EL CIELO DE MARTE

El Quinto trabajo de Hércules, el Héroe Solar, fue la caza y destrucción de las aves antropófagas que tenebrosas habitan las lagunas de Estinfal y mataban a los hombres con sus bronceadas plumas, que a manera de flechas mortíferas lanzaban contra sus indefensas víctimas.

Ostensiblemente esta labor se halla íntimamente relacionada con la Constelación de Piscis, casa de Neptuno, el Señor de la Magia Práctica.

Incuestionablemente aquellas aves antropófagas son las crueles Arpías citadas por Virgilio, el poeta de Mantua...

Para bien de la Gran Causa, por la cual todo nosotros los Hermanos del Movimiento Gnóstico estamos luchando, voy a transcribir ahora algunos párrafos de la Eneida...

"Nos acercamos a las islas Strófadas, que se encuentran en el mar Jónico, y en las que habitan las inmundas arpías (Brujas horripilantes, Jinas negros), monstruos con cabeza y cuello de mujer, que eran antes hermosas doncellas, pero ahora están transformadas en Furias, y su contacto corrompe cuanto toca. Las capitanea la execrable Celeno, y, provistas de luengas garras, tienen siempre en el rostro la palidez del hambre".

"Sin pensar en ellas, arribamos a aquella tierra, y, apenas desembarcados, encontramos un rebaño de vacas, hermosas y relucientes, que estaban pastando sin que nadie las cuidara".

"Hambrientos como estábamos, no tardamos en sacrificarlas para saciar nuestro apetito con su carne fresca. Pero cuando estábamos en lo mejor del banquete, bajaron de los montes las arpías (Brujas), graznando como cuervos y batiendo las alas, y aproximaron a nuestra comida sus bocas inmundas".

"La carne se corrompió y el hedor infestaba el aire. Entonces creímos que nos sería imposible huir de ellas y cambiamos de lugar, refugiándonos cerca de unas cuevas apartadas de la playa. Pero, por segunda vez, cuando nos disponíamos a comer después de sacrificar nuevas reses, volvieron aquellos monstruos (aquellas aves antropófagas), y nos estropearon de nuevo el alimento". "Llenos de coraje, mis hombres se dispusieron al ataque, y armaron arcos y jabalinas para exterminar a tan horribles seres. Pero su piel no se dejaba atravesar por el bronce y sus flancos eran invulnerables. Entonces la horrenda Celeno dijo, gritando, mientras revoloteaba sobre nuestras cabezas:"

"¿Por qué nos hacéis la guerra, insensatos? Los dioses nos han hecho inmortales".

"No os hemos ofendido sin justicia, porque vosotros habéis sacrificado muchas vacas de nuestro rebaño".

"En castigo, voy a daros una maldición. Eneas y su estirpe andarán errantes por el mar antes de encontrar la tierra que buscan y pasarán hambre".

"No podrán alzar las murallas de su nueva ciudad hasta que, de tan hambrientos, se han visto obligados a devorar sus propias mesas".

"Estas extrañas palabras nos llenaron de consternación. Imprecando a los Dioses para que apartasen de nosotros tales amenazas, abandonamos aquella triste tierra y nos embarcamos de nuevo".

Hasta aquí este insólito relato ocultista y Esoterista. Continuemos ahora con las explicaciones.

Muchas de estas arpías abismales, sorprendidas in fraganti, han sido capturadas con ciertos procedimientos.

Algunas tradiciones antiguas dicen: "Si ponemos en el suelo unas tijeras de acero abiertas en forma de cruz y si regamos mostaza negra alrededor de este metálico instrumento, cualquier bruja puede ser atrapada".

¡Causa asombro el que algunos ocultistas ilustres ignoren que estas brujas pueden eludir la ley de la gravedad universal!

Aunque parezca inusitada la noticia, nosotros aseveramos muy solemnemente que esto es posible metiendo el cuerpo de carne y hueso dentro de la Cuarta Dimensión.

No es, en modo alguno, extraño el que estas CALCHONAS con sus ZÁNGANOS metidas con su cuerpo físico dentro de la cuarta vertical (el Hiper-espacio), puedan levitar y viajar en pocos segundos a cualquier lugar del mundo.

Es ostensible que ellas tiene fórmulas secretas para escaparse "físicamente" de este Mundo Tridimensional de Euclides.

En términos estrictamente ocultistas, bien podemos calificar a esas arpías izquierdas y tenebrosas, con el título de "JINAS" negros, para diferenciarlas radicalmente de los "JINAS" blancos.

El organismo humano metido dentro de la Cuarta Dimensión, a despecho de todo lo que diga la ciencia oficial, puede asumir cualquier figura, cambiar de forma...

Recordad, amados lectores, a la execrable Celeno y sus inmundas arpías, horrendos pajarracos de las islas Strofadas, en el Mar Jónico...

Una tarde cualquiera, no importa la fecha, ni el día, ni la hora, sentado al pie de las rejas dentro de un vetusto calabozo, estudiaba una obra esotérica...

El Sol se ocultaba entre los rojos incendios del ocaso y la luz vespertina se esfumaba lentamente...

De pronto, algo insólito sucede: escucho junto a mí una carcajada estruendosa, sarcástica, burlona, marcadamente femenina...

Se trata de una de esas aves antropófagas que habitan las lagunas de Estinfal; una Calchona, una Bruja de mal agüero, una mujer de izquierdos Aquelarres...

La perversa huye y se esconde entre las pavorosas tinieblas de los Mundos Infiernos...

Así se inicia mi intrépido descenso entre las entrañas vivientes del reino mineral sumergido marciano.

Antes de subir es indispensable bajar; esa es la Ley. A cada exaltación le antecede una espantosa y terrible humillación.

Aniquilar dentro de mi mismo a esos elementos inhumanos, brujescas, a esas aves de mal agüero, fue ciertamente mi tarea en el tenebroso Tartarus.

Aunque parezca increíble ‑por lo inusitado de la noticia‑ es urgente saber que todos los seres humanos, sin excepción alguna, llevan en sus trasfondos inconscientes, variados elementos hechiceros.

Esto significa que en el mundo existen muchas gentes que, sin saberlo, practican inconscientemente la Magia Negra.

Incuestionablemente hasta los mismos Santos de todas las Religiones sufren lo indecible cuando se AUTO‑DESCUBREN; entonces pueden verificar por ellos mismos el crudo realismo de esos elementos inhumanos, que ostensiblemente están obligados a eliminar de su Psiquis.

Cualquier Adepto o Místico o Santo, en tanto no haya muerto radicalmente en todos y cada uno de los cuarenta y nueve departamentos del Subconsciente, es más o menos negro.

He ahí uno de los grandes motivos por los cuales no nos es dable condenar a nadie. "Quien se sienta limpio de pecado que arroje la primera piedra".

En aquella época de mi vida fui atacado incesantemente y en despiadada forma, por las siniestras aves que habitan las lagunas de Estinfal.

En los "MANDINGOS" Salones de Tenebrosos Aquelarres, dentro de los Infiernos Marcianos, asombrado descubrí a muchos hermanos de la rocallosa senda...

Tratábase de "Agregados Brujescos", ostensiblemente ignorados por sus humanas personalidades.

Concluidos mis trabajos en los abismos minerales de Marte, ascendí victorioso al Quinto Cielo, el Mundo de Atman, la Morada radiante de las Virtudes.

Así fue como volví al cielo de Marte; entonces reconquisté mi lugar entre esos sublimes seres, posición divinal que otrora había perdido...

El objetivo de mis trabajos en los Infiernos Marcianos se había logrado. Eliminados de mi Psiquis los elementos inhumanos, mi Conciencia quedaba libre...

Los grilletes intelectuales habían sido aniquilados, y mi Conciencia liberada, fuera ya del horripilante calabozo de la mente, donde por tanto tiempo morara prisionera, había conseguido fusionarse, mezclarse, con ATMAN, el Inefable, mi Real Ser.

¡Ah! Si las gentes comprendieran lo que es el calabozo del intelecto... Si entendieran que viven prisioneras entre la cárcel de la mente...

En completa Bienandanza, como "Hombre‑Espíritu" en el Cielo Marciano, lejos del Cuerpo, de los Afectos y de la Mente, anduve conscientemente cual un ave de luz resplandeciente, antítesis radical de esas otras aves siniestras de las lagunas de Estinfal...

En tales momentos de exquisita bienaventuranza, hube de pasar junto a muchas obras simbólicas estructuradas en hierro puro.

Es la región de ATMAN, el inefable, el Mundo del más crudo realismo; la dimensión de las matemáticas.

En el Mundo tridimensional de Euclides jamás percibimos un sólido en forma íntegra, unitotal; aquí sólo vemos en forma subjetiva ángulos, superficies, etc.

Empero, en la brillante región de ATMAN, no solamente percibimos sólidos en forma integra, sino además hipersólidos, incluyendo la cantidad exacta de átomos, que en su conjunto constituyen la totalidad de cualquier cuerpo.

Incuestionablemente en el Cielo de Marte gozamos realmente de la percepción objetiva más completa. ¡Cuán feliz me sentía en esa región de las dichas infinitas! Empero, no todo en la vida son fiestas; también existen sufrimientos; tú lo sabes...

La Sede del Juicio Celestial, donde se administra la "Justicia Objetiva", siempre interviene.

Un día cualquiera, feliz en el Mundo de ATMAN, vino a mí un Juez de la Ley de la KATANCIA (EL KARMA Superior).

El se sentó ante una mesa y yo, con mucho respeto y veneración, hube entonces de responder de cargos:

"Usted ha criticado a muchos en sus libros", dijo el Jerarca.

Soy combativo por naturaleza, respondí en forma enfática.

"Se le condena a siete días de prisión". (Tal fue la Sentencia).

He de confesar francamente y sin ambages, que al escuchar la sentencia estuve un poco cínico.

Me pareció la cuestión ésta a un caso tonto de policía, como cuando uno de muchacho se pelea con otro de su misma edad y lo meten unas cuantas horas a la cárcel...

Empero, ya en pleno cumplimiento de la sentencia, sentí que este castigo era terriblemente doloroso.

Siete días entre el horrible calabozo de la mente y después de haberme emancipado...

Siete simbólicos días de amargura dentro de la cárcel pavorosa del intelecto...

¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!...

Publicado en Las Tres Montañas

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal