EL MAYOR EN EL REINO DE LOS CIELOS

"En aquel tiempo se llegaron los discípulos a Jesús diciendo: ¿quién es mayor en el reino de los cielos?"; Y llamando Jesús a un niño le puso en medio de ellos y dijo: de cierto os digo que si no os volviereis y fuereis como niños, no entrareis en el reino de los cielos".

"Así que cualquiera que se humillare como este niño este es el mayor en el reino de los cielos" (cap. 18 vers. 1-2-3-4, Mateo).

Aquellos que se dicen sus seguidores, no quieren seguir su ejemplo, nadie quiere volverse niño ahora.

Los Papas, cardenales, arzobispos, obispos y sacerdotes de la tenebrosa Iglesia de Roma, viajan en lujosos coches, llenos de orgullo y soberbia, ni remotamente tienen ganas de volverse niños; están llenos de intelectualismos, títulos de alto rango, tienen enormes riquezas. Los pastores de las distintas sectas religiosas de esta edad bárbara gozan con el titulo de pastores y llenos de soberbia y orgullo se sienten dichosos con los agasajos y reverencias de sus ignorantes ovejas; tampoco tienen ganas de ser niños.

Por estos tiempos todo el mundo quiere ser gran señor y sentarse en las primeras sillas de las sinagogas, todos quieren ser grandes Avataras y grandes maestros, nadie tiene ganas de ser niño. Todos saben demasiado, esas enseñanzas las predican pero no las aplican; ninguno quiere tener mente de niño, no les agrada. Los hermanos de las distintas escuelas, órdenes, logias, etc. son ratones de biblioteca: creen que saben mucho y eso de volverse niños les parece hasta ridículo, pero sí se auto-declaran tales solo por orgullo, esa es la humanidad actual; Todos se dicen reencarnación famosa, ninguno quiere ser chaparrito, ninguno quiere ser el último de todos.

Para recibir la Corona de la vida hay que tener mente de niño.

Tenemos que libertarnos del orgullo intelectual, acabar con el miedo teosofista, y con el intelectualismo rosacrucista, libertarnos de las aberraciones espiritistas, limpiar el entendimiento de toda clase de intelectualismos y teorías, de partidos políticos, conceptos de patria y bandera, escuelas, etc.

Debemos practicar magia sexual y matar no solo el deseo sino hasta el conocimiento mismo del deseo.

Tenemos que acabar con los razonamientos para tener mente de niño, el niño no razona, intuye, sabe instintivamente, no codicia dinero, no fornica, no adultera, ni es asesino.

En la república de Colombia durante la violencia política, los curas pagaban asesinos para matar a los ciudadanos; esos clérigos ni remotamente pueden ser niños, serán asesinos pero no niños, esa es la verdad; ¿cómo puede ser niño el que mata?, ¿Cómo puede ser niño el que roba?, ¿Cómo puede ser niño el que fornica? por tres puertas se entra al abismo: ira, codicia y lujuria.

Publicado en Los Misterios Mayores

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal