MAGIA SEXUAL

"Nosotros salimos del EDEM por las puertas del SEXO, EL EDEM es el mismo SEXO"

Al EDEM no podemos entrar sino por la puerta por donde salimos. Esa puerta es el SEXO, Ninguno puede meterse en el Paraíso por la puerta o por las puertas falsas. Estas no existen en el Paraíso. El Paraíso no tiene puertas de tal índole. Es necesario entrar por donde salimos. "EL EDEM ES EL MISMO SEXO".

Las Fuerzas Sexuales están en todas partes; todo cuanto existe en el mundo es hijo del sexo. Nosotros mismos existimos en el mundo porque tuvimos un Padre y una Madre.

En el EDEM hay dos ÁRBOLES: "EL ÁRBOL DE LA CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL Y EL ÁRBOL DE LA VIDA".

Nosotros salimos del EDEM por haber comido del fruto prohibido. No podremos entrar al EDEM mientras continuemos comiendo de ese fruto.

En la base de la Columna Espinal hay un hueso llamado Coxis; en este hueso hay un Centro Etérico llamado MULADHARA, y dentro de ese Centro Etérico hay una SERPIENTE DE FUEGO incrustada. Esa Serpiente es el Fuego de PENTECOSTÉS. El fuego del ESPÍRITU SANTO.

Ese Fuego es terrible; tiene un poder tremendo. Esa es la SERPIENTE ÍGNEA DE NUESTROS MÁGICOS PODERES. Esa Serpiente es llamada en la India, es conocida allá con el nombre de KUNDALINI.

Los MAGOS de la India despiertan el KUNDALINI con la MAGIA SEXUAL. La MAGIA SEXUAL es muy fácil: EL HOMBRE Y LA MUJER PUEDEN UNIRSE SEXUALMENTE Y SERÁN AMBOS "UNA SOLA CARNE". Empero, ambos, hombres y mujeres, se deberán retirar del Acto Sexual antes y sin derramar el Licor Seminal.

Así pues, el Licor Seminal no debe derramarse entre la matriz, ni mucho menos, debe dejarse derramar la SIMIENTE fuera de aquel órgano. Es necesario retirarse de la mujer, y ésta del hombre, refrenándose el impulso sexual para evitar el derrame del Licor Seminal.

Refrenando el impulso sexual el Semen se transmuta en energías sutilísimas las cuales suben hasta el cerebro por entre dos finos cordones nerviosos. Estos cordones son los "DOS TESTIGOS" de que nos habla el Apocalipsis. Son las "DOS OLIVAS DEL TEMPLO". "LOS DOS CANDELEROS QUE ESTÁN DELANTE DEL TRONO DEL DIOS DE LA TIERRA".

El Yogui forma su hogar sin necesidad de violar el Sexto Mandamiento de la Ley de Dios: NO FORNICAR. Durante el Acto de Magia Sexual, puede escaparse un espermatozoide, que las Jerarquías Lunares emplean para fecundar la matriz, sin necesidad de derramar al Semen.

Dios es el INTIMO y su Trono es la Columna Espinal.

Las Fuerzas Sexuales son Solares y Lunares. Cuando los átomos solares y Lunares se unen en el Coxis, entonces despierta la culebra ígnea de nuestros mágicos poderes, con esa culebra podemos despertar todos los poderes de los magos.

Esa Serpiente entra por el Orificio inferior de la Médula Espinal. La Médula es hueca por dentro. A lo largo de la Médula Espinal hay un canal por entre el cual va subiendo el Fuego Sagrado del Espíritu Santo, poco a poco hasta llegar al cerebro.

Cuando la Serpiente ígnea llega al cerebro, entonces el Alma se une con el INTIMO y así entra aquella en el EDEM.

El Alma que se une con el INTIMO tiene poder sobre la Tierra, sobre las Aguas, sobre el Fuego. Puede mandar a los vientos y huracanes. Puede oír y ver las cosas del cielo, de la tierra y del abismo y puede saber todas las cosas divinas.

El CRISTO JESÚS dijo: "Los milagros que yo he hecho, los podréis hacer vosotros y aún más, así pues, la única forma de entrar al Paraíso, es por la puerta por donde salimos. Esa puerta es el SEXO. Nadie puede entrar al Paraíso por puertas falsas.

Los solteros deben transmutar el Licor Seminal con la respiración profunda manteniendo los pulmones llenos treinta segundos o más. Este ejercicio de SWARA debe efectuarse diariamente.

Publicado en Los Misterios de la Vida y de la Muerte

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal