EL CIELO DEL SOL

La siguiente Obra de Hércules, el Héroe Solar, es ciertamente la limpieza extraordinaria de los famosos establos de Augias, Rey de la Elida, cuya hija, conocedora de las virtudes de las plantas, componía con ellas mágicos brebajes.

En tales mencionados establos (viva representación simbólica de nuestros propios fondos subconscientes, sumergidos), que hospedaban a sus innumerables rebaños (esos múltiples agregados psíquicos bestiales, que constituyen el Ego), y entre ellos doce cándidos toros alegorizando el Karma Zodiacal, se había acumulado la suciedad de varias generaciones.

Incuestionablemente, Hércules debía limpiar esos establos en un solo día. Dicen viejas tradiciones que se pierden en la noche de los siglos, que lo logró haciendo un agujero en la pared y desviando luego el curso de un río para que sus aguas los inundaran.

Este insólito trabajo puede, por lo tanto, identificarse con Acuario, Casa Zodiacal de Urano, UR‑ANAS, el Fuego y el Agua Primordiales, simbolizando claramente las corrientes sexuales en el organismo humano.

Urano, como primer Rey Divino de la primitiva Atlántida, es el Regente de nuestras glándulas sexuales.

Urano, el ASURA‑MAYA, es realmente el primer revelador de los Misterios de la Vida y de la Muerte.

Es ciertamente UR‑ANAS, el Fuego y el Agua primievales, quien determina intrínsecamente el primer culto LUNI‑SOLAR de la Andrógina IO... (iiiiiiii ooooooooo).

IO Pitar es el Sol.

MENES o Maní es la Luna.

"OM MANÍ PADME JUM" como Mantram de inmenso poder esotérico, tiene su equivalencia en los Dioses Sol y Luna, en el seno del Sagrado Loto surgido milagrosamente de las aguas espermáticas del primer instante...

Dice la leyenda de los siglos, que URANO tuvo cuarenta y cinco hijos de diversas mujeres, y que además tuvo de TITAEA otros dieciocho hijos. Estos últimos recibieron el colectivo nombre de Titanes por causa de su madre.

Adicionando entre sí, por separado, cada una de estas cantidades Kabalísticas, tendremos los siguientes resultados:

45: 4 más, 5 igual 9. El Ermitaño del TAROT: "La Novena Esfera", el SEXO.

18: 1 más 8, igual 9. El Arcano 18 es el Crepúsculo del TAROT. Incluye el Arcano 9 dos veces: significa los enemigos secretos, ocultos: la lucha subterránea en los demonios de la "Novena Esfera"; lo tenebroso...

Ostensiblemente URANO es el Rey absoluto de las funciones sexuales; el amo de la nueva era Acuaria.

Como TITAEA sobrepujaba a todas las mujeres en belleza y virtudes, fue también puesta en el número de los Dioses. Se nos ha dicho que sus fieles devotos, agradecidos por todos los bienes recibidos, la llamaron "Tierra".

En nombre de la verdad he de confesar francamente y sin ambages, que el Cuarto Trabajo resultó para mí tremendamente fácil; empero hube de pasar previamente por una delicada prueba.

En un viejo parque de la ciudad me vi a mí mismo platicando con una noble dama; alguien que, sin lugar a dudas, fuera ciertamente una gran amiga.

Muy juntitos nos sentamos en un escaño, sintiendo entrambos un gran amor. Por un instante parecíamos dos enamorados, pero...

¡De pronto me acordé de mi Divina Madre KUNDALINI! Y entonces desvié esa corriente del Amor hacia adentro y hacia arriba, hacia mi Madre Adorable...

En esos momentos exclamé con todas las fuerzas de mi alma: este amor es para mi Madre...

Así fue como Hércules desvió el curso de un río para que sus aguas inundaran los "Establos de Augias". (El que tenga entendimiento que entienda porque aquí hay sabiduría).

Incuestionablemente estaba metido dentro de las entrañas minerales del Sol, en los Infiernos Solares...

¡Cuán limpios me parecieron los Mundos Sumergidos del Astro Rey! Infiernos sin almas en pena, sin Demonios. ¡Qué Maravillas!...

Es ostensible que entre las vivientes entrañas del resplandeciente Sol no podrían vivir los Demonios: jamás resistirían estos últimos las potentes vibraciones de ese astro...

Cuando me hallé encerrado dentro de uno de los simbólicos "Establos de Augias", lo encontré completamente limpio y sin animales de ninguna especie; entonces comprendí...

Quise salir, pero la puerta estaba herméticamente cerrada. ¡Ábrete Sésamo! Grité con todas mis fuerzas.

En esos instantes las puertas se abrieron como por encanto y entonces penetré en un segundo establo; lo hallé tan limpio como el primero...

¡Ábrete Sésamo! Grité otra vez, y cuando se abrieron las puertas penetré en un tercer establo. Ostensiblemente éste también estaba limpio y hermoso...

¡Ábrete Sésamo! Grité por cuarta vez y cuando se abrió la cuarta puerta, traspasé el umbral de una brillante mansión Solar...

Lo que vi en el fondo del Santuario fue algo insólito e inusitado. ¡Oh, Dioses! Allí sentados en sus tronos me aguardaban Osiris, ISIS, HORUS...

Avancé hasta ellos y prosternándome, les adoré. En esos instantes sentí en mi sus bendiciones.

Tres aspectos de mi Ser, pero "DERIVADO"; así lo comprendí y esto merece una explicación...

Uno de nuestros rituales Gnósticos esotéricos, dice textualmente lo siguiente:

OSIRIS (el Archi‑Hierofante y el Archi‑Mago, nuestra Monada Particular, Individual), Poderoso Emperador, responde al Hijo suplicante...

ISIS(el desdoblamiento de OSIRIS, la Dúada Mística, DEVI‑ KUNDALINI), Madre dignísima, responde al Hijo suplicante...

HORUS(El Cristo Intimo) responde al Peregrino suplicante...

Ellos me recibieron y entré victorioso en el Cielo del Sol, en la Morada de las Potestades, en el Mundo BÚDHICO o INTUICIONAL. Entonces reconquisté mi lugar entre esas Divinales criaturas, glorioso estado conscientivo que otrora había perdido...

Publicado en Las Tres Montañas

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal