SCHAMBALA

La Schambala es un país secreto del Tibet oriental, allí vive actualmente Jesús el Cristo con su mismo cuerpo físico resucitado; allí tiene también su templo de misterios; ese país se halla en estado de Jinas, allí existen los principales monasterios de la Logia Blanca.

Allí viven muchos maestros cuyos cuerpos datan de edades antiquísimas, y están en estado de Jinas. Cuando Jesús caminó sobre las aguas llevaba el cuerpo en estado de Jinas, cualquier discípulo puede viajar en igual forma.

El discípulo se adormece ligeramente, y luego lleno de fe se levantará de su lecho como un sonámbulo conservando el sueño, luego dará un saltito con la intención de sumergirse en los mundos suprasensibles, al saltar flotará en el ambiente, eso se llama estado de Jinas, así se flota en el espacio y se camina sobre las aguas, algunos triunfan inmediatamente, otros tardan meses y hasta años.

En todos los rincones del mundo hay monasterios de la Logia Blanca en estado do Jinas. En cuerpo astral o en Jinas, nuestros discípulos pueden visitar la Schambala y hablar con el Cristo; Un camino del nordeste sale de la ciudad de Gandhara hasta llegar a los ríos Sita y Bhastani, tras estos dos ríos se encuentran las 2 columnas sagradas; luego hay un lago en donde un anciano iniciado guía al caminante hasta el país secreto, Schambala; con este país jamás darán los profanos; pues está muy oculto.

Jesús el Cristo volverá en el cenit de Acuario con su mismo cuerpo que resucitó y aún conserva en estado de Jinas.

Más tarde el maestro volverá en el continente Antártico, para iluminar a la sexta raza de Koradhi.

Mucho más tarde volverá para instruir a la séptima raza.

Él es el Salvador del mundo, realmente el único que puede salvarnos, es el resplandeciente y luminoso Yo Soy. Jesús el Cristo trajo la doctrina del Yo Soy y por eso Él es el Salvador. Los curas romanos se robaron la doctrina secreta del Señor.

Cualquier místico en estado de éxtasis puede ver dentro de toda escuela espiritualista, religión o secta, al Cristo amarrado a la columna donde le dieron 5.000 y más azotes.

Todas esas escuelas y religiones están azotando al Señor diariamente.

Los teosofistas todavía creen que sobre Jesús el Cristo hay seres mas elevados.

Se equivocan esos pobres extraviados, porque Jesús el Cristo es un Paramarthasatya que renunció al Absoluto por venir a este valle de lágrimas.

Jesús el Cristo es el jefe de todas las almas, un habitante del Absoluto.

Los acuarianistas han cometido el error de afiliarse a un perverso ingeniero Francés, que se hace pasar por Jesucristo, un tal Laferriere, un malvado; esta larva horrible ya está separada del Intimo, es un perverso demonio del abismo.

Ese monstruo impostor recibirá su castigo, esos son los perros que no entrarán a la Jerusalem Celestial; en la guerra a los traidores los fusilan por la espalda.

¿Qué castigo merecen aquellos que traicionan al Jefe de las almas?, ¿aquellos que cambian al Cristo por un impostor? "Padre mío perdónalos porque no saben lo que hacen".

Todos nosotros décimos así: el que se convierte en discípulo de un demonio, irá al abismo a hacerle compañía a su adorable Gurú demonio.

Publicado en Los Misterios Mayores

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal