INDUSTRIALIZACIÓN DE LA AMÉRICA LATINA

La industrialización de la AMÉRICA LATINA no es incompatible con el desarrollo eficaz de la producción primaria.

La AMÉRICA LATINA necesita maquinaria moderna, instrumentos de trabajo, y técnicos en cantidad suficiente para desarrollar la industria y elevar el nivel de vida.

Si la América Latina quiera elevar el nivel de vida, necesita aprovechar todos los progresos de la técnica moderna y producir técnicos en gran escala.

Se necesita también intensificar la agricultura e industrializar el campo aprovechando para ello todos los avances de la técnica moderna.

En los países en los cuales el ingreso por cápita es inferior a Cien Dólares, el valor agregado por las empresas del sector primario representa un porcentaje elevado del ingreso nacional que pasa del cuarenta por ciento, mientras que el sector terciario representa un treinta por ciento más o menos, y el del sector secundario menos del veinte por ciento. De aquí la importancia de la agricultura en todos los países en vías de desarrollo.

El ingreso del pueblo campesino, (pueblo explotado y humillado por los poderosos), es más bajo que el de los ciudadanos de todos los otros sectores de las naciones.

Al ochenta o noventa por ciento de la población agrícola le corresponde la mitad del ingreso nacional.

Las estructuras agrarias de la América Latina están inadecuadas para la nueva era, se necesita una transformación agraria y muy buena técnica, para utilizar sabiamente todos los recursos naturales.

La baja productibilidad agrícola y la escasez de ocupación para el hombre del campo, se deben a las pésimas estructuras agrarias.

Una cosa son los recursos agrarios y otra el capital. Los recursos naturales tienen su situación y extensión geográfica.

Realmente los recursos naturales, tienen la característica de agotarse en algún sentido.

EL Capital podría no agotarse, un capital puede aguardarse por tiempo indefinido sin agotarse, un millón de dólares puede estar guardado en el banco durante mucho tiempo sin agotarse y ganando intereses.

En cambio los recursos naturales a la larga se agotan, cualquier mina de petróleo llega a agotarse, cualquier mina de plata, oro o cobre, al fin se agota.

Las tierras de cultivo a la larga se empobrecen y se agotan, las poblaciones de pescado tienen un límite y al fin debido a su escasez se pone el pescado a precios prohibitivos.

Son inconcebibles los procesos tecnológicos, sin los recursos materiales, estos recursos tienen grados variables de fabricación y transporte hasta convertirse totalmente en bienes de consumo y servicios.

La actividad económica esta íntimamente conectada con todas las industrias de recursos, si queremos mejorar la situación económica de todos los países LATINO-AMERICANOS. Necesitamos industrializarlos en gran escala.

Es necesario empezar por intensificar la industria de recursos y luego culminar con el desarrollo industrial diversificado.

El pueblo campesino de la América Latina hace muchos siglos comenzó la etapa Inicial de la Industria de recursos y necesita con urgencia llegar a la Industrialización diversificada.

Téngase en cuenta que el ingreso nacional de cada país Latino-Americano ha oscilado en los últimos años entre un cuarenta y un sesenta por ciento anual de la industria de recursos.

En Estados Unidos el trece por ciento anual de ingreso nacional por concepto de industria de recursos, está indicando que ya los Estados Unidos llegaron al desarrollo industrial diversificado.

En otras palabras diremos que mientras en la América Latina casi todo el trabajo lo hacen los brazos de los trabajadores, en los Estados Unidos la mayor parte del trabajo lo hacen las máquinas.

Mientras en la América Latina tenemos que comprar aviones, buques, coches, maquinarias al extranjero, en los Estados Unidos todo se fabrica.

Es lógico que si queremos los Latino-Americanos llegar al desarrollo de la Industria diversificada, necesitamos con urgencia mejoras de la agricultura y de la Ganadería, y de otras industrias básicas.

Es imposible levantar con éxito un edificio sin buenos cimientos, así también es imposible llegar al desarrollo industrial diversificado si no organizamos las bases, solo por las bases se llega a la cúspide.

Necesitamos exportar materias primas para obtener otras materias primas, necesitamos exportar productos básicos e importar productos básicos, eso es Lógico.

Es urgente comprender que no debemos tratar de crecer a expensas del comercio exterior, debemos únicamente extraer del comercio exterior los elementos necesarios para el desarrollo interior y eso es todo.

Si olvidamos esta idea del crecimiento interior y solo pensamos en crecer a expensas del comercio exterior, seremos siempre esclavos de las potencias extranjeras.

Se debe emplear la totalidad del capital nacional en beneficio de la nación y no únicamente en beneficio egoísta de unos cuantos privilegiados.

Se debe industrializar cada país, se debe utilizar el dinero para mejorar el nivel de vida de los pueblos hambrientos.

Se debe gastar o mejor dijéramos INVERTIR grandes sumas en las distintas ramas industriales, primarias y de servicios, para mejorar la situación económica de cada país Latino-Americano.

Los Gobiernos necesitan acumular sabiamente grandes capitales con el propósito de distribuirlos inteligentemente en las inversiones industriales.

Es necesario reglamentar mejor, y hasta limitar la importación de artículos de lujos innecesarios, que significan gasto inútil del capital Latino-Americano.

Necesitamos del ahorro interno para lograr la industrialización total.

Necesitamos crecer hacia adentro por el camino de la industrialización, solo así lograremos emanciparnos de los amos extranjeros.

Las Grandes potencias extranjeras ejercen acción colonialista teniendo a los países Latino-Americanos productores de materias primas, en un estado primario de economía sin permitírseles desarrollarse.

Necesitamos con urgencia lograr la paridad y estabilización de los precios de las materias primas que exportamos ya que solo así podremos lograr la industrialización y la adquisición de toda clase de maquinaria.

Mientras los precios de todos los productos que exportamos sigan oscilando y con tendencia creciente a la baja, la producción agrícola será pobre por falta de maquinaria agrícola, y toda industria, y todo progreso nacional serán pobres y mediocres.

Cada país es una casa que debe estar bien abastecida y solo se abastece teniendo dinero, y solo tiene dinero vendiendo bien sus productos.

Si los habitantes de la casa no tienen dinero, la casa estará pobre y miserable, es necesario vender bien nuestros productos de exportación, si es que queremos tener una casa nacional rica y fuerte.

La América Latina necesita el comercio, multilateral y diversificado para su desarrollo económico.

La América Latina necesita el Libre Comercio Internacional y sin obstáculos absurdos sin aduanas explotadoras.

El sistema de Aduanas está perjudicando el libre comercio y obstaculizando el desarrollo económico de cada país.

EL LIBRE COMERCIO LATINOAMERICANO sin aduanas de ninguna especie permitiría a los comerciantes grandes y pequeños abaratar la vida vendiendo bien barato.

En otros tiempos las fronteras y caminos estaban llenos de asaltadores que robaban a las Diligencias y mataban a los viajeros, ahora las fronteras están llenas de bandidos uniformados que asaltan a los viajeros y los roban, con el visto bueno de los Gobiernos.

El sistema de Aduanas inventado por el ENEMIGO SECRETO y la MAGISTRATURA NEGRA, es bandalaje uniformado.

Necesitamos la estabilización de los precios de los productos básicos, el ajuste de las estructuras productivas que exige la estabilización de los precios, es problema que deben resolver compradores y productores en mutuo acuerdo.

Es también necesario que los países desarrollados compren por igual a todos los países subdesarrollados, sin tener preferencias por aquellos países incondicionales que están dentro de su órbita de influencia.

Es necesario que las Grandes potencias faciliten a los países subdesarrollados la exportación de todas sus materias primas y artículos fabricados, esto solo es posible mediante compra y tratados de comercio.

Todas las Naciones Latino-Americanas deben elaborar y firmar un tratado para evitar inteligentemente competencias ruinosas y fratricidas entre los pueblos hermanos de América Latina.

La competencia económica de los Países Latino-Americanos entre sí, solo trae caída de los precios de las materias primas, ruina, perjuicio para todos los países hermanos Ibero-Americanos.

Publicado en La Transformación Social de la Humanidad

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal