LOS ESTADOS DE JINAS

El hombre puede sacar su cuerpo físico de la región química.

El hombre puede meter su cuerpo físico dentro de los mundos internos. En la región química reina la ley de la gravedad.

En los mundos internos reina la ley de la levitación cósmica.

En los mundos internos podemos flotar con el cuerpo físico.

La clave para meternos con el cuerpo físico dentro de los mundos internos, es el sonambulismo voluntario. Adormézcase el discípulo entre su lecho y levántese lo mismo que un sonámbulo.

Los sonámbulos se levantan de su lecho conservando el sueño.

Los sonámbulos trabajan y caminan dormidos.

El discípulo que quiera meterse en los mundos internos con su cuerpo físico, tiene que imitar a los sonámbulos. Después de levantarse de su lecho, el discípulo dará un pequeño saltito con la intención de flotar. Si flota y se ve a sí mismo como excesivamente gordo, es porque logró el éxito.

Entonces nuestros discípulos podrán caminar sobre las aguas de los mares lo mismo que el Cristo.

Cuando el Cristo caminó sobre las aguas iba con su cuerpo en estado de Jinas.

Precisamente esto es lo que se llama "estado de Jinas". Si Pedro no hubiera dudado, también hubiera podido caminar sobre las aguas en estado de Jinas. Se necesita fe y un poquito de sueño, eso es todo. Con una fe intensa y un poquito de sueño podemos poner nuestro cuerpo en estado de Jinas. Pedro se hizo experto en los estados de Jinas, con ayuda de un ángel y un poquito de sueño. Pedro pudo librarse de las cadenas de su prisión y ponerse a salvo.

Si invocamos al Dios Harpócrates, Él concurrirá a nuestro llamado. Con el mantram HAR PO CRAT IST, podemos invocar a este ángel. Con la ayuda de este ángel, podemos poner nuestro cuerpo en estado de Jinas. Con ayuda de este ángel podemos transportarnos a cualquier parte del mundo en pocos instantes.

El huevo tiene poderes especiales que nos permiten poner el cuerpo físico en estado de Jinas. El discípulo tibiará entre agua un huevo, es decir, lo pondrá a cocer muy ligeramente. Luego le hará un agujero por su extremo cónico más agudo. Valiéndose de un instrumento agudo sacará entonces su yema y clara. La corteza del huevo posee los poderes del Dios Harpócrates. Las fuerzas del HAR PO CRAT IST son una variante de las fuerzas Crísticas. El discípulo pondrá esta corteza junto a su cabeza en el lecho. El discípulo deberá imaginarse a sí mismo metido entre esa corteza. El discípulo invocará a HAR PO CRAT IST y le pedirá que lo transporte con cuerpo físico a donde quiera ir. Levántese el discípulo conservando el sueño como un sonámbulo; coja la corteza del huevo y salga de su cuarto diciendo: Harpócrates ayúdame porque voy con mi cuerpo.

Así podrán los discípulos de nuestro movimiento gnóstico meterse con su cuerpo físico dentro de los mundos internos. Así podrán ir en carne y hueso a la Santa Iglesia Gnóstica. Así podrán recibir la comunión de pan y vino y asistir al "pretor".

Así podrán conocer los grandes misterios sin necesidad de estar dañando su mente con las teorías y discusiones estériles de las escuelas espiritualistas.

Existen lagos encantados; lagos de Jinas. Existen montañas, templos, pueblos y ciudades en estado de Jinas. En los llanos Orientales de Colombia existe una ciudad llamada "Manoa", en estado de Jinas. En todas las montañas del mundo hay templos de la Logia Blanca en estado de Jinas.

Nuestro Sumum Supremum Santuarium Gnóstico de la Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia está entrando en estado de Jinas. Donde quiera haya un templo, montaña o lago encantado, (estado de Jinas), allí están las fuerzas de Har po crat ist en intensa actividad.

De ninguna manera deben cansarse los estudiantes gnósticos.

Algunos triunfan inmediatamente, otros tardan años para lograr el éxito en los estados de Jinas. La tenacidad y la paciencia son el fundamento de todo progreso. Con estas prácticas de Har po crat ist, los discípulos van acumulando dentro de sus vehículos, esa maravillosa fuerza de Har po crat ist. Más tarde dispondrán de estas maravillosas energías pera poner su cuerpo en estado de Jinas. Con estas fuerzas se hacen maravillas.

Publicado en Los Misterios Mayores

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal