EL ALCOHOLISMO EN EL PROLETARIADO

El PROLETARIADO con hambre bebe alcohol, el proletariado sin hambre bebe alcohol.

El problema del alcohol es muy grave en la América Latina, siempre hay un pretexto para beber, si estamos tristes bebemos porque estamos tristes, y si estamos alegres bebemos por que estamos alegres.

El vicio del alcohol está demasiado arraigado en el proletariado, en todos los países de la AMÉRICA LATINA existen bebidas propias del proletariado. A veces es el fermento del maíz y se le llama chicha, a veces es el fermento dé la caña de azúcar y se le llama guarapo, Ron, etc. Otras veces el proletariado se emborracha con el Sumo del Maguey, nunca falta una bebida especial para el proletario, en todos los países de América el proletariado tiene sus bebidas regionales.

Cuando al Proletariado se le paga con sueldo de hambre, bebe de todas maneras aún cuando no tenga para comer, y si se le paga con buen salario, bebe más todavía, es muy grave el problema del alcohol.

Conocimos el caso de unos cuantos millares de trabajadores que trabajaban en una Zona bananera de propiedad de alguna compañía Norte-Americana, aquellos trabajadores estaban muy bien pagos: ganaban mucho dinero.

Los sábados, día de pago era día de borrachera para ellos, y llenos de orgullo y soberbia hasta quemaban los billetes para cocinar chocolate en la llama.

HOY en día esos trabajadores están en la miseria, lamentando el dinero mal gastado y suspirando por sus viejos tiempos.

Analizando la cuestión llegamos a la conclusión de que el proletariado tiene un complejo de inferioridad.

Cuando el Proletariado tiene dinero quiere vengarse de la Sociedad que lo puso en la miseria y lucha contra el complejo de inferioridad, entonces se emborracha y hasta destruye los billetes para arrojárselos en la cara a los burgueses que siempre lo han oprimido

En todo esto hay un sentido de venganza contra los amos del capital, una demostración de resentimiento.

EL Proletario es feliz derrochando dinero en cantinas y casas de prostitución. El proletario está sediento de placeres reprimidos por falta de dinero, cuando el proletario tiene la oportunidad de sacarse el clavo, es decir, de beber, y derrochar, lo hace con el mayor gusto.

Este resentimiento del proletariado solo puede terminar elevándoles sus salarios, reconociéndoles el derecho a vivir como viven los burgueses y los ricos, acabando con la política clasicista y discriminadora.

ES URGENTE crear una sociedad sin clases, necesitamos la Sociedad sin clases. Debemos recordar que el proletariado resentido es peligroso, el proletario resentido no solo acaba con la clase alta sino también con la clase media.

Mejorando el nivel de vida del proletariado, se acaban los resentimientos. Hoy por hoy el proletariado está resentido y bebe alcohol teniendo o no teniendo dinero.

Debe iniciarse en toda la América una gigantesca campaña contra el alcohol, esta campaña debe comenzar desde las escuelas primarias.

Solo a base de mucha Instrucción y demostraciones sobre los efectos dañosos del alcohol, puede lograrse que las gentes abandonen este nefasto vicio.

La clase Proletaria en la América Latina, marcha por el camino de la Degeneración alcohólica.

NO es prohibiendo el alcohol como las gentes van a dejar de beber, ya en los Estados Unidos se hizo ese experimento con la famosa ley seca, y el resultado fue peor, entonces se bebía de contrabando y los fabricantes clandestinos de bebidas alcohólicas se volvieron millonarios o fueron a parar a la silla eléctrica o a la cárcel.

No hay cosa que más guste que lo prohibido y si se prohíbe el alcohol aumenta el vicio.

Lo más vergonzoso en todo esto, es que en la América Latina existen países gobernados por gobiernos que fabrican y venden alcohol, eso es increíble pero cierto, cualquier lector viajero podrá comprobarlo.

¿Con qué autoridad moral puede un gobierno meter a la cárcel a un borracho, si el mismo gobierno le ha dado a beber alcohol?

¿Es acaso justo que el gobierno meta a la cárcel a un hombre que el mismo Gobierno emborrachó?

¡Parece increíble! Que haya todavía gobiernos fomentando el vicio, conocemos ciertos países donde los Gobiernos se sostienen especialmente con la renta del alcohol, en esos países se considera contrabandista al que fabrique alcohol debido a que el gobierno no quiere competidores.

Es vergonzoso que algunos gobiernos estén Intensificando la Degeneración de los pueblos con la venta de las bebidas embriagantes.

El asqueante vicio del alcohol solo puede terminar a base de mucha comprensión. En todas las Escuelas, Colegios, Universidades, etc., se debe explicar lo que es el vicio del alcohol.

Solo a base de mucha Instrucción y comprensión se puede combatir el vicio abominable del alcohol.

Es necesario explicarle al pueblo lo que es el vicio del alcohol, es necesario enseñar científicamente y con demostraciones para que el pueblo comprenda, la enseñanza debe ser científica pero muy sencilla para que todos entiendan.

La enseñanza ANTIALCOHÓLICA debe Iniciarse desde el hogar y desde la Escuela. Deben crearse Institutos antialcohólicos con profesorado que haga intensísima labor popular en hogares y escuelas.

En dichos INSTITUTOS se prepararían profesores para la campaña ANTIALCOHÓLICA. Se debe crear una nueva profesión: la profesión de especialistas ANTIALCOHÓLICOS.

Estos profesores serian pagados por los Gobiernos en la misma forma en que se pagan todos los CATEDRÁTICOS.

Este es el camino para salvar a la especie humana del abominable vicio del alcohol.

Publicado en La Transformación Social de la Humanidad

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal