MILITARISMO

El Militarismo nació en la América a partir de 1810, hablamos del Militarismo en su forma conocida de tipo Iberoamericano, pero no cabe la menor duda de que las poderosas civilizaciones prehispánicas de tipo aborigen indígena, tuvieron también sus castas guerreras militares.

El moderno Militarismo fue heredado de España, de España heredamos los sistemas Oligárquicos Militares.

LOS LIBERTADORES MILITARES FUERON VENERADOS POR SUS PUEBLOS COMO LOS VERDADEROS PADRES DE LAS NACIONES NACIENTES, Y SUS SUCESORES SE CONSIDERARON COMO LOS HEREDEROS NATURALES Y LEGÍTIMOS DE LOS LIBERTADORES. ASÍ SE FUE FORMANDO UNA CASTA MILITAR. ESPECIE DE NUEVA NOBLEZA, REPUBLICANA DE NOMBRE, MONÁRQUICO MILITARISTA DE HECHO.

Si analizamos la historia, veremos que el Militar comienza por ser liberal y termina siendo conservador, empieza libertando y luego quiere conservar el poder.

Cuando los llamados Liberales se enquistan en el poder, los llamados conservadores recurren a las armas para derrocarlos, y viceversa.

Durante muchos años la política se ha hecho con las armas, y por ello consideramos que los políticos y los caudillos militares son una misma persona.

El Militarismo Iberoamericano es Nacionalista ciento por ciento, todo caudillo Militar siempre se presenta como provisional para salvar a su país de alguna crisis política.

No cabe la menor duda de que el Militarismo tuvo un cambio radical en el periodo de 1918 a 1955. La Revolución Rusa y el Fascismo cambiaron realmente el signo del Militarismo en América Latina.

La Revolución Rusa y el Fascismo influyeron decisivamente en el Militarismo Latino-Americano.

Si examinamos cuidadosamente las Dictaduras Latino-Americanas y sus castas Militares, podemos ver que hay en esas Dictaduras y en esas castas, cierta inspiración de tipo Fascista, y hasta Hitleriano.

En todos los pueblos de América existen ahora tentativas de reforma, y gritos de Rebeldía de tipo Comunista, eso es innegable.

Los Ejércitos, la milicia,, los caudillos Militares surgen ahora como elementos que quieren conservar el orden, mantener el estado ESTÁTICO de la AMÉRICA LATINA.

Cada vez que se levanta el pueblo contra el Gobierno, aparecen los caudillos militares.

Cada vez que un Gobierno legítimamente constituido intenta hacer una Reforma ya sea de Izquierda o derechas, o sindical, interviene el ejército con algún golpe militar, dizque para salvaguardar el orden.

Nosotros consideramos que el ejército es necesario para defender el territorio nacional, o salvar a un pueblo en estado completo de ANARQUÍA Y VIOLENCIA, nosotros creemos que el ejército se ha hecho para defender a los Pueblos amenazados por la barbarie, más no para transformar la Sociedad, ni para hacer Doctrina Política.

Uno de los Crímenes más graves del ejército, es concebir la Guerra contra sus propios pueblos para salvar determinados intereses políticos, el pueblo confía en el ejército y el ejército defrauda al pueblo cuando se pone al servicio de intereses políticos.

Cuando todo un país se ha levantado contra un Gobierno, es indicio claro de que este último no sabe Gobernar, en este caso el Ejército debe estar a favor del Pueblo.

Resulta estúpida la posición de un ejército que asesina al pueblo por defender un Gobierno incapaz de gobernar sabiamente.

No somos partidarios de la violencia del Individuo y de las masas, pero opinamos con todo respeto, que el ejército ha sido creado para defender al pueblo, y no para asesinarlo.

A veces el Ejército establece Dictadores Militares, cuando eso suceda, el Ejército además de convertirse en una casta Privilegiada, intocable, soberbia, se adueña también de todo un país.

El DICTADOR LATINOAMERICANO es Ecléctico, toma algo del Fascismo, algo del Nazismo, algo de comunismo y algo de Historia Patria, de cada cosa un poquito.

El Freno del Dictador es el Ejército que lo apoya, es bueno saber que el ejército es una suma de Individuos, cada Individuo, cada Soldado, cada YO, tiene sus tradiciones, prejuicios, hábitos, costumbres, etc., etc., etc.

El YO no quiere morir jamás y defiende todos sus valores cueste lo que cueste.

Cuando el Dictador Militar intenta cambiar todos esos valores, el ejército lo abandona inevitablemente, entonces el Dictador cae como torre fulminada.

Nosotros condenamos la Dictadura Militar.

Nosotros condenamos la Dictadura del Proletariado.

Nosotros condenamos la Dictadura Civil.

Nosotros condenamos la Dictadura Aristocrática.

Nosotros creemos que el EJERCITO debe estar al servicio del pueblo.

Nosotros creemos que el Ejército no debe estar al servido de ningún sistema Totalitario, ya sea este de extrema derecha o de extrema izquierda.

Nosotros creemos que el Ejercitó debe ser absolutamente Democrático.

El pueblo ama al ejército, confía en el ejército y resulta estúpido que el ejército vuelva sus armas contra el pueblo.

Publicado en La Transformación Social de la Humanidad

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal