EL LOGOS

INVOCACIÓN: EL ESPÍRITU SANTO

Conocimos a un hombre que se llamaba Juan ¡Era un Teúrgo excelso! Sabía salir conscientemente en "Cuerpo Astral".

Una noche, la más sosegada, la más silente estando fuera del Cuerpo Físico, Juan invocó al Espíritu Santo... De pronto, una ave maravillosa, una blanca paloma, ¡de inefable blancura! Con cabeza de anciano venerable y luenga barba blanca, albada, flotó deliciosamente sobre la cabeza del Teúrgo. ¡Era de ver y admirar a esa impoluta Paloma, tan grande y tan hermosa, con cabeza de anciano venerable! La blanca Paloma se posó sobre los hombros de un amigo de Juan y al oído, le musitó sabios consejos. Después, la Paloma de inefable blancura, con cabeza de venerable anciano, se paró frente a Juan. Lleno de éxtasis, nuestro buen discípulo interrogó al Espíritu Santo:

¡Señor mío! ¡Oh Dios mío! Dime; ¿cómo voy?... ¿Iré bien?... La alba Paloma asumiendo una figura sublimemente humana, habló llena de amor: Hijo mío: ¡vais mal! Juan sorprendido preguntó nuevamente: Señor, dime ¿por qué voy mal? Y el Espíritu Santo declaró: Yo estoy curando a una de tus enfermas, la enferma que está a tu cargo; No eres tú quien la cura. Soy yo quien lo hace, sin embargo... ¡Vos habéis cobrado dinero!... ¡Esos centavillos que recibiste, debes devolverlos! ¡Te los han dado con mucho sacrificio!

Juan consternado, respondió: Señor, si devuelvo esos centavos, ¿entonces sí marcho bien?... El venerable anciano afirmó: Sí, entonces sí vas bien, ¡muy bien!

EL ESPÍRITU SANTO Y EL TERCER LOGOS (BINAH)

Juan abrazó al venerable anciano, lleno de Inmenso amor. Y el anciano bendijo a Juan y se alejó... ¡El Teúrgo sabía que ese era su propio Espíritu Santo!. Sabía que este era Binah. ¡El Tercer Logos!... Indiscutiblemente todo ser humano, tiene su blanca e Inefable Paloma.

El Logos es la unidad múltiple perfecta. Y el Espíritu Santo es el Tercer Logos. Y la fuerza prodigiosa del Tercer Logos, fluye en todo el Universo.

¡Nosotros hemos sido creados por el Tercer Logos!

LIBERACIÓN DE LA ENERGÍA DEL TERCER LOGOS

El ser humano debe liberar la energía del Tercer Logos, de sus oscuros fondos animales, para hacerla retornar convertida en torrente de fuego líquido, hacia "adentro" y hacia "arriba"; El Kundalini asciende por el canal central de la médula espinal hasta llegar al tope de la cabeza. ¡Esa es la Energía Creadora del Tercer Logos!

EL SEGUNDO LOGOS (CHOKMAH)

Otra noche, Juan abandonó su Cuerpo Físico: salió en Cuerpo Astral. Estando fuera del cuerpo pues, se despojó de todos sus Vehículos, de sus Siete Cuerpos... Esto sólo es posible mediante un éxtasis supremo. Juan se movía en ese Segundo Principio mediador conocido por los Kabalistas como Chokmah. Este es el segundo Logos, la Unidad Múltiple perfecta.

EXPERIENCIA EN LA INICIACIÓN VENUSTA

En ese estado de suprema beatitud, Juan se propuso estudiar aquella Iniciación Venusta que el Divino Maestro recibió en el Jordán. El resultado fue portentoso, mirífico... Juan se vio a sí mismo convertido en Jesucristo. ¡Se sintió ser Jesucristo! Y se llegó ante el Bautista. Y entró a un Templo maravilloso. El Templo estaba situado a orillas del Jordán. Era el Templo del Bautista. Y Juan convertido en Jesucristo, llegose pues ante el Bautista. Este Gran Precursor ordenó a Juan despojarse de la túnica. Juan obedeció ¡Y se sentía absolutamente seguro de ser el mismo Jesucristo! ¡No cabía en él un átomo de duda!

El Bautista estaba revestido con su túnica sacerdotal. Abrió una especie de gabinete, dentro del cual tenía los Vasos Sagrados: eran del aceite, y del vino. El Bautista extrajo un frasco de aceite de oliva y ordeno a Juan, transmutado en Jesús, pasar al interior del Santuario. Allí dentro lo ungió con aceite puro, y aspersó agua sobre su cabeza. En ese momento, entró en ese Jesús, exactamente por la glándula pineal, situada en la parte superior de la cabeza, el resplandeciente Dragón de Sabiduría, el Cristo Interno. Y en ese instante resplandeció en el espacio infinito el Sol del Padre (el Primer Logos), el Sol del Hijo (el Segundo Logos) y el Sol del Espíritu Santo (el Tercer Logos).

TRANSMUTACIÓN EN JESUCRISTO

Aquella Seidad maravillosa, aquél Cristo Interno, brillaba con inmensa y absoluta blancura dentro de los Vehículos internos de Jesús. Luego el Sacerdote ordenó a Jesús tomar asiento sobre un sillón especial. ¡Y desde ese Instante Jesús se llamó Jesucristo!

Cuando Juan regresó de semejante estado de profundo éxtasis comprendió que en el mundo del Segundo Logos, el Mundo del Cristo, no existe la INDIVIDUALIDAD, ni la PERSONALIDAD, ni el YO. ¡En el Mundo del Señor, todos somos absolutamente UNO!...

El Mundo del Segundo Logos es el Sol Central.

EL ANCIANO DE LOS DÍAS: EL PRIMER LOGOS

Otra noche, profunda, silenciosa... Juan aprovechó el instante de transición entre la vigilia y el sueño. Se levantó de su lecho y el resultado fue el desdoblamiento! ¡Juan, en Cuerpo Astral se movía alegre y feliz! De pronto, se sintió atraído hacia el Polo Sur, hacia el Continente de la Antártica: Juan, flotando deliciosamente en el Plano Astral, llegó hacia esas glaciales regiones del Polo Sur. Y cuando el Teúrgo levantó sus ojos al infinito, vio resplandecer una Estrella plena de Gloria. ¡Aquella Estrella centelleaba maravillosamente! Juan sintió en su conciencia que aquella Estrella lo llamaba y, flotando en los espacios, se llegó hasta Ella. Y vio que la Estrella era el Anciano de los Días, el Padre que está en Secreto: ¡Su Propio Anciano Venerable!...

Realmente, cada uno de nosotros tiene en el fondo de su conciencia Un Anciano Venerable: este es el Primer Logos. Los Kabalistas lo denominan KETHER.

El buen Anciano entró en el alma de Juan, y éste se sintió transformado. Y se vio rodeado de un aura inmensa con la cual envolvía a todo el Globo Planetario... Caminaba el Teúrgo: se sentía embargado de una felicidad imposible de describir con palabras.

Cuando Juan regresó a su Cuerpo Físico, comprendió que en el Mundo del primer Logos tampoco existe ni la INDIVIDUALIDAD, ni la PERSONALIDAD, ni ningún género de YO superior o inferior.

EL SANTO CUATRO

El resplandeciente Dragón de Sabiduría es la Corona de la Vida, es aquél Rayo del cual emana el ÍNTIMO, la Monada. El Resplandeciente Dragón de Sabiduría es Triuno.

Juan había leído que la Trinidad dentro de la Unidad, formaba el Santo Cuatro, el TETRAGRAMMATON. Empero, a pesar de haberlo leído, no lo había comprendido totalmente. Sólo había penetrado con el entendimiento lo que es la Trinidad; pero faltaba algo más: ¡Quería completar aquello del Santo Cuatro!...

EL AIN SUPH O AIN SOPH

Y otra noche, Juan, lleno de éxtasis, abandonó todo deseo, todo pensamiento, toda voluntad, toda conciencia, y toda ideología, y todo preconcepto, y, como un hálito, salió de su Cuerpo Físico... por la glándula pineal. ¡Entonces se vio así mismo, convertido en un átomo blanco, inmaculado, inefable, divino! Ese átomo es el AIN SUPH.

De ese átomo inefable emanan el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Cuándo llegue la Gran Noche Cósmica, el Resplandeciente Dragón de Sabiduría de todo hombre se absorberá dentro del AIN SOPH... ¡He ahí la Trinidad absorbiéndose dentro de la Unidad! ¡Y he ahí al Santo Cuatro, el Tetragrammaton de los Kabalistas!

LOS SERES SUPERIORES DEL AIN SOPH

Juan, en ese estado de éxtasis, supo que, en el fondo, cada uno de nosotros es una Estrella del Espacio Infinito, un Átomo súper divino, inefable del Espacio Abstracto y Absoluto.

De pronto, Juan percibió allá, entre la profundidad del Espacio estrellado, un Templo divino. Juan entró por las puertas del Santuario. Y en el interior del Templo se encontraban unos Arzobispos Gnósticos. Juan consultó a uno de ellos, preguntó algo: necesitaba saber la fecha de su Iniciación Cósmica. Y el resultado fue halagador, y la respuesta exacta. Luego, consultó sobre algunas otras cosas del destino de los hombres; y algo sobre su propio Némesis (Karma). Y el Gran Arzobispo gnóstico, el santo venerable Anciano, respondió: Para nosotros, todas las actividades de la mente humana son como la actividad del Reino mineral para vosotros. Cuando examinamos a la Mente humana, es como si examináramos un mineral.

Juan se quedó terriblemente sorprendido. Realmente, esos Seres que viven en el Mundo del AIN SOPH, han trascendido para nosotros a más allá de toda comprensión. Esos Seres ya no pertenecen al Reino humano, ¡ni aún siquiera al Reino de los Ángeles, Serafines o Potestades!.

Un amigo nuestro, a propósito de lo anterior nos planteaba esta cuestión:

UNA IMPOSIBILIDAD DE LOS SERES SUPERIORES

Si esos Seres Superiores e Inefables viven por decirlo así en lo Abstracto de los Mundos Superiores, están en imposibilidad de comprendernos inmersos en la contemplación de su atmósfera divina, y están en la imposibilidad absoluta de descender a nosotros, los humanos, puesto que su materia es incompatible con la nuestra.

REENCARNACIÓN DE ESOS SERES

Entonces hubimos de responder a nuestro amigo, lo siguiente:

Ciertamente: cada cual vive en su elemento. Los peces, viven en el agua; las aves en los aires; los hombres y los animales terrestres, en el polvo de la tierra... En el fuego, moran las Salamandras. En el Abismo existen los Tenebrosos. ¡Y en los Planos Superiores de Conciencia, las Jerarquías Divinas!... ¡Sí, en los Mundos Inefables! La Monada humana fue hormiga, fue reptil, fue ave, fue cuadrúpedo... Seria Imposible que el hombre volviera a ser hormiga, reptil, ave, cuadrúpedo... ¡Ya el hombre hizo ese curso y no puede retroceder!... Así los Seres Inefables del Mundo del AIN SOPH: ¡Tampoco pueden retroceder, ni regresar al estado humano! Sería eso como si los hombres pudieran volver a ser hormigas... Empero, de cada en cuando descienden de esa elevada Región alguno de esos Seres de Luz, para ayudar a la Humanidad. Esos son los Grandes AVATARAS, los Grandes Reformadores que desde el alba de los siglos han velado por la Humanidad. De hecho, no estamos abandonados: aquí en el Mundo Terrestre está la Gran Logia Blanca con numerosos Maestros que trabajan, a favor de la Humanidad.

ENCARNACIÓN DEL LOGOS Y DEL KUNDALINI

Hay una tarea importante: encarnar al Logos dentro de nosotros mismos. Lo trascendente es lograr la Iniciación Venusta... ¡Y entiéndase que el problema es absolutamente Sexual!

¡Cada hombre, cada humano necesita despertar el KUNDALINI! ¡Hacer retornar la Energía Creadora hacia adentro y hacia arriba!... Cuando la Energía Creadora llega al Etérico, éste se transforma en el traje de bodas del Alma. Y, al arribar al Cuerpo Astral, se despiertan los Chakras y el sujeto, el Estudiante, se convierte en verdadero Teúrgo. Y cuando esa energía alcanza al Cuerpo Mental, se despiertan los poderes de la Mente. ¡Así es como la mente humana se convierte en MENTE CRÍSTICA!

Y cuando la Energía Creadora sube al Cuerpo Causal, o Manas de la Teosofía, la Voluntad humana se transforma en VOLUNTAD CRISTO. Y cuando asciende al Cuerpo de la Conciencia (Cuerpo Buddhico) se origina la CONCIENCIA CRISTO... Y si la Energía Creadora del Tercer Logos asciende hasta el Íntimo, ¡somos dioses creadores! ¡Y estamos preparados para encarnar al CRISTO!...

¡Así es como el Verbo se hace Carne!...

Y para ello la clave secreta es el "ARCANO A.Z.F.". En la unión del phalo y el útero, se halla la clave del MAGNUS OPUS: ¡De la MAGNA OBRA!... Y lo importante es no eyacular la entidad del Semen: ¡El Ens Seminis! Así se logra la transformación Sexual. ¡Así despierta el Kundalini! Los fuegos dorsales son Jehovísticos. Los fuegos del corazón, son Crísticos. ¡Y en la frente centellean los Rayos del Padre!

¡Por eso hay que sublimar las Energías Sexuales hasta el corazón! ¡Pues allí está el segundo Logos, el Cristo interno!

Lo de "ARRIBA" debe entrar en lo de "ABAJO", para que lo de Abajo retorne a los Mundos de la Gran Luz. Hay que trabajar con la materia prima de la Gran Obra; pero sublimar esta materia prima, este Semen Cristónico, hasta el corazón, para que luego la Creadora Energía del Tercer Logos pueda elevarse hacia "Arriba", hacia los Mundos de la Gran Luz. ¡Sólo así se logrará el Teúrgo!

Publicado en Logos, Mantram, Teurgia

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal