LA PRIMERA PAREJA DIVINA

Del Anciano de los días emana la divina pareja, que es el Cristo y su virgen esposa, el Espíritu Santo, que parece una mujer inefable en todo hombre; esta divina madre viste túnica blanca y manto azul; la bendita Diosa madre del mundo lleva en su mano una lámpara preciosa. El divino varón parece un Cristo completo, y está simbolizado por el Phalo en erección, por el cetro de poder en alto, por la torre, por toda piedra aguda y por la túnica de gloria; él es el origen Divino.

La divina mujer es una virgen inefable, esta divina madre está simbolizada entre los Aztecas por una virgen misteriosa; observando la lamina ilustrativa se ven en su garganta una misteriosa boca: es que realmente la garganta es el útero donde se gesta la palabra; Los Dioses crean con la laringe; En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios".

coatlicue

El Espíritu Santo es el hacedor de Luz: "Dijo Dios, hágase la Luz y la Luz fue hecha"; el sentido esotérico es: "Porque lo dijo fue".

La virgen Azteca tiene 4 manos, su significado es: ella recibe la vida del padre y da vida con el Verbo a todas las cosas. Ella es la madre del mundo. Dos extrañas serpientes enroscadas forman una rara cabeza, esas dos serpientes son los dos cordones simpáticos de la médula espinal, por entre esos dos canales sube nuestra energía sexual hasta el cerebro, esos son los dos testigos del Apocalipsis, los dos candeleros que están delante del Dios de la tierra, las dos olivas que vierten de sí aceite como oro puro, las dos serpientes que se enroscan en el caduceo de mercurio.

Los brazos de la Diosa son las dos serpientes: la tentadora del Edem y la de bronce que sonaba a los Israelitas en el desierto.

La falda de la virgen Azteca está formada por serpientes: en el pecho tiene una que significa muerte, hay que morir para vivir, hay que perderlo todo para ganarlo todo. En el templo de las serpientes, llamado de Quetzalcoatl, se adoraba al Espíritu Santo; Antes de salir el sol, un sacerdote con túnica y manto de colores blanco, negro y rojo, echaba entre ascuas de fuego, caracoles en polvo, para ello utilizaba caracoles marinos blancos, negros y rojos, el blanco es el Espíritu puro, el negro simboliza la caída del Espíritu en la materia, y el rojo es el fuego del Espíritu Santo, con el cual regresamos a la blancura del Espíritu puro; Este incienso subía hasta el Cielo, el sacerdote oraba por la vida y florecían las plantas, porque el Espíritu Santo es el fuego sexual del Universo. El rito se verificaba en el templo de Quetzalcoatl antes de salir el sol, porque el Espíritu Santo es el hacedor de Luz; el sacerdote localiza los mantram IN EN.

Jonás el profeta, también verificaba el rito del Espíritu Santo exactamente lo mismo que los Aztecas y usaban para ello las mismas vestiduras y sahumerios.

También vocalizaban los mantram IN EN cuando echaban el sahumerio entre el fuego. Este rito debe establecerse en todos los santuarios gnósticos. Los caracoles están relacionados con el agua de mar y el agua es el habitáculo del fuego del Espíritu Santo. Así pues resultan los caracoles marinos el sahumerio perfecto del Espíritu Santo. La madre o Espíritu Santo nos da poderes y sabiduría.

Los símbolos de la virgen madre son: el Yoni, el Cáliz, la túnica de ocultación. Al no eyacular el semen, la fuerza sexual total de la divina pareja retorna hacia su origen, abriendo centros y despertando Ígneos poderes terriblemente divinos. Moisés en el monte de Oreb alcanzó a encarnar a la madre y quedó iluminado. Otros encarnan la divina pareja, muy pocos logran encarnar al Anciano de los días; estos son los 3 aspectos de la Corona: Padre, Hijo y Espíritu Santo, la trinidad dentro de la unidad de la vida.

Antes de Jesús muchos Buddhas recibieron la Corona de la Vida y murieron crucificados; después de Jesús algunos la hemos recibido y muchos la recibirán en el futuro. El espíritu de sabiduría vive siempre crucificándose en la materia para salvar al mundo.

El santo 4, el Tetragrammaton, está simbolizado por los 4 colmillos de la virgen Azteca, el IOD HE VAU HE. El divino Yo Soy. En Kábala Kether es el Padre, Chokmah el Hijo y Binah el Espíritu Santo; esta es la Corona Sephirótica, la Corona de la Vida. Esta tríada más la unidad es el santo 4, el santo y misterioso Tetragrammaton, el IOD HE VAU HE.

Publicado en Los Misterios Mayores

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal