PEDRO, JUDAS Y JUAN

Escrito está que existe un sólo camino angosto, estrecho y espantosamente difícil, pero para mayor COMPRENSIÓN vamos nosotros a dividirlo en dos secciones, en dos aspectos, en dos caminos.

PEDRO el MAESTRO del MAITHUNA, PATAR, murió crucificado con la cabeza hacia abajo y los pies hacia arriba.

JUAN, I-E-O-U-AN, el VERBO mismo, recuesta su cabeza en el corazón del GRAN KABIR JESÚS como diciendo: EL AMOR SE ALIMENTA CON AMOR.

La crucifixión del HIEROFANTE PEDRO está indicándonos el trabajo con la piedra bruta. Fue necesario que Patar muriera crucificado con la cabeza hacia abajo y los pies hacia arriba, para indicarnos el descenso a la NOVENA ESFERA, AL NOVENO CIRCULO DEL INFIERNO DANTESCO.

Existe una íntima relación entre la NOVENA ESFERA y la Piedra Cúbica. Recordemos que el estudio del NOVENARIO termina siempre con la Piedra Cúbica de punta. Recordemos hermanos gnósticos que la sagrada piedra tiene nueve caras y que reúne en sí misma la perfección del cubo y la equilibrada elevación de la pirámide de base cuadrangular.

Es urgente saber que el CTEIS formal se cruza con el PHALO vertical para formar la cruz. La cruz en si misma es ciento por ciento fálica. Es indispensable saber que al abrir la Piedra Cúbica de punta y al extender sus caras, obtenemos inevitablemente el símbolo de la CRUZ como expresión perfecta del Magisterio del Fuego.

La KÁBALA HEBRAICA coloca al SEPHIROTE JESOD en el SEXO. La PIEDRA CÚBICA de JESOD es el mismo SEXO.

Es urgente, es indispensable, transportar el VASO de ELECCIÓN, el VASO de HERMES, al CIELO, pero primero debemos trabajar con la dura PIEDRA, darle la forma cúbica perfecta, recorrer el CAMINO de PEDRO.

Dicen las sagradas escrituras que PEDRO dijo a JESÚS: ¿señor y qué de este? Refiriéndose a JUAN. EL GRAN KABIR le respondió: "Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti? Sígueme tú".

Juan el VERBO vela acurrucado en el fondo del Arca aguardando el instante de ser realizado.

Nadie puede trabajar en el camino de Juan sin haber antes andado por el camino de Pedro.

La CLAVE fundamental del camino de Pedro es el MAITHUNA. En el camino de Juan el acto SEXUAL está absolutamente prohibido.

Entre el camino de Pedro y el camino de Juan existe un abismo. Es indispensable establecer un puente sobre el precipicio para unir los dos caminos. Es URGENTE colgar, ahorcar a Judas en el puente.

Judas es el Yo Pluralizado, el Mí Mismo, que traiciona al CRISTO ÍNTIMO de momento en momento. Dante en su Divina Comedia coloca a Judas dentro de la boca de Lucifer, agitando fuera tan sólo las piernas.

Judas, la legión lunar de Yoes-Diablos que todo ANIMAL INTELECTUAL lleva dentro de sí mismo, está compuesto por las granulaciones del FUEGO LUCIFÉRICO o Fohat Negativo.

Lucifer existe en los INFIERNOS ATÓMICOS del ANIMAL INTELECTUAL y es ese fuego pasional, instintivo, sexual, bestial que toda persona lleva dentro.

Judas es la CRISTALIZACIÓN de Lucifer, la PALABRA de Lucifer hecha FORMAS; por ello Dante coloca a JUDAS dentro de la siniestra boca LUCIFÉRICA. Sin Lucifer la existencia de Judas resultaría imposible. Así como el pez muere fuera del AGUA, así también Judas muere fuera del Fuego Luciférico.

El PECADO ORIGINAL es ABSOLUTAMENTE LUCIFÉRICO, SEXUAL, PASIONAL. La raíz de todo defecto PSICOLÓGICO es ciento por ciento LUCIFÉRICA. En Lucifer esta el origen de todo mal. Judas es el Verbo de Lucifer.

Si quieres ahorcar a JUDAS en el puente para unir el camino de PEDRO y el camino de JUAN, mata primero a Lucifer.

Recordad, querido lector, que Lucifer vive en el centro de la tierra, en la NOVENA ESFERA, (EL SEXO) en el fondo del UNIVERSO.

LUCIFER es escalera para subir; LUCIFER es escalera para bajar. Dante pone en boca de VIRGILIO la siguiente frase: "Sostente bien que por esta escalera es preciso partir de la mansión del dolor".

Extinguir dentro de nosotros mismos en forma graduativa el FUEGO LUCIFÉRICO, equivale a subir de grado en grado por la LUCIFÉRICA escala.

VIRGILIO, el poeta coronado de laureles, con el Dante sublime abrazado como un niño a su cuello, se agarró, a las velludas costillas de LUCIFER, y de pelo en pelo descendió por entre el hirsuto costado y las heladas costras, y cuando llegó al sitio en que el muslo se desarrolla justamente sobre lo grueso de las caderas, con fatiga y con angustia volvió su cabeza hacia donde aquél tenía las zancas, y se agarró al pelo como un hombre que sube, de manera que el noble florentino creyó que volvía al INFIERNO.

Se baja a la Novena Esfera por la escalera LUCIFÉRICA. Se asciende, se sale de la Novena Esfera por la LUCIFÉRICA escala.

Lucifer es el miserable gusano que atraviesa el mundo; el FUEGO PASIONAL; la SERPIENTE tentadora del EDEM; la repugnante víbora que brindó a EVA el amargo manjar; nuestro peor adversario.

Lucifer es la ANTÍTESIS del CRISTO; el maligno reptil que astuto se desliza por entre la verde hierba y las perfumadas flores de la ESPIRITUALIDAD.

Sería imposible reducir a Judas a polvareda CÓSMICA si previamente no extinguimos el FUEGO LUCIFÉRICO.

Dentro de nuestros propios INFIERNOS ATÓMICOS tenemos que hacer un DOBLE trabajo: transmutar el PLOMO en ORO y ahorcar a JUDAS.

Cuando el Dante realizo este DOBLE trabajo ALKIMISTA Y MÁGICO, su Gurú le dijo: "Levántate, la ruta es larga, el camino malo, y ya el sol se acerca a la mitad de la tercia". El sitio donde se encontraban Maestro y Discípulo, NO era como la galería de un palacio, sino como una caverna de mal piso; esto lo puede verificar por si mismo todo gnóstico que haya concluido el DOBLE trabajo.

Escrito está que quien abandone los INFIERNOS ATÓMICOS de la naturaleza, ingresa de inmediato a la región purgatorial, para freír o fritar las SEMILLAS del yo como dicen los YOGUIS INDOSTANES; en esos gérmenes malignos quedan las malas tendencias de Judas.

El complicado trabajo purgatorial de incinerar satánicas semillas, es terriblemente difícil y más amargo que la hiel.

Judas en sí mismo tiene tres SATÁNICOS aspectos, porque nos traiciona en el mundo de deseos, en el mundo de la mente y en el terreno de la voluntad. Esto nos recuerda a los tres traidores de Hiram Abiff; y me viene a la memoria en estos instantes las tres horribles bocas de Lucifer y dentro de cada una, metido un traidor.

Dice Dante que el purgatorio tiene siete regiones; más si multiplicamos este número por si mismo, tendremos entonces el KABALÍSTICO número cuarenta y nueve; las cuarenta y nueve regiones del SUBCONSCIENTE; los cuarenta y nueve ESTABLOS DE AUGIAS.

Amarga y difícil tarea es eliminar el FUEGO LUCIFÉRICO en todas y cada una de las cuarenta y nueve regiones SUBCONSCIENTES; quien realice este trabajo tendrá que llorar lágrimas de sangre.

Las pruebas ESOTÉRICAS en todas y cada una de las cuarenta y nueve regiones SUBCONSCIENTES, se repiten incesantemente y el dos veces NACIDO, sufre íntimamente entre los espantosos tormentos morales del Estado Purgatorial.

Un análisis de fondo sobre el ESOTÉRICO trabajo PURGATORIAL, nos permite comprender en forma íntegra que sin el auxilio de la MADRE DIVINA en la cual se hallan contenidos todos los poderes mágicos de la MONADA SAGRADA, el fracaso sería inevitable.

La gran LEY excluye de la Esfera del FUEGO SOLAR y del camino de JUAN a las ALMAS que no mataron a Judas dentro de sí mismas y que no se purificaron entre las llamas del purgatorio íntimo.

Los HANASMUSSEN jamás son admitidos dentro de las eternas esferas de la felicidad.

El ingreso ABSOLUTO a los cielos SOLARES, sólo es posible después de haber quemado hasta las SEMILLAS del yo pluralizado.


Hay 441 invitados y ningún miembro en línea

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal