LOS OCULTOS NIVELES DEL SUBCONSCIENTE

Cierta noche no muy lejana de otoño, un estudiante gnóstico decía a su Maestro: "A mí ya no me interesa auto-realizarme ni perfeccionarme, a mí lo único que me interesa es trabajar por la liberación del proletariado y por los demás... que nos lleve el Diablo". Y el Maestro respondió: "El agua y el jabón no perjudican a nadie. Puedes continuar trabajando por el proletariado, pero báñate y échate bastante jabón". El estudiante comprendió la parábola del Maestro y guardó entonces respetuoso silencio.

Hay gentes que se asean por fuera, no comen carne, no beben, no fuman, presumen de castas, pero por la noche tienen poluciones. Hay gentes que codician no ser codiciosos, esas gentes aborrecen la codicia y, sin embargo, codician no ser codiciosos. Son muchas las personas que codician virtudes, al Yo le encantan las medallas, los honores, las virtudes. Las pobres gentes creen que codiciando las virtudes lograrán poseer las virtudes.

No quieren darse cuenta las gentes que el Amor no existe y que sólo comprendiendo todos los procesos del odio en los distintos pasillos, terrenos y regiones del subconsciente, entonces termina el odio y nace en forma natural, espontánea y pura eso que se llama Amor, así viene a existir el Amor.

La gente codicia la virtud del ALTRUISMO, más solo comprendiendo muy a fondo cómo se procesa el egoísmo en los distintos niveles del subconsciente, podemos aniquilar el egoísmo; muerto el egoísmo nace en nosotros sin esfuerzo alguno, la flor preciosa del altruismo

La gente codicia la virtud preciosa de la HUMILDAD, no quieren comprender las pobres gentes que la humildad es una flor muy exótica, con el simple hecho de sentirnos satisfechos con esa virtud, ya ella deja de existir en nosotros, es necesario comprender muy a fondo el proceso del orgullo en los distintos niveles ocultos del subconsciente, así termina el orgullo, y entonces nace en nosotros sin esfuerzo alguno, la flor exótica de la humildad

La gente codicia la virtud de la CASTIDAD, más solo transmutando y sublimando la energía sexual y comprendiendo todos los procesos de la lujuria en todos los ocultos niveles del subconsciente, se aniquila este horrible vicio y nace en nosotros en forma natural y sublime la flor exótica de la castidad

La gente codicia la virtud de la DULZURA, más solo comprendiendo todos los procesos de la ira en los pasillos subconscientes de la mente, nace entonces en nosotros la preciosa virtud de la dulzura

La gente codicia la virtud de la DILIGENCIA más solo comprendiendo en forma íntegra los procesos de la pereza en todos los ocultos niveles del subconsciente, nace en nosotros la diligencia después de que la pereza se ha desintegrado

La envidia es el resorte secreto de la acción en esta sociedad que se precia de civilizada; existen gentes que codician la virtud de la ALEGRÍA por el bien ajeno, más solo comprendiendo que la envidia es pesar por el bien ajeno y que dicho pesar se procesa en todos los departamentos subconscientes de la mente, se desintegra dicho pesar y nace en nosotros la alegría por el bien ajeno

Muchas gentes codician no ser GLOTONES mas sólo comprendiendo todos los procesos subconscientes de la glotonería, dejamos de ser glotones.

Los estudiantes gnósticos deben aprender a explorar el subconsciente por medio de la meditación. No es suficiente comprender un defecto intelectualmente, hay que estudiar el subconsciente. Muchas veces desaparece cualquier defecto en el nivel superficial del intelecto, más este continúa existiendo en los distintos terrenos subconscientes de la mente. Necesitamos morir de momento en momento, conforme los defectos se van aniquilando, el Yo va muriendo de momento en momento. El Yo codicia virtudes para robustecerse, no codiciéis virtudes, ellas van naciendo en ti conforme los defectos van muriendo, conforme el Yo se va desintegrando.

Sólo con mente quieta y silenciosa, sumergidos en profunda meditación interior podemos extraer de entre el sepulcro de la memoria subconsciente, toda la podredumbre milenaria que cargamos dentro, desde los antiguos tiempos. El subconsciente es memoria, el subconsciente es la negra sepultura bonita por fuera, inmunda por dentro

No es nada agradable ver la negra sepultura del subconsciente con todos los huesos y podredumbre del pasado. Cada defecto escondido huele a feo dentro de la negra sepultura subconsciente, más viéndolo, resulta fácil quemarlo y reducirlo a cenizas, así vamos muriendo de momento en momento. Es necesario sacar de entre el sepulcro de la memoria toda la podredumbre subconsciente. Solo con quietud y silencio mental podemos extraer de entre la negra sepultura subconsciente toda la podredumbre del pasado para reducirla a cenizas con el fuego maravilloso de la comprensión profunda.

Muchos estudiantes gnósticos cuando exploran el subconsciente cometen el error de dividirse a sí mismos entre intelecto y subconsciente, analizador y analizado, sujeto y objeto, perceptor y percibido, yo y mi subconsciente, etc., etc. Este tipo de divisiones crea antagonismos, luchas, batallas entre lo que soy yo y lo que es el subconsciente, entre intelecto y subconsciente; semejante tipo de luchas es absurdo porque yo y mi subconsciente, es todo yo, todo yo subconsciente; intelecto y subconsciente es todo subconsciente porque el intelecto también es subconsciente; el animal intelectual es subconsciente en un noventa y siete por ciento, todavía el hombre máquina no ha despertado la Conciencia, por eso únicamente es hombre máquina

Cuando la mente se divide entre intelecto y subconsciente; analizador y analizado, etc., hay antagonismos y luchas, y donde hay antagonismos y luchas no existe entonces quietud y silencio de la mente. Solo con quietud y silencio mental perfecto, podemos extraer de entre la negra sepultura mental subconsciente toda podredumbre del pasado para quemarla y reducirla a polvo con el fuego de la comprensión. No digamos: Mi yo tiene ira, codicia, lujuria, orgullo, pereza, gula, etc., mejor es decir: Yo tengo ira, codicia, etc., etc.

Publicado en Mensaje de Navidad 1965-1966

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal