EL ELIXIR DE LARGA VIDA

En la cuarta iniciación de misterios mayores el iniciado se gana el nirvana, entra en el mundo de los Dioses donde solo reina la felicidad sin limites. Al llegar a la quinta iniciación de mayores, se llega a la montaña de los Dioses, la cual tiene dos caminos que nos llevan hasta la cumbre. Uno es el camino espiral que dando vueltas a la montaña nos lleva hasta la cima; otro es el sendero del deber, largo, amargo, estrecho y difícil que nos lleva directamente al Absoluto.

Max Heindel nos habla de la montaña de los hombres, pero no conoce la montaña de los Dioses; la montaña de los hombres tiene también dos caminos el espiral por donde sube toda la humanidad, y el recto, angosto, estrecho y difícil transitado por iniciados; la cima de esta montaña es el Nirvana, y para llegar allí hay que atravesar nueve iniciaciones de misterios menores y cinco de mayores.

Al llegar el iniciado a la cima de la montaña de los hombres, se encuentra ante los dos caminos, de la montaña de los Dioses, allí aparece un guardián terrible ante el iniciado, el cual le muestra el camino espiral Nirvánico y le dice: este es un trabajo bueno, el iniciado ve los mundos infinitos del espacio, los soles que ruedan a través de la eternidad, los Dioses del Nirvana llenos de felicidad, morando dichosos en sus inefables paraísos; luego le muestra el angosto y difícil sendero del deber largo y amargo que nos lleva directo al Absoluto y dice: Este es un trabajo superior, tenéis que resolver ahora mismo por cual de los dos caminos vas a seguir; si el iniciado intenta pensar esto el guardián lo dice: no lo penséis, dilo ahora mismo.

Este es un momento terrible, pues de él depende el destino de muchas eternidades; este es el momento más terrible de nuestra evolución cósmica. El iniciado que renuncia al Nirvana por amor a la humanidad, es confirmado tres veces honrado y después de muchas eternidades, de Nirvanas ganados y perdidos por amor a la humanidad, al fin gana el derecho a entrar en el Absoluto; los de la senda espiral del Nirvana tienen épocas de actividad y épocas de profundo reposo entre la felicidad Nirvánica, se reencarnan en los mundos solo a través de larguísimos intervalos y se sumergen nuevamente durante eternidades entre la felicidad infinita de las esferas.

Como no usan los 4 cuerpos de pecado, gozan de la felicidad sin límites entre la música de las estrellas; así a través de eternidades sin limites, lentamente, muy lentamente llegan al Absoluto, este camino es extremadamente largo. El 19 de febrero de 1919 a las 3:40 de la tarde el Nirvana entró en actividad y ahora las jerarquías nirvánicas están luchando por el retorno de la evolución hacia los mundos superiores.

Hay Nirvanis cargados de deudas Kármicas, las pagan durante sus ciclos de manifestación cósmica. El gran peligro en la reencarnación para los maestros, es la caída de sus Bodhisattvas, actualmente existen en el mundo millares de Bodhisattvas caídos, en los cuales no pueden encarnarse los maestros. Las caídas se deben a que el alma voluntad no está bien desarrollada y no crece mientras exista el deseo en el cuerpo astral, hay que matar el deseo.

Un maestro puede ser muy resplandeciente en el "glorían", pero con el Bodhisattva caído, no puede servirle a la humanidad doliente, esto significa sufrimiento horrible para el maestro.

El maestro y su Bodhisattva son una doble individualidad Misteriosa; el Bodhisattva que renuncia al Nirvana por amor a la humanidad, tiene derecho a pedir el elixir de larga vida, con él puede conservar el cuerpo físico durante largas eternidades, todo el tiempo que quiera.

El conde de San Germán vive actualmente con el mismo cuerpo físico que tuvo durante los siglos XVII y XVIII en Europa.

Zanoni vivió millares de años con un mismo cuerpo físico.

Megnour se sostuvo millares de años con un mismo cuerpo físico.

Sanat Kumará vive actualmente con el mismo cuerpo que tuvo en Lemuria, hace 18.000.000 de años; los grandes maestros de la muralla guardiana que protegen la humanidad, viven con los mismos cuerpos que tuvieron hace millones de años; Los maestros Kout Humi, Moria y muchos otros conservan sus cuerpos de hace millares de años, la muerte no ha podido vencerlos, y así se han evitado el peligro de las reencarnaciones, al caerse los Bodhisattvas expuestos al medio ambiente, a las tentaciones, a la herencia, etc., solo los de voluntad de acero nunca se caen.

Publicado en Los Misterios Mayores

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal