EL ÁNGEL AROCH

INVOCACIÓN A AROCH 

Una noche, Juan se desprendió de su Cuerpo Físico. Indudablemente, estaba muy experto en el "desdoblamiento". Sabía "moverse conscientemente" en el Cuerpo Astral: era un competente Investigador de los Mundos Superiores. Ya estando fuera del Cuerpo Físico. Juan se sintió invadido de una sutil gran voluptuosidad espiritual inexpresable. ¡No hay mayor placer que aquel de sentir el Alma "desprendida!" Allí, en los Mundos Internos, el pasado y el futuro se hermanan dentro de un eterno ahora! ¡Allí, el tiempo no existe! Juan se sentía feliz... Entró por las puertas del Templo siguiendo su propia inspiración mística.

Y el Teúrgo maravilloso invocó al Ángel Aroch, Ángel de Mando. Hizo la Invocación en la siguiente forma:

¡En el nombre de Cristo, por el poder del Cristo, por la majestad del Cristo: yo te llamo ¡Ángel Aroch!... ¡Ángel Aroch!... ¡Ángel Aroch!...

LOS TENEBROSOS DE DAGDUPPA 

El resultado fue sorprendente. A los pocos instantes entró por la Puerta del Templo un hermoso Niño, como de 12 años de edad. ¡Ese era el Ángel Aroch!

Este Ángel, se desenvuelve en el Rayo de la Fuerza, y trabaja intensamente con los discípulos que recorren la Senda del Adeptado.

Envuelto en su túnica Blanca, aquella preciosa Criatura saludó a Juan, y se sentó a su lado, frente a una mesa del Templo. Entonces Juan consultó al Ángel respecto a varias cosas. Y, a la vez, le expuso una queja: Ciertos Tenebrosos de una escuela de Magia Negra difamaban horriblemente en contra de las enseñanzas Gnósticas. Y tales Tenebrosos tenían una Universidad donde se estudiaba la Ciencia Tántrica del Clan de Dagduppa, ciencia de Bons y Dugpas de "capacete rojo". Para este tenebroso Clan tibetano, el SHAMBALLA donde mora la Real Logia Blanca, es, según el decir de ellos, la Ciudadela del Terror en la cual se mueve la Fuerza Fohática ciega... ¡Y mil calumnias más!

Esa gente rinde culto a la diosa Kali, y practica la Ciencia de los Nicolaítas, el Tantrismo de los Tenebrosos...

DIFAMACIÓN EN CONTRA DEL GNOSTICISMO 

El Sendero TAU conduce a la liberación final. Es el Sendero de los Iniciados Gnósticos. Los Tenebrosos del Clan de Dagduppa, enseñan la sombra de ese Sendero, la antítesis, la fatalidad.

Así, pues, los secuaces de esa asociación secreta, lanzaban improperios difamantes contra el movimiento Gnóstico. Y Juan sufría lo indecible, y, por ello expuso la queja al Ángel Aroch, Juan también mostró al Ángel una revista en la cual se atacaba violentamente a la Gnosis. El Ángel tomó una Balanza y sopesó el bien y el mal y luego dijo:

¡Yo arreglaré esto!

Y el resultado fue extraordinario: A los pocos días esa Sociedad Secreta se disolvió, y fracasó rotundamente.

MANTRAM PRO KUNDALINI 

Después de la queja mencionada y de la promesa de intervención del Ángel, Juan le rogó que le enseñara el Mantram más poderoso que existe en todo el Universo para despertar el Kundalini. Entonces el Ángel cantó un maravilloso Mantram que conturbó a Juan. Y es el siguiente:

KANDIL BANDIL... RRRRRRRR

VOCALIZACIÓN: Las primeras sílabas de cada palabra sagrada (KAN y BAN), recibieron una entonación alta, suave y prolongada en tanto que las sílabas finales de dichas palabras, tuvieron una entonación respectivamente baja y prolongada, (DIL y DIL). Y la R, recibió una vibración más alta que las primeras sílabas cantadas armoniosa y sutil, como si un niño tratara de imitar el zumbido vibratorio de un motor en marcha, o como si se escuchara el zumbido de un mollejón movido por fueza eléctrica cuando se afila una hoja delgada de acero: sonido agudo, alto, con tendencia a producir modulaciones de flauta;

KAAAAANNNNN... DIIIIIIILLLLLLL...

BAAAAANNNNN... DIIIIIIILLLLLLL...

RRRRRRRRRR

Estos Mantrams se pueden pronunciar repetidamente, a diario, cuantas veces haya oportunidad, por largo tiempo.

Después que el Ángel Aroch hubo cantado estos Mantrams, el Teúrgo Juan los cantó también.

El Ángel bendijo a Juan y salió del recinto llevando entre sus manos la Balanza de la Justicia, así como la Revista hostil que Juan le había mostrado.

Publicado en Logos, Mantram, Teurgia

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal