EL SNOBISMO

Todo jefe de Estado, todo Ministro, toda persona influyente, está siempre rodeada de cínicos aduladores interesados y egoístas.

Todos esos parásitos sociales son verdaderos SNOBISTAS, amigos de hacerle la barba a las personas influyentes. EL SNOB quiere siempre ser grande, goza diciendo: «SOY AMIGO DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA». Estoy invitado a una fiesta en casa del Señor Ministro, Salgo de paseo con el General, etc., etc., etc.

El tipo del SNOB goza identificándose con los GRANDES, es AUTO-SUFICIENTE, quiere siempre darse aires de GRANDEZA, presumir de INFLUYENTE, contarle a todo el mundo que es amigo de DON FULANO DE TAL o del Primer MINISTRO.

Desde el humilde empleado de mostrador hasta la gente más importante del país, todos deseamos ser «ALGUIEN» en la vida; así empieza el «SNOBISMO», el sentido de importancia.

EL SNOBISTA goza haciéndole la barba al YO PSICOLÓGICO, ningún SNOB quiere ser un DON NADIE, el SNOB por naturaleza presume de IMPORTANTE y aunque a veces se disfrace con harapos de mendigo, jamás deja de ser SNOBISTA.

EL SNOB jamás quiere ser un trapo viejo de la cocina, un nadie y sin embargo necesitamos ser un DON NADIE para acabar con el SNOBISMO.

Resulta muy difícil en la vida ser un DON NADIE debido a la falsa educación que hemos recibido, a las novelas que hemos leído, al cine, a la Televisión, a los prejuicios sociales y tradiciones de familia, siempre nos dicen que somos de la mejor familia y que descendemos del Conde fulano de tal, o de un antiguo héroe histórico, o de un hombre muy inteligente, etc., etc., etc.

Todos en el fondo deseamos ser magníficos escritores, codearnos con personas muy famosas, ser grandes músicos, famosos pintores, hombres virtuosos, grandes Santos, etc., etc., etc.

En este mundo cruel nadie quiere ser una insignificante hormiga, todos quieren ser elefantes, poderosos, grandes.

Hemos conocido humildes criadas recordando a sus nobles antecesores, presumiendo de ARISTÓCRATAS, orgullosas de su antiguo linaje.

El SNOBISMO está difundido por todas partes y lo mismo podemos hallarlo entre los ricos como entre los pobres.

SER como la nada, ser un DON NADIE, es algo terriblemente difícil y sin embargo solo siendo NADIE en la vida, podemos acabar con el SNOBISMO

Para ser como la NADA hay que saber AMAR PROFUNDAMENTE, cuando uno es en la vida NADA, es decir un DON NADIE que pasa por la calle, ya NO es un SNOB.

Quien verdaderamente quiera ser NADIE, quien realmente quiera acabar con el SNOBISMO, necesita con URGENCIA romper con los viejos hábitos equivocados que han modelado su pensamiento, olvidar las antiguas influencias educativas, acabar los resentimientos personales y rencores, extinguir la ENVIDIA que dentro del engranaje social sirve de base para todas nuestras actividades, volver polvo el sentido de Rivalidad y desintegrar muchas otras INCRUSTACIONES dañinas y perjudiciales.

Todo SNOB goza haciéndole la barba al YO PSICOLÓGICO, todo SNOB se sobre-estima en exceso.

El SNOB vive «MUY PEGADO» de sí mismo y está lleno de AMOR PROPIO, el SNOB se ADORA a sí mismo.

EL SNOBISMO tiene muchos matices por que lo mismo podemos hallarlo entre el artista refinado y la dama elegante, como entre los hombres dedicados a la política.

SNOBISMO podemos hallar entre aquellos que quieren dejar de ser empleados de mostrador para ser alguna otra cosa mejor y aquellos que siendo humildes Estudiantes Seudo-Esoteristas, aspiran a ser Maestros.

SNOBISMO podemos encontrar entre la clase de los barrenderos que quieren dejar de ser Barrenderos y figurar en algo, como en el pobre artesano que quiere dejar de ser un anónimo y figurar con letras de molde.

SNOBISMO hallamos entre las humildes modistillas llenas de amor propio y que aspiran a casarse con un príncipe azul, como entre las esposas de los señores Ministros del Gabinete.

SNOBISMO encontramos entre la PROSTITUTA RICA que se vanagloria de sus magníficas relaciones con Jefes de Policía, representantes y Senadores, como entre las humildes criadas de familia que en sus horas de ocio recuerdan otros tiempos y otras gentes de las cuales presumen descender.

Todo el Mundo lucha por ser algo, por ser alguien, nadie se contenta con ser lo que es, todos quieren ser algo más.

LA AMBICIÓN es uno de los resortes más poderosos del SNOB y es muy difícil hallar una persona sin ambiciones.

Ser como la NADA es algo muy difícil en la vida y solo siendo NADIE en el camino de la EXISTENCIA, podemos AMAR a nuestros semejantes,

¿Qué me importan los insultos de los insultadores si yo soy un NADIE? Las palabras del INSULTADOR no tienen más valor que el que le dé el INSULTADO.

Es lógico que si la VICTIMA INSULTADA está llena de AMOR PROPIO, si es un SNOB insoportable y orgulloso, le dará a dichas palabras un tremendo valor y cobrará muy caro el insulto, pero sí es un NADIE el INSULTADO, entonces no le dará ningún valor a esas palabras y hasta sentirá piedad y AMOR por el INSULTADOR.

Para AMAR a la humanidad hay que ser como la nada, hay que ser NADIE en la vida.

EL SNOBISMO solo puede morir con el AMOR, el AMOR solo puede NACER en aquellos que son como la NADA.

Necesitamos la TRANSFORMACIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD y eso solo es posible con la SUSTANCIA DEL AMOR.

Quien realmente quiere desintegrar el YO PSICOLÓGICO, debe reducir a polvo el SNOBISMO.

NO debemos jamás olvidar que muchos SNOB aspiran a ser GRANDES SANTOS y viven haciéndole la BARBA AL YO.

Todos los Gobiernos de la tierra están controlados por las CAMARILLAS del SNOBISMO.

Los SNOB como plaga mala y dañosa rodean a los Gobernantes y ocupan siempre para desgracia del mundo todos los puestos mejores de la colmena burocrática.

Publicado en La Transformación Social de la Humanidad

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal