• Inicio
  • Tratado de Medicina Oculta y Magia Practica
  • La Magia Elemental 2da parte
  • Secretos de la Magia Práctica

B - SECRETOS DE LA MAGIA PRÁCTICA

FOLCLOR DE LA SIERRA 

En la Sierra Nevada de Santa Marta, se veneran a muchos sabios indios que podemos llamar con el pensamiento y nuestro corazón, en casos de graves enfermedades. Veamos una lista de estos sabios indios:

"Dios Kogi" (Mamankú);

"Mama" Yuisa Quintana Ríual;

"Mama" Iskaviga;

"Mama" Rayintana;

"Mama" Marrocurrúa;

"Mama" Cajaka;

La "Saga" Catalina Alberto;

La "Saga" Sinkiri;

La "Saga" Yuia;

"Mama" "Serancua".

Estos sabios médicos indios viven en el Astral, y concurren al lecho del enfermo que los llame con el pensamiento y el corazón lleno de fe.

En Buringueca existe un templo pequeño donde los indios "pagan" a la Diosa madre del mundo (la naturaleza), haciendo ofrendas. Existe un templo de Jinas donde se recibe el grado del "pororó", llamado el templo de "Sokarua" (de Yoburo). En Garúa y Gamaque también hay templos de Jinas. El templo de "Guicanuma" es también muy importante. La Sierra Nevada de Santa Marta es el "Tibet" de Colombia. Los indios adoran a la bendita naturaleza, y le rinden culto y le hacen ofrendas.

En el templo de Tierra Nueva usan mucho en sus cultos una reliquia importante, llamada "Gurrumaya". Es una reliquia de la Cansamaría o la Concoruba, esta es una concha de mar en forma de platillo o cazoleta. Hay muchas conchas marítimas que los Arhuacos usan en sus cultos, y al mar Caribe lo llaman románticamente "Macuriba". Estas conchas que ellos usan en sus templos se llaman "chengues", los que tienen clasificados en cuatro clases:

Chengue rojo, chengue amarillo, chengue negro y chengue blanco.

Estos cuatro colores nos recuerdan las cuatro razas que ha habido en el mundo:

Raza roja: Piel-rojas.

Raza amarilla: Asiática.

Raza negra: Africana.

Raza blanca: Occidental.

Estas cuatro razas están simbolizadas por los cuatro caballos de las Sagradas Escrituras.

Hay también una frutilla llamada "gulaba", que los indios Arhuacos emplean en sus cultos para pagar a la bendita Diosa madre del mundo, la Diosa Naturaleza (Isis, Adonía, Isoberta, María). Existe otra frutilla llamada "seitamaca", la cual tiene también grandes poderes ocultos y es muy sagrada para ellos. La "concalva", es una fruta grande de la Sierra, que ellos usan en sus cultos sagrados.

Los cultos sagrados de los sabios indios Arhuacos, y el sabio uso de los elementales, les permite manejar los Tatwas aunque en forma parcial, pues maestro en Tatwas sólo pueden serlo los adeptos de la FRATERNIDAD BLANCA, pero entre los iniciados del Rayo Maya también hay adeptos de la FRATERNIDAD BLANCA.

El fundador del COLEGIO DE INICIADOS es el "MAHA-GURÚ", que mora en el Tibet oriental. Los maestros de la Logia Blanca, después de habernos fusionado con el ÍNTIMO, y de haber redimido nuestra alma animal, asimilándonos dentro de nuestra alma espiritual, el extracto anímico del cuerpo etérico, el extracto anímico del cuerpo astral, y el extracto anímico del cuerpo mental, nos hacemos entonces maestros en Tatwas, y nos convertimos en reyes de la Creación.

Nosotros tenemos dos almas, mencionadas por Goethe en el "Fausto", el alma animal y el alma de diamante, y en la Alta Iniciación se desposa la bella Sulamita (el alma de diamante) con Salomón (el ÍNTIMO), y así, alma y espíritu se fusionan y son "UNO".

Luego el adepto tiene que libertar a su alma animal, asimilándose los extractos anímicos de los cuerpos etéreos, emocional y mental, para luego verificar la "ASCENSIÓN" del Señor, que es la fusión con el "GLORIAN", convirtiéndose el Maestro en un ángel divino, en un médico de la luz y en un Teúrgo.

El Divino Rabí de Galilea practicaba el Evangelio, y sanaba a los enfermos, porque él era un verdadero mago y Teúrgo; es Dios mismo. "MAGIA", viene de "mag" sacerdote, significa el gran poder de la sabiduría divina, la luz inefable, la sustancia solar que el médico mago manipula para sanar a los enfermos. Cuando el hombre se fusiona con el ÍNTIMO, se convierte en un Dios de la naturaleza. Y así, los maestros del Rayo Maya son dioses inefables de la naturaleza.

"Introducir el miembro en la vagina, y retirarlo sin derramar el semen". El que renuncie a la fornicación y practique este secreto diariamente, y viva una vida santa, se convierte también en un Dios de la naturaleza, y en un médico mago.

Ahora veamos algunos dioses o maestros del Rayo Maya, venerados por los indios de la Sierra Nevada de Santa Marta (el "Tibet" de Colombia). Nosotros también seremos dioses, haciéndonos iniciados de la "Culebra Verde". Los sacerdotes de la culebra eran venerados en Egipto; veamos algunos maestros Mayas:

Kakamulkuabi, secretario mayor de los cerros "Udumasi", padre del "Granizo".

Sabatamena Laguna.

"Gualinutukua", es un templo donde bailaban los moros.

Seyirico, "papa" del Jayo (maestro Maya).

La maestra Ucua, madre de boncuá (el agua).

La maestra Abusudimba, madre.

Existe un templo sagrado, llamado "Kembiterna", donde bailaban los moros. Otro templo interesante, es el de Geingeka.

Existe una laguna sagrada, llamada "Sidigua", donde se bañan los peregrinos que se dirigen donde los maestros indios que moran en "Takima" y "Makutama". Hoy se baila todavía la "Cansamaría", que es un baile antiquísimo. Toda la sabiduría de los indios se guarda en secreto detrás de la cuchilla de los páramos.

En cierto lugar de la Sierra donde se cultivan los misterios mayas, hay un pozo sagrado, y un guardián que permanece sentado. Cuando los que no se encuentran preparados, es decir los indignos, llegan allí, quedan encantados... De allí no pueden pasar. Los peregrinos se bañan en la laguna para purificarse y limpiarse.

Existe un templo que llaman "La Gloria", al borde del mar Caribe, entre Gaira y "Pozos Colorados".

Los maestros del Rayo Maya son verdaderos dragones de sabiduría, iniciados de la culebra. En el templo de Kalusuanga, el Hijo de los Siete Mares Rojos y de los Siete Rayos del Sol (el Maestro del Rayo Maya), existen todos los inventos de la Atlántida y la Lemuria, y se guardan como reliquias sagradas.

Los indios Arhuacos conocen a fondo los poderes ocultos de los caracoles marítimos, y lo usan como amuletos. El "muchulo" es una concha marítima con la figura de los genitales femeninos, y las hay grandes y pequeñas, y las cargan las indias pendientes del cuello, las grandes para las señoras y las pequeñas para las niñas. Los poderes ocultos de estos caracoles favorecen a las "indias" de los astutos y perversos fornicarios.

Existen también ciertos caracoles en forma de cartuchos, llamados por los indios "deriches", y los hay grandes y pequeños. Los pequeños los llevan al cuello los niños y los grandes los usan los hombres; esto los favorece de hechicerías y malas entidades.

Los Arhuacos llevan siempre dos calabacitos cuando viajan a través de sus montañas; mascan hojas de Coca ( Jayo), y untan un palito con "ambira", y luego lo meten entre el otro calabacito con harina de conchas marítimas; llevan ese palito para humedecer la Coca ( Jayo), y así hacen largas caminatas sin cansarse, porque las conchas marítimas los recalcifican totalmente, y el sistema óseo así recalcificado soporta largas "caminatas".

En la Sierra Nevada de Santa Marta existen también "Mamas" negros, perversos capaces de todas las maldades, pues de todo hay en el mundo. En el Tibet oriental hay Mahatmas, pero también viven allí muchos Dugpas y Bonzos de capacete rojo, capaces de todas las fechorías y maldades; esos son magos negros.

En los llanos de Casanare (Colombia), existe una gigantesca y antiquísima ciudad llamada "Manoa". Esa ciudad se halla en estado de Jinas, y con ella no darán los civilizados. En la península de la Florida, también existe otra ciudad en estado de Jinas, con la cual no darán jamás los civilizados. En California existen ciudades secretas donde moran los lemures sobrevivientes del continente "MU".

Bajo las espesas selvas del Amazonas existe una ciudad subterránea donde se guardan enormes riquezas de los atlantes; esa ciudad también está habitada. La sabiduría médica se conserva en todas esas ciudades y tierras de Jinas y sus habitantes con justa razón se ríen de los "caballos universitarios", de nuestras facultades de medicina.

Los egipcios momificaban sus cadáveres, y esto lo realizaban introduciendo el cuerpo etérico del desencarnado dentro del cuerpo físico, entonces el cuerpo etérico "impedía" la descomposición del cadáver.

Cuando el átomo "Nous" sale del ventrículo izquierdo del corazón, el cuerpo físico se desintegra y entonces los átomos de la muerte dirigen este proceso de la desintegración del cadáver, pues cada átomo tiene su inteligencia, porque los ángeles atómicos tienen también alma y cuerpo; cada átomo es el cuerpo de un ángel atómico.

Los egipcios impedían el trabajo de los átomos de la muerte, metiendo el átomo "Nous" nuevamente dentro de su santuario situado dentro del ventrículo izquierdo del corazón. Sin embargo las momias de los indios Arhuacos son mucho más perfectas, pues además de la momificación del cadáver ellos "reducían" esos cadáveres al tamaño de pequeñas "figurillas" conservándose totalmente exactas todas las facciones del cadáver.

Hasta ahora los "tontos científicos" de la medicina oficial no han podido modificar un cadáver, porque ellos no conocen la anatomía interna del hombre. El embalsamamiento de un cadáver no se puede jamás igualar a un trabajo de momificación, pues la momia es muchísimo más perfecta. Tampoco han podido los científicos inventar un remedio para conservar la juventud, y la vida del cuerpo físico por tiempo indefinido.

Nosotros los médicos Gnósticos, sí tenemos ese secreto. Y sabemos que el Conde San Germán, mencionado por Giovanni Papini, vive en el Tibet con el mismo cuerpo físico que usó en los siglos XVII, XVIII y XIX en Europa, pues los maestros Gnósticos podemos conservar el cuerpo físico por tiempo indefinido.

El maestro Mejnour vivió siete veces siete siglos; Zanoni si inició en la antigua Caldea, y desencarnó en la guillotina durante la revolución Francesa. ¿Qué saben de esto los tontos científicos? Ellos lo único que quieren es dinero y más dinero. Toda la sabiduría médica de los Arhuacos se halla detrás de la cuchilla de los páramos pero con ella no darán los civilizados del siglo XX.

Los indios que viven en la parte baja de la Sierra son ignorantes, y si los "tontos científicos" creen que estos indios saben algo, están muy equivocados. La verdadera sabiduría médica sólo se encuentra detrás de la cuchilla de los páramos, y ningún profano puede entrar a esos templos del Rayo Maya. La auténtica sabiduría oculta, la tienen encerrada en sus santuarios subterráneos los maestros del Rayo Maya, los maestros del Tibet oriental, los maestros del templo secreto de la Juratena en Boyacá (Colombia).

Las distintas tribus indígenas del mundo entero son las poseedoras de esa vieja sabiduría arcaica de la culebra verde. El ocultismo que se conoce en las ciudades no es más que una caricatura grotesca de la vieja sabiduría escondida entre los santuarios subterráneos de los Andes, de Bohemia, del Tibet, y de todas esas cavernas subterráneas de la Sierra Nevada de Santa Marta, de los Alpes, y de los desiertos arenosos del Asia y del África.

La auténtica sabiduría oculta se encuentra en Manoa, la ciudad secreta de los Llanos de Casanare, y en todas las ciudades secretas de las selvas espesas del mundo entero. Para adquirir la sabiduría hay que ser humilde, y después de adquirida hay que ser todavía más humilde.

Yo, SAMAEL AUN WEOR, el Avatara de la Nueva Era Acuaria, soy el primero en enseñar la vieja sabiduría de la culebra verde a todos los discípulos amantes de la luz.

El Movimiento Gnóstico avanza en forma arrolladora, y ya nada ni nadie podrá detenernos en esta marcha luminosa y triunfal.

LA CULEBRA Y EL ESPEJO 

La "Saga" María Pastora, es una gran Maestra del "Rayo Maya" y una gran iluminada en la poderosa sabiduría de la culebra. La "Saga" vive ahora en la estrella más grande de la "Osa Mayor". No abandona jamás la culebra verde.

En la culebra está el poder del médico mago. Los curanderos de culebra se viven haciendo la guerra entre sí. Cuando un curandero de culebra tiene mucha fama y clientela, los demás curanderos le hacen la guerra y le ponen serpientes para que lo muerdan y maten. Esas culebras se envían desde lejos por entre el plano Astral; lo que llamamos estados de "Jinas".

Si el curandero está bien "cerrado" con sus extractos Tátwicos, nada tiene que temer, pues el veneno de la víbora no le causará ningún daño. Si no estuviere "cerrado" morirá inevitablemente. En la vorágine de la selva, el curandero de culebra es un rey, pues nadie puede curar la mordedura de culebra sino él. Todos los remedios de botica de nada sirven en estos casos.

Cuando una culebra mata a otra, se la traga entera y luego la vomita intacta. Enseguida la serpiente busca las hojas de una planta llamada Siempreviva; y se las hace oler a la víctima, y ésta resucita y huye. Esta planta, como la culebra, es un bejuco que se enreda por todas partes y tiene pequeñas hojitas en forma de corazón. Es la reina de todas las plantas que curan mordeduras de culebra.

Antes de coger la planta, se le hace un círculo alrededor, se bendice y se le ruega al elemental de la planta el servicio que se desea de él, pues no es la planta la que cura, sino su elemental. Enseguida se hecha la planta en un recipiente con ron, y cuando se necesita curar a un mordido de culebra se le da a beber esa pócima, y se le baña con ella el sitio de la mordedura.

Los indios acostumbran llevar siempre brazaletes hechos de pieles de culebra. Los "Mamas" Arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta permanecen horas enteras conectados sexualmente con su mujer, y se retiran en el momento del espasmo para evitar el derrame del semen. Es decir, no terminan el acto sexual, lo frenan. Así despiertan su "culebra ígnea".

En los patios empedrados de los templos aztecas, jóvenes de ambos sexos permanecían desnudos acariciándose y conectándose sexualmente durante meses enteros, sin llegar a consumar el acto jamás. En esta forma, despertado el poder de la culebra ígnea, se transformaban en médicos magos. En los misterios de Eleusis, la danza sagrada y la Magia sexual transformaban a los hombres en Dioses.

La culebra ígnea reside encerrada en una bolsa membranosa situada en el Coxis o hueso que sirve de base a la Columna Espinal. En el Coxis hay un chacra etérico donde reside una culebra de fuego espiritual. Practicando la relación carnal en la misma forma en que la practican los "Mamas" Arhuacos y los indios Aztecas, y tal como se practicaba en Eleusis, entonces esta Culebra despierta, y comienza a subir por el canal de la Columna Espinal, hasta llegar a la cabeza. Cuando llega a la cabeza, el médico Gnóstico adquiere la posesión de todos los poderes de un Dios. Se fusiona con su ÍNTIMO y se convierte en ángel. Esta Culebra ígnea es llamada por los hindúes el "Kundalini".

El que ha despertado su Kundalini se hace médico ungido por Dios. El secreto reside en unirse a su mujer sexualmente y retirarse sin derramar el semen. En nuestros libros titulados «EL MATRIMONIO PERFECTO» Y «LA REVOLUCIÓN DE BEL», se encontrará amplia información sobre este tema trascendental.

Aquellos que estén despertando su culebra ígnea, deberán ayudarse con masajes eléctricos de abajo hacia arriba a lo largo de la Columna Espinal. Cualquier aparato de masajes eléctricos sirve para ello.

En el espejo de Eleusis, los Iniciados en estado de "Manteia" (éxtasis) podían contemplar su resplandeciente ÍNTIMO, cara a cara. Dentro del ser humano hay otro espejo maravilloso que el médico Gnóstico debe aprender a usar por medio de la meditación profunda... "Este espejo es la imaginación". Para el sabio, imaginar, es ver. (La imaginación es la misma clarividencia). La imaginación es el espejo del alma, es el traslúcido a través del cual se perciben las imágenes de la luz astral.

El Maestro Paracelso, refiriéndose a la imaginación dice: "El hombre visible tiene su laboratorio (el cuerpo físico), y allí trabaja el hombre invisible. El Sol tiene sus rayos, los cuales no es posible coger con las manos, y que sin embargo son bastantes fuertes (si se reúnen por medio de una lente) para incendiar edificios".

"La imaginación es como un sol, obra dentro de su mundo do quiera que luzca. El hombre es lo que piensa. Si piensa fuego está ardiendo, si piensa guerra está guerreando". "Por el poder del pensamiento, la imaginación se convierte en un sol" (De virtute imaginativa).

La imaginación se desarrolla por medio de la voluntad. La voluntad se vigoriza y desarrolla con la imaginación. Para operar mágicamente sobre los elementales de las plantas y sobre el organismo de los enfermos, el médico Gnóstico deberá unir su voluntad y su imaginación en connubio divino.

PRÁCTICA:Diariamente debe el discípulo entregarse a la meditación profunda. El tema del nacer y del morir de las plantas es muy sencillo como ejercicio de meditación interior. Siéntese o acuéstese cómodamente y mire durante algunos instantes alguna planta que ya tendrá a la mano para su ejercicio; cierre los ojos y adormézcase conservando la imagen de la planta en su mente. Una vez adormecido, medite en el crecimiento de la planta desde que era un pequeño tallito hasta llegar a su actual estado.

Recuérdese que todo lo que nace tiene que morir. Imagínese a la planta en proceso de decadencia, muerta, convertida en leños; adormézcase el discípulo un poco más, y trate de ver y conversar con la criatura elemental de la planta.

Después de algún tiempo de prácticas, se podrá ver y oír al elemental de la planta. Este enseñará sus fórmulas secretas sobre las enfermedades que él sabe curar, y se pondrá al servicio del estudiante para la ejecución de los trabajos en que dicho elemental es experto.

Este procedimiento de medicina interior profunda, desarrollará la imaginación del discípulo, y se hará clarividente iluminado. Podrá dirigir su vista interna hacia los más lejanos confines de la tierra, y se hará amo de la creación entera. Conocerá la sabiduría de cada hierba y podrá desatar las tempestades, transmutar el plomo en oro, y hacer temblar la tierra. La culebra de fuego hará resplandecer su espejo, y entonces el discípulo dentro de su propia caverna (el universo interior) se convertirá en el Dragón de la sabiduría.

La magia de las hierbas nos permitirá desatar las aguas y hacer temblar el universo entero.

Los indios de la Sierra Nevada de Santa Marta conservan desde tiempos antiquísimos dos libros cósmicos; uno de ellos se llama "EL ANTA".

En ellos se encierran grandes poderes cósmicos. Cuando entregamos a la humanidad nuestro libro «El Matrimonio Perfecto», que contiene el mensaje más solemne que la LOGIA BLANCA ha dado a la humanidad desde que se pusieron los fundamentos del mundo hasta nuestros días, surgieron misticatos, viciosos pasionales, que nos calificaron de pornográficos. Los tales sintiéronse aludidos, y gritaron... y vociferaron en vano.

Algunos viejos decrépitos, anulados de tanto cohabitar, declararon a la Magia-Sexual imposible, y abogaron por la abstención absurda de la enfermiza castidad religiosa, esto es, por las poluciones nocturnas, espermatorrea, masturbación y descalcificación. A la Naturaleza no se le viola impunemente. Las leyes del sexo no se hicieron para contravenirlas.

Menospreciar la mujer, lo mejor que tenemos, lo más bello que nos brinda la vida, pues por ella no más vale vivir, es obra de eunucos, de masturbadores, de sodomitas. La mujer nos convierte en Dioses omnipotentes, capaces de hacer estremecer la tierra y desatar los rayos y las tempestades del Universo entero.

De materialistas nos tildaron los "místicos" del teosofismo, del rosacrucismo y del espiritismo. Estos enfermizos se creyeron súper-trascendidos y se olvidaron de que nada puede existir, ni aún Dios, sin el auxilio de la materia. El sexo les repugna, pero... ¿y de dónde salieron ellos? ¿Quién los matriculó en la escuela de la vida?

La iniciación no se hizo para los anormales. Atrás eunucos, sodomitas, decrépitos físicos y morales... ¡Atrás espiritualistas fornicarios! ¡Atrás tiranuelos de aula! Al Altar de la iniciación solo puede acercarse el hombre "macho" y la mujer "hembra". Mis discípulos deben ser intrépidos, corajudos, tenaces, férreos y de carácter como una coraza de acero. Victoriosos siempre y rebeldes como las creaciones heroicas del insigne Rabelais.

Cada uno de mis discípulos Gnósticos es un soldado en plena batalla, en un campo sin fronteras, sin limitaciones parroquiales, sin compromisos de sectas y de logias. El ejército Gnóstico es el ejército de Cristo. El ejército Gnóstico se bate ahora contra las religiones, escuelas y sectas del mundo; contra todo lo negro; contra todo lo que sepa a crimen y explotación. Por doquiera surgen los paladines de la Nueva Era. Tenemos soldados Gnósticos en las fábricas, en los talleres, en los buques, en las vías férreas, en el comercio, en la banca, en la industria, en las minas, en todas partes. Ahora ni un punto más, ni una coma menos, el que no está con nosotros está contra nosotros.

No toleramos, no podemos tolerar más infamias y falsas promesas de políticos estultos. Ahora queremos regresar a los campos a trabajar, ahora queremos regresar al seno de la bendita Diosa madre del mundo. Ahora queremos un rey, un presidente, un gobernante: ¡Cristo, Cristo, solamente Cristo!

¡Ay! De aquellos místicos que detestan a la mujer; de aquellos fornicarios pasionales que sólo ven en ella un instrumento de placer. ¡Desdichados! Más os valiera no haber nacido, o haberos colgado al cuello una piedra de molino y arrojaros al fondo del mar. El que quiera llegar hasta el Altar de la iniciación, tiene que lanzarse en lucha contra sus propios defectos, contra sus vicios, en batalla cuerpo a cuerpo, frente a frente contra los enemigos que moran en su propia casa.

¡Abajo cadenas de los convencionalismos! ¡A la batalla redentora!

SECRETOS DEL ESPEJO MÁGICO 

Se pone en el fondo de una vasija con agua un espejo y tres pelos de la corona de la cabeza de una mujer impresionable, nerviosa y sensitiva; luego el mago mirará fijamente a la mujer a la que le dirá imperiosamente: vea usted, fíjese bien, aquí está sobre el espejo la imagen de (aquí el nombre de la persona que se va a mirar). Así mirará la sensitiva y verá a la persona de sus deseos, aún realizando las faenas del momento, si esto se le ordena.

El mago deberá magnetizar a la sensitiva, pero no hipnotizarla, porque el hipnotismo es magia negra. El operario deberá invocar al ángel ANAEL para que le ayude en este trabajo; si al agua se le pone azogue, el resultado será más efectivo. El experimento se hará en una habitación obscura, poniendo una vela encendida junto a la vasija. Es conveniente sahumar la pieza con Incienso y conjurar a las malas entidades con la conjuración de los cuatro, tal como lo decimos en el artículo titulado "Casos de obsesión psíquica"; en la puerta se pondrá el signo del pentagrama como se presenta en la figura 1, para atemorizar a los demonios infernales.

La mujer, para esta clase de trabajo, deberá ser joven, nerviosa y sensitiva y de constitución delgada; las mujeres gordas no sirven para eso, así tampoco todas las mujeres son aptas para ciertos experimentos psíquicos.

CLARIVIDENCIA 

Quien quiera hacerse clarividente debe reconquistar la infancia perdida. Los átomos de la infancia viven sumergidos en nuestro universo interior, y hay necesidad de ponerlos nuevamente a flote para adquirir la divina clarividencia. Esta labor se puede realizar mediante el verbo. Vocalice los siguientes Mantrams:

Maaaaaaaaa Maaaaaaaa Paaaaaaa Paaaaaaaa

Se cantan estos Mantrams haciendo subir la voz con la primera sílaba de cada palabra, y haciéndola bajar con la segunda sílaba de cada palabra. Entonces el niño que vive sumergido en nosotros surge a la existencia nuevamente, y así nos volvemos clarividentes. Esta enseñanza me la entregó el ángel AROCH, para los discípulos. Estos ejercicios de vocalización se practican diariamente.

ENSEÑANZAS DEL CRISTO 

El Cristo enseñó un gran Mantram para curar a los sordos y tartamudos:

"EPHPHATHA". (Sé abierto) - Cáp. 7 Vers. 32-33-34-35-36-37, S. Marcos.

Otro Mantram muy interesante que el Cristo enseñó para curar enfermos y resucitar muertos fue: "TALITHA CUMI", difícil. La Resurrección sólo es posible cuando el cordón plateado no se ha roto. En estos casos se insufla calor en los labios del cadáver. Se toma al difunto por la mano y luego se pronuncia el Mantram Talitha Cumi, y se le llama tres veces por su nombre.

Este elevadísimo trabajo mágico sólo es posible cuando la ley lo permite.

UN CASO CURIOSO 

En cierta ocasión sucedió en Barranquilla un caso curioso: una niña enfermó gravemente, sin que la ciencia oficial pudiera curarla. La niña presentaba como síntomas: vómitos, diarrea, enflaquecimiento general y debilidad extrema.

Los médicos oficiales procedieron como de costumbre, aplicándole penicilina, sueros, etc., etc., sin obtener ningún resultado. Al fin, conversando con la madre detenidamente, vinieron a darse cuenta de que ésta daba el pecho a su hija a pesar de hallarse en cinta.

El embarazo de la señora era de criatura de sexo masculino, y como es lógico, esa leche no podía servirle a una criatura de sexo opuesto, pues la constitución de la leche materna es diferente en cada caso.

Hubo junta de médicos, y llegaron a la conclusión de que había que eliminar esa leche dañada del organismo de la niña enferma, y procedieron como siempre con innumerables remedios y recetas que en lugar de curar, empeoraban el organismo de la niña.

Alguien informó a los médicos de que en la ciudad se encontraba un "indio", y que éste sabía mucha medicina. El "indio" fue llamado por los médicos, y éste entró en el cuarto de la enferma cuando los galenos se hallaban en plena junta de médicos alrededor del lecho de la niña enferma. Y viéndola dijo el indio (oriundo del departamento de Bolívar, Colombia) así: "Esta niña se ha alimentado con leche mala de mujer en cinta, pero yo voy a sacarle la leche ahora mismo"; y mandó un niño a su casa para que le trajese determinado medicamento.

Luego dio a beber el remedio a la niña, y después de algunos minutos, la niña sintió deseos de defecar; al realizar esta función fisiológica, excretó la leche dañada, ante los asombrados médicos que con lápices en mano le solicitaron al "indio" la fórmula del medicamento. Pero el "indio" después de mostrarles la leche dañada en una botella, les miró con el más profundo desprecio y salió del recinto, sin que los asombrados médicos hubieran podido conocer la fórmula misteriosa.

La niña sanó totalmente y la "ciencia médica" quedó burlada. Más tarde el "indio" no tuvo ningún inconveniente en revelarme la fórmula que es la siguiente:

Calostros de leche de pecho del mismo sexo de la criatura enferma, mezclados con leche del árbol " Perillo"; muy conocido en Antioquia (Colombia).

Indicación: Si el niño es varón y ha bebido leche de mujer en cinta cuyo embarazo es de feto hembra, se le dará al niño enfermo calostros de la leche de otra mujer que esté criando varón, y viceversa, si es niña la criatura enferma, se le darán calostros de una mujer que esté criando niña.

Estos remedios siempre deberá el médico Gnóstico tenerlos preparados.

LA DESENCARNACIÓN 

Al ocurrir aquello que llamamos muerte, el "Ego" abandona el cuerpo físico. El Ego o alma está unido al cuerpo por el cordón plateado. Este cordón de materia astral es el que mantiene el alma unida al cuerpo físico, pero cuando dicho cordón se rompe, ya el alma no puede entrar en el cuerpo físico. Por lo común ese cordón se rompe a los tres días de ocurrida la muerte.

El cordón plateado está unido al ventrículo izquierdo del corazón, y cuando viajamos en cuerpo astral, el alma puede regresar a su cuerpo físico gracias a dicho cordón, pero al ocurrir la muerte el alma ya no puede regresar a su cuerpo físico, porque el cordón se ha roto. En los últimos instantes de la vida, los moribundos suelen ver al ángel de la muerte como si fuese una calavera o un ser espectral. El ángel de la muerte, o los ángeles de la muerte, son seres perfectos cuya misión es sacar las almas de sus cuerpos en ese instante supremo.

Estos ángeles de la muerte tienen que romper el cordón plateado, y su intervención es sentida por el moribundo. Hecha su obra, el ángel de la muerte se retira, y el alma del desencarnado sigue por lo común viviendo en el mismo ambiente. Sin embargo hemos de advertir que entre el alma y el cuerpo sigue existiendo una atracción fluídica irresistible.

Por lo común las almas de los muertos inundan los campos-santos o cementerios, atraídos por sus cuerpos en proceso de descomposición, y ello hace que los cementerios presenten un aspecto horrible ante la vista de los clarividentes. Los desencarnados, por medio de su imaginación modelan la parte astral de sus tumbas con el aspecto de cuartos de dormir o de salones de hospital. La materia astral es esencialmente plástica, y por ende, ella toma las figuras que le dé la imaginación. Por ejemplo: si usted querido lector imagina un sombrero, éste se convertirá en una realidad en el mundo astral.

Así pues, las almas de los muertos por medio de la luz astral y de su imaginación le dan a sus tumbas el mismo aspecto del cuarto o de la alcoba, o del salón en que pasaron sus últimos días, y ello se debe a la imagen de dicho dormitorio fuertemente grabada en su mente. El cadáver atrae al alma, y ésta por medio de la imaginación, actuando sobre la materia plástica del mundo astral, transforma la tumba en dormitorio o salón de hospital.

El clarividente ejercitado puede ver las almas de los muertos pasearse por los cementerios, y conversando sobre sus enfermedades, sobre sus amarguras, sobre una posible curación, sobre medicinas, etc. Ante la imaginación de las almas de los muertos, el cementerio no es tal cementerio para ellos, sino hospitales, salones, dormitorios, clínicas, etc. Cada tumba es para ellos un salón, una clínica, un dormitorio, etc. Esas almas se creen todavía en carne y hueso, y por ende sienten las mismas enfermedades de que murieron.

Por lo común, estas almas exhalan el inmundo olor del cadáver en putrefacción, sufren estas almas las mismas amarguras de su vida, y anhelan curarse de sus enfermedades. Esta horrible atracción hacia los cementerios desaparece tan pronto el cadáver se ha vuelto ceniza. Hecho ceniza el cadáver, el alma se siente sana y alegre y abandona el cementerio que ella en su imaginación turbada creía clínica, cuartos, salones, hospitales, etc.

Pero si se quema el cadáver, el alma evita entonces pasar por todos esos horribles sufrimientos de los cementerios. Los cadáveres se deben quemar por caridad, por compasión, por piedad y por amor a los seres queridos, pues los sufrimientos del cementerio son horribles. Es muy duro para un alma vivir entre una tumba creyéndola salón o cuarto de dormir, de ahí el horror que los vivos tienen al cementerio, y mientras el cuerpo exista atraerá al alma hacia la tumba, y ésta sufrirá lo indecible.

Es mil veces preferible tener el dolor de pasar por quemar el cadáver de un difunto amado, y no que esta pobre alma siga atormentada dentro de un cementerio. Sea usted compasivo con el ser querido, queme su cadáver para que el alma se liberte de las amarguras horribles del cementerio, no sea usted cruel con el ser amado, queme el cuerpo para que esa alma amada se liberte del cementerio.

Lo explicado sobre los cementerios ha sido comprobado por algunas personas videntes. Estando en Pamplona (Norte de Santander, Colombia), supe de un interesante caso relacionado con el tema que estamos tratando.

Cierto caballero, cuyo nombre no menciono, transitaba por una calle de esa ciudad en una de esas noches solitarias y frías de ese poblado rodeado de páramos. El caballero vio a una bella dama a quien galantemente le ofreció acompañarla hasta su casa. La dama le inspiró al caballero ansias de poseerla en el acto, y la dama no rehusó su compañía. El galán caminaba feliz con la dama anhelando románticas aventuras don-juanescas; de pronto la dama se detuvo ante la elegante puerta de una lujosa mansión rodeada de bellos y magníficos jardines. Allí hubo dulces palabras, frases amorosas, y por último la dama invitó al caballero enamorado a entrar en su encantadora morada, el galán se sintió feliz y entró en aquel hermoso dormitorio de la dama lleno de ansias sexuales irresistibles. El enamorado se acostó en el improvisado lecho nupcial, y allí se durmió sin que la dama se acostara a su lado.

Cuando el galán despertó, ya el sol iluminaba los vastos horizontes y las húmedas cumbres de los páramos que rodean a Pamplona. Se sintió algo incómodo en su lecho, y vio que las paredes de su cuarto se cerraban amenazantes sobre él. ¿Dónde estoy? Se preguntó. ¿Dónde está la dama?

Al mirar detenidamente, vio con horror que se encontraba dentro de una tumba en el cementerio, no pudo pronunciar palabra, se llenó de pavor horrible y quedó privado. Horas después algunos visitantes encontraron al caballero entre la tumba, y lo sacaron privado; hubo intervención médica, y el caballero ya vuelto en sí contó lo ocurrido a las autoridades, que desde luego lo declararon loco.

En aquella tumba había sido enterrado un cadáver de una bella dama hacía muchos años, pero ella con su imaginación dentro del plano astral había convertido la tumba en una elegante mansión. Indudablemente ya se había libertado de la atracción del cadáver, pero no de la atracción hacia la bella mansión construida por ella en el plano astral, o dentro del ambiente astral de la tumba. La dama sacó al caballero de la región química y lo metió con cuerpo y todo dentro del plano astral, esto se llama en ocultismo estado de "Jinas".

SALONES DE MAGIA NEGRA EN LOS CEMENTERIOS 

Por extraño que a muchas personas parezca, hay en los cementerios salones de magia negra situados dentro del plano astral. Estos tétricos salones aspiran toda la podredumbre del campo santo, y los magos negros de dichos salones utilizan para sus infernales propósitos, todos los horribles elementos del cementerio.

Existen en el ambiente astral de los cementerios muchos vampiros astrales que se nutren de las emanaciones cadavéricas y de las podredumbres; estos vampiros son utilizados por los magos negros para causar daño a sus odiados enemigos. Como la tierra inspira y expele como nosotros, los cementerios constituyen grandes focos de infección para las urbes. De los cementerios han salido las grandes pestes, de los cementerios han salido el tifo y la viruela y toda clase de epidemias.

La tierra de cementerio inspira oxígeno y expele epidemias. Ya los científicos comprobaron que la tierra inspira y expele, y por lo tanto estas aseveraciones nuestras son rigurosamente científicas; ha llegado la hora de que las autoridades de la higiene y salubridad públicas establezcan hornos de cremación en lugar de cementerios. Los dolientes establecerán en sus casas, altares donde pondrán entre bellos y hermosos "cofres" las cenizas de sus seres queridos, y en estas cenizas se mantendrán los lazos entre los ascendientes y los descendientes.

En los salones de magia negra de los cementerios, los magos negros disponen de verdaderos enjambres de entidades perversas y de átomos malignos para realizar sus operaciones de magia negra. Los magos negros de esos salones ponen a trabajar bajo sus órdenes a millones de almas perversas cuyos cuerpos han sido enterrados en el cementerio; todo ello hace que los cementerios no sólo sean focos de epidemias físicas, sino que también constituyen focos de epidemias morales.

Cada átomo es un trío de materia, energía y conciencia, es decir, cada átomo es una inteligencia atómica, y por ende los átomos de los criminales y malvados enterrados en los cementerios constituyen verdaderas epidemias morales, concentradas especialmente en los cementerios.

Esos átomos que nosotros respiramos en los cementerios, penetran en nuestro organismo y forman sus colonias de maldad entre el espacio que separa el sistema objetivo de nuestro sistema secundario o Gran Simpático. Esas colonias falsean nuestras propias mentes y flotan invisiblemente en nuestra atmósfera astral, y allí quedan infectándolo como una epidemia moral o como inteligencias que nos incitan a toda clase de maldades. Por lo común en tiempo lluvioso son más fácilmente recibidas esas colonias de átomos malvados de los cementerios.

Los cementerios son verdaderos infiernos de maldad, llanto y podredumbre. Los cuerpos etéricos de los desencarnados flotan alrededor de las tumbas, como esqueletos o espectros horribles, y constituyen una fuente de "terror" espectral para las almas atraídas por sus cuerpos físicos en estado de descomposición, hacia el campo-santo.

Los cuerpos etéricos van descomponiéndose simultáneamente con los cadáveres y asumen las formas de horribles espectros. Los tenebrosos de los salones de magia negra utilizan a esos espectros para horrorizar a las almas de los muertos, y hasta para atemorizar también a los vivos. Esos son los innumerables casos de apariciones espectrales que a través del tiempo se han sucedido, muy a pesar de la ya consabida burla de los cronistas ignorantes y superficiales de la época.

Esa frase de los analfabetos, de que nadie puede saber de "Tejas para arriba", o de que "nadie sabe del otro mundo, porque nadie ha ido allá", verdaderamente solo es posible entre los ignorantes de la época.

Publicado en Tratado de Medicina Oculta y Magia Practica

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal