenta en la frase inscrita en el antiguo Templo de Delfos:

"Te advierto, quien quiera que fueres, ¡oh! tú que deseas sondear los arcanos de la naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tú ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿cómo pretendes encontrar otras excelencias? En ti se halla oculto el tesoro de los tesoros, ¡Oh! hombre, conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses".

Publicado en La Revolución de la Dialectica

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal